Movimiento 19 de abril

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Movimiento 19 de abril (M-19)
Flag of M-19.svg
Bandera del M-19
Operacional 1970 - 1990
Liderado por

Dirección Nacional del M-19

Objetivos Protestar al gobierno de Colombia para el cambio de constitución y una Colombia con mayor democracia. Constitución de Colombia de 1991.
Regiones activas Principales ciudades de Colombia
Ideología Bolivarianismo, Nacionalismo
Acciones notables Secuestro de políticos de derecha y sindicalistas. Secuestro de diplomáticos en la Embajada de República Dominicana. Robo de la espada de Simón Bolívar. Toma del Palacio de Justicia.
Estatus Tras convertirse en partido político se adhirió al Polo Democrático Alternativo, aunque la mayoría de sus militantes fueron asesinados. Otros huyeron de Colombia tras amenazas.

El Movimiento 19 de abril (abreviado con el numerónimo M-19 o simplemente el eme) fue un movimiento guerrillero colombiano nacido a raíz de un presunto fraude electoral en las elecciones presidenciales del 19 de abril de 1970, que dieron como ganador a Misael Pastrana Borrero contra el General Rojas Pinilla que había sido dictador de Colombia. El movimiento surgió como una expresión de rebeldía y movimiento político para luego convertirse en un movimiento armado.

Tras su desmovilización, se convirtió en un movimiento político de izquierda conocido como AD-M19 (Alianza Democrática M-19), que ganó cierto respaldo popular y fue uno de los constituyentes de 1991; desapareció a mediados de la década de 1990 y algunos de sus miembros se unieron a otras agrupaciones políticas.

Antecedentes[editar]

El 13 de junio de 1953, el general Gustavo Rojas Pinilla propinó al gobierno conservador de Laureano Gómez el único golpe de Estado que tuvo éxito en el siglo XX en Colombia. Debido al notorio deterioro del orden público, este golpe era considerado como inminente por las clases gobernantes del momento. Tras muchas vicisitudes, Rojas renunció al poder el 10 de mayo de 1957 y se instauró una junta militar como gobierno de transición. Los dos partidos políticos dominantes (liberal y conservador) crearon una coalición llamada Frente Nacional, con la idea de terminar con la violencia bipartidista que azotaba al país. De esta manera, también pretendían garantizar su alternancia en el poder y el reparto de los cargos burocráticos por partes iguales.

Tras renunciar, Rojas viajó a República Dominicana y allí recibió asilo político de parte del gobierno del dictador Rafael Leónidas Trujillo. Regresó a Colombia en 1962 y fundó la ANAPO (Alianza Nacional Popular), movimiento político con el cual se presentó a las elecciones de ese año en las que obtuvo el cuarto lugar. En 1966, el candidato de la ANAPO fue José Jaramillo Giraldo.

En 1970 Rojas se había transformado en un caudillo popular con gran arraigo entre la población colombiana, y se presentó a las elecciones presidenciales del 19 de abril de 1970, enfrentándose al candidato del Frente Nacional Misael Pastrana. Las elecciones resultaron bastante reñidas y el resultado oficial fue de 1.625.025 votos por Pastrana y 1.561.468 votos por Rojas.[1] En consecuencia, la Corte Electoral proclamó a Pastrana como presidente para el periodo 1970-1974, aunque las denuncias por fraude no se hicieron esperar ante la interrupción del escrutinio total que se postergó hasta el día siguiente el conteo final, cuando la victoria que para Gustavo Rojas Pinilla parecía segura, pasó a ser de Misael Pastrana.

Rojas decidió no reclamar ante la presunta manipulación fraudulenta de votos por partes de intereses oscuros del partido conservador [cita requerida]. Otras versiones no oficiales dicen que se obtuvo por medio de amenazas realizadas por políticos y militares.[cita requerida]

Historia[editar]

Inicios[editar]

Como consecuencia del fraude electoral en los comicios presidenciales de 1970 contra el entonces candidato a la presidencia, general Gustavo Rojas Pinilla, en 1974, los representantes del ala socialista de la ANAPO Jaime Bateman Cayón, Álvaro Fayad, Iván Marino Ospina y Luis Otero Cifuentes, junto con Carlos Toledo Plata, Israel Santamaría, Andrés Almarales, Everth Bustamante, e Iván Jaramillo conformaron el 'Movimiento 19 de abril'. El socialista de la ANAPO entró en desacuerdos con el resto de la colectividad por la actitud tomada por Samuel Moreno Díaz al acercarse al Partido Conservador Colombiano, partido de Misael Pastrana y ganador de las elecciones que habían llamado fraudulentas.

Campaña publicitaria[editar]

Anuncio del M19 en El Tiempo. 17 de enero de 1974.
Anuncio publicitario del M19 en el periódico El Tiempo el 17 de enero de 1974.

Antes de aparecer públicamente robando la espada de Simón Bolívar y tomándose el consejo municipal, el M-19 desplegó una campaña publicitaria en varios periódicos de Bogotá a través de anuncios de fondo negro que contenían una pequeña frase relacionada con enfermedades como "falta de energía... inactividad? espere", "parásitos... gusanos? espere", "decaimiento... falta de memoria? espere" o "ya llega", seguidas todas por un símbolo de dos triángulos unidos y la sigla M19 (ver imagen).[2]

Robo de la espada de Bolívar[editar]

El M-19 desde el comienzo realizó actividades bastante notables y dignas de un despliegue noticioso, como el robo de la espada de Simón Bolívar en la toma de la Quinta de Bolívar ubicada en el centro de la ciudad de Bogotá realizada el 17 de enero de 1974 proclamando "Bolívar, tu espada vuelve a la lucha" junto con su consigna de combate "Con el pueblo, con las armas, al poder".[3]

Secuestro de José Raquel Mercado[editar]

En febrero de 1976 secuestraron a José Raquel Mercado, quien era el presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC) y el 19 de abril de 1976 lo asesinaron, en un hecho que conmocionó al país. De este asesinato Jaime Bateman dijo:

"La decisión de ajusticiarlo la sometimos al veredicto popular. La gente escribió en las calles ; escribió no; la CTC hizo una gran campaña de carteles para que no lo fusiláramos; los sindicatos discutieron el asunto; algunos miembros de la CTC dijeron incluso, públicamente, que a Mercado había que ajusticiarlo... Él estaba entregado totalmente al imperialismo. En el interrogatorio que le hicimos reconoció que trabajaba para los norteamericanos, que recibía de ellos cuantiosos cheques. Nosotros editamos quinientos mil ejemplares de un folleto en el que presentábamos las pruebas en su contra."[4]

Jaime Bateman. Declaración sobre la muerte de José Raquel Mercado

M-19 durante la presidencia de Turbay[editar]

En 1980, el M-19 intentó secuestrar al narcotraficante y miembro del Cartel de Medellín, Carlos Lehder, pero Lehder se escapó mientras lo trasladaban en un carro.[5] Pocos meses después, los militares informaron a uno de los jefes del Cartel de Medellín, Jorge Luis Ochoa que habían interceptado grabaciones del M-19, en las que supuestamente planeaban secuestrarlo. Ochoa pidió ayuda al capo del narcotráfico y jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar, quien ordenó capturar a los comandantes del M-19. Los hombres de Escobar, lograron capturar a tres de los más importantes comandantes del M-19 en Medellín: Guillermo Elvencio Ruiz, Luis Gabriel Bernal y alias "Pablo Catatumbo".[5]

Durante el gobierno de Julio César Turbay (1978-1982) realizaron varios hechos notables:

Robo de armas del Cantón Norte[editar]

Uno de estos hechos fue el Robo de armas del Cantón Norte. Desde una residencia aledaña, guerrilleros del M-19 construyeron un túnel de más de 80 metros de longitud bajo tierra que atravesaba la calle y llegaron a la guarnición militar conocida como Cantón Norte en Usaquén, una localidad al norte de Bogotá, el 31 de diciembre de 1978. El grupo guerrillero sustrajo más de cinco mil armas.

Toma de la embajada de la República Dominicana[editar]

En otra acción, el 27 de febrero de 1980 un grupo de dieciséis guerrilleros del M-19 al mando de Rosemberg Pabón Comandante Uno y de Luis Otero Cifuentes, autor intelectual, tomaron la Embajada de la República Dominicana mientras se celebraba una recepción diplomática con objeto de conmemorar la fiesta nacional de ese país. Entre los rehenes había representantes diplomáticos de varios países, incluyendo al embajador de Estados Unidos Diego Ascencio y el Nuncio Apostólico. El M-19 pedía la liberación de cerca de 320 presos políticos. A los pocos días se escapó el embajador uruguayo Fernando Gómez Fynn. Después de 61 días de negociaciones con Carmenza Cardona "la chiqui" (ideóloga del M-19) liberaron a los rehenes después de un prolongado proceso de negociación. El comando guerrillero entregó a los diplomáticos retenidos y viajó a Cuba. En el año 2000, Ciro Durán realizó una película que muestra retrospectivamente apartes de esta toma guerrillera.

Como consecuencia de la acción represiva contra sus células en las ciudades, el M-19 limitó su carácter urbano y se replegó a las montañas, pero este era un campo que no conocían y sufrieron varios reveses.

Secuestro de Marta Nieves Ochoa[editar]

En 1981 el M-19 secuestró a Marta Nieves Ochoa, hermana de Fabio Ochoa Vásquez, Juan David Ochoa y Jorge Luis Ochoa, conocidos como los hermanos Ochoa, quienes eran socios del Cartel de Medellín lo que provocó la inmediata reacción de la mafia, reuniendo un ejército privado al que se denominó MAS (Muerte a Secuestradores), que a través de secuestros intimidatorios logró la liberación de la plagiada y continuó a través de asesinatos sistemáticos exterminando al M-19 de Antioquia y el Magdalena Medio, pero posteriormente vinieron acuerdos de paz entre Iván Marino Ospina y Pablo Escobar.

El M-19 durante la presidencia de Betancourt[editar]

Durante el gobierno de Belisario Betancourt (1982-1986), Jaime Bateman Cayón, por entonces dirigente máximo del M-19, propuso al gobierno celebrar una reunión en Panamá con el propósito de adelantar diálogos que permitieran solucionar el conflicto. Sin embargo, Bateman murió el 28 de abril de 1983, supuestamente en un accidente de aviación, y las negociaciones se suspendieron.

Estas se reanudaron y culminaron con la firma de los acuerdos de Corinto, realizados en la misma población del departamento del Cauca, en los que se planteó un cese al fuego y la continuación de los diálogos para la futura desmovilización del grupo guerrillero. Sin embargo, sectores opuestos a los acuerdos, tanto en el gobierno como en el ejército y en la guerrilla, sabotearon las conversaciones.

Toma del Palacio de Justicia[editar]

En 1985, el M-19 protagonizó la toma del Palacio de Justicia, hecho que aun hoy día continúa dividiendo a la opinión pública colombiana. El día 6 de noviembre de 1985, un comando del M-19 compuesto por 35 guerrilleros al mando de los comandantes Andrés Almarales y Luis Otero Cifuentes ocupó por las armas el Palacio de Justicia, en plena Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, exigiendo que se citase al presidente a juicio. La subsecuente reacción del ejército provocó que, con sus balas de cañón, incendiaran el palacio, y en ella cayeron la mayoría de los miembros del comando guerrillero y –según los cálculos oficiales– otras 53 personas civiles, incluyendo a varios magistrados de la Corte Suprema de Justicia, debido al fuego de los militares y del M-19. Algunos sectores consideraron el hecho como una masacre.

El incidente continúa sin ser esclarecido totalmente, ya que de una y otra parte se siguen lanzando acusaciones de tanto en tanto. Los miembros del M-19 han afirmado en varias oportunidades que el ejército deliberadamente sacrificó a muchas personas al abrir fuego, mientras que la institución armada y otros sectores de la política colombiana consideran que ante las declaraciones lanzadas por el M-19 durante la toma, no era posible negociar una salida que no condujera a una humillación estatal.

En años recientes se ha comprobado que civiles (empleados de la cafetería y otros trabajadores) que habían salido con vida del edificio fueron posteriormente desaparecidos, torturados y ejecutados por miembros del ejército, hechos por los cuales algunos oficiales y suboficiales han enfrentado juicios, entre ellos el coronel Alfonso Plazas Vega y el general (r) Jesús Armando Arias Cabrales.[6]

También se ha argumentado que al menos un miembro del comando insurgente, Andrés Almarales, supuestamente habría sido sacado vivo del Palacio de Justicia por miembros de las Fuerzas Armadas y luego reintroducido al mismo, donde fue presentado como muerto en combate después de haber fallecido como consecuencia de recibir un disparo en la cabeza a contacto.

En este tiempo, el M-19 conformó la Coordinadora Nacional Guerrillera (CNG), en asociación con el Comando Ricardo Franco Frente-Sur y el Movimiento Armado Quintín Lame; en 1987 esta agrupación se reestructuró, añadiéndose las FARC, el EPL y el ELN y se dio a conocer como Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar (CGSB). El propósito de esta organización era presentar un frente unido en las negociaciones de paz emprendidas con el gobierno pero además, realizar acciones armadas conjuntas.

Secuestro de Álvaro Gómez Hurtado[editar]

En 1988, el dirigente conservador Álvaro Gómez Hurtado fue secuestrado en Bogotá por el movimiento guerrillero M-19. El grupo exige a cambio de su liberación el establecimiento de una Asamblea Nacional Constituyente; durante el cautiverio, Gómez intercambió cartas con el comandante Carlos Pizarro.

Desmovilización[editar]

Bandera del AD M-19 en el Museo Nacional de Colombia.

En el proceso de negociaciones de paz durante el mandato del presidente Virgilio Barco, el grupo guerrillero había hecho énfasis insistentemente en que uno de los principales requisitos para deponer las armas era la creación de una Asamblea Nacional Constituyente para modificar la constitución la cual hasta entonces no garantizaba la creación y desarrollo de otros partidos políticos diferentes a los dos partidos tradicionales, ni daba espacio de representación a las minorías. Ante la negativa del gobierno de hacer una consulta popular que autorizara el cambio constitucional incluyendo una opción en las papeletas para las votaciones generales del 11 de marzo de 1990, los estudiantes, en particular los de las universidades privadas, decidieron hacer un movimiento a nivel nacional para que la población incluyera una "Séptima papeleta" ordenándole al ejecutivo que conformara una Asamblea Nacional Constituyente.

El 8 de marzo de 1990 realizaron la entrega de armas en su campamento de Santo Domingo, liderados por su entonces comandante máximo Carlos Pizarro, y se desmovilizaron para convertirse en grupo político que se conoció como Alianza Democrática M-19.

Nueva bandera adoptada por la Alianza Democrática M-19.

Asesinato de Carlos Pizarro[editar]

El asesinato de Carlos Pizarro (1951-1990), candidato a la Presidencia de Colombia por el partido político Alianza Democrática M19 tuvo lugar el 26 de abril de 1990 en Bogotá, Colombia cerca a las 10:00 a.m. (UTC-5). Pizarro fue herido mortalmente por un disparo en la frente mientras iba en un avión con destino a Barranquilla, al parecer por sicarios trabajando en complicidad (algunos suponen que bajo sus órdenes) con el servicio secreto del estado (DAS).

Alianza Democrática M-19[editar]

Después del asesinato de Carlos Pizarro, quien en ese momento era candidato a la presidencia de Colombia, se presentaría en su remplazo Antonio Navarro Wolff, quien consigue el tercer lugar en las votaciones detrás de César Gaviria Trujillo y Álvaro Gómez Hurtado con 739.320 votos, superando a su vez al candidato del partido conservador, Rodrigo Lloreda.

Durante el gobierno de César Gaviria (1990-1994) se presentaron a las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente y obtuvieron 19 puestos logrando la votación más alta que grupo alguno tuviera para dicho estamento, convocado con objeto de redactar la Constitución de 1991. Navarro fue elegido para ser copresidente de la Asamblea, junto a Álvaro Gómez Hurtado y Horacio Serpa y en consecuencia firmó la Constitución, promulgada en Bogotá el 4 de julio de 1991.

Luego de su participación en la Asamblea Nacional Constituyente, Antonio Navarro fue nombrado ministro de Salud por el presidente César Gaviria. Posteriormente ha continuado siendo figura relevante de la política del país, como alcalde de la ciudad de Pasto, Representante a la Cámara, Senador, pre-candidato presidencial, Secretario general del Polo Democrático Alternativo y Gobernador de Nariño y más recientemente fue nombrado Secretario de Gobierno de la Alcaldía de Bogotá por el alcalde Gustavo Petro, quien también fue militante del M-19.

Fusión con el Polo Democrático Alternativo[editar]

El M-19 ya no existe formalmente como movimiento militar o político. Varios de sus antiguos miembros hacían o hacen parte de la coalición de izquierda conocida como el Polo Democrático Alternativo y del Partido Verde.[7] En 2010 el senador Gustavo Petro derrotó en la consulta interna al exmagistrado Carlos Gaviria y se presentó a las elecciones presidenciales, quedando en el cuarto puesto en la primera vuelta.

Gustavo Petro renunció en el 2011 al Polo Democrático Alternativo por no ser nombrado presidente del partido y en octubre de ese año es elegido Alcalde de Bogotá por el movimiento independiente Progresistas, movimiento al que se le unió Navarro Wolff.

Referencias[editar]

  1. «El tigrillo Noriega en la tormenta electoral Rojas - Pastrana». Consultado el 24 de noviembre de 2012.
  2. Diez, Humberto (18-ene-1974). «Asaltan Quinta de Bolívar y el Consejo». El Tiempo (Bogotá) (21.748):  pp. 1A y 14A. http://news.google.com/newspapers?id=MrUqAAAAIBAJ&sjid=W2MEAAAAIBAJ&hl=es&pg=2766%2C2566962. Consultado el 15 de abril de 2012. 
  3. La espada de los sueños
  4. *Lara Salive, Patricia (1982). Siembra vientos y recogerás tempestades.. Barcelona, Fontamara..  Pp., 179 - 180.
  5. a b Revista Semana: ¿Hubo narcos en la toma del Palacio?
  6. Exhumarán cuerpos, posiblemente del Palacio de Justicia. Semana (Colombia). 5 de diciembre de 2008. http://www.semana.com/noticias-justicia/exhumaran-cuerpos-posiblemente-del-palacio-justicia/118427.aspx. Consultado el 7 de diciembre de 2008. 
  7. La Silla Vacía. «Partido Verde: una vela a Santos y otra a Petro».

Bibliografía[editar]

  • Behar, Olga (1985). Las guerras de la paz. Bogotá, Planeta. 
  • Castañeda, Jorge (1995). La utopía desarmada. Bogotá: Ediciones tercer mundo. ISBN. 
  • Lara Salive, Patricia (1982). Siembra vientos y recogerás tempestades. Barcelona, Fontamara. 
  • Restrepo, Laura (1986). Colombia: Historia de una Traición. Editorial IEPALA. ISBN 8485436342. 
  • Vásquez Perdomo, María Eugenia (2000). Escrito para no morir bitácora de una militancia. Bogotá, Ministerio de Cultura. 
  • Villamizar Herrera, Darío (1995). Aquel 19 será una historia del M-19, de sus hombres y sus gestas. Un relato entre la guerra, la negociación y la paz. Bogotá, Planeta. 

Enlaces externos[editar]