Movimiento Revolucionario Túpac Amaru

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Movimiento Revolucionario Túpac Amaru
Flag of the MRTA.svg

Activa 1984 - 1997
Tipo Terrorista[1]
Tamaño Probablemente unos cuantos cientos de militantes[cita requerida]
Acuartelamiento Desconocido
Equipamiento Armas de guerra y dinamita
Comandantes
Comandantes
notables
Víctor Polay Campos (preso)
Cultura e historia
Mote MRTA
Lema "Patria o Muerte, Venceremos"
Colores Rojo y Negro

El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) es una organización terrorista peruana,[2] [3] [4] fundada en 1984 e inspirada en las guerrillas izquierdistas de otros países de la región, que inició su accionar terrorista en julio de 1985.[5] En la actualidad, esta organización se encuentra casi desarticulada en el plano militar, pero subsiste en alianza con el narcotráfico y hay indicios de que algunos de sus miembros están intentando reconstituir la estructura organizacional, infiltrándose en organizaciones civiles de extrema izquierda.[6] [7]

En conjunto con otras agrupaciones terroristas autodenominadas revolucionarias de la misma época como Sendero Luminoso, el MRTA se sirvió de asesinatos y atentados con coches bomba para aterrorizar a la población urbana. Al mismo tiempo, funcionaron guerrillas de este grupo en las regiones de la selva alta peruana. El MRTA fue liderado por Víctor Polay Campos y, tras su captura y encarcelamiento en julio de 1992, por Néstor Cerpa Cartolini, hasta la muerte de éste durante la toma de la embajada japonesa en Lima el 22 de abril de 1997.

Principales acciones terroristas[editar]

Las acciones más importantes de este grupo fueron asesinatos de policías, militares y civiles, atentados con coches bomba, secuestros, el derribo de torres de alto voltaje e incursiones con armas de guerra en centros urbanos, incluyendo a Lima. Dichas acciones fueron el principal mecanismo para hacer notar su descontento con sectores públicos y privados peruanos. Se estima en 1247 las víctimas de sus acciones a lo largo de los años, un 1,8% del total de víctimas del Conflicto Armado Interno en Perú (1980-2000), de acuerdo con la Comisión de la Verdad. A diferencia del movimiento senderista, los militantes del MRTA vestían uniforme para no ser confundidos con la población civil en las zonas altoandinas, pero en las ciudades se encubrían entre la población civil.

La práctica del secuestro[editar]

Cuando la privación a la libertad personal se realiza por un grupo armado de manera generalizada o sistemática, constituye un crimen de lesa humanidad.[8] Entre 1984 y 1996, la CVR obtuvo evidencias de que el MRTA habría realizado decenas de secuestros individuales y colectivos. Estos secuestros eran una práctica frecuente orientada a la obtención de beneficios políticos o económicos.[9]

Los miembros del MRTA actuaban con gran precisión al momento de la aprehensión de sus víctimas. En muchos casos, disparaban a sangre fría contra quienes trataban de impedir el secuestro o incluso contra sus víctimas si estas ofrecían resistencia, como fue el caso del empresario vidriero Pedro Miyasato Miyasato, realizado el 22 de abril de 1993.[10] Además, según la CVR, el cautiverio implicó tratos crueles, inhumanos y degradantes.[10]

Acciones contra minorías sexuales[editar]

Según Movimiento Homosexual de Lima (MHOL) se calcula que las víctimas mortales por parte de Sendero Luminoso y el MRTA durante el conflicto armado interno alcanzarían la cifra de 500 personas.[11]

El 31 de mayo de 1989, un grupo de seis emerretistas ingresó violentamente a un bar en la ciudad de Tarapoto y asesinó a ocho travestis. Pocos días después, el semanario Cambio, órgano oficioso del MRTA, reivindicó la acción y alegó que se debió a la supuesta protección que las fuerzas del orden dispensaban a «estas lacras sociales, que eran utilizadas para corromper a la juventud». El semanario también mencionaba un asesinato de similares características acaecido en febrero del mismo año, cuando el MRTA ejecutó «a un joven "homo" muy conocido en Tarapoto».[12]

Toma de la residencia del embajador de Japón[editar]

En diciembre de 1996, un grupo armado del MRTA tomó la residencia del embajador japonés en Lima y capturó a 600 rehenes pertenecientes a los sectores más encumbrados de la vida política y económica peruana, en lo que fue la última gran acción terrorista en la historia del Perú. A partir de esta incursión, empezaría la desarticulación casi total del MRTA.

El hecho tuvo como desenlace el asalto de la embajada por fuerzas especiales del Ejército peruano, en la Operación Chavín de Huántar. Durante el operativo militar, murieron los 14 terroristas, un rehén (Dr. Carlos Giusti Acuña, vocal de la Corte Suprema) y dos comandos (teniente coronel Juan Valer Sandoval y teniente Raúl Jiménez Chávez), siendo presidente de Perú en aquel entonces Alberto Fujimori. Investigaciones posteriores y las declaraciones de testigos indican que Eduardo Cruz Sánchez, "Tito", el segundo jefe del comando del MRTA, se encontraba vivo y habría intentado rendirse.[13] El 12 de marzo del 2001, los restos de Eduardo Cruz Sánchez fueron exhumados. Toda la evidencia hallada llevó a la fiscalía a denunciar a un grupo de comandos ante el Poder Judicial para determinar de dónde provino la orden de ejecutar a Tito cuando el enfrentamiento ya había terminado.[14] Según la CVR, existen suficientes evidencias para presumir razonablemente que durante el operativo de rescate se incurrió en violaciones a los derechos humanos por parte del Estado peruano; por ello, recomendaba una investigación imparcial que determinara las responsabilidades del caso.[15]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Christopher Hellman y Reyko Huang (ed.): «List of known terrorist organizations» (en inglés). Center for Defense Information. Consultado el 30 de julio de 2009.
  2. «Corte Suprema incrementa condenas a Víctor Polay y a cúpula del MRTA». El Comercio. Andina. 24 de junio de 2008. Consultado el 30 de julio de 2009. «La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia emitió la resolución en la cual dispone en última instancia incrementar hasta por 35 años la condena impuesta a Víctor Polay Campos, así como al resto de la cúpula del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), confirmando además la calificación de grupo terrorista.» 
  3. «PJ envía a la Unión Europea lista de terroristas del MRTA». Periodismoenlinea. 13 de febrero de 2008. Consultado el 30 de julio de 2009. «Ante la campaña que ha iniciado el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) para conseguir el estatus de fuerza beligerante ante la Unión Europea (UE) y no ser considerada terrorista, el presidente del Poder Judicial (PJ) del Perú, Francisco Távara, ordenó remitir a la sede del organismo internacional la relación de personas procesadas o condenadas por pertenecer a dicha agrupación y para que sea considerada en la lista de organizaciones terroristas de esta comunidad internacional.» 
  4. «MRTA será incluido en la lista de terroristas». El Comercio. 8 de mayo de 2009. Consultado el 30 de julio de 2009. «la Eurocámara —como también se denomina al Parlamento Europeo— aprobó por abrumadora mayoría (275 votos a favor y 120 en contra) pedir al Consejo Europeo, en su “Informe anual de derechos humanos en el mundo del 2008”, que se incluya al MRTA en la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea (UE).» 
  5. Comisión de la Verdad y Reconciliación. «1.4. El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru». Informe final II. p. 393. «El 12 de julio [de 1985], siete puestos policiales, ubicados en diferentes distritos de Lima, fueron atacados en forma simultánea; y el 25 de julio, un «coche bomba» fue colocado en el Ministerio del Interior, sin ocasionar víctimas mortales. Esta fue la primera vez que se hizo uso de esta modalidad terrorista.» 
  6. Departamento de Estado de los Estados Unidos (30 de abril de 2007). «U.S. Department of State Country Reports on Terrorism 2006 - Peru» (en inglés). UNHR. Consultado el 30 de julio de 2009. «The Tupac Amaru Revolutionary Movement (MRTA) has not conducted a significant terrorist attack since the December 1996 hostage taking at the Japanese Ambassador's residence in Lima. However, there were indications that ex-MRTA members were trying to reconstitute an organizational structure. These MRTA activists were infiltrating far left civil society organizations.».
  7. «Investigarán apología al grupo terrorista MRTA en Congreso de la República». Peru.com. 22 de julio de 2009. Consultado el 2 de agosto de 2009. 
  8. El Estatuto de la Corte Penal Internacional en su artículo 1, inciso e), señala que: “... se entenderá por “crimen de lesa humanidad” cualquiera de los actos siguientes cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque: e) Encarcelación u otra privación grave de la libertad física en violación de normas fundamentales de derecho internacional”
  9. «1.7.3. La práctica del secuestro por el MRTA (1.7.3.1 De hechos aislados a una práctica sistemática)» (pdf). Informe final VI. pp. 550 y 552. Consultado el 31 de julio de 2009. 
  10. a b «1.7.4. Modus operandi» (pdf). Informe final VI. p. 568. Consultado el 31 de julio de 2009. «Pedro Miyasato trató de escapar y, sacando parte del cuerpo por una de las ventanas posteriores, gritó pidiendo auxilio. Esto motivó que el responsable del operativo ordenara su ejecución, procediendo a dispararle numerosos proyectiles para luego abandonarlo en la acera. El empresario falleció minutos después del incidente.» 
  11. El "Camarada Artemio" reconoce asesinato de homosexuales, Consultado el 9 de abril de 2012.
  12. «1.4.3. Actos de terror contra minorías sexuales» (pdf). Informe final II. pp. 432–433. Consultado el 31 de julio de 2009. «La Comisión de la Verdad y Reconciliación registró un testimonio que corrobora este crimen y señala que el cuerpo de la víctima fue abandonado con un cartel que decía «Así mueren los maricones» […] Las ocho personas asesinadas en Tarapoto, de acuerdo a distintas fuentes, fueron César Marcelino Carvajal, Max Pérez Velásquez, Luis Mogollón, Alberto Chong Rojas, Rafael Gonzales, Carlos Piedra, Raúl Chumbe Rodríguez y Jhony Achuy» 
  13. Sullón, Sonia (22 de marzo de 2001). «¿Cómo murió ‘Tito’?». Caretas. Consultado el 1 de agosto de 2009. 
  14. César Hildebrandt Chávez y María Isabel Torres (19 de mayo de 2002). «Nuevos testimonios confirman que "Tito" estaba vivo». agenciaperu.com. Consultado el 1 de agosto de 2009. «Según dos policías, ellos capturaron al emerretista al que segundos después identificaron como Edwin Eduardo Parillo (a) camarada Tito, a quien revisaron de pies a cabeza para constatar que no tuviera un explosivo. Inmediatamente lo esposaron y procedieron a llamar por radio al encargado del área de rescate, el coronel del Ejército Jesús Zamudio Aliaga.» 
  15. «2.66. Las ejecuciones extrajudiciales en la residencia del embajador de Japón (1997)» (pdf). Informe final VII. 2003. p. 719. Consultado el 31 de julio de 2009. 

Enlaces externos[editar]