Ejército Popular de Liberación (Colombia)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ejército Popular de Liberación (EPL)
Flag of EPL.svg
Bandera del EPL
Operacional 1965 - presente[1] (en forma de milicias, desmovilizado en 1991)
Liderado por

Dirección Nacional Juan Montes:

Objetivos Establecer un Estado socialista. Presionar y derrocar al gobierno de Colombia militarmente y luchar por cambios sociales, políticos y económicos de Colombia.
Regiones activas
Ideología Comunismo, Marxismo-leninismo
Actos criminales Secuestro extorsivo, ataques con armas largas y explosivos.
Estatus Calificado como grupo terrorista por el gobierno de Colombia.

El Ejército Popular de Liberación (EPL) es un grupo guerrillero colombiano, de ideología Marxista - Leninista - Maoísta. Se fundó en febrero de 1967, aunque no inició acciones militares hasta 1968, principalmente en Antioquia (regiones de Urabá y Bajo Cauca), los departamentos de Córdoba y Sucre y la región del Magdalena Medio.[2] Según varios informes, una pequeña facción del grupo guerrillero sigue activo en forma de milicias que operan conjuntamente con otras guerrillas como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y Ejército de Liberación Nacional.[1]

Al Ejército Popular de Liberación EPL se lo consideraba el tercer grupo guerrillero colombiano en tamaño, tras las FARC y el ELN. Se desmovilizó en 1991, pero el 20% de sus integrantes se mantuvieron.

Según información publicada por la Fuerza Aérea de Colombia y afirmada por la VII División del Ejército de Colombia, el EPL desapareció en el departamento de Antioquia como guerrilla rural en 1996, pero continúa con milicias en zonas urbanas como Medellín. Realiza algunas acciones en conjunto con la guerrilla de las FARC, como la realizada en Hacarí. Hacia 2006 contaba con tres frentes que agrupaban, aproximadamente 200 combatientes.[3]

Ideología[editar]

Originalmente fue fiel al maoísmo, pero para 1975 viraron hacia la línea estalinista del Partido del Trabajo de Albania organizada en la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas Leninistas.

Historia[editar]

Entre los años 1967 y 1970 el EPL se consolidó como un grupo guerrillero con influencia en la región del Alto Sinú y San Jorge, y que extienden hacia las regiones del Bajo Cauca y Urabá en el departamento de Antioquia.[4]

La fuerza pública de Colombia dio de baja en 1975 al comandante guerrillero Pedro León Arboleda y otros líderes de importancia fueron detenidos. En 1978, el EPL logró reactivarse en el noroeste del departamento de Antioquia y sur del departamento de Córdoba. En la reactivación se crea una ruptura ideológica con la tesis maoísta y que se concreta en abril de 1980 en el XI Congreso del Partido Comunista Marxista-Leninista.[4]

Durante la década de 1980, el EPL se concentró en áreas de desarrollo agroindustrial como El Urabá, región bananera y donde proliferaban las multinacionales. Empezaron a incursionar en regiones donde había concentraciones de campesinos y en zonas aledañas a propiedades de grandes terratenientes, como la región de El Urabá, el departamento de Córdoba y en la región de la zona cafetera. En los departamentos de Antioquia, Putumayo y Norte de Santander, el EPL penetró para tratar de influenciar sobre las explotaciones petroleras. El grupo tuvo un apoyo popular importante a finales de los años 1970 en la ciudad de Medellín.[4]

Diálogos de paz con el gobierno Betancur[editar]

Belisario Betancur hizo un llamado al diálogo a las organizaciones rebeldes guerrilleras de Colombia y suscribió acuerdos con las guerrillas de las FARC, M-19 y el EPL. El EPL firmó con el Gobierno del presidente Betancur un documento de paz el 23 de agosto de 1984, que aprovecharon para expandirse hacia nuevas regiones, aumentar el reclutamiento de combatientes y crear nuevos frentes de guerra. Luego fue asesinado el vocero político del EPL, Óscar William Calvo en las calles de Bogotá el 20 de noviembre de 1985. Al poco tiempo también fue asesiando su hermano Jairo Calvo (alias Ernesto Rojas), comandante del EPL. Ambos asesinatos no han sido esclarecidos hasta la fecha.[4]

Extorsión a Álvaro Uribe[editar]

En el año 1983, Álvaro Uribe, entonces alcalde de Medellín, recibió una carta de la guerrilla del EPL donde le exigía una millonaria suma de dinero y cartas con amenazas contra su familia. Uribe acudió donde el entonces director del DAS en Montería, Emilio Vence a quien le hizo la denuncia por encontrarse su finca en esa jurisdicción y se inició luego la investigación. Los funcionarios del DAS acordaron con los extorsionistas entregarles el dinero. En el episodio se capturaron a doce guerrilleros.[5]

Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar[editar]

En 1987 formó parte de la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar (CGSB) junto a las FARC (con las que ha tenido enfrentamientos históricos), el ELN, el M-19, Comando Ricardo Franco Frente-Sur, el Movimiento Armado Quintín Lame y el ERP.

A finales de 1990, el EPL comienza a negociar su desmovilización, ya que fue duramente golpeado por la fuerza pública y el surgimiento de grupos de paramilitares y autodefensas. Los paramilitares y autodefensas lograron afectar sus bases políticas y sociales desde 1988, cuando surgen las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, para contrarestar a las guerrillas. Hubo combates contra los frentes más poderosos del EPL y se registraron masacres donde cayeron campesinos, simpatizantes y algunos de los comandantes.[4]

Negociaciones de Tlaxcala[editar]

El EPL secuestró al ex ministro Argelino Durán Quintero durante las diálogos de paz en Tlaxcala. Durante el cautiverio, Durán sufrió un ataque cardiaco y murió. Tras hacerse pública la muerte del ex ministro, el episodio desembocó en la ruptura de las conversaciones de paz el 4 de mayo de 1992.[6] [7]

Desmovilización Parcial[editar]

A partir de febrero de 1991 el grueso del EPL se desmoviliza del ámbito armado e ingresa a la legalidad como resultado de los diálogos adelantado con el gobierno colombiano desde el 24 de mayo de 1990. El EPL tras el proceso de desmovilización y reinserción a la sociedad pasaría a llamarse Esperanza, Paz y Libertad. Se desarmaron 2.556 combatientes que entregaron 850 armas.

Entre 1991 y 1995, la guerrilla de las FARC comenzó a asesinar selectivamente a cerca de 200 ex miembros del EPL, desmovilizados y sus ayudantes, que se integraron al movimiento Esperanza, Paz y Libertad. Las milicias urbanas fueron encontradas responsables de los asesinatos por la ONG Human Rights Watch.[8]

Según el comandante de las FARC, alias "Raúl Reyes" el 80 por ciento de los miembros EPL, comandados por el entonces guerrillero Bernardo Gutiérrez, entregaron las armas "porque Gutiérrez quería volverse senador de la República con dineros que les entregaron los hermanos Fidel y Carlos Castaño Gil, como pago para traicionar a su propio movimiento revolucionario".[9] Reyes afirmó que "los que se desmovilizaron con Gutiérrez fueron convertidos en Urabá en agentes de seguridad del Estado, trabajaban en el DAS, se metieron al sindicato de los senos para desde ahí realizar acciones militares contra la gente del Partido Comunista y la Unión Patriótica".[9]

Facción activa[editar]

La facción que siguió fiel a la teoría de la "guerra popular prolongada" pasa a ser comandada por Francisco Caraballo, quien es capturado en 1993. Actualmente las actividades del EPL se restringen a ciertas zonas de Caldas, Antioquia, Norte de Santander y La Guajira; su mando es la "Dirección Nacional Juan Montes".

Deserciones de 1996[editar]

El Ejército logró golpear al EPL en 1996, cuando el frente "Bernardo Franco" se entregó a tropas del Ejército.[3]

También en 1996, el frente "Pedro León Arboleda" se adhirió a la organización paramilitar y grupo enemigo, las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU) al mando del paramilitar Carlos Castaño Gil.[3]

Actividades recientes[editar]

Secuestro de Juan Carlos Lizcano: Las autoridades colombianas anunciaron el 28 de abril de 2006 la reaparición del frente "Óscar William Calvo" del EPL, en el corregimiento Irra, en inmediaciones de Quinchía, departamento de Risaralda. El frente de 16 guerrilleros secuestró al comerciante Antonio Zuluaga Gómez y a Juan Carlos Lizcano, hijo del ex congresista Óscar Tulio Lizcano, quien estaba secuestrado al mismo tiempo por las FARC.[10]

Estructura[editar]

Sobre los comandantes del EPL se conoce muy poco ante la opinión pública. Sin embargo, los comunicados del EPL son firmados por una comandancia llamada "Dirección Nacional Juan Montes". Francisco Caraballo, quien dirigía la disidencia del EPL, fue capturado en 1994 y está preso en la cárcel de Itagüí. Mientras que el comandante guerrillero Hugo Carvajal alias "El Nene", murió en un enfrentamiento con el Ejército en el departamento de Norte de Santander. Hacia 2006, el EPL contaba con tres frentes que agrupaban aproximadamente 200 combatientes:[3]

Frentes[editar]

El sector disidente del EPL contaba en 1995 con trece frentes que reunían a cerca de 400 hombres:[4]

Frente "Bernardo Franco"

La disidencia del EPL tenía la mayor concentración de guerrilleros en la región del Urabá y el noroccidente del departamento de Córdoba, donde hacía presencia el frente "Bernardo Franco", que contaba con un comando guerrillero o falange llamado "Jesús María Alzate". Tras la acción de la fuerza pública, los reductos del frente decidieron entregarse a las autoridades. El frente "Bernardo Franco" fue considerado el último reducto del EPL en el departamento de Antioquia.

Frente "Elkin González Vásquez"

En el suroriente del departamento de Antioquia operó el frente "Elkin González Vásquez".

Frente "Pedro Hernando Vásquez Rendón"

El frente "Pedro Hernando Vásquez Rendón" del EPL operó en el Área Metropolitana de Medellín.

Frente "Pedro León Arboleda"

El frente Pedro León Arboleda hacía presencia en la zona fronteriza entre el departamento de Antioquia y el departamento del Chocó. Llegó a contar con 240 guerrilleros. Fueron derrotados por los paramilitares y autodefensas de Carlos Castaño Gil, a los que terminaron uniéndose.

Frente "Óscar William Calvo"

Los mandos militares colombianos creen que el frente guerrillero del EPL "Óscar William Calvo" está conformado por un clan familiar conformado por: Berlaín de Jesús Chiquito Becerra (alias "Leytor", "Diego" o "Chucho"), comandante del frente. Como segundo al mando está Eleázar de Jesús Chiquito Arce (alias "Resorte" o "La Chencha"), John Edier Ladino Trejos (alias "Natilla"), encargado de las finanzas, Verónica Sánchez Jaramillo (alias "Yuli"), esposa de alias "Leytor", y Maritza Chiquito Peláez (alias "Ángela"), compañera de Ladino Trejos alias "Natilla".[10]

Jesús Chiquito Becerra, alias Leytor, murió en combates con el Ejército en julio de 2006. Tenía ocho órdenes de captura por los delitos de terrorismo, rebelión, extorsión y tenía pendientes cuatro condenas; dos de 35 años por secuestro extorsivo y otras dos de 29 y 27 años por otros delitos.[11]

Durante el mismo mes la Tercera División del Ejército de Colombia en Risaralda informó que había acabado con el frente Oscar William Calvo Ocampo del EPL, al capturar a 13 integrantes y presionar la liberación de Juan Carlos Lizcano.[12]

Frente "Virgilio Enrique Rodríguez"

El frente "Virgilio Enrique Rodríguez" del EPL hizo presencia en el departamento de La Guajira a partir de 1998. Sin embargo, no se han presentado reportes de acciones desde el 2001, por lo que se cree desapareció por efecto de los grupos de autodefensa denominados Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).[13]

Frente "Aldemar Londoño"

El frente "Aldemar Londoño" opera entre los departamentos de Cauca y Nariño.

Entrevista en 2013[editar]

En 2013 la revista Semana de Colombia entrevistó a Ramón Navarro Serrano[14] [15] alias "Megateo", el actual líder del EPL en Norte de Santander. Megateo negó cualquier implicación en el tráfico de drogas y dijo que la lucha del EPL era de carácter político. Durante la entrevista, Megateo estaba acompañado por unos 50 rebeldes del EPL que llevan fusiles israels nuevos, de los denominados IMI Galil, y uniformes similares a los del ejército de Colombia.[16]

Finanzas[editar]

Según las fuerzas de seguridad y defensa de Colombia, el EPL basa su sostenimiento a base de secuestro, extorsión, abigeato y lavado de activos.

En algunas acciones, el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) seccional Santander ha incautado al EPL numerosos bienes y dinero en efectivo que han intentado blanquear utilizando testaferros. Durante la captura de uno de estos testaferros el DAS decomisó COP$5 mil millones de pesos, 60 escrituras de bienes raíces, 389 títulos valores como letras de cambio, cheques, seguros de vida, contratos de arrendamientos, permutas, compraventas y libros de contabilidad de la organización así como informes confidenciales.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]