Islas Malvinas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Malvinas»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Islas Malvinas
Satellite image of Falkland Islands in November 1999.jpg
Imagen de satélite (verano austral, 1999).
Localización geográfica y administrativa
Océano (mar) Océano Atlántico sur

País(es) Según el Comité de Descolonización de la ONU es un territorio no autónomo administrado por el Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido[1] cuya soberanía es disputada[2] [3] con Flag of Argentina.svg Argentina
División(es) Territorio británico de ultramar de las islas Malvinas /
Bandera de Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur
Datos geográficos
N.º de islas 2 principales y más de 200 menores
Islas
Soledad 6353 km²
Gran Malvina 4377 km²
San José 265,8 km²
Trinidad 131,6 km²
Borbón 88 km²
Bougainville 55,85 km²
Águila 51,5 km²
San Rafael 48,56 km²

Superficie 12 173 km² según el CIA The World Factbook 2013,
11 410 km² según el Instituto Geográfico Nacional de Argentina
Longitud 260 km
Anchura máxima 215 km
Separación costa 464 km de la Patagonia argentina
Longitud costa 1288 km
Punto más alto Cerro Alberdi/Mount Usbourne (705 msnm)

Población 3140 hab. (est. 2008)[4]
Ciudad más poblada Puerto Argentino/Stanley
Accidentes geográficos
Estrechos Estrecho de San Carlos
Otros datos
Grupos étnicos Mayoría de raza caucásica

Coordenadas 51°45′S 59°00′O / -51.75, -59Coordenadas: 51°45′S 59°00′O / -51.75, -59
Mapa de las islas Malvinas, con topónimos británicos.
Mapa de las islas Malvinas, con topónimos británicos.

[editar datos en Wikidata]

Las islas Malvinas[5] (en inglés: Falkland Islands; en francés: Îles Malouines; AFI: [ˈfɔːlklənd ˈaɪləndz]) es un archipiélago situado en la plataforma continental de América del Sur, dentro del sector de mar epicontinental del océano Atlántico Sur que Argentina denomina mar Argentino. La menor distancia de las islas Malvinas al continente americano se encuentra entre la roca Mintay al sudoeste de la isla Beauchene y el cabo San Juan en la isla de los Estados, a 356,4 km. La principal localidad de las islas Malvinas es Puerto Argentino (Stanley en inglés), ésta está ubicada en la costa oriental de la isla Soledad.

Según la Organización de las Naciones Unidas es un territorio no autónomo cuya potencia administrante es el Reino Unido[6] y cuya soberanía es reclamada por Argentina. Es uno de los 17 territorios en la lista de territorios no autónomos bajo supervisión del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas,[7] con el fin de examinar la situación con respecto a la aplicación de la Resolución 1514 de la Asamblea General de las Naciones Unidas,[8] por lo que la situación del archipiélago es examinada anualmente por el Comité de Descolonización desde 1965 debido a la Resolución 2065 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Jurídicamente, la Organización de las Naciones Unidas lo considera un territorio de soberanía aún pendiente de definición, entre el Reino Unido —que lo administra— y Argentina, que reclama su devolución.

Toponimia

La palabra Malvinas es una derivación del topónimo francés îles Malouines, nombre dado por el navegante francés Louis Antoine de Bougainville en 1764 en recuerdo del puerto de Saint-Malo en Francia.

El nombre Falkland fue extendido al archipiélago en la cartografía británica luego de que el inglés John Strong nombrara Falkland Channel al estrecho de San Carlos, ubicado entre las dos islas principales. Strong lo llamó así en honor a Anthony Cary, quinto vizconde Falkland, que como comisario del Almirantazgo Británico había financiado la expedición. El 25 de marzo de 2013, la embajadora de Argentina en Londres, Alicia Castro, recibió una carta de Lord Lucius Falkland, descendiente de Anthony Cary, quinto vizconde de Falkland. En la carta el lord explicó como surgió la toponimia británica del archipiélago, calificando los actos como «piratería», y refiriéndose a las islas son su topónimo en español.[9]

La denominación «islas Malvinas» es la usual en los países de habla hispana y portuguesa (Ilhas Malvinas). Es también la denominación usada en la declaración conjunta de los presidentes del Mercosur, Bolivia y Chile en 1996,[10] la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR),[11] la usada por la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) en su declaración sobre la cuestión (2008),[12] y la usada en la Cumbre Iberoamericana de 2007.[13] Para la Organización de Estados Americanos (OEA) la denominación usada oficialmente en español es "Islas Malvinas" y en inglés "Malvinas Islands". En las Naciones Unidas desde el 18 de marzo de 1966 la denominación usada en español es "Islas Malvinas (Falklands)" y en inglés "Falkland Islands (Malvinas)".[14] [15]

El Diccionario panhispánico de dudas recomienda solo utilizar el topónimo «Malvinas» en lugar de «Falklands». En cuanto al gentilicio, recomienda «malvinense».[5]

En mayo de 2014, las autoridades coloniales de las islas quedaron «enfurecidas» con el gobierno británico tras recibir documentos titulados «Malvinas» en lugar de la denominación inglesa «Falklands». Varios parlamentarios en Westminster también criticaron al gobierno británico, considerando a la denominación una «corrección política» y afirmaron que ese «error» podría ser utilizado para darle más peso al reclamo argentino. Funcionarios del ministerio del Interior responsabilizaron por el error a programas de computación. También se afirmó que el incidente sucedió varias veces tras el referéndum de 2013. El ministerio de Negocios e Innovación ha utilizado también la denominación Malvinas en estadísticas de alumnos de los territorios británicos de ultramar que estudian en Gran Bretaña, y la embajada británica en Colombia ha emitido varios mensajes por Twitter mencionando «las Malvinas» en lugar de «las Falklands». Andrew Rossindell, presidente del grupo pluripartidario para los territorios británicos de ultramar dijo que utilizar la palabra Malvinas «es darle la razón a Argentina y es un insulto a las islas Falkland». Dick Sawle, político isleño, dijo que esperaba «algo mejor por parte de Londres» y que es un «escándalo, especialmente después de que votamos claramente sobre este tema (de la soberanía)».[16]

Historia

Descubrimiento

Fragmento del mapa de Piri Reis de 1513, donde se observan unas islas que podrían ser las Malvinas.

Las islas estaban deshabitadas cuando fueron descubiertas por exploradores europeos, pero hay indicios de que indígenas fueguinos pudieron haber llegado a las Malvinas en canoas, encontrándose piezas arqueológicas como puntas de flecha y restos de una canoa.

No existe prueba totalmente comprobada acerca de quiénes y cuándo descubrieron las islas, pero sí diversas hipótesis que atribuyen el descubrimiento o visita de las islas a Esteban Gómez (1520), Simón de Alcazaba y Sotomayor y Alonso de Camargo (antes de 1540), John Davis (1592) y Richard Hawkins (1594). La primera visita no cuestionada es la realizada en 1600 por el marino holandés Sebald de Weert. Es por ello que los mapas holandeses de la época mostraban el nombre de Sebald eilanden.

En el período desde 1616 hasta 1764, las islas fueron reavistadas por diversos navegantes holandeses, españoles, franceses e ingleses. En 1690 el inglés John Strong navegó entre las dos islas principales y llamó al paso Falkland Channel. A principios del siglo XVIII los franceses organizaron sucesivos viajes de exploración a las Malvinas.

Primeros asentamientos documentados

Las visitas británicas provocaron con posterioridad una serie de fricciones con España y en 1740 se produjo un enfrentamiento armado entre las flotas de ambos países sin un claro vencedor. En 1764 el conde francés Louis Antoine de Bougainville estableció Port Louis en la isla Soledad y tomó posesión de las islas en nombre del rey de Francia. Ante la protesta española, en 1766 Francia accedió a evacuarlas y reconoció la soberanía española sobre el archipiélago, con la condición de indemnizar a Bougainville. Los 115 colonos franceses quedaron bajo el gobierno de Felipe Ruiz Puente, que procedió a construir una capilla y otros edificios, estableciéndose la gobernación de las Islas Malvinas. Paralelamente una expedición británica liderada por el comodoro John Byron, fundó Port Egmont en la isla Trinidad del grupo de las islas Sebaldinas.

Ocupación española de las islas

España logró la expulsión de los británicos en el marco de los acuerdos llamados Convenciones de Nutka.

Desde 1766, año en que fue nombrado el primer gobernador español, se sucedieron en forma ininterrumpida 32 gobernadores que residían permanentemente en Puerto Soledad y dependían directamente de las autoridades residentes en Buenos Aires.

La gobernación española terminó en 1811 como resultado de la guerra de la Independencia de la Argentina. Dicho país considera que desde ese momento pasó a ser heredero de la soberanía española en las islas (Uti possidetis iure).

Ocupación argentina de las islas

La toma de posesión argentina de 1820 se conoció en el Reino Unido a través de los informes del célebre explorador británico James Weddell. La noticia también fue publicada en The Times el 3 de agosto de 1821.[17] El Reino Unido no protestó la ocupación argentina en 1820, ni realizó reserva de soberanía al firmar el (aún vigente) Tratado de amistad, comercio y navegación de 1825.[18] [19]

En 1820 el gobierno de la provincia de Buenos Aires envió una fragata a tomar posesión y reafirmar sus derechos en las Malvinas, como sucesión de España. Desde 1823 concedió a Luis María Vernet la explotación de recursos de las islas. El 10 de junio de 1829 se creó la Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas con asiento en la isla Soledad y jurisdicción indefinida en las islas adyacentes al cabo de Hornos. El 30 de agosto de 1829 Vernet fundó Puerto Luis.

Ocupación británica de las islas

Retrato del gobernador argentino Luis M. Vernet (1792-1871).

Las actividades de contralor que Vernet llevó a cabo contra barcos balleneros hicieron que la corbeta de guerra Lexington de los Estados Unidos destruyera las instalaciones de Puerto Soledad. El 2 de enero de 1833 llegó la fragata de guerra británica HMS Clio, al mando del capitán John James Onslow, quien comunicó al jefe argentino que iba a reafirmar la soberanía británica y retomar posesión de las islas en nombre del Rey del Reino Unido. El capitán de la goleta Sarandí, José María Pinedo, no se consideró en condiciones de resistir y optó por embarcar a sus hombres y retornar a Argentina. Al día siguiente desembarcaron las fuerzas británicas, izaron su pabellón y arriaron el que había dejado Pinedo, tomando posesión de las Malvinas.

Batalla naval de las Malvinas

La batalla de las islas Malvinas fue un combate naval librado el 8 de diciembre de 1914, a principios de la Primera Guerra Mundial, entre la escuadra alemana victoriosa en la anterior batalla de Coronel, frente a las costas de Chile, y una escuadra británica fondeada en Stanley. El combate terminó con victoria británica y, destruida la flota alemana y muerto su mejor comandante, el conde Maximilian von Spee, el resultado decantó la campaña de ultramar del lado de los Aliados.

Operativo Cóndor

El 28 de septiembre de 1966, un comando formado por 18 estudiantes, obreros, sindicalistas y periodistas argentinos, realizó una ocupación simbólica de las islas denominada Operativo Cóndor. Con este propósito desviaron un avión de transporte de pasajeros de Aerolíneas Argentinas obligando a su comandante a aterrizar en las islas Malvinas. Allí desplegaron banderas argentinas y distribuyeron material impreso reivindicando la soberanía argentina sobre las islas. Luego de repatriados, los integrantes del grupo fueron procesados en noviembre de 1966 en Tierra del Fuego por este hecho.[20]

Guerra de las Malvinas

Tras 149 años de administración británica ininterrumpida, fuerzas militares argentinas ocuparon las Malvinas el 2 de abril de 1982. El gobierno británico respondió con el envío de una fuerza naval que desembarcó seis semanas más tarde y después de duros combates forzaron la rendición argentina el 14 de junio de 1982, restableciendo la administración británica sobre las Malvinas.

Después de la guerra, los isleños obtuvieron la plena ciudadanía británica, su estilo de vida fue mejorando por las inversiones que hizo Gran Bretaña y la liberalización de las medidas económicas que habían estado paralizadas para evitar conflictos con Argentina. En 1985, fue promulgada una nueva constitución, la cual dio mayor nivel de autonomía a los isleños. En Argentina, el resultado de la guerra tuvo entre sus efectos el final del gobierno militar y el regreso a la democracia.

Finalizadas las hostilidades, el gobierno de las Islas Malvinas prohibió el ingreso de cualquier civil con pasaporte argentino a las islas, pero posteriormente se permitió el ingreso de argentinos con pasaporte de turistas.

Gobierno y aspectos políticos

Administrativamente, Puerto Argentino es la capital del territorio británico de ultramar de esas islas.

Para la República Argentina, que reclama la soberanía de las islas Malvinas, las islas forman parte del departamento Islas del Atlántico Sur de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, cuya capital es Ushuaia.[21]

La Casa de Gobierno, en Puerto Argentino, es la residencia oficial del gobernador colonial británico.

El Poder Ejecutivo del territorio británico de ultramar reside en Isabel II del Reino Unido, pero en la práctica es ejercido «en nombre de Su Majestad y en representación de Su Majestad» por un gobernador designado por la reina.[22]

Actualmente el gobernador colonial británico interviene en el Consejo Ejecutivo de las islas; esta entidad está constituida por el jefe ejecutivo, el director de finanzas y tres miembros electos de la Asamblea Legislativa (que tiene como presidente al gobernador colonial británico). La Asamblea Legislativa, una legislatura unicameral, consiste del jefe ejecutivo, del director de finanzas y de ocho miembros (cinco de Puerto Argentino y tres de Camp) elegidos para mandatos de cuatro años por sufragio universal. Todos los políticos en las Islas Malvinas son independientes, no existen partidos políticos en el archipiélago.

Desde la elección general de 2013, los miembros de la Asamblea Legislativa reciben un salario y trabajan a tiempo completo, igualmente, están obligados a desistir de cualquier otro empleo.[23]

Disputa sobre la soberanía de las islas Malvinas

La soberanía de las islas Malvinas ha estado en conflicto desde 1833 entre el Reino Unido y la República Argentina. Desde 1946 están incluidas en la lista de las Naciones Unidas de territorios no autónomos bajo supervisión del Comité de Descolonización, con el fin de examinar la situación con respecto a la aplicación de la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales,[24] [25] por lo que la situación de las islas es examinada anualmente por el Comité de Descolonización desde 1965.

Sede de las Naciones Unidas en Nueva York

Para la Organización de las Naciones Unidas la soberanía está en litigio, tanto de las islas como de sus espacios marítimos circundantes, aunque hasta que ambas partes resuelvan el contencioso pleito, se acepta que continúe la administración local en manos del Reino Unido, para quien las Malvinas constituyen un territorio de ultramar.[26] Argentina rechaza la administración británica sobre las Malvinas, a las que considera una «parte integral e indivisible de su territorio que se halla ocupada ilegitimamente por una potencia invasora».[27] En tal sentido las establece como parte de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, en donde son agrupadas junto con las islas Georgias del Sur, Sandwich del Sur y Orcadas del Sur en el departamento Islas del Atlántico Sur.

El continuo reclamo argentino sobre los archipiélagos del Atlántico Sur ha quedado plasmado en la disposición transitoria primera de la Constitución de 1994, que dice:

La Nación Argentina ratifica su legítima e imprescriptible soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional. La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes, y conforme a los principios del Derecho Internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino.

El Reino Unido siempre rechazó cualquier negociación sobre la soberanía de las islas, utilizando frecuentemente la fórmula: «There can be no negotiations on the sovereignty of the Falkland Islands unless and until such time as the islanders so wish» («no puede haber negociaciones sobre la soberanía de las islas Malvinas a menos que y hasta que los isleños así lo desearen»)[28] [29] y «The United Kingdom has no doubts about its sovereignty over the Falkland Islands» («el Reino Unido no tiene dudas acerca de su soberanía sobre las islas Malvinas»).[30] [31]

Geografía

Tierra del interior.

El archipiélago de las Malvinas está formado por algo más de doscientas islas, de todas éstas destacan dos islas consideras las principales: la isla Gran Malvina al oeste, con una superficie de 4377 km²; y la isla Soledad al este, con 6353 km². Existen gran cantidad de pequeñas islas e islotes satélites, la más aislada es la pequeña isla Beauchene a unos 55 kilómetros al sur de la punta del Toro o punta de la Marsopa en el extremo meridional de la isla Soledad. Algunos de esos grupos satélites conforman verdaderos archipiélagos, tales como los de las islas Sebaldes o Sebaldinas al noroeste de la isla Gran Malvina. Al sur de las Malvinas se encuentra a poca profundidad el banco Burdwood o Namuncurá, en el cual las prospecciones indican la existencia de un rico conjunto de yacimientos mineros, incluyendo los de hidrocarburos.

Pingüinos de las Islas Malvinas.
  • Ubicación geográfica: sur de Sudamérica. En la plataforma continental sudamericana en el océano Atlántico Sur.
  • Coordenadas geográficas
    • Latitud: -51,45
    • Longitud: -59,00
  • Área total: de acuerdo al CIA The World Factbook 2013[32] es de 12 173 km² y de acuerdo al Instituto Geográfico Nacional de Argentina[33] es de 11 410 km². Ambos incluyendo las dos islas principales —Soledad: 6353 km² y Gran Malvina: 4377 km² — y cerca de 200 islas menores.
  • Línea de costa: 1288 km (las irregulares costas de las islas proveen buenos puertos naturales).
  • Orografía: terreno rocoso de rocas arcaicas, afloramiento del nesocratón del Deseado, cubierto de pastos y musgos, medianamente montañoso, con peñascos y planicies onduladas. Abundan las turberas. Un elemento geográfico característico son los llamados «ríos de piedra», cauces de antiguos ríos que periódicamente se transformaban en pequeños glaciares, dejando estas acumulaciones longitudinales de guijarros y cantos rodados. Bajo la mayoría de los ríos de piedra corre aún agua dulce.
  • Uso de la tierra:
    • Arable: 0 %
    • Cosechas permanentes: 0 %
    • Pasturas permanentes: 99 %
    • Bosques: 0 %
    • Otros: 1 % (1993).

Puntos extremos

Flora y fauna

Flora

Poa flabellata es autóctona de las islas.

Las islas están cubiertas en gran medida de arbustos que en ciertos puntos alcanza los 2 metros de altura. En los páramos se encuentran brezales y musgos que llegan a imbricarse con las abundantes turberas. No se conoce la existencia de una flora arbórea autóctona.

Fauna

El guará fue el único mamífero cuadrúpedo autóctono de las islas.

Como en las costas patagónicofueguinas o las de las otras islas del Atlántico Sur y de la Antártida Occidental, es abundantísima la fauna litoral: pinnípedos (leones marinos, lobos marinos etcétera), cetáceos (ballena franca austral, delfines, orcas, etcétera) y aves autóctonas (pingüinos de diferentes especies, gaviotas, caranchos, petreles, palomas, skuas, cormoranes, etcétera). Las aguas aledañas son muy ricas en peces comestibles, mariscos, crustáceos y moluscos (pulpos, potas, etcétera).

El único mamífero cuadrúpedo netamente terrestre autóctono, el guará, fue exterminado por los británicos entre 1873 y 1876, también en ese período por ser considerados «plagas» fueron exterminados los chanchos salvajes y las liebres. La fauna de mamíferos terrestre actual es en su totalidad alóctona: animales domésticos y semidomésticos (los caballos y vacunos proceden en gran medida de Argentina), ovinos y recientemente el intento de aclimatación de los renos llevados desde la isla Georgia del Sur.

A mediados de la década de 1990, el biólogo británico Mike Bingham denunció que la sobrepesca y los derrames de petróleo estaban diezmando la población de pingüinos. Por este motivo, Bingham fue perseguido y hostigado por la administración colonial. En 2003 la justicia británica condenó al gobierno de las islas por su accionar.[34] Entre 1980 y 1990 la población de pingüinos en las islas Malvinas se redujo en un 84 %. Desde 1995 la población de pingüino de penacho amarillo y pingüino juanito se estabilizó, pero en un nivel mucho más reducido que el alcanzado antes del establecimiento de las zonas de pesca.[35]

Clima

Rodeadas por las frías aguas del océano Atlántico Sur, las islas Malvinas tienen un clima oceánico subantártico muy influenciado por el mar al tener una temperatura anual de rango estrecho. La temperatura máxima promedio en enero es de 12,8 °C, mientras que en julio es de cerca de 3,9 °C. Más de la mitad del año los días son lluviosos, la precipitación media anual es de 574 mm, pero la isla Soledad es generalmente más húmeda que la Gran Malvina.[36] La humedad y los vientos son constantemente altos y el cielo permanece frecuentemente nublado. La nieve es rara y no se acumula, pero puede producirse en casi cualquier época del año excepto en enero y febrero. Los vientos son muy frecuentes, particularmente en invierno, predominando los fuertes vientos del oeste.[37] El clima es similar a las islas Shetland en el Reino Unido, pero con menos precipitaciones y más largos y ligeramente más severos inviernos.[37]

Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de Puerto Argentino/Stanley, Islas Malvinas (1929-1970) WPTC Meteo task force.svg
Mes Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Anual
Temperatura máxima absoluta (°C) 24.4 23.3 21.1 17.2 14.1 10.6 10.0 11.1 15.0 17.8 21.7 21.7 24.4
Temperatura máxima media (°C) 13.3 12.8 11.7 9.4 6.7 5.0 4.4 5.0 7.2 8.9 11.1 12.2 9.0
Temperatura media (°C) 9 9 8 6 4 2 2 3 3 6 7 8 5.6
Temperatura mínima media (°C) 5.6 5.0 4.4 2.8 1.1 0.0 -0.6 -0.6 0.6 1.7 2.8 3.9 2.2
Temperatura mínima absoluta (°C) −1.1 −1.1 −2.8 −6.1 −6.7 −11.1 -8.9 -11.1 −10.6 −5.6 −3.3 −1.7 −11.1
Precipitación total (mm) 71.0 58.0 64.0 66.0 66.0 53.0 51.0 51.0 38.0 41.0 51.0 71.0 681.0
Días de precipitaciones (≥ 1 mm) 15 12 10 11 13 11 12 9 9 7 10 14 133
Horas de sol 198 161 169 115 77 57 69 90 128 189 200 198 1651
Humedad relativa (%) 78 79 82 86 88 89 89 87 84 80 75 77 82.8
Fuente nº1: Unidad de Estudios Climáticos, UEA[38]
Fuente nº2: Instituto Meteorológico de Dinamarca (DMI)[39]

Economía

Vale de 10 pesos emitido por Luis Vernet antes de 1833.
Sello de las islas Malvinas de 1/2 penique del año 1891. La venta de sellos postales contribuye a la economía de los isleños.

La economía estaba basada en la ganadería, principalmente la cría ovina, pero desde 1987 la pesca constituye el núcleo de la actividad económica. En ese año el gobierno británico de las islas empezó a vender licencias de pesca a compañías extranjeras dentro del área de pesca exclusivo de las Malvinas delimitado por el Reino Unido. Estas licencias totalizaron más de US$ 40 millones al año, lo cual sirve para administrar los sistemas de salud, educación y asistencia social de las islas. El langostino forma el 75 % de la pesca recogida. La industria del tambo sirve para el consumo interno; las cosechas nutren al forraje de invierno. Las exportaciones están formadas por envíos de lana de alta calidad al Reino Unido, sellos y monedas. Para alentar al turismo, la Corporación para el Desarrollo de las islas Malvinas ha construido tres cabañas para visitantes atraídos por la vida salvaje y la pesca. Actualmente las islas se autofinancian excepto para la defensa. El British Geological Survey[cita requerida] anunció la presencia de una zona de exploración de petróleo de 200 millas alrededor de las islas en 1993 y los primeros sondeos sísmicos sugieren la posibilidad de reservas substanciales capaces de producir 500 000 barriles de petróleo por día. Recientemente se han descubierto cuencas petroléras al sur y al norte del archipiélago.

Un acuerdo entre Argentina y el Reino Unido en 1995 buscó eliminar los conflictos de licencias y soberanía que podrían entorpecer el interés extranjero en la explotación de reservas.[cita requerida]

Transporte

El aeropuerto, construido por la Argentina, mejoró la calidad de vida de los isleños.

No hubo enlaces aéreos a las islas hasta 1971, cuando la Fuerza Aérea Argentina, que operaba la aerolínea estatal LADE, inició vuelos anfibios entre Comodoro Rivadavia y Puerto Stanley. Luego, la Argentina y el Reino Unido llegaron a un acuerdo para la construcción de un aeropuerto en la capital de las islas. En la actualidad, este aeropuerto es la base de Falkland Islands Government Air Service, la única línea aérea isleña.

El «Acuerdo de Reanudación de las Comunicaciones con las Malvinas» fue firmado entre los gobiernos de la Argentina y el Reino Unido el 14 de julio de 1999, luego de que Chile suspendiera los vuelos a las islas en represalia por el arresto de Augusto Pinochet en el Reino Unido, y que los gobiernos de Uruguay y del Brasil declinaran hacerlos desde sus territorios. El gobierno argentino aceptó que la empresa LAN Airlines realizara cada sábado un vuelo desde Punta Arenas en el sur de Chile, haciendo escala el segundo sábado de cada mes en Río Gallegos para su viaje hacia Mount Pleasant y el tercer sábado en su viaje de retorno, a condición de que se permitiera viajar a ciudadanos argentinos a las islas. Desde noviembre del 2003, los vuelos chárter desde el territorio continental argentino fueron suspendidos por el entonces presidente Néstor Kirchner, al considerarse que dichos vuelos deberían realizarse desde la Argentina por una aerolínea nacional y no desde Chile mediante empresas extranjeras.[40] [41] [42] A respecto de este asunto, el gerente de comunicaciones de Aeropuertos Argentina 2000, Sergio Resumil, aseguró meses más tarde que «desde Río Gallegos se podrá operar con vuelos internacionales directos hacia las islas Malvinas».[43]

Turismo

Actualmente cuenta con varios hoteles como el Malvina House Hotel, numerosos bares, pubs, cafés y restaurantes. También se realizan excursiones a las bahías cercanas y el Cabo San Felipe, donde se avistan pingüinos. Ocasionalmente, llegan cruceros a la ciudad capital.[44]

Demografía

Puerto Argentino, es el mayor poblado y el centro financiero de las Islas Malvinas.

La población de las islas era de 2967 en julio de 2003. Está compuesta en su mayoría por descendiente de británicos (aproximadamente el 70 %), principalmente descendientes de galeses y escoceses asentados en el territorio desde la invasión de 1833.[45] Los ciudadanos de Reino Unido que han obtenido el estatus de residentes en las islas son conocidos como belongers.[45] No obstante, existen también individuos con ascendencia escandinava habitando las islas. Otra parte de la población está formada por los descendientes de los balleneros que arribaron en los siglos pasados. Finalmente, el restante de la población está compuesto por un minoría de la parte continental sudamericana (principalmente chilenos) y algunos individuos provenientes de Santa Elena y Tristán de Acuña, que han llegado a las islas en búsqueda de trabajo.

La gente del Reino Unido que obtuvo su estatus en las islas, son conocidos en la zona como belongers. Algunos son de ascendencia escandinava, entre ellos descendientes de los balleneros que alcanzaron las islas durante los dos siglos pasados. Además hay alrededor de un 10 % de habitantes nacidos en Chile, mientras que los argentinos continentales suman 29 personas en 2012. Más recientemente han llegado emigrantes de la isla Santa Helena para trabajar en las islas.

A los residentes de las Malvinas se les conoce como kelpers; este gentilicio deriva de las algas que se encuentran alrededor de las islas, llamadas kelp en inglés. No obstante ellos prefieren llamarse islanders (isleños). En español su gentilicio es «malvinenses», ya que «isleño» no designa ningún lugar específico pues puede aplicarse a cualquier persona nacida en cualquier isla.

Isla Soledad.

En el censo de 2012, la mayoría de los residentes describieron su nacionalidad como "Falkland Islander" (un 59 %), seguido por los británicos (29 %), originarios de Santa Helena (9,8 %) y chilenos (5,4 %).[46] En el mismo censo también se indicó que unos 38 nacidos en la parte continental de la Argentina viven en las islas, de las cuales solo cinco eran ciudadanos argentinos.[47] [48] El censo de 2006 mostró que algunos residentes se identificaron como descendientes de franceses, gibraltareños y escandinavos.[49] El mismo censo indica que solo un tercio de los residentes nacieron en el archipiélago y que algunos residentes de origen extranjero se han asimilado en la cultura local.[50]

La población de las Islas Malvinas se estimaba en 2008 que alcanzaba los 3140 habitantes.[4] Según el censo 2012, Puerto Argentino/Stanley, con una población de 2121 habitantes (concentrando el 75% de la población), es la zona más poblada del archipiélago,[51] [52] seguido de Mount Pleasant con 369 residentes y el Camp con 351 personas.[46] La mayor parte de la población se encuentra en edad de trabajar (entre 20 y 60 años). Los hombres superan a las mujeres (53-47 %), y la desviación es más prominente en el grupo de edad 20-60.[49] Además, el censo de 2006 arrojó unos 2478 habitantes, creciendo un 4% hacia 2012.[46]

En su discurso anual, el gobernador Colin Roberts afirmó en junio de 2014 que uno de los principales problemas de las islas es la población. El último censo reveló una población estática y envejecida. Vaticinó que «esto resultará en problemas de empleo y servicios para el futuro». Ante ese panorama, la Asamblea Legislativa encargó en 2013 un estudio para reformar la política inmigratoria. La intención es tanto rejuvenecer a la envejecida población como aumentar la mano de obra disponible para los proyectos petroleros. Roberts remarcó la necesidad de «formular un justo, transparente y sencillo sistema» que permita «equilibrar la necesidad de una fuerza laboral más amplia para facilitar el crecimiento económico con la aspiración de preservar el modo de vida de las Islas».[53] [54]

Principales asentamientos (2012)[46] [55]
Posición Denominación Región Habitantes
1.ª Puerto Argentino/Stanley Stanley 2 122
2.ª Monte Agradable Stanley 369
3.ª Pradera del Ganso Camp 40
4.ª Puerto Mitre Camp 22
5.ª Bahía Fox (Este y Oeste) Camp 22
6.ª Brazo Norte Camp 20
7.ª Cerro Cove Camp 16

Cultura

La cultura de las islas Malvinas está fundamentalmente basada en la cultura británica y es en parte influenciada por las culturas de la América hispana del Sur (principalmente argentina y chilena).[56] Algunos términos y topónimos utilizados por los antiguos habitantes gauchos de las islas son de uso común en el habla local. El idioma oficial y principalmente hablado es el inglés, utilizándose su propia variante. Además, parte de la población un (10 %) es de habla hispana.[cita requerida]

Educación

La educación en las Islas Malvinas es gratuita y obligatoria para los habitantes de edades entre 5 y 16 años. La educación primaria está disponible en Puerto Argentino, en la Base Aérea Monte Agradable —para los hijos de funcionarios— y en múltiples asentamientos rurales. La educación secundaria está disponible únicamente en Puerto Argentino. A partir de los 16 años de edad, los alumnos pueden estudiar en colegios en el Reino Unido. El gobierno de las Islas Malvinas paga para que los alumnos mayores asistan a instituciones de enseñanza superior, generalmente en el Reino Unido.[57]

Vista de la única secundaria.

Hay dos escuelas en Puerto Argentino, estas son, The Infant and Junior School que enseña a niños de 4 a 11 años y la The Falkland Islands Community School, que enseña a los niños de 11 a 16 años. Algunos profesores itinerantes enseñan en escuelas rurales del Camp. Los niños mayores pueden alojarse en un albergue en Puerto Argentino para que puedan asistir ahí.

A partir de 2012, en las islas es obligatoria la enseñanza del idioma español a partir de los tres años de edad, en la escuela primaria. Los niños reciben clases «obligatorias y sistemáticas», incluso en la secundaria. La elección del idioma fue por el turismo y los países vecinos. Los docentes son residentes de las islas.[58]

Medios de comunicación

Hay dos periódicos: El Teaberry Express y el Penguin News.[59] La televisión y radio, en general, cuentan con programación desde el Reino Unido.[60] La principal estación de radio es la Falkland Islands Radio Service. En abril de 2011 comenzaron las transmisiones de Falkland Islands Television, la primer estación de televisión local.[61]

Religión

La religión principal es el cristianismo (practicada por un 67,2 % de la población).[49] Las denominaciones principales son la Iglesia de Inglaterra, la Iglesia católica, la Iglesia no Conformista Unida, la Iglesia evangélica, la de los Testigos de Jehová, la Iglesia luterana y la Iglesia Adventista del Séptimo Día. La parroquia extra-provincial anglicana de las Islas Malvinas está bajo la jurisdicción directa del Arzobispo de Canterbury. Las Malvinas forman una Prefectura Apostólica de la Iglesia católica que no está incluida en las estructuras eclesiales católicas del Reino Unido ni de Argentina. Corrientemente, el prefecto apostólico católico de las Malvinas es a la vez rector de la misión sui iuris de Santa Elena y sus dependencias.

Véase también

Referencias

  1. «Lista de la ONU territorios no autónomos». un.org. Consultado el 3 de enero de 2014. 
  2. Resolución 2065 (XX) de la Asamblea General de las Naciones Unidas.
  3. Islas Malvinas, su historia, la guerra y la economía, y los aspectos jurídicos su vinculación con el derecho humanitario. pp. 65. Escrito por Bruno Tondini. Publicado por Juan Carlos Martínez Coll. ISBN 84-690-6590-4, 9788469065907
  4. a b CIA (15 de enero de 2010). «Falkland Islands (Islas Malvinas)». The World Factbook (en inglés). Consultado el 23 de febrero de 2010. 
  5. a b «Islas Malvinas» en Diccionario panhispánico de dudas, 1.ª ed., Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española, 2005.
  6. «Ficha resumen del territorio no autónomo». Naciones Unidas. Consultado el 6 de abriñ de 2015. 
  7. «Lista de territorios no autónomos». Naciones Unidas. Consultado el 13 de agosto de 2013. 
  8. «Islas Malvinas, su historia, la guerra y la economía, y los aspectos jurídicos su vinculación con el derecho humanitario». Bruno Tondini. Consultado el 21 de agosto de 2012. 
  9. «Para Falkland deberían ser Malvinas». Página/12. 31 de marzo de 2015. 
  10. Declaración Presidencial de Potrero de Funes, 25 de junio de 1996. Firmada por los países miembros del MERCOSUR Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay más Bolivia y Chile.
  11. "Cuestión de las Malvinas", II Cumbre de Jefes de Estado de la Comunidad Sudamericana de Naciones, Cochabamba, Bolivia, el 9 de diciembre de 2006.
  12. Declaración sobre la Cuestión de las Islas Malvinas del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de la ALADI, 11 de marzo de 2008 en Montevideo, Uruguay.
  13. Cumbre Iberoamericana, Declaración sobre la Cuestión de las Islas Malvinas, Santiago de Chile, 2007.
  14. "Comité de Descolonización", Naciones Unidas.
  15. CARI I, 276-77. Doc. ST/ADM/SER/A.1084.
  16. «Isleños enfurecidos con Londres por uso de la palabra "Malvinas"». InfoNEWS. 12 de mayo de 2014. 
  17. Beck, 2014, p. 67.
  18. Freedman, 2005, p. 6.
  19. Ortiz de Rozas,, p. 28.
  20. Adrián Figueroa Díaz (2006). «Operativo Cóndor en las Malvinas». Página 12. 
  21. Decreto N° 2131/2008 del gobierno argentino, con fecha 11 de diciembre de 2008, haciendo referencia a la pertenencia de la ciudad de Puerto Argentino a la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur
  22. The Falkland Islands Constitution Order 2008 - art. 23
  23. «Falklands lawmakers: "The full time problem"». MercoPress. 28 de octubre de 2013. Consultado el 1 de julio de 2014. 
  24. Bruno Tondini: Islas Malvinas, su historia, la guerra y la economía, y los aspectos jurídicos (pág. 26), sin fecha.
  25. Las Naciones Unidas y la descolonización», artículo en el sitio web de las Naciones Unidas.
  26. The Falkland Islands Government.
  27. Proyecto de resolución de la H. Cámara de Diputados de la Nación
  28. Rionegro
  29. Sitio Web del Gobierno de Su Majestad
  30. UK Parliament Website
  31. Falkland Islands News Network
  32. CIA The World Factbook 2013
  33. IGN
  34. «Investigador le ganó juicio al gobierno de las Malvinas». El Magallanes. 9 de noviembre de 2003. Consultado el 6 de agosto de 2014. 
  35. Bingham, 2002, p. 805-818.
  36. http://www.visitorfalklands.com/assets/documents/falklands-factsheet.pdf
  37. a b «Weather Centre - World Weather - Country Guides - Falkland Islands». BBC. Archivado desde el original el 24 de noviembre de 2005. Consultado el 15 de marzo de 2010. 
  38. «Unidad de Estudios Climáticos, Islas Malvinas» (en inglés). cru.uea.ac.uk. 
  39. John Cappelen y Jens Jensen Juncher (período 1931 - 1960). «Teknisk rapport - Jordens Klima - Guide til vejr og klima i 156 lande» (en danés). DMI.DK. p. 87. 
  40. «Diplomático inglés admitió desacuerdos por los vuelos a las Malvinas». Diario La Nación. 16 de febrero de 2004. Consultado el 22 de agosto de 2012. 
  41. «Progresan las negociaciones sobre los vuelos a las Malvinas». Diario La Nación. 18 de febrero de 2004. Consultado el 22 de agosto de 2012. 
  42. «Un estilo confrontativo y cargado de informalidad». Diario La Nación. 7 de octubre de 2005. Consultado el 22 de agosto de 2012. 
  43. «Kirchner quiere más vuelos a la Patagonia». Diario La Nación. 29 de octubre de 2004. Consultado el 22 de agosto de 2012. 
  44. About Stanley
  45. a b Laver, Roberto (2001). The Falklands/Malvinas Case. The Hague: Martinus Nijhoff Publishers. ISBN 90-411-1534-X. Página 9
  46. a b c d Falkland Islands Government. Falkland Islands Census 2012: Headline Results
  47. «Aumentó la cantidad de argentinos que viven en las Islas Malvinas». La Voz. 4 de mayo de 2013. 
  48. «Falklands Referendum: Voters from many countries around the world voted Yes». MercoPress. 28 de junio de 2013. Consultado el 22 de julio de 2013. 
  49. a b c «Falkland Islands Census Statistics, 2006». Falkland Islands Government. Consultado el 4 de junio de 2010. 
  50. «Falklands questions answered». BBC News. 4 de junio de 2007. Consultado el 22 de julio de 2013. 
  51. Falklands’ population 2.563 of which 75%, live in Stanley, according to April census (2012)
  52. Falklands Population
  53. «Falklands: “un estado de la nación”, la envidia de cualquier país desarrollado». MercoPress. 5 de junio de 2014. 
  54. «Preocupación en Malvinas por el envejecimiento de la población: quieren más inmigrantes e inversiones». Infobae. 5 de junio de 2014. 
  55. City population: Falkland Islands
  56. Minahan, 2013, p. 139.
  57. «educación en las Islas Malvinas» (en inglés). 
  58. «La enseñanza del idioma español será obligatoria en la primaria». El Diario del Fin del Mundo. 17 de febrero de 2014. 
  59. Wagstaff 2001, p. 66
  60. Minahan 2013, p. 139.
  61. «El primer canal de TV». La Nación (Argentina). 

Bibliografía

  • Beck, Peter (2014). The Falkland Islands as an International Problem. Routledge Revivals (en inglés). Routledge. ISBN 9781317701088. 
  • Bingham, Mike (2002). «La disminución de los pingüinos de las Islas Falklands en la presencia de actividades de pesca comercial». Revista Chilena de Historia Natural (en inglés) 75 (4): 805–818. doi:http://dx.doi.org/10.4067/S0716-078X2002000400014 |doi= incorrecto (ayuda). ISSN 0716-078X. Consultado el 6 de agosto de 2014. 
  • Caillet-Bois, Ricardo (1948). Una tierra argentina. Las Islas Malvinas. Ensayo basado sobre una documentación nueva y desconocida. Buenos Aires: Peuser. 
  • Clément, Zlata Drnas de (2000). Malvinas ¿El derecho de la fuerza o la fuerza del derecho?. Córdoba: Lerner Editora. 
  • Freedman, Lawrence (2005). The Official History of the Falklands Campaing. Whitehall Histories: Government Official History Series (en inglés). Volume I: The Origins of the Falklands War. Routledge. ISBN 0-7146-5206-7. 
  • Goebel, Julius (1983). La pugna por las islas Malvinas - Un estudio de la historia legal y diplomática. Yale University Press. 
  • Gustafson, Lowell S. (1988). The Sovereignty Dispute over the Falkland (Malvinas) Islands. Oxford University Press. ISBN 978-0-19-504184-2. 
  • Hope, Adrián. «Sovereignty and Decolonization of the Malvinas (Falkland) Islands». Boston College International and Comparative Law. 
  • Ortiz de Rozas, Carlos (21 de junio de 2006). «Historia Oficial británica sobre las islas Malvinas: análisis crítico». Anales de la Academia Nacional de Ciencias Morales Y Políticas. ISSN 0325-4763. 
  • Gustafson, James (2013). Ethnic Groups of the Americas. Santa Barbara: ABC-CLIO. ISBN 978-1-61069-163-5. 

Enlaces externos