Liebre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una liebre asustada puede cubrir de un salto 3 metros con facilidad, y una vez en el suelo, puede saltar en ángulo recto para confundir a su perseguidor.

Se conoce como liebre a varias especies de la familia Leporidae caracterizadas por la precocidad de las crías, que son capaces de correr y alimentarse por sí mismas desde el momento del nacimiento.

Las siguientes especies se denominan habitualmente liebres:

Otra especie de libre europea introducida en Sudamérica

Además los siguientes roedores reciben el nombre de liebres:

Historia y simbología[editar]

Este animal estaba consagrado a Venus, sin duda que por ser tenido por muy voluptuoso. Lo era asimismo a Baco después que este dios hubo tomado su forma para escapar de la persecución de Penteo, al paso que podría habérsele dedicado también por ser naturalmente uno de los animales que más destruyen la viña.

La carne de liebre fue una de las que estaba prohibido comer a los hebreos y los egipcios, según lo que dice Eliano, se abstenían igualmente de ella. Los griegos y romanos por el contrario, hacían de ella una gran comida, siendo preferida a la de todos los otros cuadrúpedos. Tenían una especie de parques que llamaban leporaria era donde las criaban y engordaban. Creían estos, sin saber en qué lo fundaban, que el que comía liebre adquiría ciertos rasgos de hermosura que conservaba por nueve días. De aquí, salió el proverbio: no come liebre que aplicaban al hombre feo y por esta razón Alejandro Severo tenía dispuesto que todos los días se le sirviera una liebre.

Este animal era uno de los atributos del otoño y del invierno. Asimismo era el emblema del miedo y de la timidez. Entre los egipcios lo era también de la vigilancia y del oído, por suponer que duerme con los ojos abiertos y tiene un oído muy fino.[1]

Referencias[editar]