Kelper

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Kelpers
Falkland-Islanders.jpg
Kelpers
Otros nombres Malvinenses, malvineros, isleños, Falkland Islander
Ubicación Bandera de las Islas Malvinas Islas Malvinas
Población total 2932 habitantes (2012)
Idioma inglés (dialecto malvinense)
Religión Cristianismo (mayoría)
Etnias relacionadas ingleses, escoceses, galeses, santahelenos, argentinos, chilenos, uruguayos, gibralteños
[editar datos en Wikidata ]

Kelper en argot inglés es un gentilicio que suele utilizarse para referirse a un habitante de las islas Malvinas. El término, que se viene utilizando desde al menos 1960,[cita requerida] se hizo mundialmente conocido durante la guerra sostenida entre la Argentina y el Reino Unido por la soberanía sobre este archipiélago.

Usos del término[editar]

Algas grandes (Kelp).

Los isleños son apodados kelpers por los británicos, porque las islas están rodeadas por grandes algas marinas, llamadas kelp en inglés.[1] [2] Sin embargo, los mismos habitantes de las islas prefieren identificarse con los términos Islander (isleño), Falkland Islander (isleño de las Malvinas) o Falklanders.[3] [4]

En castellano, a los habitantes de las islas se los denomina como malvinenses[5] o malvineros.[6]

El término kelper es de uso frecuente en Argentina para referirse a los isleños, utilizándose también para caracterizar a alguien que es discriminado por parte de los gobernantes o de sus empleadores, que no es tenido en cuenta, o se siente un paria en su propia tierra.[7] [8] [9] Esto se debe a que los habitantes de las islas (sobre todo antes de 1982), eran tratados como ciudadanos de segunda clase por las autoridades de la metrópoli colonial. Hasta 1983, los malvinenses solamente obtenían una partida de nacimiento indicando que eran de las «Falkland Islands».[10]

En cambio, en la Argentina, la descalificación «pirata» se emplea a modo de "gentilicio" para referirse al gobierno británico, en virtud de su antiguo apoyo a tales actividades.[11] [12] Además, en un recordado episodio, el submarino nuclear HMS Conqueror enarboló la bandera pirata al regresar de la guerra de las Malvinas.[13]

Identidad[editar]

Tras la ocupación británica de 1833, arribaron diversos colonos británicos que se unieron con los pocos individuos (en su mayoría gauchos rioplatenses) de la colonia argentina que pudieron permanecer en las islas después de dicho desembarco británico y del posterior alzamiento de Antonio Rivero en 1834. Otros grupos étnicos que han contribuido a su origen son los gibraltareños, los uruguayos, los chilenos y los escandinavos.

Los isleños, generalmente de origen británico y lengua inglesa, se consideran a sí mismos británicos, pero con una identidad particular.[14] Por tanto, son mayoritariamente partidarios de la posición británica en el conflicto. La mayoría de ellos tienen la ciudadanía británica, al igual que los habitantes de otros territorios británicos de ultramar como Santa Elena, Bermudas, Islas Caimán, etc.[15] Lewis Clifton, ex Presidente de la Asamblea Legislativa de las Islas Malvinas, habla sobre la identidad particular de los malvinenses:

Valores culturales, económicos, sociales, políticos y educativos británicos crean un único británico como en las Islas Malvinas. Sin embargo, los isleños se sienten claramente diferentes de sus compatriotas que residen en el Reino Unido. Esto podría tener algo que ver con el aislamiento geográfico o con vivir en una isla más pequeña - quizás semejante a aquellas personas británicas que no se sienten europeas.[14]

Además del aislamiento geográfico, el surgimiento de una identidad nacional distinta del isleño de Malvinas junto con la identidad británica originalmente indiferenciados fue posiblemente influenciado por los procesos de traspaso de competencias que tienen lugar entre las naciones del Reino Unido:

Las últimas aspiraciones de devolución de Gales y Escocia pueden ser un factor. Ningún estudio sociológico siempre ha sido el encargado de tratar de identificar una teoría plausible, por lo que es difícil de elaborar en esta dicotomía emergentes, pero se ha producido un cambio sociológico significativo.[14]

Desde la década de 1960, la dimensión política de la identidad malvinense ha desarrollado en torno a la campaña por el reconocimiento del derecho de los isleños a la autodeterminación. La clave para ello fue la creación de un comité en 1968, el reconocimiento de Gran Bretaña del derecho a la libre determinación después de que los isleños rechazaron la propuesta británica de retroarriendo que fuera ofrecida a la Argentina por el Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones en 1980 (llamada "propuesta leaseback"),[16] y la nueva Constitución promulgada en Malvinas en 1985. La Constitución confiere cierto poder político a la Asamblea Legislativa de las Malvinas, manteniéndose el cargo del gobernador colonial.[14]

También se ven a sí mismos como una nación de inmigrantes como las de países vecinos de América del Sur:

Somos un pueblo como los de Argentina, Uruguay, Brasil y Chile y muchos otros países de América del Sur, cuyos habitantes son de origen principalmente europeo, indígena o africano.

Mike Summers[17]

Según ellos mismos funden tradiciones británicas, santahelénicas y hasta chilenas (por la inmigración), comportándose «como un país» y poseen una «fuerte» identidad más allá de lo británico. También dice que «hay una imagen estereotipada y un gran desconocimiento» en Argentina.[18]

Alejandro Betts, malvinense radicado en la Argentina continental, ha criticado al gobierno británico y al modo de vida en las islas, diciendo que «el objetivo del sistema colonial británico es que haya una subordinación total y absoluta de la postura británica, no permitiendo alguna voz de opinión distinta» y criticando la postura del derecho de autodeterminación de los malvinenses.[19] Sobre los isleños, él ha dicho que los británicos consideran que su «papel de mayor importancia» es la de «ocupación» del territorio.[20] Además, ha criticado la educación que reciben los habitantes, afirmando que «no alcanza ni el ciclo básico» argentino y que es «muy limitada». Según el, la situación «tiene un propósito» por parte de los británicos para tener los elementos suficientes, pero no aspitaciones de salir de las islas.[20] También ha dicho que allí no se podía aspirar a una gran carrera «porque los puestos jerárquicos eran otorgados a ciudadanos que venían desde Inglaterra».[21] Según Betts, el incremento poblacional «resulta en gran medida» de la política británica de contratación de mano de obra del Reino Unido y Santa Elena. Además dice que el gobierno isleño «no es independiente», ya que la administración ejecutiva «recae sobre un gobernador nombrado por la Corona que designa a parte de los miembros de la Asamblea Legislativa».[22]

Ese pensamiento (de que los isleños se sienten británicos) es producto natural del sistema colonial británico, que no permite el ingreso de fuentes de información distintas. Se hace muy difícil también al isleño informarse de una forma distinta a la versión oficial.[23]

El Reino Unido utiliza la infundada excusa de la autodeterminación para el establecimiento de una poderosa base militar (Base Aérea de Monte Agradable) que sirve exclusivamente a sus intereses estratégicos en el control absoluto del Atlántico Sur en toda su extensión.

El derecho a la libre determinación no surge ni se crea para favorecer la continuidad de conquistas militares seguidas de la instalación de una población afín al conquistador para hacerles decir que quieren seguir bajo la misma situación, como ocurre hoy en Malvinas.[22]

En cuanto a la identidad isleña, él dice:

Diría que desde que comenzaron a llegar los primeros colonos, de 1842 en adelante, fuimos todos malvinenses. De ingleses no tenemos nada. Somos anglohablantes, pero sin ningún tipo de identidad nacional.[10]

Betts constantemente se define como «fueguino-malvinense»,[24] [25] diciendo que «ante la ley (argentina)» todos los malvinenses son fueguinos.[20] Él afirma que las negociaciones entre Argentina y Reino Unido se deben realizar con diálogo y diplomacia, detallando que «hay que considerar cómo integrar a la isla pero sin modificar la calidad y tipo de vida de los habitantes».[23]

James Peck, otro malvinense radicado en la Argentina continental, dice que «la guerra se llevó poca identidad que teníamos». Según él, la situación actual de las islas «no es genuina, no es inocente y con el referéndum (de 2013) hay mucha manipulación».[26]

Es curioso, a miles de kilómetros de Inglaterra tratamos de preservar un nacionalismo que ya ni siquiera existe en la tierra de nuestros ancestros. (...) Y cuando un isleño viaja se encuentra con la realidad: los ingleses no saben muy bien quiénes somos o dónde estamos. A mí hasta llegaron a felicitarme sorprendidos por mi buen inglés. Yo me siento de un lugar propio, no de Inglaterra. No tengo sentimientos nacionalistas; en todo caso, sí me conmueve el paisaje de las islas: estar ahí, solo en el fin del mundo, es una sensación única.[27]

Situación con Argentina[editar]

Un aspecto específico de la identidad local es la relación humana de los isleños que tradicionalmente mantuvieron con Chile y Uruguay,[28] y principalmente después de la guerra de 1982,[14] [29] el rechazo de gran parte de la población local al reclamo de soberanía argentino. Existen isleños que, al tener contacto con algún turista argentino, resaltan el año de llegada de sus ancestros o cuantas generaciones de su familia llevan viviendo en las islas.[30]

Desde la posición argentina del conflicto, consideran inaplicable el derecho de autodeterminación de los isleños (ampliamente apoyado por el gobierno británico), afirmando que no tiene valor legal y que se trata de una «población trasplantada» por el Reino Unido tras la invasión de 1833:[31]

El referéndum de autodeterminación no se aplica a las Malvinas. No es una población colonizada, es un territorio colonizado.

Hector Timerman.[32]

Además, Argentina hace notar que la Resolución 2065 (XX) instó a la Argentina y al Reino Unido a resolver la disputa a través de negociaciones, teniendo en cuenta los «intereses» y no los «deseos» de los isleños. Argentina no considera que corresponda a esa población, decidir a cuál de los dos países pertenece el territorio, considerando que los isleños no constituyen un pueblo preexistente, son súbditos británicos y, como tales, no pueden ser los árbitros de un conflicto en el cual el Reino Unido es parte.[33] Con este razonamiento, solo hay dos partes en la disputa de soberanía, la Argentina y el Reino Unido.

Historia[editar]

Gauchos malvinenses tomando mate en Hope Place - Saladero, Isla Soledad. Acuarela de Dale, director de Valle Esperanza en la década de 1850.[34] [35]

Matilde Vernet y Sáez, apodada Malvina, fue la primera persona de la que se tenga registro en nacer en las Malvinas y primer descendiente de argentinos antes de la ocupación británica del territorio. Hija de Luis Vernet y María Sáez, nació en Puerto Soledad el 5 de febrero de 1830.[36] [37] Malvina no fue la única descendiente de argentinos nacida antes de 1833, ya que hubo otros niños nacidos bajo bandera argentina.[38] [39] [40]

Tras la ocupación británica, en 1848 nació James Henry Falklands Sullivan en Puerto Stanley, que llevó el nombre británico del archipiélago. Fue el primer descendiente de británicos.[41]

Características demográficas[editar]

Población[editar]

La población de las islas era de 2932 habitantes en 2012 (excluyendo a personal y militares de la Base Aérea de Monte Agradable y sus familiares, que suman 369 residentes)[42] y estaba compuesta en su mayoría por descendiente de británicos (aproximadamente el 70 %). Las Islas Malvinas son el territorio menos poblado de América del Sur. La principal ciudad (y la más habitada) es Puerto Argentino/Stanley, que concentra el 75% de la población total. El resto, se encuentra en la región llamada Camp (del castellano: campo).[42]

Nacionalidad[editar]

James Peck, isleño nacionalizado argentino. Fue el primer malvinense en inscribir su partida de nacimiento en Tierra del Fuego.[43] [44]

Tras ser tratados como ciudadanos de segunda durante muchos años, desde el 1 de enero de 1983, los isleños han sido ciudadanos británicos de pleno derecho, conforme a lo dispuesto en la British Nationality Act 1983.

Según la legislación argentina, los isleños son ciudadanos argentinos y pueden solicitar un certificado de nacimiento argentino, un Documento Nacional de Identidad y un pasaporte argentino, así lo desean. Esto ha ocurrido con numerosos kelpers,[45] entre ellos Ajenadro Betts, James Peck, James Douglas Lewis, Yolanda Bertrand y Soledad Rende. Algunos de ellos han tramitado sus documentos argentinos en Ushuaia, ya que debido a la ley nacional 26552 que estableció los límites de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, las Malvinas forman parte de la misma.[43] [44] [46]

En el censo de 2012, la mayoría de los residentes describieron su nacionalidad como "Falkland Islander" (un 59 %), seguido por los británicos (29 %), originarios de Santa Helena (9,8 %) y chilenos (5,4 %).[42] En dicho censo por primera vez no se brindó información sobre el lugar de nacimiento de los habitantes, sino su «identidad nacional». Según la postura argentina, esto significó una «clara muestra» de que muchos de los que se autodefinen como «isleños» son en realidad ciudadanos británicos llegados de Europa. La mayoría de ellos se desempeña en el gobierno o la legislatura, en empresas o como formadores de opinión en los medios locales.[47]

Jóvenes isleños

Grupos étnicos[editar]

Los kelpers son en su mayoría son descendiente de británicos (aproximadamente el 70 %), principalmente descendientes de galeses y escoceses asentados en el territorio desde 1833.[48] Los ciudadanos de Reino Unido que han obtenido el estatus de residentes en las islas son conocidos como belongers.[48] No obstante, existen también individuos con ascendencia escandinava, franceses, gibraltareños.[49] Otra parte de la población está formada por los descendientes de los balleneros que arribaron en los siglos pasados. Finalmente, el restante de la población está compuesto por un minoría de americanos (principalmente alrededor de 250 chilenos) y algunos individuos provenientes de Santa Elena y Tristán de Acuña, que han llegado a las islas en búsqueda de trabajo. En censo de 2012 se indicó que unos 38 nacidos en la parte continental de la Argentina viven en las islas, de las cuales solo cinco eran ciudadanos argentinos.[50] [51] El censo de 2006 indicó que sólo un tercio de los residentes nacieron en el archipiélago y que algunos residentes de origen extranjero se han asimilado en la cultura local.[52]

Religión[editar]

La religión predominante es el cristianismo, de las cuales las denominaciones principales son la Iglesia de Inglaterra, Católica Romana, la Iglesia Unida Libre, y luterana. Los números más pequeños son los Testigos de Jehová, los Adventistas del Séptimo Día y ortodoxos griegos. También hay una congregación Bahá'í.

Idioma[editar]

El inglés es el idioma oficial.[53] El dialecto inglés malvinense es el hablado por los isleños y cuenta con influencia del español rioplatense y una pronunciación que se parece a la del inglés australiano. Las palabras utilizadas en castellano son las relacionadas con los caballos y actividades del campo, producto de la influencia de los habitantes gauchos rioplatenses hacia el siglo XIX. Ejemplos: ‘alizan’, ‘colorao’, ‘negro’, ‘blanco’, ‘gotiao’, ‘picasso’, ‘sarco’, ‘rabincana’, ‘bosal’, ‘cabresta’, ‘bastos’, ‘cinch’, ‘conjinilla’, ‘meletas’, ‘tientas’, ‘manares’, entre otras.[54]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. allwords.com definition for "Kelper"
  2. dictionary.com definition for "Kelper"
  3. Chater, Tony. The Falklands. St. Albans: The Penna Press, 1996. p. 137. ISBN 0-9504113-1-0
  4. Bernadette Hince 2000. The Antarctic dictionary: a complete guide to Antarctic English. Csiro Australia.
  5. «malvinense», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=malvinense 
  6. «malvinero», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=malvinero 
  7. «Julio Cobos: "Me han cerrado una puerta, en estas condiciones no voy a ser candidato. Me siento un kelper"».
  8. «¿Tienen los kelpers derecho a autodeterminarse?». Izquierda Socialista.
  9. «Un sitio de noticias kelper llamó ´perra´ a CFK». A1 Noticias.
  10. a b «La historia del malvinense que quiere ser intendente de un pueblo cordobés». La Nación (Argentina) (31 de marzo de 2007). Consultado el 31 de agosto de 2014.
  11. Bruno Tondini Islas Malvinas, su historia, la guerra y la economía, y los jurídicos su vinculación con el derecho humanitario ISBN 8469065904
  12. «Corona "pirata" dice que protegerá a los Kelpers». Diario Crónica (8 de mayo de 2013).
  13. «Submarino nuclear HMS Conqueror arribando a puerto inglés a su retorno de las Malvinas».
  14. a b c d e Clifton, Lewis. The Falkland Islands: Self-government with an emerging national identity? News and Journal 2004, The 21st Century Trust. London, 1999. pp. 16-19.
  15. L.L. Ivanov et al. The Future of the Falkland Islands and Its People. Sofia: Manfred Wörner Foundation, 2003. Printed in Bulgaria by Double T Publishers. 96 pp. ISBN 954-91503-1-3
  16. A Brief History of the Falkland Islands. Part 6 - The Build-Up to War. Falkland Islands Information Portal.
  17. Summers, Mike. Self-Determination In The Falkland Islands. In: L. Ivanov et al. The Future of the Falkland Islands and Its People. Sofia: Manfred Wörner Foundation, 2003. 96 pp. ISBN 954-91503-1-3
  18. «Natasha Niebieskikwiat: "La Argentina desconoce la historia de las Malvinas"». Cronista.
  19. «Visión Siete: La soberanía Argentina: "No hay autodeterminación en Malvinas"». TV Pública/YouTube (20 de marzo de 2012). Consultado el 1 de septiembre de 2014.
  20. a b c «360 TV - Actualidad: Un kelper critica la ocupación británica». 360 TV/YouTube (29 de febrero de 2012). Consultado el 1 de septiembre de 2014.
  21. «Un malvinense que se siente argentino». Clarín/Fundación Malvinas (21 de junio de 2012). Consultado el 6 de septiembre de 2014.
  22. a b «La voz de los peticionarios» (15 de junio de 2012). Consultado el 2 de noviembre de 2014.
  23. a b «Argentino nacido en Malvinas propone integrar a los isleños sin cambiar su calidad de vida». Cadena 3 Argentina (8 de febrero de 2012). Consultado el 6 de septiembre de 2014.
  24. Molina, Gustavo (22 de enero de 2014). «“Las islas son nuestras”, dice el primer malvinense con DNI argentino». Clarín. Consultado el 1 de septiembre de 2014.
  25. «Malvinense de origen británico: "autodeterminación es una cortina de humo para no dialogar"». Télam/YouTube (1 de abril de 2012). Consultado el 1 de septiembre de 2014.
  26. «James Peck: “En las islas me llamaron traidor cuando me nacionalicé argentino”». Revista Ñ (2 de abril de 2013). Consultado el 4 de septiembre de 2014.
  27. «James Peck, un pintor de Malvinas a Buenos Aires». La Nación (3 de diciembre de 1996). Consultado el 4 de septiembre de 2014.
  28. Falkland Islands Government website. International Relations: Chile and Uruguay.
  29. Falkland Islands Government website. Economy: Background
  30. «En las Malvinas sólo se enseña una versión de la historia». La Nación (Argentina) (5 de abril de 2012). «La información la provee Colin Biggs, a cargo de la biblioteca desde hace décadas. Cuando se entera de que sus visitas son de la Argentina, advierte: "Soy Biggs, de los que llegamos en 1842". Quiere demostrar cuán isleña es su sangre.».
  31. Se profundiza el choque diplomático por las Malvinas. La Gaceta.
  32. Argentina dice que controlará las Malvinas “en 20 años” Perú21.pe
  33. Document
  34. History of Brenton Loch
  35. Falkland Islands Timeline: A Chronology of events in the history of the Falkland Islands
  36. «La primera Malvina argentina». Yahoo! Noticias (2 de abril de 2012).
  37. Mark Cilley (1 de octubre de 2009). «Malvina Vernet» (en inglés). The Cilley Pages.
  38. «“Malvinas guardará por siempre nuestra memoria”». Cartas al país. Diario Clarín (2 de abril de 2013). «En 1830, junto con los primeros argentinos que nacieron en Malvinas, Luis Vernet gobernó estas islas que las autoridades de Buenos Aires mandaron poblar. (...) Aquel gobernador disfrutó viendo a los primeros infantes argentinos que nacieron en este territorio al que amó y a su primera hija, “Malvina” bautizó, dándole la gracia y el privilegio de ser la primera niña en llevar este nombre.».
  39. «Las Malvinas en posesión Argentina (1820-1833)». Fundación Malvinas. «En 1830 nacieron en el archipiélago los primeros seres humanos malvinenses, todos argentinos...».
  40. «Falklands suffer the first Argentine attack of the 2010 cyber war» (en inglés). MercoPress (22 de febrero de 2010).
  41. Daniel Balmaceda (2011). Historias inesperadas de la historia argentina: Tragedias, misterios y delirios de nuestro pasado. Penguin Random House Grupo Editorial Argentina. p. 283. 
  42. a b c Falkland Islands Government. Falkland Islands Census 2012: Headline Results
  43. a b «Por primera vez, un malvinense tramitó la partida de nacimiento argentina». La Nación (Argentina) (14 de junio de 2014). Consultado el 2 de septiembre de 2014.
  44. a b «Nació en Malvinas y se hizo argentino». La Gaceta (Tucumán) (15 de junio de 2011). Consultado el 4 de septiembre de 2014.
  45. La Presidenta entregó el DNI argentino a un ciudadano nacido en Malvinas Télam - 14 de junio de 2011
  46. «Un isleño que tiene documento argentino». Página/12 (15 de junio de 2011). Consultado el 2 de septiembre de 2014.
  47. Marcelo G. Kohen (22 de octubre de 2014). «“Las Islas Malvinas y la libre determinación de los pueblos”». MercoPress.
  48. a b Laver, Roberto (2001). The Falklands/Malvinas Case. The Hague: Martinus Nijhoff Publishers. ISBN 90-411-1534-X. Página 9
  49. «Falkland Islands Census Statistics, 2006». Falkland Islands Government. Consultado el 4 de junio de 2010.
  50. «Aumentó la cantidad de argentinos que viven en las Islas Malvinas». La Voz (4 de mayo de 2013).
  51. «Falklands Referendum: Voters from many countries around the world voted Yes». MercoPress. 28 June 2013. Consultado el 22 July 2013. 
  52. «Falklands questions answered». BBC News. 4 June 2007. Consultado el 22 July 2013. 
  53. «CIA - The World Factbook». Central Intelligence Agency. Consultado el 4 de marzo de 2012.
  54. Spruce, Joan. Corrals and Gauchos: Some of the people and places involved in the cattle industry. Falklands Conservation Publication. Bangor: Peregrine Publishing, 1992. 48 pp.

Enlaces externos[editar]