Historia de Los Angeles Lakers

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Staples Center durante un partido de los Lakers.

Los Angeles Lakers, equipo de baloncesto de la NBA, fue fundado en 1946 y es una de las franquicias más exitosas de la historia de la liga. Actualmente es el equipo con más victorias (2806), mejor porcentaje victorias-derrotas (61,5%) y el que más veces ha disputado las Finales de la NBA (en 30 ocasiones). Además, tiene en su poder 16 campeonatos, segundo en la historia tras Boston Celtics, con uno más.[1] Sus plantillas han incluido jugadores de la talla de George Mikan, Elgin Baylor, Jerry West, Wilt Chamberlain, Kareem Abdul-Jabbar, Magic Johnson (todos ellos Hall of Famers), Shaquille O'Neal y Kobe Bryant.

Además, poseen el récord de mas partidos consecutivos ganados (33) en la historia del deporte norteamericano, llegando a estar imbatidos desde el 5 de noviembre de 1971 hasta el 7 de enero de 1972, fecha en la que perdieron ante Milwaukee Bucks.[2] Los Lakers solo han faltado a playoffs cinco veces en su historia,[3] y de acuerdo con la revista Forbes, son la segunda franquicia más valiosa de baloncesto en Estados Unidos, valorada en aproximadamente en 568 millones de dólares, solo superada por New York Knicks.[4]

Inicios[editar]

En 1947, Ben Berger y Morris Chalfen compraron los Gems a Boring por 15.000 dólares. Posteriormente, éste se conviertiría en el propietario de Vagabond Kings, un equipo profesional con el que lograría mucho más éxito a finales de los 40 y principios de los 50. Sin embargo, con el posterior éxito de los Gems en Minneapolis y Los Ángeles, la nieta de Boring afirmó que más tarde su abuelo se arrepintió de no haber mantenido una parte menor de la franquicia.

1947-60: Minneapolis Lakers[editar]

George Mikan, primera estrella de los Lakers.

Berger y Chalfen trasladaron la franquicia a Minneapolis, donde el equipo disputaba sus partidos de casa en el Minneapolis Auditorium.[5] El equipo fue re-bautizado a "Lakers", en referencia a la fama de Minneapolis por sus miles de lagos. Berger y Chalfen incorporaron a Max Winter, más tarde el fundador y propietario del equipo de la NFL Minnesota Vikings, para ejercer de general manager. Winter también tomó una parte de propiedad de los Lakers, que mantendría hasta que dejara el equipo en 1955.

Como los Gems fueron, con mucho, el peor equipo de la liga, los Lakers poseían la primera elección del Draft de dispersión de la PBLA, liga profesional de baloncesto que llegaba a su fin, por lo que sus jugadores estaban disponibles. Los Lakers seleccionaron a George Mikan, posteriormente convirtiéndose en uno de los mejores pívots de todos los tiempos. Con Mikan, el nuevo entrenador John Kundla y una infusión de antiguos jugadores de la Universidad de Minnesota, los Lakers ganaron el campeonato en su primera temporada.

Al año siguiente, los Lakers fueron cambiados a la Basketball Association of America, liga de 12 equipos, ganando una vez más el campeonato en su primer año.[6] Como la BAA es considerada el antepasado directo y lineal de lo que es hoy la NBA, este campeonato de 1949 está reconocido oficialmente por la NBA, aunque no así el de 1948. Esto hace técnicamente a los Lakers la franquicia en expansión más exitosa en la historia de la NBA, ya que ésta no reconoce los registros de la NBL y considera a los Lakers un equipo en expansión de 1948.

El siguiente año la BAA y la NBL se fusionaron para dar forma a la NBA tal y como hoy la conocemos. Los Lakers consiguieron su tercer campeonato consecutivo de la mano de Mikan, Vern Mikkelsen y Bud Grant, futuro entrenador en la NFL. La racha llegó a su fin en 1951, donde los actuales campeones perdieron en la final de conferencia frente a Rochester Royals. Sin embargo, tras un año sin anillo, Lakers volvió a reeditar título durante los tres años siguientes, derrotando a los Knicks en 2 años consecutivos (1952 y 1953) y a Syracuse (1954).[7] Lakers lograba así la primera dinastía tras conseguir 5 títulos en 6 años (6 títulos en 7 años si contamos el campeonato de 1948 en la NBL que la NBA no reconoce). Además de los ya mencionados Mikan y Mikkelsen, el equipo de esta época contaba con futuros miembros del Hall of Fame como Jim Pollard, Slater Martin y Clyde Lovellette.[8]

El aumento de equipos no impidió que los Lakers siguieran dominando la liga. Es más, el equipo de John Kundla estableció diferencias aún mayores. Minneapolis fue encuadrado en la Central Division, por entonces la división más potente. En 1950, los Lakers escogieron en el Draft dos jugadores de garantías que dieron mucho resultado a la franquicia, Vern Mikkelsen y Slater Martin. Mikkelsen, el primer ala-pivot del baloncesto, se encargó del trabajo sucio de los rebotes para que Mikan impusiera su ley en las zonas. Mikan, Mikkelsen y Pollard formaron el mejor juego interior de la liga. Mikan, estaba entre los mejores anotadores, Mikkelsen entre los mejores reboteadores y el versátil Jim Pollard realizando ambas cosas. La dirección corría a cargo de Slater Martin, veloz base de 1.70 que fue el primero en correr el contraataque. Fue considerado como el mejor base de la época sentando las bases del base rápido. Los Syracuse Nats de Dolph Schayes intentaron romper la hegemonía de los Minneapolis Lakers en la temporada 1949-50 (51-17, con 30-1 como local), centrando la defensa sobre Mikan y Pollard, sin embargo no funcionó, ya que en el sexto partido el pivot de Lakers acabó con 40 puntos y el título, el primero de la historia de la NBA.

Mikan dominaba la liga a su antojo con sus 2.08 y 111 kilos de fuerza, era tan superior al resto que el descenso de intéres de la competición se disparó. Era frecuente verle sangrar durante un partido por las faltas que recibía de sus rivales, muy inferiores físicamente a él.

Con un cinco inicial en el que estaban George Mikan, Jim Pollard, Vern Mikkelsen, Slater Martin y Bob Harrison, los Lakers eran casi invencibles en el Minneapolis Auditorium en sus primeros años. Estuvieron a punto de lograr un récord de 30 partidos consecutivos ganados en casa, pero Fort Wayne lo impidió, en un partido que tuvo su historia. Murray Mendenhall, entrenador de los Pistons decidió poner en práctica la novedosa táctica de congelar la pelota. Ordenó a sus jugadores que limitasen sus tiros exclusivamente a entradas en bandeja. Los Pistons se mantuvieron siempre vivos en el partido, a poca distancia de los Lakers, y cuando faltaban 9 segundos, con un punto abajo, Larry Foust, pentetró y anotó pese a la oposición de Mikan. Fort Wayne ganó (19-18), tras fuertes incidentes del público del Auditorium.

Este partido ha sido considerado por muchos como el auténtico impulsor del reloj de 24 segundos, regla que se insauró en la 1954-55. También se introdujo el límite de 6 faltas personales por equipo en un cuarto. El juego de Mikan tuvo un tremendo efecto en la NBA y fue responsable directo de algunos cambios en las reglas del juego. Las lesiones obligaron a Mikan a anunciar su retirada tras la temporada 1953-54, aunque con la retirada de Pollard, Mikan regresó al equipo en la 1955-56. Ya estaba muy castigado por las lesiones y no contaba con forma física para adaptarse a la nueva regla del reloj de posesión. Se retiró definitivamente en 1956, tras terminar la temporada. Ingresó en el Hall of Fame en 1959, siendo la primera leyenda de la NBA, en ser elegida para el salón de la fama.

Lakers andaban tras un center para volver a ser un equipo aspirante al título. Esto les llevo a conseguir a Walt Dukes, un siete pies, a cambio de Slater Martin, pero el experimento no dio frutos. Cansado de no volver a saborear las mieles del triunfo, el propietario Ben Berger recurrió a Mikan como entrenador para la 1957-58, pero fracasó. Después de un balance de 9-30 John Kundla volvió al banquillo. El remedio no funcionó, y, por primera vez en su historia, Lakers no se clasifica para los Playoffs de esa temporada.

Los Lakers disputaron sus partidos en casa en el Minneapolis Armory en la temporada 1959-60.

En la temporada 1958-59 llegó a Minneapolis, via draft, la segunda gran estrella en la historia de los Lakers, Elgin Baylor.[9] El novato se alzó con el Rookie del Año y quedó 3º en la lucha por el MVP (tras Bill Russell y Bob Pettit). Promedió la friolera de 24.9 puntos, 15 rebotes y 4.1 asistencias y logró revitalizar al equipo, que volvió a llegar a las finales en 1959. Tras superar a la tercera a los Hawks en las finales de conferencia cayeron en frente a los emergentes Boston Celtics por 4-0. Elgin logró anotar 55 puntos (tercera mejor marca individual hasta entonces) en su primera temporada. Al final de la temporada, Kundla presentó su dimisión como entrenador. En su haber se fue con 5 títulos como entrenador de los Minneapolis Lakers.

Sin embargo, cuando el equipo estaba asentando una base sólida vio como la retirada de Mikkelsen y la venta de Foust los devolvieron a un proceso de renovación. John Castellani tomó el relevo de Kundla, pero tras comenzar con un 11-25 cedió el puesto al que fuera estrella de los primeros Lakers, Jim Pollard. Pese a no mejorar en exceso, Lakers alcanzó los playoffs pese a realizar una pobre liga regular, donde firmaron un balance de 25-50. Tras superar a Detroit por 2-0, volvieron a sucumbir ante St. Louis Hawks por 4-3.

Los 60: La llegada a Los Angeles[editar]

El Los Angeles Memorial Sports Arena fue la casa de los Lakers desde 1960 hasta 1967.

Desde la retirada de Mikan, los Lakers perdieron afición, la asistencia al Minneapolis Auditorium había disminuido pese a contar con un All Star como Baylor. El equipo ya no despertaba el mismo interés que antes y en la ciudad había sido desplazado por los Minnesota Twins de béisbol y los Minnesota Vikings de fútbol americano. Esto llevo a la franquicia a replantearse la situación e hizo que en 1957, Ben Berger terminara vendiendo el equipo a Bob Short.[10] Este rápidamente manifestó su intención de trasladar el equipo a otra ciudad si no obtenía el apoyo de los aficionados de Minneapolis. Al principio los propietarios de los equipos se negaron al cambio de ciudad. Tras una nueva reunión de los propietarios, el permiso de traslado fue concedido tras el temor de la liga de que los Lakers se fueran a jugar a una competición que que Abe Saperstein, fundador de los Globetrotters, estaba organizando en la costa oeste.

Fue el 25 de abril de 1960 cuando Bob Short anunció que Minneapolis Lakers pasaba a ser Los Ángeles Lakers, el equipo se marchaba a California, un mercado más productivo tanto económica como deportivamente. Chicago o San Francisco fueron otras de las opciones que manejó Short. El ejemplo de los Brooklyn Dodgers de béisbol tuvo también que ver en la decisión. Estos se marcharon en 1958 a Los Ángeles reportando grandes beneficios en sus primeras temporadas. Hoy en día siguen afincados allí.

Minneapolis se quedó sin NBA hasta la llegada de Minnesota Timberwolves en 1989 y Los Ángeles pasaba a ser el primer equipo NBA de la costa oeste. En 1960 también llegaría Francis Dayle "Chick" Hearn, histórico comentarista de Lakers que se mantuvo hasta 2002, año de su fallecimiento.

Jerry West fue la pieza clave de los Lakers de los 60.

Short llegó a Los Angeles con un equipo competitivo, aunque alejado del potencial de Boston Celtics y Saint Louis Hawks. Como sucediera con Baylor, de nuevo en 1960 el mejor refuerzo iba a proceder del draft. Se trataba de Jerry West, elegido en el 2º lugar procedente de la universidad de West Virginia,[11] que llegó al equipo con la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Roma. El dato curioso es que con West llegó también Fred Schaus, su entrenador en la universidad. El técnico se mantuvo 7 años en la franquicia, hasta 1967, y devolvió a los Lakers a unas finales en la campaña 1961-62, pero cayeron derrotados ante Boston Celtics por 4-3.[12] Esta sería la tónica general de su periplo en Los Ángeles, en 7 años jugó nada menos que 4 finales, cayendo en todas y cada una de ellas a manos de Boston Celtics. En esas finales de 1962, Baylor estableció un record de anotación en playoffs que perduró hasta 1986. Los 61 puntos que endosó a Boston el 14 de abril sólo han sido superados por Michael Jordan, que precisamente rompió este récord en Boston con 63 puntos, 24 años después.[13] Jerry West comenzó jugando de escolta-alero, pero acabó reconvertido en base dada la necesidad. En su primera temporada en los Lakers promedió 17.6 puntos por partido. En un partido de su primera temporada consiguió 16 de 17 tiros de campo, 12 de 12 tiros libres, además de lograr 10 rebotes, 12 asistencias y 10 robos de balón.

Formó un gran tandem con Baylor llegando a disputar juntos nada menos que 8 finales. Además, del dúo letal Baylor-West, el equipo contaba con jugadores como Dick Barnett, Ruddy Larusso, Frank Selvy, Hot Rod Hundley o Tom Hawkins. Baylor arrasaba en las estadísticas anotadoras y reboteadoras, sin embargo, sus números quedaban en un segundo plano ante las descomunales actuaciones de la estrella de la liga, Wilt Chamberlain, que en la temporada 1961-62 estableció el récord anotador de la historia de la NBA (100 puntos en un partido) y promedió 50,4 puntos por encuentro, por los 38.3 de Baylor. Mediada la campaña, el alero de los Lakers, fue llamado a la reserva activa a causa de la crisis de Berlin, pudiendo jugar tan sólo los fines de semana.

Si Chamberlain dominaba la liga en el aspecto individual, lo mismo hacía Boston Celtics en el colectivo. Dominaron con aplastante superioridad durante la década de 1960, donde tan sólo dejaron escapar el título de 1967. Los Ángeles practicaba un baloncesto muy vistoso, apostando por el espectáculo ante el orden que caracterizaba a aquellos Celtics. Esta época vio nacer una rivalidad que perduró hasta nuestros días. Otra de las rivalidades que no perduró hasta la actualidad fue la que protagonizaron con los Hawks de Pettit.

Con Gail Goodrich, los Lakers ganaron el anillo de 1972.

En 1963, 1965 y 1966 el equipo alcanzaría de nuevo las finales, pero volvieron a ser apeados por Boston, 4-1, 4-2 y 4-3, respectivamente. En esta última temporada llegó Gail Goodrich, a quien posteriormente retirarían la camiseta. Los movimientos también se sucedieron en las oficinas, ya que Jack Kent Cooke se convirtió en 1965 en el nuevo propietario del equipo tras comprar la franquicia por 5 millones de dólares.[14]

El 20 de noviembre de ese mismo año, los Lakers jugaban frente a San Francisco Warriors en Las Vegas. Lo anecdótico fue que lo hicieron sin la voz de Chick Hearn, que se encontraba en Fayetteville, Arkansas retransmitiendo un partido universitario de fútbol americano. Las inclemencias del tiempo hicieron que no pudiera coger el vuelo que le llevará a Las Vegas. Este era el 2º encuentro que se perdía desde 1961 y el último en los siguientes 36 años, para un total de 3.338 encuentros consecutivos narrando al servicio de Los Ángeles Lakers. En aquellos playoffs de 1965, Jerry West logró un hito al conseguir promediar 46.3 puntos por partido contra Baltimore, mejor marca de la historia.

El equipo se mudó al Great Western Forum en 1967.

Los Angeles Lakers dejaron el Sports Arena y se mudaron al flamante Forum en 1967,[15] con la llegada del nuevo entrenador Bill van Breda Kolff, quien se mantuvo hasta 1969, dos temporadas donde los angelinos llegaron a sendas finales con idéntica suerte, 4-3 para Boston.

Ya eran muchos años cayendo ante los todopoderosos Celtics, el actual equipo de Lakers había alcanzado su techo y no hallaron manera de detener a un hombre interior como Bill Russell. Sin embargo, Cooke dio una vuelta de tuerca al equipo con un traspaso que abrió cabida a la esperanza. El 4 veces MVP, Wilt Chamberlain llegó a Los Angeles Lakers, formando con Baylor y West una de las más prolíficas máquinas anotadoras de baloncesto de todos los tiempos.[16] Pese a llegar con 32 años, había promediado en la 1967-68 la escandalosa cifra de 24.3 puntos, 23.8 rebotes y 8.6 asistencias.

Goodrich, uno de las claves de estos Lakers, se marchó a Phoenix Suns debido al draft de expansión de esa temporada. En aquella temporada, tras pasar por encima de San Francisco y Atlanta, Los Angeles parecían capacitados para ganar su primer título de la década. Llegaron a marchar 2-0 (primera vez que los Lakers se ponían con ventaja en una final frente a Boston) pero nuevamente los Celtics demostraron su superioridad dando la vuelta al resultado y llevándose el título tras siete partidos. En 1969 se sucedería un hecho sin precedentes y del que todavía no se volvió a repetir nada similar en la NBA. Jerry West fue nombrado MVP de las finales pese a que los Lakers perdieron nuevamente frente a los Celtics por 4-3, convirtiéndose en el único jugador en lograr este galardón sin haber ganado el anillo. En aquella campaña Chamberlain se convirtió en el único jugador capaz de taponar uno de los míticos "sky-hook" (ganchos) de un entonces joven Kareem Abdul-Jabbar.

Aun así, los Lakers de los 60' pasaron a la historia como uno de los mejores equipos de todos los tiempos pese a no haber conseguido un anillo de campeón.

Los 70: Llega el primer título a Los Angeles[editar]

Los Angeles todavía no terminaba de ver la luz a su proyecto, la llegada de Wilt Chamberlain no había dado el ansiado título y para mas inri la plantilla, muy veterana, comenzó a sufrir lesiones. Baylor y Chamberlain pasaron por el quirófano y sólo West, mantuvo su nivel anotador, con una media de 31.2 puntos (líder de la liga) de media en la 1969-70. Con un balance de 46-36 llegaron a los playoffs, donde tras superar a Phoenix y Atlanta, en las finales volvieron a caer derrotados por 4-3 (Chamberlain logró 45 puntos y 27 rebotes, y Jerry West 31 puntos y 13 asistencias en el 6º partido de la final), ante New York Knicks, que contaban en sus filas con una dupla demoledora, Willis Reed y Walt Frazier. Ambos equipos disputaron una difícil y competitiva serie, pero en el quinto partido Willis Reed sufrió una seria lesión de rodilla. Los Knicks ganaron ese encuentro, pero en el siguiente fueron destrozados por el juego ofensivo de Wilt Chamberlain, y todo parecía indicar que jugarían el séptimo y definitivo partido sin su pívot titular. Sin embargo, Reed, cojeando, le ganó el salto inicial a Chamberlain y anotó los cuatro primeros puntos de su equipo, llevando a su equipo a uno de los partidos de playoffs de desempate más famosos de todos los tiempos. Aunque Reed solo pudo jugar una pequeña parte del partido, y cuando lo hizo realmente le costaba moverse, Chamberlain anotó solamente 21 puntos (cuando esa temporada su promedio era de 27.3) en 16 tiros, muchos para un séptimo partido de unas Finales. Además, en la línea de tiros libres firmó un triste 1/11, quizás su peor partido jamás visto en esta faceta. Los Knicks se hacían así con su primer campeonato.[17]

Wilt Chamberlain militó 5 años en los Lakers, ganando el anillo de 1972.

Los Lakers comenzaron en la 1970-71 con su enésimo proyecto. Chamberlain (que promedió 20.7 puntos, y lideró la liga con 18.2 rebotes) consiguió superar sus problemas físicos, pero no Baylor, que se pasó el año en blanco (sólo disputó 2 partidos).[18] West seguía manteniendo mantenía su poder anotador (26.9 puntos). El equipo, bajo la dirección de Joe Mullaney, recibió las incorporaciones de Happy Hairston (18.6 puntos), Pat Riley, el novato Jim McMillian y el más importante, el regresó de Gail Goodrich.

Pero la historia volvía a repetirse en Playoffs, en esta ocasión es Milwaukee Bucks los que ejercen de verdugo en las finales de conferencia.[19] Lew Alcindor, que se había incorporado al equipo un año antes procedente de UCLA, superó a los pivots de los Lakers.

La 1971-72 fue una campaña histórica para Los Angeles, la franquicia batió su record de victorias, 69 (record sólo superado en la 1995-96 por Chicago Bulls), incluyendo la mítica racha de 33 victorias consecutivas, la más larga en la historia del deporte americano profesional.[20] Pusieron la guinda con el primer título en Los Angeles, un campeonato que los Lakers no ganaban desde 1954.

La temporada comenzó con la llegada del antiguo jugador de los Celtics Bill Sharman como entrenador.[21] Sharman explotó todas las cualidades defensivas de Chamberlain. Este experimento resultó ser muy exitoso, siendo Wilt elegido en el mejor quinteto defensivo de la temporada por primera vez en su carrera.

Gail fue el máximo anotador del equipo con 25.9 puntos. Por fin, Chamberlain y West ganarían su primer y único título con los Lakers, en la primera temporada sin Baylor.[22] Se vengaron, primero de Milwaukee y Jabbar venciendo en las finales del oeste por 4-2, y después, en la final de la NBA, de los Knicks. Estos Lakers también incluía a los aleros Jim McMillian, un anotador, y al especialista reboteador y defensivo Happy Hairston.[23] En las series ante los Knicks, Wilt promedió 19.2 puntos por partido, siendo elegido MVP de las Finales, principalmente por su increíble aportación en el rebote. En el partido final anotó 23 puntos y recogió 29 rebotes, a pesar de tener dañada su muñeca derecha. Durante la serie promedió 23.2 rebotes por encuentro, a la edad de 36.[24] El equipo lideró la liga en puntos, rebotes y asistencias, y Bill Sharman fue nombrado entrenador del año.

Al año siguiente, la que sería su última temporada como jugador profesional con 37 años, Chamberlain todavía lideraba la liga en rebotes con un promedio de 18.6, mientras firmaba un récord NBA gracias a su 72.7% en tiros de campo.

Jerry West pondría fin a su carrera tras la 1973-74, temporada donde no pasaron de 1ª ronda, después de caer ante los Bucks. Un año después, ya sin "Mr. Logo", ni siquiera se clasificarían para playoffs, por primera vez en 17 años.

1975: Abdul-Jabbar llega a la ciudad[editar]

Kareem Abdul-Jabbar jugó en los Lakers durante 14 temporadas.

Lew Alcindor, ya conocido como Kareem Abdul-Jabbar, llegó a los Lakers procedente de Milwaukee Bucks a cambio de Elmore Smith, Brian Winters, Dave Meyers y Junior Bridgeman. En su primer año en California consiguió su cuarto MVP de la Temporada, pero el equipo fracasó un año más en playoffs cayendo eliminados en Semifinales de Conferencia ante los Portland Trail Blazers de Bill Walton, posteriormente campeón de la NBA.[25]

El 9 de diciembre de 1977 se presenció uno de los momentos más desagradables de la historia del deporte profesional. El futuro entrenador de los Lakers Rudy Tomjanovich, por entonces en Houston Rockets, corrió a través de la cancha para intentar detener la pelea entre Kermit Washington, de los Lakers, y Kevin Kunnert, de los Rockets. Washington vio por el rabillo del ojo que un jugador del equipo contrario se precipitaba hacia él. Instintivamente, pensando que iba a ser atacado, Washington se giró e impactó en la cara de Tomjanovich un fuerte puñetazo que le mandó directamente al suelo inconsciente, llegándose incluso a temer por la carrera profesional del jugador de los Rockets.

El golpe recibido por Tomjanovich fue tan fuerte que dijo que su primer pensamiento tras despertarse fue que se había caído el marcador del techo del pabellón sobre él. El puñetazo había fracturado su cráneo y casi terminó con su carrera. Tomjanovich estuvo inactivo durante el resto de la temporada, siendo necesaria una cirugía reconstructiva para reparar su mandíbula, ojo y mejilla. Algunos de los que estuvieron presentes en el momento del ataque temieron literalmente por la vida del jugador.

Washington recibió un castigo de 60 partidos de suspensión y una multa, siendo uno de los incidentes más oscuros de la historia de los Lakers. Debido a la baja de Tomjanovich, en la siguiente temporada los Rockets pasaron de ser un equipo de Finales de Conferencia a ser el peor de la liga con un balance de 28-54. Tomjanovich pasó cinco meses de rehabilitación para posteriormente volver a ser un jugador All-Star.

La temporada del incidente, la 1977-78, fue otra decepción para los Lakers, que finalizaron la temporada regular con un récord de 45-37 y cayendo en primera ronda de playoffs ante Seattle SuperSonics.[26] Abdul-Jabbar tuvo que estar dos meses en el dique seco ya que se rompió la mano en una pelea con Kent Benson en el primer encuentro de la campaña. En la siguiente temporada la mejoría fue mínima, ganando dos partidos más que el año anterior y siendo eliminados de nuevo por los Sonics, esta vez en Semifinales de Conferencia por 4-1.[27]

Los 80: El showtime[editar]

Los Lakers comenzaron la planificación de la temporada 1979-80 con el pie derecho, la fortuna quiso que consiguieran el nº1 en el draft, una opción de primera ronda procedente del traspaso en 1976 de Gail Goodrich a New Orleans Jazz. El elegido fue Earvin Magic Johnson, procedente de Michigan State. Además, Larry Bird fue elegido en ese mismo draft por Boston Celtics, llevando así a la NBA una rivalidad que nació en la NCAA.

Magic no fue la única incorporación importante, ya que Lakers cambió de dueño al hacerse con la franquicia Jerry Buss. Larry Bird, su gran rival universitario, fue a los Celtics, renanciendo así la gran rivalidad que ambos equipos tuvieron en la década de los 60.

La otra novedad reseñable se dio en los banquillos, donde Jack McKinney se convirtió en el nuevo entrenador. También llegaron Spencer Haywood (a cambio de Adrian Dantley), y Jim Chones. Sin embargo, McKinney no duró más que 14 partidos, debido a un accidente de bicicleta que le obligó a dejar el banquillo. El interino Paul Westhead tomó el relevo, permaneciendo hasta final de temporada al ver la gravedad del asunto de McKinney.

Magic Johnson cogió la batuta de un equipo comandado por Kareem Abdul-Jabbar, quien en un fantástico año logró su sexto MVP. Los Angeles finalizó con un record de 62-20. Pero a pesar del MVP de Jabbar el gran protagonista de la temporada fue Magic, que tras un año dorado puso la guinda con el anillo de campeón en un 6º encuentro antológico. En la final esperaban los Sixers de Julius Erving, previamente Los Angeles se habían despachado con total facilidad de Phoenix y Seattle por sendos 4-1. Llegado al 6º partido y con 3-2 para Lakers, Jabbar (dominandor hasta entonces de la final con 34 puntos de media) no pudo jugar por culpa del tobillo.Westhead, lejos de recurrir al banquillo para solventar el problema, colocó a Magic Johnson en el puesto de pivot. La respuesta de Magic fue contundente: 42 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias para ganar el partido, su primer título de la NBA y el primer MVP de las finales. "Sabemos que estas postrado, "Big Fellow ", pero queremos que esta noche te levantes y te pongas a bailar", dijo Magic ante los micrófonos de la televisión después del partido, dirigiéndose a Abdul-Jabbar. Había nacido una estrella, para muchos, el mejor jugador de la historia del baloncesto, y sobre todo, una era, gloriosa para la NBA y para los Lakers en particular.

Pat Riley dirigió a los Lakers a cinco campeonatos.

Sin embargo, un año después el equipo cayó sorprendentemente en 1ª ronda ante Houston Rockets, que acabaron en 6º lugar del oeste, último que daba el pase a playoffs. El clima que vívia el vestuario provocó la sustitución de Paul Westhead al undécimo partido de la 1981-82. Muchos culparon a Magic de esa decisión. Para sustituirle llegó Pat Riley que estaba ejerciendo de comentarista de los Lakers. Con Riley de entrenador los Lakers comenzaron a desplegar un juego vistoso, alegre, apostando por el espectáculo, basado en un ataque rápido comandado por Magic Johnson.

Tras el varapalo de la temporada pasada, Los Angeles Lakers se reencontró de nuevo con el anillo de campeón y con el mismo protagonista, Magic Johnson, quien se volvió a alzar con el MVP de las finales.

Los Lakers bailaba al son que imponía Magic, pero con dos escuderos de autentico lujo, James Worthy y Kareem Abdul Jabbar (rindiendo hasta los 41 años). Byron Scott, Michael Cooper, Kurt Rambis, Jamaal Wilkes o A.C. Green (estos dos últimos sin llegar a coincidir) formaban una nómina de excelentes jugadores que daban al resto del conjunto un acabado perfecto diseñado por Pat Riley. Los Angeles fueron claros dominadores del Oeste durante la década de los 80', logrando pasar de las 60 victorias en 6 temporadas, alcanzó 8 finales y logró 5 anillos de campeón.

Celtics y Lakers se vieron las caras en 3 finales. La primera de ellas fue en la temporada 1983-84, en la que Larry conseguía vengar el título de NCAA que se le resistió con Indiana State tras vencer Boston por 4-3. Aquella serie añadió un nuevo robo a la historia de este apartado que tanto a sonreído a Boston a lo largo de su historia. Al de Havlicek en 1965 ahora se unía el de Gerald Henderson[28] (y más tarde el de Larry Bird en 1987) en el 2º partido de la final. Con 18 segundos para el final, Lakers mandaba en el electrónico 115-113 y tenía la posesión del balón.

Después del tiempo muerto, Worthy sacó, Magic recibió y devolvió a James, éste envió la bola a Byron Scott pero Cedric estuvo lo suficientemente inteligente para telegrafiar el pase y anticiparse para robar y dejar una posterior bandeja. Partido a la prórroga y posterior triunfo verde por 124-121. Riley aclararía que la clave de la derrota estuvo ahí, en ese punto concreto. Los Angeles mandaban 1-0 y tenían el 2-0 en su mano, lo cual hubiera significado medio anillo para Lakers. Aun así Lakers siguió peleando, y del 1-2 favorable a los Celtics pasaron al 3-2 cuando el equipo parecía hundido. Sin embargo los de Bird volvieron a dar la vuelta a la serie y decidieron en el 7º y definitivo partido en el Boston Garden para apuntarse su 15º anillo.

El 5 de abril de 1984, Kareem, en su 15º temporada, superó a Wilt Chamberlain como máximo anotador de la historia de la NBA, con 31.419 puntos.

Un año después, en la 1984-85, protagonizarían el segundo enfrentamiento tras derrotar Boston a los Sixers y Lakers a los Nuggets. Kareem, con 38 años, se alzó como el jugador más veterano en conseguir ser MVP de la final.

El primer partido de la final Los Angeles salieron humillados del Garden, tras caer 148-114. Parish se comió a Jabbar en lo que se calificó como "Memorial Day Massacre". Esa paliza despertó el orgullo del mejor Abdul Jabbar, que pese a su edad, le devolvió la jugada a Parish con 30 puntos, 17 rebotes, 8 asistencias y 3 robos en la victoria 109-102 en el 2º encuentro. En el tercero de la final, Lakers devolvió la paliza del primer envite con un abultado 136-111. Boston se apuntó el 4º y en el 5º volvió a emerger la figura del mejor Jabbar para aniquilar a Boston con 36 puntos (120-111). Los amarillos remataron la faena en el 6º y definitivo encuentro con la victoria 111-110. Los Lakers se sobrepusieron a la paliza del primer partido y al peso de la adversa historia, ganando la final en 6 encuentros y celebrando el título sobre el mítico parquet del Boston Garden con Kareem Abdul-Jabbar consiguiendo un MVP de las finales que no lograba desde 1971, aún con el nombre de Lew Alcindor.

En la 1985-86 de nada valieron las 62 victorias de la liga regular, ni los 11-1, 19-2 y 24-3, logrando el segundo mejor comienzo de temporada de la franquicia. Ganaron la Pacific Division con una diferencia de 22 partidos (récord de la historia) y Kareem batió los records de partidos disputados y minutos jugados de la historia de la NBA. Aquel año, las torres gemelas de Houston Rockets, Hakeem Olajuwon y Ralph Sampson, se encargaron de bajar a la tierra a Los Angeles. Esta vez Houston iba a ser el rival de Boston tras barrer a Los Angeles por un contundente 4-1. La canasta sobre la bocina de Ralph Sampson en el 5º partido dio el pase a los tejanos. Por primera vez en 5 años, los Lakers no iban a estar presentes en las finales.

La rivalidad volvió a cobrarse su tercer capítulo y tal vez el más recordado por los aficionados a la NBA en la 1986-87. Antes de la final, Lakers acumulaba un 11-1 en playoffs. Había superado con total comodidad a Denver, Golden State y Seattle.

Magic aprendió la lección de la temporada pasada y sus compañeros Kareem Abdul-Jabbar, Worthy, Scott y Magic estuvieron por encima de los 10 puntos de media. En esa magnifica temporada se alcanzó un record de 65-17, y fue cuando el juego rápido y brillante que ejecutaron los Lakers acabó recibiendo el apelativo de "Showtime". Los Lakers fueron el mejor equipo de la liga en asistencias y ganaron a sus rivales con una diferencia de 9.3 puntos por partido. Magic Johnson (23.9 puntos y 12.2 asistencias de media) fue elegido MVP de la liga y de la final. Michael Cooper fue elegido mejor defensor de la liga.

En las finales de 1987, Magic Johnson y Larry Bird se volvieron a ver las caras en lo que fue su tercera y última final como rivales. El partido decisivo fue el cuarto, que se jugó en Boston con un final no apto para cardiacos. Además de sus asistencias habituales, Magic cosió a los Celtics desde la media distancia durante todo el encuentro. En el último minuto de partido, cuando quedaban escasos segundos para el final, Larry Bird metió un triple imposible que dejó el marcador 106-105 para Boston. A 5 segundos del final, tomó el balón en el costado izquierdo de la bombilla, con la mira en la canasta y marcado por Kevin McHale. Previo engaño a la izquierda, se fue hacia la derecha y le salieron al paso hasta tres hombres, Robert Parish, Larry Bird y el propio McHale. Magic parecía encerrado, pero en ese momento se sacó un maravilloso mini gancho desde el cielo (al que denominó junior sky-hook) con la mano derecha para ganar el partido. El silencio se apoderó del Garden. La locura se adueñó de Los Angeles cuando, en plena celebración, Pat Riley prometió: " Repetiremos la próxima temporada ", que antes nadie se había atrevido a decir. Y lo cumplió.

Los Lakers se llevaron la serie en 6 encuentros y Magic consiguió su tercer MVP de las finales. Al final del partido, Larry Bird declaró: "Siempre esperas perder con los Lakers por un gancho, pero nunca lo esperas de 'Magic' ". Desde entonces, los Celtics no volvieron a aparecer por una final de la NBA. En 1988 los 'Bad Boys' de Detroit Pistons, liderados por Isiah Thomas, consiguieron al fin derrotar a los Celtics en las finales de la Conferencia Este. Los Lakers, una vez más, esperaban en la final. La serie fue muy dura y se llegó a un agónico 7º encuentro. Sin embargo el encuentro clave fue el 6º partido. Un partido que pasará a la historia por el récord que no sólo que marcó Isiah Thomas sino en las condiciones en que lo hizo, 25 puntos medio cojo tras lesionarse en el tercer cuarto. Su esfuerzo no dio su fruto y Los Angeles venció 103-102 después de que Kareem Abdul Jabbar anotara dos tiros libres después de una muy discutida falta personal de Bill Laimbeer.

El 7º también tuvo un final fatídico, faltando pocos segundos para el final, Bill Laimbeer puso a Detroit dos arriba merced a un triple, pero nada más sacar de fondo, el balón llegó a las manos de Magic que dio un pase de baseball que cruzó toda la cancha para caer en manos de A.C. Green, quien anotó una bandeja a placer. Detroit sacó rápidamente buscando a Isiah Thomas a quien Magic robó el balón conforme levantaba los brazos en señal de victoria y el público del Forum invadía la cancha celebrando el undécimo campeonato. Los Lakers conseguían ser el primer equipo en repetir título desde el año 1969.

La temporada 1988-89 (57-25) supuso la décima temporada consecutiva por encima de las 50 victorias. Fue un año emotivo para la franquicia, y en general para toda la NBA. El máximo anotador de todos los tiempos, Kareem Abdul-Jabbar anunciaba su retirada a los 42 años. Como reconocimiento, el pivot de Los Angeles Lakers fue homenajeado en todas las canchas. Festejos al margen, Los Angeles completó otro gran año con el título de la Conferencia Oeste. Magic fue elegido MVP de la liga por segunda vez en su carrera. No perdieron un sólo encuentro en los Playoffs hasta las finales, pero allí, pesaron demasiado las lesiones de Magic Johnson y Byron Scott ante unos Pistons que vencieron por 4-0.

Jerry Buss, Jerry West y Pat Riley vieron la necesidad de reconstruir el equipo. De este modo se ponía fin a la década más exitosa de la historia de la franquicia.

Los 90: El fin del "Showtime"[editar]

Tras la derrota en las Finales de 1989 ante Detroit Pistons y la recogida de Magic Johnson del segundo MVP de la Temporada en su carrera, Abdul-Jabbar anunció su retirada del baloncesto profesional con 41 años después de 20 años en la NBA. Los Pistons apearon a los Lakers en cuatro partidos en las Finales, fácil victoria ante un equipo castigado por las lesiones de Johnson y Byron Scott.

Los Lakers parecieron adaptarse bien a la ausencia de Jabbar. El joven Vlade Divac ocupó su puesto como pívot titular, ayudando a los Lakers a ganar 63 partidos en la temporada 1989-90 y su noveno título de división consecutivo, siendo además Johnson nombrado de nuevo MVP. Sin embargo, en playoffs fueron eliminados sorprendentemente por Phoenix Suns en Semifinales de Conferencia por 4-1. Pat Riley decidió abandonar el banquillo y fue reemplazado por Mike Dunleavy. Michael Cooper, otro de los grandes de los años del Showtime, también se retiró.

En la siguiente temporada, Johnson se convirtió en el líder histórico en asistencias de todos los tiempos de la NBA, superando a Oscar Robertson. La nueva filosofía de Dunleavy incorporó un estilo lento y deliberado, en vez del juego rápido y espectacular que practicaban con Riley. Tras un flojo comienzo, los Lakers finalizaron la temporada regular con un récord de 58-24, eliminando en las Finales de Conferencia a Portland Trail Blazers por 4-2 y regresando a las Finales de la NBA. Desgraciadamente para los Lakers, se toparon con los Chicago Bulls de Michael Jordan y Phil Jackson, que comenzaban su nuevo reinado en la liga, y cayeron en cinco partidos.

1992-95: La época oscura[editar]

El 7 de noviembre de 1991, Magic Johnson conmocionó al mundo anunciando que era portador del virus VIH y que se retiraba inmediatamente. A pesar de su retiro, fue seleccionado para disputar el All-Star Game de 1992, donde fue nombrado MVP del partido.

Los Lakers de la temporada 1991-92 sufrieron numerosas lesiones de jugadores clave, a parte del duro palo recibido por la retirada de Johnson. A pesar de todo, ganaron 43 partidos y entraron en playoffs por 16ª vez consecutiva, por entonces récord en la NBA. En postemporada y sin los lesionados James Worthy y Sam Perkins, los Lakers cayeron en primera ronda ante los Blazers. Durante esa serie, el equipo tuvo que jugar un partido como locales en Las Vegas debido a los disturbios de Los Ángeles.

Antes de la temporada 1992-93, Dunleavy decidió dejar el equipo para formar parte de la organización de Milwaukee Bucks. El asistente Randy Pfund fue su sustituto. Los Lakers firmaron un respetable 33-29 en los primeros 61 partidos sin contar con el lesionado Byron Scott. Perkins fue traspasado a Seattle Supersonics por Benoit Benjamin y los derechos del rookie Doug Christie. A partir del intercambio, los Lakers cerraron la temporada regular con un pobre 6-14, aunque suficiente para acceder a playoffs. El equipo sorprendió ganando los dos primeros partidos de la primera ronda a Phoenix Suns, incluyendo una actuación de 35 puntos del base Sedale Threatt en el primer encuentro. Sin embargo, los Lakers perdieron los tres siguientes, el quinto de la serie en la prórroga.

Divac y el recién seleccionado en el draft Nick Van Exel lideraron al equipo en la siguiente temporada, pero fue insuficiente. Tras la pérdida de los veteranos Byron Scott y A.C. Green vía agente libre y con Worthy en el crepúsculo de su carrera, el equipo completó una decepcionante campaña con solamente 33 partidos ganados, quedando fuera de los puestos de playoffs por primera vez desde 1976. A finales de la temporada, Pfund fue despedido y Magic Johnson le reemplazó, debutando en los banquillos. Johnson ganó sus cinco primeros partidos, pero cayó en los diez siguientes, siendo la racha de partidos perdidos consecutivos más larga de la historia de la franquicia. Al final de la campaña, Johnson abandonó el puesto y Del Harris fue nombrado nuevo entrenador de los Lakers.

En la temporada 1994-95, los Lakers fueron uno de los equipo más mejorados, firmando un balance de 48-34 y regresando a los playoffs. La gran mejora fue debida a varios factores, incluidos el entrenador Harris, el rendimiento del jugador de segundo año Van Exel, la madurez de hombres como Divac y Elden Campbell, el fichaje en pretemporada de Cedric Ceballos y la elección en el draft de Eddie Jones. Ceballos se convirtió en el primer jugador de la franquicia en 20 años en anotar 50 puntos en un partido. Los Lakers ganaron su primera serie de playoffs en la era post-Magic, batiendo a Seattle SuperSonics en cuatro partidos antes de caer ante San Antonio Spurs por 4-2. Harris fue nombrado Entrenador del Año y Jerry West Mejor Ejecutivo. Al final del curso, Worthy se retiró del baloncesto tras 12 años vistiendo la camiseta de los Lakers.

En la siguiente campaña y con el mismo bloque prácticamente, los Lakers ganaron 24 partidos en los primeros 42 de la temporada regular. El 30 de enero de 1996, Magic Johnson regresó a las canchas y firmó 19 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias saliendo desde el banquillo como ala-pívot con Golden State Warriors como rival. Johnson, que contaba con 36 años, jugó a un gran nivel en sus primeras semanas de su retorno y ayudó al equipo a cosechar un balance de 29-11 con él en pista. Sin embargo, a medida que la temporada avanzaba comenzó a disminuir su rendimiento, aunque finalizó con promedios de 14.6 puntos, 6.9 asistencias y 5.7 rebotes por noche. El capitán Ceballos fue suspendido por el equipo, Van Exel fue castigado con 7 partidos por la NBA por empujar a un árbitro, e incluso Johnson fue expulsado de un partido a finales de temporada por golpear con el hombro al árbitro Scott Foster y fue sancionado con tres partidos de suspensión y una multa de 10.000 dólares. Posteriormente, el jugador se defendió diciendo que fue accidentalmente.

Los Lakers cayeron en primera ronda de playoffs en manos de Houston Rockets por 3-1, retirándose definitivamente Magic Johnson tras la eliminación.

1996-1999: Llegan O'Neal y Bryant[editar]

Shaquille O'Neal fichó por los Lakers en 1996.

Durante el verano de 1996, Jerry West logra el fichaje del pívot Shaquille O'Neal, que llegaba como agente libre procedente de Orlando Magic. Además, traspasó a Divac a Charlotte Hornets por los derechos del joven de 18 años Kobe Bryant. A lo largo de la temporada regular, también traspasó a Ceballos a Phoenix Suns a cambio de Robert Horry, doble campeón de la NBA con los Rockets. A pesar de que O'Neal solo pudo jugar 51 partidos por culpa de las lesiones, los Lakers consiguieron 56 victorias y derrotaron a Portland Trail Blazers en primera ronda de playoffs. En Semifinales de Conferencia cayeron ante los Utah Jazz de John Stockton y Karl Malone por 4-1, a la postre subcampeones de la NBA.

En la temporada 1997-98, los Lakers son el único equipo que no contienen en su plantilla un jugador por encima de los 30 años, por lo que la juventud y energía del equipo ayudó a conseguir el mejor inicio de temporada de la historia de la franquicia, con 11 victorias, y un balance final de 61-21. Además, cuatro jugadores de los Lakers (O'Neal, Bryant, Van Exel y Jones) fueron escogidos para disputar el All-Star Game, algo que no ocurría desde 1983. O'Neal fue dominante, quedando segundo en anotación por detrás de Michael Jordan y liderando la liga en porcentaje de tiros de campo (58.4%). Los Lakers eliminaron una vez más a los Blazers en primera ronda de playoffs, y en Semifinales de Conferencia derrotaron a los Sonics por 4-1, el equipo que les había ganado el título de división. Pero por segundo año consecutivo, los Jazz eliminaron a los Lakers, esta vez por un contundente 4-0.

En la siguiente campaña, debido a la huelga de jugadores y propietarios solo se disputaron 50 partidos de la temporada regular. Los californianos ganaron 31 de ellos, en un año repleto de cambios; Van Exel fue traspasado a Denver Nuggets, Del Harris fue reemplazado en el banquillo por Kurt Rambis, el anotador Glen Rice llegó al equipo a cambio de Eddie Jones y Elden Campbell, y el extravagante reboteador Dennis Rodman (ganador de tres campeonatos con los Bulls y dos con los Pistons) fichó por el equipo, pero fue despedido tras 23 partidos. En primera ronda de playoffs eliminaron a los Rockets en cuatro partidos, pero en Semifinales de Conferencia los Spurs les dieron todo un recital venciéndoles por 4-0, a la postre los campeones de la liga. En esa serie, se jugaron los dos últimos partidos de playoffs en el Great Western Forum.

Siglo XXI: Los Lakers comienzan su nueva dinastía[editar]

1999-00: Primer campeonato del siglo[editar]

La temporada 1999-2000 fue el principio de una nueva era en la historia de los Lakers. El equipo contrató al entrenador Phil Jackson, líder de los Bulls de Jordan, y por primera vez en 31 años jugarían sus partidos de casa en un lugar que no fuera el Great Western Forum, ya que un nuevo pabellón, el Staples Center, fue construido en el centro de la ciudad.

Tras una temporada regular brillante (67-15) en la que Shaquille O'Neal consiguió el MVP de la temporada y el MVP del All-Star Game, los Lakers llegaban a playoffs más fuertes que nunca en los últimos años. En primera ronda sufrieron para eliminar a Sacramento Kings (3-2), aunque en las Semifinales de Conferencia pudieron relajarse más tras eliminar a Phoenix Suns en cinco partidos. El problema llegaría en las Finales de Conferencia, una serie dura para el conjunto californiano.

Con la llegada de Phil Jackson los Lakers ganaron tres anillos.

Los Lakers se complicaron las cosas en el último y definitivo 7º partido que les enfrentaba a Portland Trail Blazers, quienes llegaban de empatar un adverso 3-1 en la eliminatoria. La remontada de los de Oregón parecía gozar de más consistencia y realidad a medida que se avanzaba el partido, tanto, que se marcharon al último periodo con un favorable 71-58 que parecía definitivo. Todo se torno en contra a raíz de un parcial de 15-0 a favor de los Lakers.

El equipo remontó la mayor desventaja efectuada en el último cuarto en la historia de playoffs (13, superando el récord que ellos mismos ostentaban desde 1973 (6), compartido con los Warriors (1975) y los Bullets (1979)) para auparse a sus primeras Finales desde 1991 tras superar finalmente 89-84 merced a un 31-13 en el último y definitivo cuarto.

Shaquille O'Neal hizo inútil las dobles y hasta triples defensas que recibió durante el encuentro, anotando 9 puntos en el último cuarto incluyendo un imponente alley-hoop para decidir el encuentro (85-79 con 40 segundos por jugar) y erigirse como decisivo en la remontada final. O'Neal, que hasta el final del tercer cuarto, estaba siendo anulado por la defensa de los Blazers, finalizaría con 18 puntos (8-12 desde la línea) y 9 rebotes, mientras que Kobe Bryant firmó 25 puntos, 11 rebotes, 7 asistencias y 4 tapones.

Tras eliminar a los Blazers, los Lakers se enfrentaron ante Indiana Pacers en las Finales de 2000, las primeras desde 1991. El equipo venció en seis partidos, ganando el primer anillo desde el año 1988. O’Neal fue nombrado con su primer MVP de las Finales, logrando su tercer MVP en esta temporada.[29]

2000-01: Back-to-back[editar]

Con el bloque del año anterior (el único movimiento importante fue la baja de Glen Rice), los Lakers aspiraban a conseguir su segundo anillo consecutivo. A pesar de una temporada regular difícil debido a las lesiones de Derek Fisher, O’Neal y Bryant, el equipo ganó su segundo título de división consecutivo, robándoselo a Sacramento Kings en la última semana.

O'Neal y los Lakers en la Casa Blanca tras ganar el anillo de 2001
El Staples Center vivió momentos de gloria.

En playoffs, el equipo estuvo intratable. Eliminaron a Portland, Sacramento y San Antonio sin perder ningún partido, llegando en un estado de forma magnífico a las Finales de la NBA que le enfrentaban a los Philadelphia 76ers de Allen Iverson.

En el primer partido, los 76ers sorprendieron llevándose el triunfo en la prórroga, pero los Lakers encadenaron cuatro victorias consecutivas para llevarse el segundo anillo consecutivo a casa (lo que se conocía como back-to-back).[30] Con promedios de 33.0 puntos y 15.8 rebotes por partido, O’Neal fue nombrado de nuevo MVP de las Finales.

2001-02: Se consuma el three-peat[editar]

Junto con O'Neal, Kobe Bryant fue clave en los 3 anillos de los Lakers.

En la temporada 2001-02, los Lakers se convertían en el primer equipo en lograr 16 victorias en los primeros 17 partidos de la liga desde los Bulls de la 1996-97.

Secundarios como Ron Harper, Horace Grant, Tyronn Lue y Greg Foster, fueron reemplazados por Lindsey Hunter, Samaki Walker y Mitch Richmond. Tras un gran inicio de campaña, el equipo llegó al All-Star Weekend con un balance de 33-13. O’Neal, que había estado luchando contra una lesión del pie durante toda la temporada, regresó tras el All-Star y en sus tres primeras semanas de competición fue nombrado mejor jugador de la Conferencia Oeste en dos ocasiones. Los Lakers terminaron la temporada con un récord de 58-24, segundo mejor de la liga.

Los Lakers llegaron a los playoffs como el tercer mejor equipo del Oeste y se enfrentaron a los Blazers, eliminándoles por tercera vez consecutiva por 3-0. En Semifinales de Conferencia hicieron lo propio con los Spurs en cinco partidos para enfrentarse con los Kings en el duelo esperado del Oeste. Tras ir perdiendo 2-1 en la serie, el cuarto partido pudo sentenciar la eliminatoria y cambiar la historia de los Kings, pero Robert Horry salvó a los Lakers. Si bien primero, se encargó de eliminar a los Blazers con un triple victorioso, posteriormente se encargó de rematar a los Kings, dejando la impronta en el 4º encuentro con un triple sobre la bocina[31] (100-99) para empatar la eliminatoria a dos.

La suerte también jugó un papel preponderante, y es que después de que Los Angeles errará sendos tiros por arte de Bryant (falló una bandeja) y O'Neal (hizo lo mismo con el palmeo), la bola fue a parar a Divac, que dio origen a un error mandando el balón lejos de la canasta de los Kings, y que con tan mala fortuna tomó como destino Horry, quién encestó el triple que les daba el partido a los Lakers. En el quinto partido, una canasta de Mike Bibby in extremis devolvía la ilusión a los de Sacramento,[32] durándoles poco ya que los dos siguientes encuentros fueron victorias de los Lakers, y con ello, su pase a las Finales.

En ellas se encontrarían con los New Jersey Nets de Jason Kidd, haciendo su primera aparición en unas Finales. Los californianos solventaron la eliminatoria por la vía rápida, barriendo a su rival (4-0) y consiguiendo el three-peat (tercer anillo consecutivo).[33] O’Neal fue galardonado con su tercer y último MVP de las Finales, siendo con Jordan el único jugador en conseguirlo en tres ocasiones.

2003-08: Autodestrucción y fase de reconstrucción[editar]

Al inicio de la temporada 2002-03, O'Neal se perdió 12 partidos por lesión en el pie y el comienzo de campaña de los Lakers fue pobre. Llegadas las Navidades, el equipo llevaba un balance de 11-19, con Bryant realizando las mejores actuaciones de su carrera convirtiéndose en el jugador más joven de la historia de la NBA en llegar a los 10.000 puntos, consiguiendo el récord de más triples en un partido con 12 ante Seattle SuperSonics, más triples en una mitad (8) y más triples consecutivos anotados en un partido (9). También batió el récord de franquicia de más puntos en una mitad (42), anotó 40 o más puntos en 9 partidos consecutivos (junto con Wilt Chamberlain y Michael Jordan el único jugador capaz de hacerlo en la historia), anotó 35 puntos o más en 13 partidos consecutivos (solo Chamberlain), se convirtió en el tercer jugador capaz de promediar 40 puntos por partido en un mes de competición y en el primer laker en firmar un triple-doble de manera consecutiva tras Magic Johnson en 1991.

Kobe Bryant en un partido ante New York Knicks.

Los Lakers finalizaron la temporada regular con un balance de 50-32, su 26ª temporada por encima de las 50 victorias desde que el equipo se trasladó a Los Ángeles.[34] En primera ronda de playoffs, eliminaron con facilidad a Minnesota Timberwolves, pero en Semifinales de Conferencia tuvieron que enfrentarse a San Antonio Spurs. Tras un 4-2 a favor de los Spurs, terminaron los sueños de los Lakers de cosechar el cuarto anillo consecutivo.[35]

Debido a la eliminación, la franquicia decidió fichar a los veteranos agentes libres Karl Malone y Gary Payton, comenzando la temporada 2003-04 ganando 20 de los primeros 25 partidos en la época en la que Malone se convirtió en el jugador de mayor edad de la historia de la NBA en conseguir un triple-doble. Pero después de que Malone se lesionara la rodilla y O'Neal y Bryant sufrieran otras lesiones de menor importancia, Payton se vio obligado a liderar a un joven equipo con un sistema ofensivo con el que no estaba especialmente familiarizado. Extradeportivamente, Bryant fue acusado de agresión sexual y comenzaron los primeros roces entre O'Neal y Bryant.

El equipo cerró la temporada con 14 triunfos en 17 partidos y ganó el título de División Pacífico gracias a dos triples sobre la bocina ante los Blazers, uno de ellos para forzar la prórroga y otro para ganar el partido en la segunda prórroga. Sin Horry en playoffs, Derek Fisher salvó al equipo en el quinto duelo de las Semifinales de Conferencia ante los Spurs anotando una canasta a falta de 0.4 segundos que daba el partido a los californianos. Posteriormente, los Lakers eliminarían a los propios Spurs y a Minnesota Timberwolves para acceder a las Finales de la NBA.[36] En ellas se encontraron a Detroit Pistons, decepcionando y perdiendo el campeonato en cinco partidos,[37] el segundo traducido en triunfo para los Lakers gracias a un triple final de Bryant que enviaba el partido a la prórroga.

Tras el fracaso, los Lakers comenzaron su particular, aunque breve, cuesta abajo. Phil Jackson dejó el equipo,[38] Shaquille O'Neal fue traspasado a Miami Heat por Lamar Odom, Caron Butler y Brian Grant,[39] debido a sus problemas personales con Bryant, y Payton y Malone también abandonaron (el primero se marchó a los Celtics y el segundo se retiró por culpa de las lesiones).[40] Rudy Tomjanovich ejerció como nuevo entrenador del equipo.

Lamar Odom fue traspasado a los Lakers en 2004.

A pesar de todos los movimientos de pretemporada, los Lakers firmaron un gran inicio de campaña con un balance de 24-19, pero posteriormente Tomjanovich tuvo que dejar el equipo por cuestiones de salud. Sin Tomjanovich, el equipo luchó por los puestos de playoffs, pero sin embargo, las lesiones a finales de temporada de Bryant y Odom hicieron al equipo salir derrotado en 19 de los últimos 21 encuentros. Finalmente, los Lakers consiguieron un balance de 34-48.[41] A pesar de todo, Bryant continuó batiendo récords, convirtiéndose en el jugador más joven de la historia en llegar a los 14.000 puntos y batiendo el récord de franquicia de más tiros libres consecutivos anotados (43).

La temporada 2005-06, marcó el regreso de Phil Jackson al banquillo de los Lakers. A pesar de que Bryant en principio deseó la marcha de Jackson y que éste criticó al jugador públicamente, Bryant dio la bienvenida al retorno de Jackson y creció el optimismo para la temporada de los Lakers. En pretemporada, el equipo fichó a Kwame Brown de Washington Wizards a cambio de Caron Butler y Chucky Atkins, y seleccionó en el draft a Andrew Bynum, procedente del instituto. El 22 de enero de 2006, Bryant entró en la historia de la NBA al anotar 81 puntos en la victoria ante Toronto Raptors. Fue la segunda máxima anotación en un partido, derás de los 100 de Chamberlain en 1962. Tras el descanso, Bryant se fue hasta los 56 puntos para acabar con 81, y 28 de 46 en tiros (7 triples incluidos) y 17 de 20 en tiros libres.

Los Lakers lograron la clasificación para playoffs en la primera temporada del regreso de Jackson, logrando un balance de 45-37.[42] En primera ronda se enfrentaron a Phoenix Suns, a los que llegaron a ir ganando en la eliminatoria por 3-1, pero el MVP Steve Nash lideró a los Suns a la remontada. El sexto partido fue decisivo, ganado por los Suns en Los Ángeles por 126-118 gracias a un triple de Tim Thomas que forzaba la prórroga a falta de 6.3 segundos para el final. En el séptimo y último, los Suns barrieron por 121-90 a los Lakers en Phoenix.[43]

En la siguiente temporada, los Lakers volvieron a playoffs tras finalizar la campaña con un 42-40,[44] viéndose las caras por segundo año consecutivo con los Suns y esta vez siendo eliminados en cinco partidos.[45] Después de la temporada, Bryant llegó a pedir ser traspasado si no llegaban refuerzos al equipo. Fisher, procedente de Utah Jazz, regresó a los Lakers.

2008-presente: La era Bryant/Gasol[editar]

Pau Gasol llegó procedente de Memphis Grizzlies en febrero de 2008.

Los Lakers comenzaron la temporada 2007-08 sorprendentemente bien, con Bynum como pívot titular. El gran nivel mostrado por Bynum permitió al equipo disfrutar del primer puesto de la Conferencia Oeste durante tres días. Sin embargo, una lesión del pívot en enero le obligó a permanecer fuera de las canchas durante el resto de la temporada, aunque en principio se pensaba que era para dos meses.[46] Finalmente, solo disputó 35 partidos en total en todo el año. Afortunadamente, el 1 de febrero los Lakers completaron un traspaso en el que llegaba al equipo el español Pau Gasol procedente de Memphis Grizzlies a cambio de Kwame Brown, el rookie Javaris Crittenton, Aaron McKie, los derechos de draft de Marc Gasol, y las elecciones de primera ronda de 2008 y 2010.[47] Los Lakers también recibieron una segunda ronda de 2010. Con un pívot y ala-pívot ambos de 7 pies, los analistas se refirieron a Bynum y Gasol como las "Torres Gemelas", similares al dúo Tim Duncan y David Robinson de los Spurs de finales de los 90 y principios de siglo. Con un Bryant estelar, los Lakers finalizaron la temporada en el primer puesto de la Conferencia Oeste,[48] ganando así el título de división por primera vez desde 2004.

En playoffs, los Lakers barrieron en primera ronda a Denver Nuggets, octavo clasificado con 50 victorias en el Oeste.[49] El 7 de mayo, Bryant fue nombrado por primera vez en su carrera MVP, por delante de Chris Paul y Kevin Garnett.[50] En Semifinales de Conferencia, su rival fue Utah Jazz. Tras comenzar los dos primeros partidos en casa ganando, los Lakers se dejaron empatar la eliminatoria a domicilio. Dos victorias más de los Lakers, una en casa y otra en Utah, certificaron el pase de los californianos a las Finales de Conferencia por primera vez desde 2004.[51] En ellas, eliminaron a San Antonio Spurs por 4-1 y accedieron a las Finales de la NBA por primera vez desde 2004.[52] En el primer partido de la serie, los Lakers remontaron 20 puntos de diferencia a los Spurs para ganar el partido, mientras que en el segundo les derrotaron por un margen de 30 puntos (101-71).[53] Ya en el quinto y a la postre último, Gasol batió su marca personal de rebotes en un partido con 19.[54]

En las Finales se encontraron con Boston Celtics 21 años después y jugaron sus primeras Finales desde 2004 y la 29ª en su historia. Tras dos victorias de los Celtics en Boston, la serie se fue para Los Ángeles con la obligación de los Lakers de ganar los tres partidos para continuar vivos en la lucha por el anillo. Ganaron el tercer y quinto encuentro de la serie, perdiendo el cuarto al dejar escapar una diferencia de 24 puntos sobre los Celtics (mayor remontada en la historia de las Finales). Ya en el sexto, los Celtics sentenciaron con un claro 92-131.[55]

Al año siguiente, tras firmar 65 victorias en temporada regular, los Lakers consiguieron su 15º campeonato de la NBA, derrotando a Orlando Magic en las Finales por 4-1. Bryant fue nombrado MVP de las Finales tras promediar 32.4 puntos, 5.6 rebotes y 7.4 asistencias, y Phil Jackson se convirtió en el entrenador más laureado de la liga con 10 anillos, superando a Red Auerbach.[56]

El 3 de junio de 2009, los Lakers ficharon al alero de los Houston Rockets, Ron Artest por 5 temporadas pera reemplazar al también alero Trevor Ariza que había firmado por los Rockets. Los Lakers lograron 57 victorías en la temporada 2009-10 y nuevamente alcanzaron las Finales después de vencer en playoffs a los Oklahoma City Thunder por 4-2, a los Utah Jazz por 4-0 y a los Phoenix Suns por 4-2. En las Finales volvieron a encontrarse con los Boston Celtics suponiendo la revancha de las Finales de 2008. La serie no se resolvió hasta el séptimo partido en el Staples Center, después de que los Lakers remontaran el 2-3 en contra en el sexto. Liderados por Kobe Bryant y Pau Gasol y gracias a los triples cruciales de Derek Fisher y Ron Artest, los Lakers consiguieron vencer por 83-79 y ganar su segundo campeonato consecutico y el 16º de su historia. Kobe Bryant fue nombrado MVP de las Finales por segundo año consecutivo.

Referencias[editar]

  1. Marca.com Records de Lakers, consultado mayo de 2008
  2. NBA.com 33 victorias consecutivas, consultado mayo de 2008
  3. Basketball-Reference.com Los Angeles Lakers - Basketball-Reference
  4. Forbes.com Forbes: NBA Team Valuations
  5. ABC.com Berger y Chalfen compran los Gems por 15.000 $, consultado mayo de 2008
  6. NBA.com Los Lakers ganan la BAA de 1948-49, consultado mayo de 2008
  7. NBA.com La 1ª dinastía, consultado mayo de 2008
  8. hophall.com Miembros del Hall of Fame, consultado mayo de 2008
  9. Basketball-Reference.com NBA Draft 1958, consultado mayo de 2008
  10. stewthornley.net Short se hace con los Lakers, consultado mayo de 2008
  11. Basketball-Reference.com NBA Draft 1960, consultado mayo de 2008
  12. NBA.com 1962 Playoff Results, consultado mayo de 2008
  13. NBA.com Récords Individuales en los NBA Playoffs, consultado mayo de 2008
  14. NBA.com Cooke, nuevo propietario, consultado mayo de 2008
  15. NBA.com Los Lakers se mudan al Forum, consultado mayo de 2008
  16. Alphabetical Enshrinees into the Naismith Memorial Basketball Hall of Fame Hoophall.com
  17. NBA.com 1970 Playoff Results, consultado mayo de 2008
  18. NBA.com Goodrich regresa a Lakers, consultado mayo de 2008
  19. NBA.com 1971 Playoff Results, consultado mayo de 2008
  20. NBA.com 69 victorias en 1972, consultado mayo de 2008
  21. NBA.com Bill Sharman Bio, consultado mayo de 2008
  22. NBA.com 1972 Playoff Results, consultado mayo de 2008
  23. Lakers' Legendary Season Leads to Elusive Title NBA.com
  24. Rebounds - 1971-72 NBA.com
  25. NBA.com 1977 Playoff Results, consultado mayo de 2008
  26. NBA.com 1978 Playoff Results, consultado mayo de 2008
  27. NBA.com 1979 Playoff Results, consultado mayo de 2008
  28. Henderson's Steal Saves the Celtics
  29. NBA.com 1999-2000: Return to Dominance
  30. 2000-01: Back to Back-to-Back
  31. Robert Horry 3 pointer vs Kings Video del triple de Horry
  32. Mike Bibby Kills Lakers in Game 5 Video del tiro de Bibby
  33. 2001-02: Thrice as Nice
  34. NBA.com 2002-03 NBA Season Summary, consultado mayo de 2008
  35. NBA.com 2003 Playoff Results (Consultado mayo de 2008)
  36. NBA.com 2004 Playoff Results (Consultado mayo de 2008)
  37. NBA.com Finales de la NBA de 2004, consultado mayo de 2008
  38. elpais.com Phil Jackson deja el banquillo de los Lakers tras la derrota contra Detroit, consultado mayo de 2008
  39. NBA.com Shaquille O'Neal a Miami Heat, consultado mayo de 2008
  40. lukor.com Karl Malone se retira del baloncesto, consultado mayo de 2008
  41. NBA.com 2004-05 NBA Season Summary, consultado mayo de 2008
  42. NBA.com 2005-06 NBA Season Summary, consultado mayo de 2008
  43. NBA.com 2006 Playoff Results (Consultado mayo de 2008)
  44. NBA.com 2006-07 NBA Season Summary, consultado mayo de 2008
  45. NBA.com 2008 Playoff Results (Consultado mayo de 2008)
  46. MARCA.com Los Lakers pierden a Bynum durante dos meses, consultado mayo de 2008
  47. Marca.com Los Lakers fichan a Pau Gasol, consultado mayo de 2008
  48. lavanguardia.es Los Lakers se proclaman campeones de la Conferencia Oeste, consultado mayo de 2008
  49. diariodirecto.com Los Lakers eliminan 4-0 a los Nuggets y ya están en semifinales, consultado mayo de 2008
  50. elmundodeportivo.es Kobe Bryant, MVP de la temporada, consultado mayo de 2008
  51. marca.com Los Lakers asaltan Utah con un gran Kobe Bryant, consultado mayo de 2008
  52. marca.com, Los puntos de Kobe y los rebotes de Pau meten a L.A. en la final, consultado mayo de 2008
  53. marca.com, Los Lakers merman la confianza de los Spurs, consultado mayo de 2008
  54. marca.com, Gasol bate su récord reboteador el día más importante de su vida en la NBA, consultado mayo de 2008
  55. marca.com, Baño de campeones, consultado junio de 2008
  56. nba.com, Bryant, Lakers reign once more, consultado junio de 2009