Los Angeles Dodgers

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los Angeles Dodgers
LA Dodgers.svg
Nombre completo Los Angeles Dodgers
Nombres anteriores

Brooklyn Bridegrooms 1890-1898,
Brooklyn Superbas

1899-1910,
Brooklyn Trolley Dodgers 1911-1912,
Brooklyn Dodgers 1913, 1932-1957,
Brooklyn Robins 1914-1931
Fundación 1883
Liga Nacional
División Oeste
Estadio Dodger Stadium
Los Ángeles, California
Inauguración 10 de abril de 1962
Capacidad 56.000
Presidente Bandera de los Estados Unidos Guggenheim Baseball Management LLC
Mánager Bandera de los Estados Unidos Don Mattingly
Series mundiales 6
Títulos de Liga 21
Títulos divisionales 13
Colores del equipo
Colores del equipo
Emblema del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
 
Local
Colores del equipo
Colores del equipo
Emblema del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
Colores del equipo
 
Visitante
Sitio web oficial

Los Angeles Dodgers es una franquicia de las Grandes Ligas de Béisbol de los Estados Unidos. La sede del equipo es el Dodger Stadium, ubicado en la ciudad de Los Ángeles, California. Pertenece a la División Oeste de la Liga Nacional, de la que forma parte desde el año 1890.

Los Dodgers son los sucesores del equipo formado en el barrio de Brooklyn, Nueva York, en el siglo XIX, y el cual ostentó los nombres de Bridegrooms, Superbas, y Robins, que en el año 1958 se trasladó a la costa oeste del país. El club ha ganado seis Series Mundiales a través de la historia.

Historia

Antecedentes

El inicio del deporte del béisbol en el barrio de Brooklyn en Nueva York, se remonta al año 1849 cuando un club a cargo de Charles Byrne jugaba en la Liga Interestatal. Posteriormente el club participó en la Asociación Americana, en la que ganó un título en 1889. El equipo tenía como sede el Washington Park, y para 1890 se trasladaron a la Liga Nacional. En ese tiempo los jugadores de Brooklyn eran conocidos como los «Bridegrooms» (prometidos), ya que varios habían contraído matrimonio poco tiempo atrás.[1]

El año del debut en la Liga Nacional fue exitoso, al agenciarse el título con récord de 86 victorias y 43 derrotas; y llegaron a enfrentar en una serie de postemporada a los Louisville Colonels, la que terminó en empate debido a los obstáculos del mal tiempo y las largas distancias.[1] Además, el apodo de los «Trolley Dodgers», después acortado a «Dodgers», también empezó a establecerse, pues Brooklyn se caracterizaba por el complejo sistema de trolebuses que la rodeaba.[2] Al final de la década, en 1899, se agenciaron otro título de la Liga.

Siglo XX

Los Brooklyn Dodgers

Los Brooklyn Bridegrooms de 1897.

El siglo XX inició con otro título de la Liga para Brooklyn, precisamente en 1900 y bajo la dirección del mánager Ned Hanlon, y con Charles Ebbets como el presidente de la institución. Sin embargo, el equipo cayó en decadencia, cuando al formarse la Liga Americana varios de sus jugadores estelares fueron contratados por equipos de esta organización. De hecho, terminaron en el último puesto de la Liga en 1905.[3]

Para el año 1912 comenzó a erigirse la nueva sede de los Dodgers, que fue bautizado como Ebbet's Field en honor de su presidente. En 1914 el equipo también inició una nueva era bajo el mando de Wilbert Robinson, quien se mantendría en el banquillo hasta 1931. Él era llamado «Uncle Robbie», y era tanta su popularidad que el equipo se conoció también como los «Robins». El año 1916 fue su primera temporada de éxito al llegar a disputar la primera Serie Mundial ante los Boston Red Sox, la que perdieron en cinco juegos.[4] En ese momento sus jugadores estelares eran el jardinero Casey Stengel y el lanzador Josh Pfeffer; otro jugador destacado era Jake Daubert quien ganó el primer galardón de «Jugador más valioso» en 1913. Por otra parte, una fuerte rivalidad dio comienzo entre directivos y aficionados de Brooklyn y los New York Giants. [5]

El año 1920 Brooklyn ganó otro banderín de la Liga pero cayó en la Serie Mundial ante Cleveland Indians en siete juegos (2-5).[6] No volverían a una postemporada hasta 1941. Pese a todo, un jugador destacado de aquella década de 1920 quedaría en la historia del club: el lanzador Arthur Vance que ganó el reconocimiento de «Jugador más valioso» en 1924, la «triple corona» en 1925, y lideró la Liga con el mejor porcentaje de carreras limpias permitidas en tres ocasiones (1924, 1928 y 1930), entre otros triunfos. Otros sucesos fueron el fallecimiento del presidente Charles Ebbet en 1925; y el retiro del club de Zack Wheat en 1926, quien había iniciado su carrera en Brooklyn en 1909.

Los años 1930 fue una época descolorida para los Dodgers, y la irregularidad también se dejó notar en la dirección del equipo, pues al retirarse Wilbert Robinson, cuatro mánagers ocuparon el puesto en lo que restaría de la década. El único cambio relevante ocurrió en las oficinas ejecutivas, pues en 1938 llegó —primero como vicepresidente y después como presidente— Larry McPhail, quien introdujo cambios en la organización. Durante su administración se realizaron mejoras en el Ebbet's Field, y además se contrató a Babe Ruth como coach de primera base.[7]

En 1941 los Dodgers volvieron a la palestra con el tercer título de la Liga, con un formidable récord de 100 victorias y 54 derrotas, y enfrentaron por primera vez en la Serie Mundial a los New York Yankees. Entre sus filas tenían a Pete Reiser que tuvo una formidable temporada a la ofensiva, pero fue Dolph Camilli quien se adjudicó el reconocimiento de «Jugador más valioso» de la Liga. Sin embargo, los Dodgers cayeron derrotados ante los Yankees en cinco juegos (1-4).[8]

1942 fue otro gran año, ya que mejoraron su récord de 100 victorias (lograron 104), pero no superaron a los St. Louis Cardinals que se adjudicaron el banderín de la Liga con 104 triunfos. Tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, Brooklyn terminó empatado en la temporada de 1946 con los Cardinals con registro de 90-60, por lo que ambos disputaron la primera serie de desempate de la historia, que fue ganada por los de St. Louis.[9]

La temporada de 1947 fue histórica para Brooklyn. Ese año, contrataron a Jackie Robinson, el primer jugador afroamericano en las Grandes Ligas; quien demostró en el campo de juego su valía y se adjudicó el primer galardón al «Novato del año». Además, los Dodgers se agenciaron el cuarto banderín de la Liga, aunque volvieron a sucumbir ante los Yankees en la Serie Mundial esta vez en siete juegos (3-4). Esta historia se volvería a repetir en 1949: los Dodgers ganaron la Liga, y fueron batidos por los Yankees en cinco juegos. Pese a todo, los reconocimientos individuales llegaron para Robinson como el «Jugador más valioso», y para Don Newcombe como el «Novato del año».

Los Dodgers se mudan a Los Ángeles

En los años 1950 ocurrieron dos hechos trascendentales en la historia de los Dodgers. Pero antes cabe destacar la llegada a la presidencia de la entidad de Walter O'Malley, quien mantendría esa posición por veinte años. Iniciando su administración, los Dodgers se agenciaron los títulos de la Liga de 1952 y 1953, esta última con récord de victorias de 105, pero ambas temporadas tuvieron como desenlace la derrota en la Serie Mundial ante los Yankees. Pese a las frustraciones, el grupo tenía a buenos jugadores que se conocieron como los «muchachos del verano», que incluia a Jackie Robinson, Pee Wee Reese, Roy Campanella, Gil Hodges, Carl Furillo, Don Newcombe, Carl Erskine, Jim Gilliam, Duke Snider, Preacher Roe y Clem Labine.[10]

El año 1954 llegó a tomar las riendas del club Walter Aston, quien lo haría por 23 temporadas, y bajo su mando se alcanzó el primer hito histórico de la década: en 1955, y tras ganar el banderín de la Liga, pudieron por fin ganar la Serie Mundial ante los Yankees en siete juegos. Ambos volvieron a encontrarse en 1956, y en una emocionante serie que llegó otra vez a los siete juegos, los Yankees se alzaron con el título. Esa temporada Don Newcombe se agenció por primera vez en la historia de las Grandes Ligas los galardones de «Jugador más valioso» y el premio Cy Young.

Para 1957 sucedió el otro hecho significativo en las efemérides del club. En ese tiempo, las voces del traslado de los Dodgers a una nueva sede en la costa oeste del país se hacían sentir. El mismo O'Malley había querido un nuevo estadio en Brooklyn, pero las condiciones no se habían logrado, por lo que en octubre de ese año los Dodgers anunciaron su mudanza a la ciudad de Los Ángeles, donde realizaron la campaña de 1958.

El primer juego tuvo lugar en el Memorial Coliseum el 18 de abril frente a 78 672 espectadores con una victoria ante los Giants, quienes también se habían trasladado su sede a la costa oeste, específicamente a la ciudad de San Francisco. Ya en el siguiente año, los aficionados angelinos pudieron celebrar el segundo título de la franquicia al batir a los Chicago White Sox en seis juegos. En dicha serie, el lanzador Larry Sherry fue reconocido como el «Jugador más valioso» de la Serie Mundial.

El Dodger Stadium

Los años 1960 también fueron memorables para la historia del club. En primer lugar, después de cuatro temporadas jugando en el Memorial Coliseum de Los Ángeles, el año 1962 el equipo se mudó a su nueva casa: el flamante Dodger Stadium que tenía una capacidad para 56 mil espectadores. Esa temporada de estreno empataron el primer lugar de la Liga con 102 victorias junto a los Giants, pero perdieron la serie de play off para llegar a la Serie Mundial. Pese a todo, a nivel individual descollaron las figuras de Don Drysdale que se llevó el reconocimiento del premio Cy Young; Maury Wills que fue reconocido como «Jugador más valioso»; Tommy Davis quien se agenció el título de bateo de la Liga; y Sandy Koufax que obtuvo el mejor promedio de carreras limpias permitidas.

Precisamente, Koufax fue clave para la obtención del título de la Liga en 1963. Con un destacado récord de 25 victorias y 5 derrotas, 1.88 de ERA y 306 ponches en la temporada regular, lideró también a los Dodgers con dos triunfos para el tercer título de Serie Mundial ante los Yankees, a quienes barrieron en cuatro juegos.[11] El equipo retornó al «clásico de otoño» en 1965 y 1966. En el primero de ellos enfrentó a los Minnesota Twins, y la serie se alargó a siete juegos, siendo Koufax el lanzador ganador de la última partida con una blanqueada de 2-0 que le dio a los angelinos el cuarto título de Serie Mundial.[12] En la otra Serie Mundial cayeron ante los Baltimore Orioles por barrida.[13]

Otros peloteros destacados en esa década fueron los lanzadores Don Drysdale, Johnny Podres, y Ron Perranoski; y a la ofensiva descollaron Tommy Davis, Willie Davis, Frank Howard y John Roseboro.[14]

Los años de Tommy La Sorda

En 1970, Peter O'Malley, hijo de Walter O'Malley, asumió la presidencia del club. Ya con el sistema de divisiones en las Grandes Ligas, y tras una etapa de sequía de títulos de Liga, en 1974 los Dodgers se alzaron con el primer lugar de la División Oeste de la Liga Nacional con 102 victorias, una marca centenaria que no alcanzaban desde 1962. Disputaron el banderín de la Liga ante los Pittsburgh Pirates a quienes derrotaron en cinco juegos, pero en la Serie Mundial cayeron ante los Oakland Athletics que conseguían su tercer campeonato de Grandes Ligas consecutivo.

Para 1976, la dirección de Walter Alston llegó a su fin, y fue relevado por Tommy Lasorda. Como había sucedido con Alston, el nuevo mánager alcanzó dos títulos de la Liga consecutivos al inicio de su dirección: en 1977 y 1978, pero en ambas se obtuvieron resultados adversos en la Serie Mundial ante los New York Yankees. Por el contrario, fueron varios jugadores los que dejaron su huella en esos años, tales como Steve Garvey, Davey Lopes, Bill Russell, Ron Cey, Dusty Baker y Steve Yeager entre los jugadores del infield y jardineros; y Don Sutton, Claude Osteen, Andy Messersmith, Burt Hooton, Tommy John, y Mike Marshall entre los lanzadores. Además, los Dodgers lograron 910 victorias a lo largo de los años 1970, la segunda mejor marca en su historia en una década, y en dicho periodo nunca ocuparon un puesto por debajo del tercero en su división.[15]

Para 1981, temporada marcada por una huelga de jugadores, los Dodgers llegaron a la serie divisional al ubicarse en primer lugar de la primera mitad de la temporada regular en la División Oeste, y enfrentaron al líder de la misma división en la segunda mitad posterior a la huelga, los Houston Astros, a quienes batieron en cinco juegos. En la serie por el campeonato de la Liga se impusieron a los Montreal Expos también en cinco encuentros, por lo que volverían a enfrentar a su rival tradicional en Series Mundiales: los New York Yankees. Cabe agregar que en esta temporada, pese a que ya había debutado el año anterior, despuntó la figura del lanzador mexicano Fernando Valenzuela, quien a sus veinte años se agenció el reconocimiento del premio Cy Young y el de «Novato del año» de la Liga; de hecho, el único que lo ha logrado en las Grandes Ligas. Valenzuela fue además el protagonista de la recordada «Fernandomanía» sobre su persona, impulsada por los aficionados angelinos, principalmente los de origen latino, debido a su éxito intempestivo en el terreno de juego.[16]

Precisamente, Valenzuela fue clave para que los Dodgers iniciaran la remontada de dicha Serie Mundial ante los Yankees, ya que habían perdido los primeros dos encuentros. En el tercer partido que tuvo lugar en Los Ángeles, Fernando lanzó un juego completo y contuvo la ofensiva de los neoyorquinos para una victoria de 5-4. A partir de entonces, los Dodgers se adjudicaron los siguientes enfrentamientos para ganar el quinto campeonato de Grandes Ligas.[17]

El «clásico de otoño» volvería a Los Ángeles en 1988, pese a que las predicciones no les favorecían en ese año.[18] Enfrentaron a los Oakland Athletics que contaban entre sus filas a José Canseco, Mark McGwire y Rickey Henderson; pero en el primer juego los angelinos tomaron ventaja a través de la jugada más memorable de esa Serie Mundial, cuando en la parte baja de la novena entrada, y los Dodgers abajo en el marcador 2-3, Kirk Gibson conectó un cuadrangular con Mike Davis en base, ante el lanzador de Oakland Dennis Eckersley. Los Dodgers no volverían a contar con Gibson por lesión, pero tenían a Orel Hershiser en el montículo, quien aportó dos triunfos para ganar la serie en cinco juegos y el sexto campeonato de Grandes Ligas. Otros jugadores destacados de esa década de los años 1980 fueron el segunda base Steve Sax, el receptor Mike Scioscia, el jardinero Pedro Guerrero, y el lanzador Bob Welch.

El año 1990 se celebró el centésimo aniversario de los Dodgers en las Grandes Ligas. Aunque dos años después el equipo acumuló el peor récord de derrotas en la temporada regular con 99 reveses, en 1994 tendrían una buena campaña al mantenerse en el primer lugar de la División Oeste con 3 juegos y medio de ventaja, pero se vio interrumpida por la huelga de jugadores de ese año.[19] Sin embargo, ganaron la división en 1995, pero cayeron derrotados en la Serie Divisional por barrida de tres juegos ante los Cincinnati Reds. En 1996, acabaron a un juego del líder de la división, los San Diego Padres, aunque se agenciaron el wild card de la Liga Nacional como mejor segundo puesto de la temporada regular; pero nuevamente fueron barridos en tres juegos en la Serie Divisional ante Atlanta Braves. Esta fue la última temporada de Tommy Lasorda como mánager de los Dodgers, quien en 1997 sería ingresado al Salón de la Fama del Béisbol.[20]

Esta década dejó una marca para los Dodgers: cinco de sus jugadores fueron nombrados como «Novato del año» de forma consecutiva. Ellos fueron: Eric Karros (1992), Mike Piazza (1993), Raúl Mondesí (1994), Hideo Nomo (1995) y Todd Hollandsworth (1996). Otros hechos destacados fueron la participación del mismo Nomo como el segundo japonés en participar en las Grandes Ligas; así como el debut del primer surcoreano: el lanzador Chan Ho Park.

El siglo XX cerró para los Dodgers con una marca de 8061 triunfos y 7361 derrotas entre 1900 y 1999, el tercer mejor registro para un equipo de Las Mayores.[18]

Siglo XXI

Años 2000

El año 2001 los Dodgers comenzaron a ser dirigidos por el mánager Jim Tracy, y el 2004 la institución pasó a las manos del empresario Frank McCourt. Ese mismo año los angelinos se adjudicaron el primer lugar de la División Oeste, algo que no había sucedido desde 1995. Además, esa temporada establecieron un récord del club de 53 victorias cuando en el marcador se encontraban en desventaja. Sin embargo, en la Serie Divisional cayeron ante los Cardinals en cuatro juegos.[21]

A partir del 2006 el mánager del club fue Graddy Little, y ese mismo año los Dodgers entraron a la postemporada por medio de un wild card, pero sucumbieron ante los New York Mets en la Serie Divisional en tres juegos. Para el 2008 Graddy fue sustituido por Joe Torre quien se mantendría hasta el 2010. Con el exmánager de los Yankees, lograron agenciarse el primer lugar de la División Oeste en el primer año de su dirección, con gran aporte a la ofensiva de Manny Ramírez; y también lo hicieron en el 2009, pero en ambas ocasiones perdieron en la Serie Divisional ante los Philadelphia Phillies. El 2010 los angelinos terminaron en el cuarto lugar de la división, y al final de la temporada Torre terminó su gestión y cedió su puesto al entrenador de bateadores, Don Mattingly.

Esta década dejó el aporte de destacados beisbolistas como Gary Sheffield, Shawn Green, Paul Lo Duca, Eric Gagne, Adrián Beltré, y Andre Ethier, entre otros.

Años 2010

El año 2013, los Dodgers regresaron a la postemporada. Sin embargo, nada parecía alentador para el mes de junio cuando se encontraban en el último puesto de la división y con el cargo de Don Mattingly en riesgo. La situación cambió con la recuperación de jugadores lesionados, como el dominicano Hanley Ramírez, y la llegada al club del novato cubano Yasiel Puig por los bateadores, más el aporte de Clayton Kershaw, Zack Greinke y Kenley Hansen en el montículo. Los angelinos terminaron ganando la división con una espectacular marca de 62 triunfos y 28 reveses desde el 22 de junio.[22] Su primer desafío en octubre fue contra los Atlanta Braves a quienes superaron en la Serie Divisional para avanzar a la Serie de Campeonato ante los Cardinals, que se impusieron en seis juegos.

Para el 2014, los angelinos se alzaron con la División Oeste con marca de 94-68, con una gran temporada de su lanzador estelar Clayton Kershaw quien ganó 21 juegos con apenas 3 derrotas; y no menos destacado fue Zack Greinke al aportar 17 triunfos. Por la ofensiva, resaltaron las 116 carreras impulsadas de Adrián González. Ya en postemporada, los Dodgers sucumbieron en 4 juegos al mejor de 5 ante los Cardinals, por la serie divisional.[23]

Personajes destacados

Dorsales retirados

Los siguientes números en el dorsal de la camisola de los Dodgers han sido retirados en homenaje a sus portadores:[24]

Miembros del Salón de la Fama del Béisbol

A continuación la lista de personalidades que han sido parte de la organización de los Dodgers y forman del Salón de la Fama del Béisbol.[25]

(*) Fungió también como mánager.
(**) Fungió también como coach del equipo.
(***) Fungió también como presidente de la institución.

Apoyo del público

El año 2007, la franquicia de los Dodgers alcanzó la histórica marca de 175 millones de asistentes a sus juegos de pelota, lo que significó el mayor número en la historia entre todos los equipos de las Grandes Ligas y de cualquier otro deporte.[26] De hecho, el Dodger Stadium fue el primer parque de béisbol con más de tres millones de asistentes en una temporada en Las Mayores, cifra alcanzada en 1978 con 3 347 845 espectadores.[27]


Róster de Los Angeles Dodgers actualizado el 31 de agosto de 2013.

Jugadores actuales de Los Angeles Dodgers
Lista de jugadores activos Lista de jugadores inactivos Entrenadores

Lanzadores

Receptores

Infielders

Jardineros

Lanzadores

Receptores

Infielders

Jardineros

Mánager

Coaches

Palmarés

  • Serie Mundial (6): 1955, 1959, 1963, 1965, 1981, 1988.
  • Liga Nacional (21): 1890, 1899, 1900, 1916, 1920, 1941, 1947, 1949, 1952, 1953, 1955, 1956, 1959, 1963, 1965, 1966, 1974, 1977, 1978, 1981, 1988.
  • División Oeste (13): 1974, 1977, 1978, 1981, 1983, 1985, 1988, 1985, 2004, 2008, 2009, 2013, 2014.

Referencias

Bibliografía
  • Red Barber, Rhubarb in the Catbird Seat
  • Robert W. Creamer, Stengel: His Life and Times
  • Peter Golenbock, Bums: An Oral History of the Brooklyn Dodgers
  • Harvey Froemmer, New York City Baseball
  • Roger Kahn, The Boys of Summer and The Era.
  • Jackie Robinson, I Never Had It Made
  • Neil J. Sullivan, The Dodgers Move West

Enlaces externos