Acupuntura

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La acupuntura y la moxibustión de la medicina tradicional china
UNESCO logo.svg UNESCO-ICH-blue.svg
Nombre descrito en la Lista Representativa del PCI.
Acupuncture1-1.jpg
Acupuntura.
País Bandera de la República Popular China China
Tipo Cultural inmaterial
Criterios R1, R2, R3, R4 y R5
N.° identificación 00425
Región Asia y Pacífico
Año de inscripción 2010 (V sesión)

La acupuntura (del lat. acus: aguja, y pungere: punción) es una técnica que forma parte de la medicina tradicional china. Consiste en la inserción y la manipulación de agujas en el cuerpo con el objetivo de restaurar la salud y el bienestar en el paciente. Forma parte de las llamadas medicinas alternativas, las cuales se caracterizan por su limitada evidencia clínica en estudios científicos.[1] Aparte de insertar las agujas de acupuntura y rotarlas para tonificar o dispersar, los acupuntores también utilizan las moxas. La técnica más extendida es un puro o cono de artemisa que se enciende para calentar el punto o bien se corta un trozo y se coloca en el mango de la aguja, dejando que se consuma totalmente. Los acupuntores utilizan ampliamente esta técnica para el tratamiento del dolor.

El 16 de noviembre de 2010, la Unesco declaró la acupuntura y la moxibustión chinas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.[2]

Existe debate por su carácter de proclamarse medicina alternativa a la occidental y porque sectores científicos la describen sólo como un placebo, en los últimos años se ha intentado demostrar su base científica y la capacidad que posee de influir positivamente tanto en el alivio del dolor como en las funciones sensitivas, motoras y autónomas. Aunque la Organización Mundial de la Salud aprueba su uso para tratar ciertas dolencias[3] muchos científicos han calificado este aval como excesivamente crédulo y critican la falta de objeciones a los trabajos usados para apoyar este aval.[4] [5] [6] Estudios recientes han mostrado que los beneficios de la acupuntura no se diferencian del efecto placebo, por lo que sugieren que debería clasificarse esta práctica como pseudocientífica.[7]

Algunas universidades de distintos países la han incorporado a sus planes de estudios u ofrecen cursos de especialización y posgrados para médicos u otros profesionales.[8] [9] [10]

Acupuntura asiática[editar]

Mapa de los puntos y meridianos de acupuntura, Dinastía Ming.
Aguja moderna.

La acupuntura es originaria de China y es posiblemente la práctica más comúnmente asociada con la medicina tradicional china aunque diversos tipos de acupuntura (japonesa, coreana, y la acupuntura china clásica) se practican y se enseñan actualmente en todo el mundo. La Medicina Tradicional China está muy influenciada por su filosofía, sobre todo, por los primeros conceptos filosóficos que aparecieron en Oriente, como el confucionismo, muy racional, que considera al hombre por sus méritos y no por su origen, dándole mucha importancia al papel que ocupa el hombre en la sociedad; el taoísmo, que tiene una concepción muy positiva de la naturaleza, dejando que el hombre viva en armonía con ella, meditando sobre el constante movimiento del universo, de la vida y de la muerte, de lo material y de lo inmaterial; y también el budismo, que pretende llegar a un "estado" de conocimiento que nos libere del sufrimiento, siendo sus principales bases la tolerancia y la confianza en uno mismo.

Los chinos conciben el mundo como un todo que se relaciona entre sí, al igual que el cuerpo humano, cuyos órganos y entrañas no funcionan aislados. La Medicina Tradicional China se basa en los zang-fu (órganos-entrañas) teniendo en cuenta la globalidad del organismo; y los cinco elementos, basados en la idea de que no existe nada aislado e inamovible, teniendo entre ellos una relación de producción, dominación, agresión e insulto, y otra relación de correspondencia entre ellos y el resto de las cosas. Los cinco elementos son: madera, fuego, tierra, metal y agua. De acuerdo con la concepción china, la energía vital (ch'í, o qi) fluye por el cuerpo a lo largo de meridianos, canales o vías de comunicación, llamados en chino king. El número de king ordinarios es correlativo al de los doce órganos, más los dos vasos extraordinarios permanentes: el de la concepción (en la línea media corporal frontal), y el vaso gobernador (en la línea media corporal dorsal), además de los llamados extraordinarios. Tenemos 365 puntos dentro de los 14 meridianos, llamados Jing Xue; también existen puntos fuera de los meridianos o puntos curiosos, llamados Qi Xue; y, finalmente, los puntos dolorosos o Ashi Xue.

En total, la medicina tradicional china identifica doce canales o vías de comunicación principales que se corresponden con los órganos vitales del cuerpo humano: pulmones, intestino grueso, intestino delgado, bazo-páncreas, corazón, riñones, vejiga, sistema cardiovascular, vesícula biliar, hígado, vaso de la concepción, vaso gobernante y triple calentador.

La medicina tradicional china distingue órganos de vísceras: los órganos difieren de las vísceras por el hecho de que la ablación o lesión masiva de las vísceras no provoca el inmediato deceso, mientras que la ablación o lesión masiva de los clasificados como órganos implica la casi inmediata muerte del individuo; de tal modo el corazón está clasificado como órgano, y el estómago como víscera.

Mediante la inserción de finas agujas en puntos específicos o resonadores (llamados en chino xue) de cada meridiano se equilibra la energía trastornada en el órgano que lo rige. El trastorno puede producirse por la incidencia tanto de factores externos como internos que pueden desembocar en enfermedades. La teoría tradicional china considera que la enfermedad es un desequilibrio de las dos modalidades de la citada ch'í: la modalidad yin, y la modalidad yang (vea yin-yang); la operatoria sobre los puntos acupunturales intenta reequilibrar la energía, ya sea estimulando en los puntos, o -por el contrario- produciendo depresión en estos.

Para llegar a un diagnóstico, aparte de un extenso interrogatorio, también se lleva a cabo una precisa observación de la lengua, el pulso y el aspecto general del cuerpo. Los expertos en acupuntura utilizan la pulsología como método de diagnosis: de acuerdo con este sistema, cada órgano y cada víscera tendrían una pulsación específica en tres modalidades (superficial, media y profunda).

Según sus partidarios la acupuntura es apropiada para el tratamiento de un amplio abanico de patologías, destacando su uso en hernia discal, alergias, procesos inflamatorios o infecciones gripales, entre otras afecciones, es además importante destacar su uso como analgésico, e incluso para reducir el dolor en procedimientos quirúrgicos. La Medicina Tradicional China, y por tanto la acupuntura, es sobre todo una medicina preventiva. En la antigüedad, los médicos chinos, cobraban por mantener sanos a sus pacientes y cuando estos enfermaban, los médicos dejaban de percibir su salario, además de padecer un gran desprestigio.[11] De manera general, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce a la acupuntura como complemento eficaz para un variado espectro de enfermedades, especialmente de carácter crónico.[12] Por otra parte, este tipo de terapia implica para el paciente el poder reducir la ingesta de fármacos[13] así como significa una ayuda para la reducción del dolor en procedimientos quirúrgicos.[11]

Actualmente, la acupuntura es ofrecida como prestación sanitaria, dentro de los sistemas nacionales de salud en China, Vietnam y Cuba. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que la acupuntura solo debe realizarse bajo supervisión de un médico titulado que haya cursado capacitación superior en Acupuntura.[14] Según esta misma organización, dada la "acción reguladora" de la acupuntura, es difícil establecer contraindicaciones absolutas para esta forma de terapia. Sin embargo, por razones de seguridad, hay que evitarla en diversas situaciones, así como debe aplicarse con precaución en otras. La acupuntura puede inducir el parto en caso de embarazo, y se han de aplicar precauciones en urgencias médicas, afecciones quirúrgicas, tumores malignos y trastornos hemorrágicos[14]

La introducción de la acupuntura en Occidente[editar]

En Oriente, la eficacia de la acupuntura es admitida e históricamente no ha sido puesta en duda[cita requerida]. La acupuntura es ampliamente utilizada en la medicina China desde hace más de dos milenios, siendo hasta el principal componente en esta medicina que mayor cantidad de pacientes cuenta en la actualidad. En Europa las primeras nociones e informes de prácticas acupunturales parecen haberse iniciado a mediados del siglo XVIII; en el siglo XIX el médico alemán Baumscheidt ideó independientemente una terapia semejante a la de la acupuntura china. A tal terapia se le ha conocido como baumscheidtismo. En el pasado, el debate sobre si la acupuntura era verdaderamente eficaz o sólo un placebo, ha sido tema de arduas discusiones científicas, médicas y filosóficas. En la segunda mitad de siglo XX, en Europa se realizaron varias teorizaciones científicas para explicar los procesos fisiológicos involucrados en la acupuntura. Corresponde mencionar, por lo menos, la teoría de Pinchevsky, y la teoría del médico sueco Nordenstrøm.

Los científicos han efectuado revisiones más recientes de ensayos clínicos existentes según los protocolos de la medicina basada en la evidencia. Un estudio científico publicado en el British Medicine Journal, ha encontrado evidencias de su eficacia en el tratamiento del dolor con mujeres embarazadas.[15] Hay evidencias para el tratamiento de las náuseas y del dolor de espalda, sobre todo, para la mayoría de dolores crónicos[cita requerida]. Hasta ahora, las observaciones no han concluido que haya una evidencia suficiente, para determinar si la acupuntura es eficaz en el resto de enfermedades.[16] Organización Mundial de la Salud, el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM en inglés) del Instituto Nacional de la Salud NIH, en Estados Unidos o La Asociación Médica Americana (AMA) han elaborado informes al respecto. La Acupuntura por tanto está siendo situada en Occidente como una opción terapéutica indicada para un abanico determinado de dolencias y se imparte actualmente con normalidad como Máster en las principales universidades de Europa y Estados Unidos. La técnica de la Acupuntura 'no es inocua, por lo que debe ser realizada por personal cualificado'. Hay estudios sobre diversos casos de problemas tras tratamientos de acupuntura.[17] No obstante ninguno de los estudios realizados cumplen la característica de comparar el efecto de la acupuntura frente a placebo.[18] La falta de estudios científicos que confirmen eficacia ha originado un movimiento crítico de carácter escéptico que afirma no se han ofrecido pruebas de la existencia de los fenómenos en los que se fundamenta, tales como que el origen de las enfermedades se basan en un desequilibrio del ch'í, la existencia de dicho elemento y la naturaleza de la energía de la que supuestamente está constituido, entre otros. Consideran que los estudios de los que se dispone en favor de su eficacia son insuficientes y de baja calidad.[19] [20] [21]

En 1998 fue avalada en los EE. UU. Por un consenso nacional publicado en el Journal of American Medical Association, concluyendo que en algunas dolencias puede resultar beneficioso, aunque no cabe descartarse el efecto placebo.[22] Otros estudios en cambio muestran lo contrario al elevar su eficacia por encima de los tratamientos convencionales.[23] En 1999, se inicia en México el primer posgrado universitario -Especialización en acupuntura y fitoterapia- en la Universidad Autónoma Metropolitana para adiestrar a profesionales con formación previa en medicina ortodoxa en la aplicación de la acupuntura moderna basada en evidencias y en experimentación científica. Recientemente en el año 2010 el Instituto Politécnico Nacional aprobó mediante el CINESTAV el posgrado: "Especialidad en acupuntura humana".

En América del Sur, el año 2003, la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago de Chile comienza a impartir el primer Curso de Posgrado del Cono Sur, "Diplomado de Medicina Tradicional China con Mención en Acupuntura". El 2011, en la misma universidad, se autoriza el "Post Título en Acupuntura". El año 2007, el neurólogo chileno Alex Flores organiza los primeros "Servicios de Acupuntura" Hospitalarios Integrativos, funcionando a la par con el equipo de salud oficial, en los Hospitales de Carabineros, Militar y Dipreca de Santiago de Chile. Los Institutos de Medicina Tradicional China: Nacional, Latinoamericano, Internacional y San Bao de Chile comienzan a impartir la enseñanza de esta medicina según los lineamientos de la OMS. El año 2008 el Ministerio de Salud de Chile a través del Decreto Supremo N° 123 reconoce y regula oficialmente el ejercicio de la Acupuntura en el país.

Estándar mundial de puntos acupunturales[editar]

La definición y la caracterización de los puntos acupunturales está estandarizada, actualmente se sigue una guía escrita por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un estudio sobre la acupuntura, en la que se describe una serie de métodos y prácticas solo con fines de estudio, lo que se ha interpretado como una guía "oficial" y se usa su misma nomenclatura estandarizada[24] que agrupa a las grandes tradiciones de la acupuntura, aunque no se corresponde completamente con un sólo patrón de puntos tradicional.[14] La OMS ha publicado documentos y guías[25] para animar los estudios clínicos de esta disciplina médica como un camino para validar la acupuntura, mejorando su aceptación por la medicina moderna y así extendiendo su uso como una simple, barata y efectiva opción terapéutica.. En esta línea la propia OMS divulga resultados de ensayos clínicos desde hace varios años.[26] Desde 1979 reconoce la acupuntura como eficaz para el tratamiento de al menos 49 enfermedades y desórdenes, lista que se ha ampliado gracias a la investigación en los años siguientes.[27]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. http://www.csicop.org/uploads/files/Acupuncture_Paper.pdf
  2. «La acupuntura y la Ópera de Pekín consolidan a China en el primer lugar de la lista de la Unesco». La Vanguardia (17 de noviembre de 2010). Consultado el 17 de noviembre de 2010.
  3. «Acupuncture: Review and Analysis».
  4. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas QuackwatchSampson
  5. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Lancet_WHO_2005
  6. Singh S, Ernst E (2008). «2. The Truth about Acupuncture». Trick or Treatment: The Undeniable Facts about Alternative Medicine. ISBN 978-0-393-33778-5. Consultado el 15 de junio de 2011. 
  7. http://www.businessinsider.com/acupuncture-might-rely-on-placebo-effect-2013-12
  8. Equimagenes (ed.) Bases Científicas de la Acupuntura. Consultado el 23 de junio de 2013.
  9. Universitat Autònoma de Barcelona [acupmedvet.com/artigos%20científicos/BasesCientificas%20ACP_Dr_Dalmau.pdf Bases Científicas de la Acupuntura]. Consultado el 23 de junio de 2013.
  10. BBC Mundo (ed.) Descubren "el secreto" de la acupuntura. (31 de mayo de 2010). Consultado el 23 de junio de 2013.
  11. a b Stanford
  12. «Same-Acupuntura».
  13. [Polifarmacia http://www.saludalia.com/Saludalia/servlets/asisa/parseador/ps.jsp?x=doc_abuso_farmacos1]
  14. a b c OMS
  15. Effects of acupuncture and stabilising exercises as adjunct to standard treatment in pregnant women with pelvic girdle pain: randomised single blind controlled trial - Elden et al. 330 (7494): 761 - BMJ
  16. JAMA - Abstract: Acupuncture, November 4, 1998, NIN Consensus Development Panel on Acupuncture 280 (17): 1518
  17. ¿Efectos adversos potencialmente letales de la acupuntura? Revisión sistemática sobre el tema E. Ernst y A. White
  18. [http://www.bmj.com/cgi/content/full/330/7494/761 Effects of acupuncture and stabilising exercises as adjunct to standard treatment in pregnant women with pelvic girdle pain: randomised single blind controlled trial - Elden et al. 330 (7494): 761 - BMJ; >[http://jama.ama-assn.org/cgi/content/abstract/280/17/1518?maxtoshow=&HITS=10&hits=10&RESULTFORMAT=&fulltext=Acupuncture&searchid=1&FIRSTINDEX=0&resourcetype=HWCIT JAMA - Abstract: Acupuncture, November 4, 1998, NIN Consensus Development Panel on Acupuncture 280 (17): 1518
  19. (véase acupuncture en Cochrane Library)
  20. http://www.csicop.org/uploads/files/Acupuncture_Paper.pdf
  21. http://www.sciencebasedmedicine.org/?p=15
  22. JAMA - Abstract: Acupuncture, November 4, 1998, NIN Consensus Development Panel on Acupuncture 280 (17): 1518
  23. La acupuntura es más eficaz para los dolores lumbares
  24. «WHO/Western Pacific Region-Standard acupuncture nomenclature. Second edition».
  25. Guidelines for clinical research in acupuncture http://www.wpro.who.int/publications/pub_9290611146.htm
  26. Acupuncture: Review and Analysis of Reports on Controlled Clinical Trial http://www.who.int/bookorders/anglais/dartprt1.jsp?sesslan=1&codlan=1&codcol=93&codcch=196
  27. Listado de enfermedades tratadas con acupuntura. OMS. http://apps.who.int/medicinedocs/en/d/Js4926e/5.html
  • Instituto de MTC de Yunnan: Sistemas de Canales y Puntos acupunturales. 1998. DL: B-37.121/98. Edita: Fundación Europea de Medicina Tradicional China
  • Xinghua, Bai: Acupuntura, el Holismo Visible. 2010. ISBN 978-84-614-1297-6 Edita: Fundación Europea de Medicina Tradicional China
  • Instituto de MTC de Pekín y Shanghai, entre otros. "Fundamentos de Acupuntura y Moxibustión de China". Ed. En lengua extranjera, 1984 (Pekín)
  • Li Ping. "El gran libro de la Medicina China". Ed. Martínez Roca, 2000 (Barcelona).
  • Dr. Juan Madrid Gutiérrez. "La Acupuntura". Ed. Libsa, 1993 (Madrid).
  • A. Li-Yau. "Acupuntura China". Ed. Editors, S.A., 1991 (Barcelona).
  • Alberto Dardanelli: Acupuntura Magistral - de los Chinos a Voll. Ed. IMO, 2010, Buenos Aires, Argentina. http://www.entérese.com.ar.
  • Alberto Dardanelli: Vademecum Visual de Auriculopuntura - de los Chinos a Nogier. Ed. IMO, 2010, Buenos Aires, Argentina. http://entérese.com.ar.
  • Juan Pablo Moltó. "Fundamentos Clásicos y contemporáneos de la Medicina China". Ed. Dilema, 2005 (Madrid).

Enlaces externos[editar]