Puntos acupunturales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina con la expresión puntos acupunturales al conjunto de puntos del cuerpo humano donde se insertan las agujas empleadas en acupuntura, moxibustión y auriculoterapia, distribuidos a través de los diferentes meridianos que recorren el cuerpo.

En chino la palabra punto corresponde a dos caracteres: uno evoca la idea de transporte y el otro la de cavidad. Por lo concerniente al transporte, la medicina china describe el cuerpo humano como recorrido por una red de meridianos que enlazan los diferentes sistemas del organismo entre sí y que lleva sobre su superficie los puntos acupunturales. Así es que el papel de transportador de energía atribuido al meridiano confiere a estos puntos de acupuntura un poder de acción reguladora sobre el organismo.

Según la teoría de la Medicina china, los puntos son los 361 lugares a través de los cuales el de los órganos y entrañas, así como de los canales, es transportado a la superficie del cuerpo. Su nomenclatura se encuentra normalizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).[1]

Función del punto de acupuntura[editar]

Función diagnóstica[editar]

El punto participa en la elaboración del diagnóstico. En efecto, el punto situado en la superficie del organismo actúa como testimonio y refleja la actividad del organismo. Según patología se manifiesta por: dolor espontáneo o provocado por a presión, alteraciones cutáneas como eritema, descamación, cambios locales de temperatura, etc. El tipo y la topografía permiten establecer criterios útiles para el diagnóstico.

Función terapéutica[editar]

Evidentemente, es el papel predominante del punto. Se actúa por medio del punto sobre el organismo, utilizando las agujas, las moxas, los masajes y diversos instrumentos. La estimulación del punto tiene, según cada caso, varios objetivos:

  • Equilibrar el Yin y el Yang.
  • Control circulatorio del y de la sangre.
  • Supresión del factor patógeno (desalojar las sustancias patógenas).
  • Fortalecer el sistema inmunitario.
  • Establecer el equilibrio entre el sistema superficial y los órganos internos.
  • Tonificar el organismo.

Clasificación de los puntos[editar]

Pueden clasificarse en tres categorías: regulares, extraordinarios y Ashi.

  • Los puntos regulares, también denominados de los “catorce canales” son los que se encuentran distribuidos a lo largo de los catorce canales del cuerpo y la mayor parte de ellos tienen una ubicación fija.
  • Los puntos extraordinarios son aquellos que tienen nombres y localización regulares, pero no pertenecen a los catorce canales.
  • Los puntos Ashi no tienen nombre ni ubicación específica, se localizan en zonas dolorosas cuando hay patología.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]