Fiebre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fiebre
(nombre de signo clínico)
Clinical thermometer 38.7.JPG
Un termómetro clínico de mercurio mostrando una temperatura de 38,7 °C
Clasificación y recursos externos
CIE-10 R50
CIE-9 780.6
CIAP-2 A03
DiseasesDB 18924
MedlinePlus 003090
eMedicine med/785
MeSH D005334
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La fiebre es un aumento en la temperatura corporal por encima de lo que se considera normal, y que es causado por un evento fisiopatológico (infección, inflamación). No hay que confundir la fiebre con la hipertermia. La fiebre es un mecanismo presente en todos los animales que actúa como respuesta adaptativa ayudando al cuerpo a combatir los organismos que causan enfermedades y surge en respuesta a unas sustancias llamadas pirógenos que se derivan de bacterias o virus que invaden el cuerpo, o que son producidas por las propias células.

La temperatura normal del cuerpo humano oscila entre 35 y 37 °C.[1] Las fiebres por encima de los 40,5 °C pueden amenazar proteínas de vital importancia, provocando estrés celular, infarto cardíaco, necrosis de tejidos, ataques paroxísticos y delirios.[cita requerida]

Debido al sistema inmunitario poco desarrollado con el que cuentan los niños, son más propensos a sufrir fiebres elevadas.[cita requerida]

Pirógenos exógenos[editar]

Son sustancias externas al cuerpo humano. Puede tratarse de microorganismos, productos de los microorganismos como endotoxinas liberadas por bacterias gram (–), o el ácido lipoteicoico o el peptidoglicano de las bacterias gram (+); agentes químicos (anfotericina, fenotiazidas).

Origen microbiano[editar]

Origen no microbiano[editar]

Pirógenos endógenos[editar]

  • Los pirógenos endógenos son citoquinas que inducen fiebre e incluyen a la interleucina-1 (IL-1), IL-6, IL-8,IL-12, macrophage-inflammatory protein-1 (MIP-1), interferón-g (IFN-g) y el factor de necrosis tumoral (TNF).
  • Polipéptidos producidos por una gran variedad de células del hospedador como los monocitos o macrófagos, células neoplásicas que explican la existencia de fiebre en cánceres.

Los pirógenos endógenos convergen a una región cerebral que regula la fiebre, el área preóptica (POA: preoptic area) del hipotálamo anterior. Mecanismo controvertido, ya que los pirógenos endógenos tienen que atravesar la barrera hematoencefálica la cual es impermeable a ellos. Al menos dos rutas se evidencian: transporte activo a través de la barrera hematoencefálica por transportadores específicos para citoquinas; transferencia de mensaje donde la barrera hematoencefálica tiene fenestraciones, es decir en los órganos circumventriculares sensoriales particularmente en el organum vasculosum laminae terminalis (OVLT).

Pero hay otras rutas alternativas: la circulación de citoquinas inducen la generación de prostaglandina E2 (PGE-2) y tal vez prostaglandinas F2a (PGF-2a) permeable a la BBB, el mediador putativo más proximal a la fiebre, por las células endoteliales de la microvasculatura cerebral o perivascular como la microglía y macrófagos meningeales. Directamente trasmisión al POA de los mensajes de los pirógenos vía aferentes periféricas (mayormente vagales) activado por citoquinas.

Signos clínicos de fiebre[editar]

Inicio (estado frío o de escalofríos)
  • Incremento de la frecuencia cardiaca.
  • Incremento de la frecuencia y la profundidad respiratoria.
  • Temblores que se deben al incremento de contriciones y tensión músculo-esquelética.
  • Piel pálida y fría debido a la vasoconstricción.
  • Quejas de sensación de frío.
  • Lechos ungueales cianóticos debido a la vasoconstricción.
  • Aspecto de “piel de gallina” debido a la contracción de los músculos erectores del pelo.
  • Detención de la sudoración.
  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Pérdida de concentración.
Curso
  • Ausencia de escalofríos.
  • Piel que se nota caliente.
  • Sensación de no tener ni frío ni calor.
  • Incremento del pulso y la frecuencia respiratoria.
  • Incremento de la sed.
  • Deshidratación de leve a severa.
  • Ligera somnolencia, incapacidad para descansar, o delirio y convulsiones debido a irritación de las células nerviosas.
  • Lesiones de herpéticas en los labios.
  • Pérdida de apetito (si la fiebre es prolongada).
  • Apatía, debilidad y dolores musculares debido al catabolismo proteico.
  • Defervescencia (declinación de la fiebre).
  • La piel aparece enrojecida y se nota caliente.
  • Sudoración.
  • Disminución de los escalofríos.
  • Posible deshidratación.

Niveles de fiebre[editar]

  • Cuando la temperatura axilar se encuentra entre 37.3 °C y 37.6 °C, la persona padece una febrícula.
  • Cuando la temperatura axilar se encuentra entre 37.7 °C y 39.9 °C, la persona padece una fiebre.
  • Cuando la temperatura axilar es igual o mayor que 40 °C, la persona padece de hiperpirexia. En el ser humano, las temperaturas superiores a 42 °C suelen ser incompatibles con la vida.[cita requerida]

Causas[editar]

La fiebre está relacionada habitualmente con la estimulación del sistema inmunitario del organismo. En este sentido, puede ser útil para que el sistema inmunitario tome ventaja sobre los agentes infecciosos, haciendo al cuerpo humano menos receptivo para la replicación de virus y bacterias, sensibles a la temperatura.

Además de las infecciones, son causa de fiebre el abuso de anfetaminas y la abstinencia de una sustancia psicotrópica en un adicto a ella, así como la recepción de calor emitida por maquinaria industrial o por insolación.

Reacciones en el ser humano a las diferentes temperaturas corporales[editar]

Calor[editar]

  • 37 °C: temperatura normal del cuerpo; esta puede oscilar entre 36 y 37 °C 36.5 aprox +- 0.5
  • 38 °C (febrícula): temperatura superior a 37 °C pero inferior a 38 °C durante 24 horas
  • 39 °C (pirexia): existe abundante sudor acompañado de rubor, con taquicardias y disnea. Puede surgir agotamiento. Los epilépticos y los niños pueden sufrir convulsiones llegados a este punto.
  • 40 °C: mareos, vértigos, deshidratación, debilidad, náuseas, vómitos, cefalea y sudor profundo.
  • 41 °C (urgencia): todo lo anterior más acentuado; también puede existir confusión, alucinaciones, delirios y somnolencia.
  • 42 °C: además de lo anterior, el sujeto puede tener palidez o rubor. Puede llegar al coma, con hipertensión o hipotensión y una gran taquicardia.
  • 43 °C: normalmente aquí se sucede la muerte o deja como secuelas diversos daños cerebrales, se acompaña de convulsiones continuas y shock. Puede existir la parada cardiorrespiratoria.
  • 44 °C: en la mayoría de los casos la muerte se sucede a los 43 °C de temperatura, no obstante, hay algunos casos de gente que ha alcanzado los 44 °C de temperatura.
  • 45 °C: muy pocas personas han sobrevivido a los 45 °C de temperatura, ya que normalmente la muerte suele producirse entre los 42 y 44 °C. Normalmente suele haber daños cerebrales graves, aunque hay casos de personas que tras alcanzar esa temperatura, han llevado una vida normal.

Frío[editar]

  • 35 °C: temperatura normal. La temperatura normal del cuerpo humano oscila entre los 35 y 36 °C
  • 34 °C: se llama hipotermia cuando la temperatura es menor a 35 °C. Hay temblor grave, pérdida de capacidad de movimiento en los dedos, cianosis y confusión. Puede haber cambios en el comportamiento.
  • 33 °C: confusión moderada, adormecimiento, arreflexia, progresiva pérdida de temblor, bradicardia, disnea. El sujeto no reacciona a ciertos estímulos.
  • 32 °C (emergencia): alucinaciones, delirio, gran confusión, muy adormilado pudiendo llegar incluso al coma. El temblor desaparece, el sujeto incluso puede creer que su temperatura es normal. Hay arreflexia, o los reflejos son muy débiles.
  • 31 °C: existe coma, es muy extraño que esté consciente. Ausencia de reflejos, bradicardia grave. Hay posibilidad de que surjan graves problemas de corazón.
  • 28 °C: alteraciones graves de corazón, pueden acompañarse de apnea e incluso de aparentar o estar muerto.
  • 26 a 24 °C o inferior: aquí la muerte normalmente ocurre por alteraciones cardiorrespiratorias, no obstante, algunos pacientes han sobrevivido estando aparentemente muertos a temperaturas inferiores a 14 °C.

Algunos tipos de fiebre[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Fiebre», artículo en español en el sitio web estadounidense MedlinePlus Enciclopedia Médica.