Fiebre aftosa humana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fiebre aftosa humana
Hand Foot Mouth Disease.png
Lesiones bucales típicas de enfermedad mano-pie-boca en un bebé de 11 meses.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 B08.4
CIE-9 074.3
DiseasesDB 5622
MedlinePlus 000965
eMedicine derm/175
MeSH D006232
Sinónimos
  • Enfermedad mano-pie-boca
  • Exantema vírico de manos, pies y boca
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La fiebre aftosa humana (también conocida como viral causada por un virus que provoca una erupción exantema vírico de manos, pies y boca o HFMD por sus siglas en inglés) es una leve dolencia viral, cuyos síntomas principales son dolor en la boca y presencia de pequeñas ampollas, úlceras o aftas. Los dos tipos de virus que la causan son el Coxsackie virus y el Enterovirus. No debe ser confundida con la otra fiebre aftosa o glosopeda, que es una afección del ganado y que probablemente es mucho más conocida por el público. los pacientes se mueren


Epidemiología[editar]

Ataca especialmente a los niños que empiezan a andar, aunque puede aparecer a cualquier edad. Esto ocurre particularmente cuando hace calor, normalmente en el verano o a principios del otoño.

Las mujeres embarazadas deben evitar exponerse a la fiebre aftosa, ya que ésta puede causar una infección viral más grave en el niño que todavía no ha nacido y, con ella, posibles defectos de nacimiento. Sin embargo el riesgo es pequeño.

Signos y síntomas[editar]

Los síntomas de la fiebre aftosa empiezan de tres a seis días después de estar expuesto a ella e, inicialmente, son:

  • Fiebre baja (de 37,5 a 39 °C).
  • Pérdida de apetito.
  • Dolor en la boca.
  • Sentimiento de enfermedad no localizada.

Pasados un par de días, empiezan a aparecer ampollas pequeñas pero de aspecto normal. Estas pueden variar de tamaño, desde 2 a 4 mm. Dichas ampollas están rodeadas de un área pequeña de coloración rojiza.

Aparecen generalmente:

  • En la boca, formando algunas ulceraciones poco profundas y dolorosas.
  • En las palmas de las manos y en las plantas de los pies, en la mayoría de los niños en edad preescolar y en un diez por ciento de los adultos.
  • Con menos frecuencia,en las nalgas,en la parte superior de los brazos y de las piernas o en los genitales.

Tratamiento[editar]

No existe tratamiento específico para la enfermedad de manos, pies y boca. Síntomas individuales, como la fiebre o el dolor de las ampolla (piel)s pueden ser aliviados con el uso de medicamentos, aunque la mayoría de las ampollas desaparecen sin ulcerarse, romperse o dejar cicatrices. La fiebre aftosa es una enfermedad viral que tiene que seguir su curso; muchos doctores no recetan medicamentos, a menos que la infección sea severa. Es usualmente recomendable que al niño afectado se le deje reposar en casa hasta que la infección ceda. Los reductores de fiebre ayudarán a controlar las altas temperaturas. Baños tibios también sirven para bajar la temperatura. El único medicamento recomendado es el Paracetamol.

Sólo una pequeña minoría de los pacientes requiere atención de hospital, principalmente producto de complicaciones neurológicas, tal como la encefalitis, la meningitis, los edemas agudos de pulmón o las hemorragias pulmonares.

Véase también[editar]