Coxsackievirus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El coxsackievirus, o virus de Coxsackie, es un virus perteneciente a la familia Picornaviridae, del género Enterovirus. Debe su nombre a la ciudad de Coxsackie [1], en el estado de Nueva York (Estados Unidos), donde fue aislado por primera vez.

Variedades[editar]

Se dividen en dos grupos:

  • Coxsackie A.
  • Coxsackie B.

Se dividieron sobre la base de ciertas diferencias biológicas y antigénicas, y se subdividen en serotipos designados por números sobre la base de diferencias antigénicas adicionales.

  • Tipo A, del 1 al 22, 23
  • Tipo B, del 1 al 6

Epidemiología[editar]

Los coxsackievirus reconocen receptores expresados en variados tipos de células y tejidos, y causan un amplio repertorio de enfermedades.

Enfermedades[editar]

Algunas enfermedades causadas por Coxsackie virus son:

Prevención y control[editar]

No existen vacunas para los coxsackievirus. Es probable que la transmisión se pueda reducir mediante mejoras en la higiene y las condiciones de vida. El virus puede transmitirse por manos y superficies u objetos contaminados y puede verse implicado en brotes, especialmente en la población infantil de colegios y guarderías como el reportado en junio y julio de 2008 en Valencia.

Enfermedades, diagnóstico y tratamiento[editar]

Enfermedad de "la mano, el pie y la boca"[editar]

También llamada Fiebre aftosa humana, es el síndrome más conocido provocado por el virus Coxsackie. Generalmente por el serotipo A16. Suelen padecerla mayormente los niños/as pequeños/as, aunque también puede aparecer en adultos, no obstante es menos probable.

La enfermedad no se propaga a partir de animales domésticos o mascotas, pero sí lo puede hacer de una persona a otra. Se puede contraer si se entra en contacto directo con fluidos corporales portadores del virus: secreciones de nariz y garganta, saliva, líquido de ampollas o las heces de una persona infectada. El periodo más contagioso es la primera semana en que se tiene la enfermedad.

Los síntomas habituales se reducen a la aparición de pequeñas ampollas en la palma de las manos y/o en la planta de los pies, y llagas, igualmente pequeñas en la boca. También puede aparecer fiebre, dolor de cabeza y/o pérdida de apetito.

No existe tratamiento específico para esta infección, si bien puede intentarse aliviar los síntomas. Los enjuagues bucales con agua con sal (1/2 cucharadita de sal en 1 vaso de agua tibia) pueden servir como calmante, si el niño es capaz de enjuagarse sin ingerirlos. Se debe asegurar que el enfermo tome suficiente líquido y evitar las comidas picantes, ácidas o que requieran masticar mucho.

La enfermedad es muy contagiosa, sobre todo en tempranas edades. Puede contagiarse si una ampolla se rompe y se entra en contacto con el líquido, por la saliva y también por las heces.

La recuperación completa suele tardar entre 5 y 7 días.

Onicomadesis[editar]

La onicomadesis consiste en la separación o el despegamiento indoloro y sin inflamación de la lámina del lecho ungueal en la zona proximal, apareciendo por debajo una uña nueva. Puede afectar tanto a las uñas de los dedos de las manos como a las de los pies.

Las causas pueden ser variadas: locales (traumatismos repetidos) y generales, entre las cuales se reconoce la infección por virus Coxsackie. En este caso suele ser autolimitada y de evolución favorable.[1] [2]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]