Cianosis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cianosis
Ischemia rotate.jpg
Isquemia vascular en un pie mostrando cianosis.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 R23.0
CIE-9 782.5
OMIM 219400
DiseasesDB 17332
MedlinePlus 003215
eMedicine med/303533
MeSH C23.888.248
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Cianosis es la coloración azulada de la piel, mucosas y lechos ungueales,[1] usualmente debida a la presencia de concentraciones iguales o mayores a 5 g/dL de hemoglobina sin oxígeno en los vasos sanguíneos cerca de la superficie de la piel,[2] o de pigmentos hemoglobínicos anómalos (metahemoglobina o sulfohemoglobina) en los hematíes o glóbulos rojos. Debido a que la cianosis depende de la cantidad y no de un porcentaje de hemoglobina desoxigenada, es mucho más fácil hallarla en estados con aumento en el volumen de glóbulos rojos (policitemia) que en aquellos casos con disminución en la masa eritrocitaria (anemia). Puede ser difícil de detectar en los pacientes con piel muy pigmentada.[3]

Principio[editar]

Aunque la sangre humana siempre tiene una coloración rojiza (excepto en raros casos de enfermedades relacionadas con la hemoglobina), las propiedades ópticas de la piel distorsionan el color rojo oscuro de la sangre no oxigenada para que parezca azulada.[4]

El principio elemental detrás de la cianosis es que la hemoglobina desoxigenada es más propensa a la coloración azulada óptica, y también produce vasoconstricción que hace que sea más evidente. La dispersión de color que produce el color azul de las venas y la cianosis es similar al proceso que hace que el cielo se vea azul: algunos colores se refractan y se absorben más que otros. Durante la cianosis, los tejidos tienen concentraciones inusualmente bajas de oxígeno, y por lo tanto los tejidos que normalmente están llenos de sangre oxigenada brillante se llenan de sangre desoxigenada, oscura. La sangre oscura es mucho más propensa a los efectos ópticos,[2] y por lo tanto la deficiencia de oxígeno (hipoxia) conduce a la coloración azulada de los labios y otras mucosas.

El nombre se deriva del color cian, que viene del griego κυάνωσις, (kyanous),[5] que significa "azul".

Tipos[editar]

La cianosis se divide en dos tipos principales: la central (alrededor del corazón y los labios) y la periférica (solo afecta las extremidades). La cianosis puede ocurrir en los dedos, incluyendo las uñas, además de otras extremidades (cianosis periférica) o en los labios y la lengua (cianosis central),[3] pudiendo conducir también a una inflamación del tejido conectivo en los dedos de las manos, patología conocida como dedos hipocráticos.

Central[editar]

La hipoxemia arterial con frecuencia es causada por la alteración de la función pulmonar (hipoventilación alveolar, alteraciones de la ventilación-perfusión, trastornos de difusión de oxígeno) o por la existencia de cortocircuitos o shunt intracardíacos derecha-izquierda (defectos septales cardíacos), entre los grandes vasos (conducto arterioso) o en los pulmones. Esto reduce el contenido de oxígeno en los pulmones sangre o una gran pérdida de oxígeno por un descenso de la circulación de la sangre en los vasos sanguíneos de la piel. También puede observarse en la policitemia vera en ausencia de desaturación arterial de oxígeno, debido al incremento de hemoglobina reducida en la sangre.[3] En la cianosis central tanto la piel como las mucosas tienen el color azulado.[3]

Algunas de las causas de cianosis central son las siguientes:[6] [3]

1. En el sistema nervioso central:

2. En el sistema respiratorio:

3.Trastornos cardíacos:

4.Sangre:

5.Otras:

Periférica[editar]

Aparece como resultado de la disminución del flujo sanguíneo periférico y de vasoconstricción. El flujo sanguíneo lento permite que cada hematíe esté en contacto con los tejidos durante más tiempo; en consecuencia, se extrae más oxígeno de la sangre arterial con el posterior incremento de hemoglobina reducida en la sangre venosa. Se observa habitualmente en los tejidos periféricos (manos, orejas, nariz y pies), pudiendo ser generalizada o localizada. Las causas que la originan son múltiples, entre las que se encuentran las mismas que en el caso de la cianosis central, excepto que la periférica puede observarse sin que existan problemas cardíacos o pulmonares. Los pequeños vasos sanguíneos pueden ser restringidos y se puede tratar mediante el aumento del nivel de oxigenación normal de la sangre, por el calentamiento de la zona o por elevación del miembro afectados.[7]

Las causas de la cianosis periférica pueden ser:[7] [3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. MedlinePlus
  2. a b Longmore, Murray; Wilkinson, Ian; Rajagopalan, Supraj R. (2006) (en inglés). Mini manual Oxford de medicina clínica (6 edición). 9780198570714: Oxford University Press. ISBN 0198570716. http://books.google.com.uy/books?id=wp50CopIa7gC&dq=Mini+Oxford+Handbook+of+Clinical+Medicine&hl=es&ei=POK5TOqRPMG78gbF-vW2Dw&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CCsQ6AEwAA. Consultado el 16 de octubre de 2010. 
  3. a b c d e f Fitzpatrick, Thomas B. (2009) (en español). Dermatologia en medicina general. Volumen 3 (7 edición). 9789500617024: Ed. Médica Panamericana. pp. 1378 - 1379. ISBN 9500617021. 
  4. Kienle, Alwin; Lilge, Lothar; Vitkin, I. Alex; Patterson, Michael S.; Wilson, Brian C.; Hibst, Raimund; Steiner, Rudolf (1 de marzo de 1996). «¿Porqué las venas se ven azules? Una nueva perspectiva a una vieja pregunta». Applied Optics 35 (7):  p. 1151–60. , formato=PDF
  5. «cian», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=cian 
  6. Park, M.K. (2008). «11» (en español). Cardiología pediátrica (5 edición). 9788480863568: Elsevier España. pp. 140-160. ISBN 8480863560. http://books.google.com.uy/books?id=hjlEH4sb_3MC&pg=PA140&dq=cianosis&hl=es&ei=2iy6TI3MGML68Aa-tKTwCw&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=5&ved=0CDgQ6AEwBA#v=onepage&q=cianosis&f=false. Consultado el 16 de octubre de 2010. 
  7. a b Argente, Horacio A. (2005). «Parte VII, Capítulo 29 - 1». Semiología médica Fisiopatologia, semiotecnia y propedéutica. Enseñanza basada en el paciente. 9789500600729: Ed. Médica Panamericana. pp. 342 - 343. ISBN 9500600722. http://books.google.com.uy/books?id=22ALNKLPnMcC&pg=PA334&dq=causa+cianosis+perif%C3%A9rica&hl=es&ei=MXi7TPGYDIH78Aa2pcTZDg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=5&ved=0CDwQ6AEwBA#v=onepage&q=causa%20cianosis%20perif%C3%A9rica&f=false. Consultado el 17 de octubre de 2010. 

Enlaces externos[editar]