Orzuelo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Orzuelo
Stye02.jpg
Orzuelo en el párpado del ojo derecho.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 H00
CIE-9 372.0
CIAP-2 F72
DiseasesDB 12583
MedlinePlus 001009
eMedicine emerg/755
MeSH D006726
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Un orzuelo es una inflamación de alguna glándula de Zeiss o de glándula de Moll en la base de las pestañas. También se le da este nombre a la inflamación de las glándulas de Meibomio en el párpado, aunque en este caso el término que se utiliza habitualmente es el de orzuelo interno o chalazión.[1]

No es una afección grave, pero puede llegar a ser bastante dolorosa. La causa de este trastorno es una infección bacteriana producida comúnmente por el Staphylococcus aureus. Los orzuelos son particularmente comunes en niños.[2]

Cuadro clínico[editar]

Un orzuelo externo es una inflamación rojiza y tierna al tacto en el borde del párpado que tiende a drenar espontáneamente en poco tiempo.[2] En el lugar de la lesión se palpa un nódulo duro y muy doloroso. Los orzuelos internos suelen localizarse más lejos del borde del párpado y tardan más tiempo en sanar en comparación con los orzuelos externos, esto es ya que el absceso no puede drenar tan fácilmente.

Los síntomas pueden parecerse a los de otros trastornos por lo cual es conveniente consultar al médico.

Orzuelo interno en estado inicial en el párpado izquierdo.
Orzuelo al tercer día de evolución. Véase como afecta la parte inferior del ojo.

Etiología[editar]

Los orzuelos se deben a una proliferación de gérmenes que forman un pequeño absceso en las glándulas sebáceas antes mencionadas.

Tratamiento[editar]

No se debe intentar apretar, frotar ni extirpar los orzuelos o cualquier otro tipo de protuberancia del párpado, sino dejarlos que drenen por sí solos.[2]

El tratamiento, consiste simplemente en las medidas higiénicas que ayuden al mantenimiento de limpieza de la zona, para prevenir infecciones. También puede ser de ayuda, para liberar la obstrucción de la glándula, la aplicación de compresas calientes. La administración de gotas con antibióticos puede ser eficaz si se ha producido el caso de conjuntivitis secundaria por contaminación directa en los casos de orzuelos recurrentes o persistentes.[3]

Debido a que el ojo provee un ingreso directo al sistema linfático y sanguíneo es particularmente recomendable consultar un médico antes de aplicar un medicamento, ya que aplicarlo sin una previa recomendación clínica puede ser peligroso para el ojo e incluso para la vista. Los tratamientos de elección han ido cambiando de acuerdo con los resultados de las investigaciones más recientes. El cloranfenicol, por ejemplo, ha sido eliminado como sistema de antibiótico por los posibles daños que puede producir en el ojo.

Los orzuelos en algunos casos tienden a dejar como secuela una bolita de grasa dura, que debe ser extirpada quirúrgicamente o bien realizar su drenaje mediante una incisión con bisturí.[3] No deben presionarse para conseguir su vaciamiento, pues con esta maniobra podría diseminarse la infección.

Referencias[editar]

  1. Diccionario Enciclopédico Ilustrado de Medicina Dorland, 1996, McGraw-Hill - Interamericana de España. Vol. 1. ISBN 84-7615-983-8.
  2. a b c Yale Medical Group. Los Orzuelos (en español). Último acceso 16 de octubre de 2008.
  3. a b Abultamiento del párpado. Revisado en abril del 2012 por la American Academy of Ophthalmology. Consultado el 20-04-2012