Thriller psicológico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El thriller psicológico es un subgénero de suspense/thriller que generalmente tiene como tema central un enfrentamiento (o juego) entre los personajes, más mental (o psicológico) que físico, en el que la inteligencia o los aspectos intelectuales y/o mentales tienen una gran importancia.

Historia[editar]

El precursor de este subgénero fue Roman Polanski protagonizando junto a Isabelle Adjani su retorcida cinta El quimérico inquilino que obtuvo un pésimo recibiento allá por mediados de los años 70, sin embargo, hoy en día está considerada como una película de culto. Otra obra de Polanski destacada de este género es La muerte y la doncella (1994) con Sigourney Weaver y Ben Kingsley.

Las novelas han sido fuente de grandes éxitos cinematográficos de este género. Jonathan Demme fue el encargado de adaptar a la gran pantalla El silencio de los corderos (1991) con Jodie Foster y Anthony Hopkins interpretando a Hannibal Lecter. Mientras que Martin Scorsese adaptó Shutter Island (2010) protagonizada por Leonardo Dicaprio.

Otras obras destacadas son Perros de paja de Sam Peckinpah, La mano que mece la cuna de Curtis Hanson, El intercambio de Clint Eastwood, Funny Games de Michael Haneke, Cube, Mulholland Drive, Habitación 1408 o Hard Candy.

Este tipo de género está muy presente en el cine español actual, pruebas de ello son El maquinista, La habitación de Fermat, El niño de barro o La caja Kovak.

En los últimos años está cobrando fuerza en el mundo de los videjuegos, fundamentalmente en videojuegos como Heavy Rain, Alan Wake y Silent Hill.

En el género Anime, entre los títulos de corte thriller psicológico están las famosas animaciones Death Note y Serial Experiment Lain, además de otras como Monster, Another, Paranoia Agent, etc.

Véase también[editar]