Santiago el Mayor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Santiago el Mayor
Santiago el Mayor.jpg
Santiago el Mayor[1] por José de Ribera, hacia 1634. Barroco. Óleo sobre lienzo, 120 x 97 cm. Museo de Bellas Artes de Sevilla,Flag of Spain.svg España
Apóstol y mártir
Nombre Jacob, יעקב
Apodo Matamoros, el Mayor, el hijo de Zebedeo, Boanerges («Hijo del trueno»)
Nacimiento 5 a.C.
Betsaida, Galilea
Padres Zebedeo y Salomé
Fallecimiento 44
Jerusalén, Judea
Venerado en Iglesia Católica, Ortodoxa y Copta
Principal Santuario Catedral de Santiago de Compostela
Órdenes Orden de Santiago
Festividad
Atributos Vestido de peregrino o de soldado a lomos de un caballo blanco en actitud de lucha
Aequipecten opercularis gelbe Streifen.jpg Concha de Venera
Cross Santiago.svg Cruz de Santiago
Patronazgo Lugares:
España,[2] Galicia, Bilbao,[3] Antigua Guatemala, Esquipulas, San Cristóbal Verapaz, Villanueva de la Serena, Sama de Langreo, Santa Cruz de Tenerife, Triana, Santiago del Teide, Los Realejos, Mendoza, Provincia de Santiago de Chuco - La Libertad - Perú, Santiago del Estero, Cartago, Caracas, Guayaquil, Cali, Tunja, Santiago de Querétaro, Monclova, Sahuayo de Morelos, Santiago Coachochitlán, Moyahua de Estrada, silao guanajuato, Natá de los Caballeros, Santiago de los Caballeros,[4] Puriscal, entre otros
Gremios:
Veterinarios, equitadores, curtidores, peleteros
Otros:
Orden de Santiago
Arma de Caballería

Santiago de Zebedeo (en arameo: Yaakov Bar-Zebdi; en hebreo: יעקב, Jacob) también llamado Santiago el Mayor (Betsaida, Galilea, 5 a.C.Jerusalén, Judea, 44) fue uno de los apóstoles de Jesús de Nazaret. Fue hijo de Zebedeo y Salomé, nombrado como «Santiago el hijo de Zebedeo» en el Nuevo testamento, y hermano de Juan el Apóstol. Se le conoce como Santiago el Mayor para distinguirlo del otro apóstol llamado Santiago, el Menor o el de Alfeo. Es el patrón de España.[5]

Biografía[editar]

Datos de los Evangelios[editar]

Hijo de Zebedeo y, posiblemente, de Salomé. Era hermano de Juan el Apóstol. Su maestro Jesús les puso el sobrenombre de «boanergués», que significa «hijos del trueno» (Marcos 3:17). Fue uno de los primeros que recibieron la llamada de Jesucristo, cuando estaba pescando en el lago de Genesaret junto a su hermano. Fue testigo presencial privilegiado de la resurrección de la hija de Jairo (Marcos 5:21-43) y fue uno de los discípulos más apreciados por Jesucristo, de tal manera que estuvo presente en dos de los momentos más importantes de su ministerio -la Transfiguración en el monte Tabor (Lucas 9) y la oración en el Huerto de los Olivos- junto a Simón Pedro y a su hermano Juan. También formó parte del grupo restringido de discípulos que fueron testigos del último signo realizado por Jesús ya resucitado: su aparición a orillas del lago de Tiberíades y la pesca milagrosa (Juan 21:1-8). Los Hechos de los Apóstoles registra su presencia en el Cenáculo en espera orante de la venida del Espíritu Santo:

"Entonces se volvieron a Jerusalén desde el monte llamado de los Olivos, que dista poco de Jerusalén, el especio de un camino sabático. Y cuando llegaron, subieron a la estancia superior, donde vivían. Pedro, Juan, Santiago y Andrés; Felipe y Tomás; Bartolomé y Mateo; Santiago de Alfeo, Simón el Zelotes y Judas de Santiago. Todos ellos perseveraban en la oración, con un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos."

Hechos 1, 12-14

Evangelización en Hispania[editar]

Según una tradición medieval, tras el Pentecostés (hacia 33 d. C.), cuando los apóstoles son enviados a la predicación, Santiago habría cruzado el mar Mediterráneo y desembarcado para predicar el Evangelio en la Hispania (actuales España y Portugal). Según unos relatos, su prédica habría comenzado en la Gallaecia, a la que habría llegado tras pasar las Columnas de Hércules, bordeado la Bética y la deshabitada costa de Portugal; otras tradiciones afirman su llegada a Tarraco y su viaje por el valle del Ebro, hasta entroncar con la vía romana que recorría las estribaciones de la Cordillera Cantábrica y terminaba en la actual La Coruña. Una tercera versión postula su llegada a Carthago Nova (actual Cartagena, por el barrio de Santa Lucía), de donde partiría hacia el norte. Esta tradición hace de Santiago el santo patrón protector de España.

En cualquier caso, la tradición de la evangelización por el Apóstol Santiago indica que éste hizo algunos discípulos, y siete de ellos fueron los que continuaron la tarea evangelizadora una vez que Santiago regresó a Jerusalén. Para ello fueron a Roma y fueron ordenados obispos por San Pedro. Son los siete Varones apostólicos. La tradición de los Varones Apostólicos los sitúa junto a Santiago en Zaragoza cuando la Virgen María se apareció en un pilar.

De acuerdo a la tradición cristiana, hacia el año 40 la Virgen María se apareció a Santiago el Mayor en Caesaraugusta. María llegó a Zaragoza «en carne mortal» —mucho antes de su asunción— y como testimonio de su visita habría dejado una columna de jaspe conocida popularmente como «el Pilar». Se cuenta que Santiago y los siete primeros convertidos de la ciudad edificaron una primitiva capilla de adobe en la vera del Ebro.

Desde hace siglos la propia Iglesia Católica reconoce que hay muy pocas probabilidades de que Santiago estuviera en en la Península Ibérica. A pesar de todo, el gran arraigo de este santo en España, de la que es patrón, ha evitado que las cosas se aclararan. El propio Vaticano en el siglo XVII trató de frenar de alguna forma el culto en España, a lo que el rey Felipe IV, gran devoto del santo, se opuso en rotundo amenazando con separar la Iglesia española de Roma. Ante la amenaza el Vaticano siguió permitiendo la versión legendaria de que Santiago predicó en España, visión que cae por su propio peso cuando sabemos que San Pablo quiso venir a predicar a la Península Ibérica por ser un territorio virgen y por tanto nunca evangelizado, lo que demuestra que Santiago nunca pisó España, ya que si lu hubiera hecho, tendría que haber sido antes que San Pablo.[cita requerida]

Martirio de Santiago, por Alberto Durero.

Martirio en Jerusalén[editar]

Fuera de los Evangelios, sólo aparece nombrado en los Hechos de los Apóstoles (Hc 12, 2), cuando, tras una prédica, es martirizado en Jerusalén (es uno de los primeros mártires cristianos) hacia el año 43, muerto a filo de espada por orden de Herodes Agripa I, rey de Judea.

Por aquel tiempo, el rey Herodes comenzó a perseguir a algunos de la iglesia. Ordenó matar a filo de espada a Santiago, el hermano de Juan; y como vio que esto había agradado a los judíos, hizo arrestar también a Pedro.

Hechos 12:1-3

El rey propició el arresto de algunos miembros de la iglesia para matarlos. Este relato parece contradecir la prédica de Santiago en Hispania. Además, en esos años (33-36), los cristianos se habían dispersado de Judea hasta Fenicia, Chipre y Antioquía.

La tradición que sitúa a Santiago el Mayor en Jerusalén, poco antes de su martirio, la recogen diversos apócrifos neotestamentarios (El libro de la Dormición de María, etc.), todos ellos anteriores al "descubrimiento" de la Tumba del Apóstol. Según estos relatos, cuando María ve cerca su muerte, recibe la visita de Jesucristo resucitado. Ella le pide estar rodeada por los apóstoles en el día de su muerte, pero todos ellos están dispersos por el mundo. Jesucristo le concede su deseo y permite que sea la misma María, por medio de aparición milagrosa, quien avise a sus discípulos. La aparición de María a Santiago se habría producido sobre un pilar en Caesaraugusta (actual Zaragoza), columna que se sigue venerando en la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, en la capital aragonesa.

Santiago habría hecho todo el viaje de vuelta desde España hasta Jerusalén para encontrar a la Virgen (ya que ella seguía viva allí, en la capital de Judea) antes de su dormición, hallando la muerte ante Herodes Agripa en el martirio. La leyenda se cierra con que sus discípulos habrían llevado su cuerpo (conservado de alguna manera) por el mar Mediterráneo en una mítica embarcación de piedra y habrían costeado el Atlántico nuevamente hasta Galicia, donde lo habrían enterrado justamente en Iria Flavia, donde el obispo Teodomiro lo halló en el siglo IX.

La tumba del Apóstol[editar]

Altar Mayor con la imagen de Santiago Peregrino en la Catedral de Santiago de Compostela, bajo el que se encuentra la tumba del Apóstol.

Alrededor del año 813, en tiempos del Rey de Asturias Alfonso II el Casto, un ermitaño cristiano llamado Paio (Pelayo) le dijo al obispo gallego Teodomiro, de Iria Flavia (España), que había visto unas luces merodeando sobre un monte deshabitado. Hallaron una tumba donde se encontraba un cuerpo degollado con la cabeza bajo el brazo. El rey Alfonso ordenó construir una iglesia encima del cementerio (compositum), origen de la Catedral de Santiago de Compostela («Santo Jacob del compositum»). Otros sostienen que la palabra Compostela proviene de campus stellae: «campo de las estrellas», debido a las luces que bailoteaban sobre el cementerio (véase fuego fatuo).

En el mes de mayo de 1589, Francis Drake amenazó Compostela después de desembarcar en La Coruña. El Arzobispo, Juan de Sanclemente, acordó con el Cabildo de la Catedral ocultar cuanto de importante había en ella. Por ello, los restos fueron depositados en un escondrijo dentro del ábside de la capilla mayor, detrás del altar. Tales restos fueron encontrados a treinta metros de profundidad respecto del suelo en las excavaciones realizadas en la Catedral en 1878 y 1879 por Antonio López Ferreiro.

En tales excavaciones, se pudo encontrar, entre los restos de un mausoleo romano, una inscripción sepulcrar en griego, Athanasios martyr y los restos de tres personas distintas: dos de edad media y una en el último tercio de vida, lo que llevó a identificarlos con los tradicionales Santiago y sus discípulos Atanasio y Teodoro. No obstante, el Papa León XIII nombró una Congregación extraordinaria para el estudio de estos restos. Los documentos enviados a Roma, sin embargo, no le satisficieron, enviando a Monseñor Agostino Caprara, Promotor de la Fe en el proceso, a Santiago para que examine sobre el terreno los restos y tome declaración a quienes intervinieron. Caprara, no obstante, mandó analizar primero el presunto resto de Santiago venerado en Pistoia, tarea que estuvo a cargo del Doctor Chiapelli, quien doctaminó que se trataba de una apófisis mastoidea derecha con restos de sangre coagulada, pieza que habría sido separada a consecuencia de una decapitación.

El 8 de junio de 1884 llega a Santiago, y en el examen se constata que uno de los tres cráneos carece de apófisis mastoidea derecha. La resolución de la Congregación fue publicada el 25 de julio del mismo año, festividad de Santiago. León XIII publicó el 1 de noviembre del mismo año la Bula Deus Omnipotens, donde hacía un repaso a la Historia del Santuario y llamaba a emprender nuevas peregrinaciones a Santiago.[6]

Sin embargo, quedaba por constatar la datación cronológica de los restos, lo que llevó a mediados del siglo XX a voces críticas. Así, Claudio Sánchez Albornoz:

...pese a todos los esfuerzos de la erudición de ayer y de hoy, no es posible, sin embargo, alegar en favor de la presencia de Santiago en España y de su traslado a ella, una sola noticia remota, clara y autorizada. Un silencio de más de seis siglos rodea la conjetural e inverosímil llegada del apóstol a Occidente, y de uno a ocho siglos la no menos conjetural e inverosímil traslatio. Sólo en el siglo VI surgió entre la cristiandad occidental la leyenda de la predicación de Santiago en España; pero ella no llegó a la Península hasta fines del siglo VII.

C. Sánchez Albornoz: "En los albores del culto jacobeo", en Compostellanum 16 (1971) pp. 37-71.

Por una parte, se ha documentado arqueológicamente la existencia previa de una necrópolis dolménica y luego de un cementerio utilizado en época romana y sueva. Estos descubrimientos sólo prueban que Compostela era una necrópolis precristiana, pero no soluciona nada con respecto a la tumba de Santiago, cuyos restos podrían pertenecer bien al mismo apóstol (el tráfico de reliquias comenzaba a desarrollarse en ese periodo), bien a cualquier otro mártir cristiano. Incluso algunos proponen que se trate de los restos del mismísimo Prisciliano. En 1955 se encontró, en las proximidades de la tumbra, la cubierta sepulcrar de Teodomiro, lo que confirma que quiso enterrarse en el lugar de su propio hallazgo[3].

En 1988, dos académicos de la Real Academia de la Historia avanzan en los descubrimientos: el filólogo Isidoro Millán González-Pardo halla la inscripción martyr y una referencia a Atanasio en una piedra datada a finales del s. I o principios del s. II, mientras que arqueólogo Antonio Blanco Freijeiro confirma los restos del Apóstol.

Los descubrimientos más recientes proceden de un estudio desarrollado por Enrique Alarcón, profesor de Metafísica de la Universidad de Navarra, publicado el 24 de junio de 2011, en el ámbito de la clausura de la Cátedra Camino de Santiago, sobre la base de los estudios realizados en 1988 y de reproducciones de la tumba, por no tener acceso físico a la misma,[7] hallando la inscripción Jacob (Santiago, en hebro), con simbología propia de la estética del cementerio judeocristiano de Israel del s. I. Una de las inscripciones contiene referencias a la fiesta judía del Shavu'ot con representación de panes rituales. Esta fiesta, de la que se tiene conocimiento por el Levítico, se considera desaperció en torno al 70 d. C., con motivo de la destrucción del Templo de Jerusalén por los romanos, lo que permitiría ubicar cronológicamente la tumba. Estos datos permiten rechazar cualquier atribución de los restos a Prisciliano.

Dicho estudio continúa actualmente, pues faltan aún las aportaciones que pueda realizar la propia Universidad de Santiago y el Cabildo de la Catedral.[8]

La configuración actual de la cripta bajo el altar procede de las excavaciones realizadas a finales del siglo XIX. Los restos fueron depositados en una urna de plata realizada en 1886 por los orfebres Rey Martínez, dentro de un cofre de madera forrado con terciopelo rojo y con tres compartimentos, para Santiago, Atanasio y Teodoro.

Reliquias[editar]

Reliquia de herraduras del caballo de Santiago de la batalla de las Navas de Tolosa.

El Monasterio de Cañas posee una reliquia que dicen ser las herraduras del caballo de Santiago, que recogería Diego López II de Haro en la batalla de las Navas de Tolosa y entregaría a su hermana Doña Urraca López de Haro, cuarta abadesa del monasterio.

Santiago contra el Islam[editar]

En el siglo XII se redacta en Santiago de Compostela el llamado Privilegio de los Votos que atribuye al rey Ramiro I una victoria frente a los moros en Clavijo en 844, victoria obtenida gracias a una aparición de Santiago. Agradecido, el rey habría hecho el voto que todos los habitantes de España pagasen al Apóstol, o sea a su santuario, una cantidad anual. Según este mismo documento, la victoria en Clavijo puso fin a la entrega anual a los enemigos de un vergonzoso tributo de cien doncellas cristianas. La primera representación de Santiago a caballo, de principios del siglo XIII en la catedral compostelana, muestra las doncellas arrodilladas ante el caballo de Santiago.

El miles Christi medieval, imagen poco frecuente, se convierte a partir de la segunda mitad del siglo XV y a lo largo del siglo XVI en Santiago Matamoros, defensor del catolicismo frente a todos sus enemigos: los turcos, los herejes y los paganos cuyos cuerpos o cabezas ruedan entre las piernas de su caballo.

El Camino de Santiago[editar]

El descubrimiento de la Tumba del Apóstol supuso para el rey de Asturias una serie de beneficios: la aglutinación de sus territorios como un solo reino, bajo la especial protección del Apóstol, y la cristianización de la antigua "Vía del Finisterre", ruta seguida tradicionalmente por muchos pueblos de religión céltica, hasta el pretendido fin del mundo. De hecho, las peregrinaciones galas hacia el noroeste de España se han probado arqueológicamente[9] [10] [11] [12] [13] y se puede afirmar que los celtas - en el primer milenio antes de nuestra era - recorrían toda Europa para ir a estos sitios, donde celebraban sus matrimonios y otros ritos. Este camino precristiano se convierte así en el Camino de Santiago o Ruta jacobea, y Compostela en el tercer núcleo de peregrinación medieval, tras Roma y Jerusalén.

En el año 1122, el papa Calixto II instituyó y proclamó que en adelante tuvieran la consideración y privilegios de Año Santo Jacobeo todos los años en los que la fiesta litúrgica de Santiago, el 25 de julio, coincidiera con el día domingo. El próximo año jacobeo tendrá lugar en 2021.

Fiestas en su honor[editar]

España[editar]

Como Patrón de España que es, Santiago el Mayor (más conocido como Santiago Apóstol) es también el patrón de numerosos pueblos y ciudades que el día 25 de julio celebran en su honor fiestas tanto paganas como religiosas. Santiago de Compostela es la ciudad que mayores fiestas organiza en su honor. La catedral de la ciudad acoge esos días la mayor afluencia de peregrinos del año.

Coincidiendo con el patronazgo de España, Santiago el Mayor, también es patrón del Arma de Caballería, del Ejército de Tierra. La frase final del Himno de esta arma, es una de las más conocidas de España en la reconquista:

Santiago y cierra España

Igualmente, es también el patrón de Galicia, celebrándose su festividad, el Día Nacional de Galicia,[14] cada 25 de julio en la ciudad de Santiago de Compostela.

Además de Santiago de Compostela, otros pueblos españoles repartidos por todo el territorio nacional tienen celebraciones en honor a Santiago Apóstol. Procesiones, misas y ruegos junto a verbenas, conciertos o actividades infantiles como por ejemplo en la localidad de Albaladejo (Ciudad Real), en Navas de Oro (Segovia) o en Moratones (Zamora). También es patrón en la ciudad de Moncada (Valencia). Y en numerosos pueblos de la sierra madrileña como Collado Villalba o Colmenarejo.

En las Islas Canarias, Santiago es patrón de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, capital de la isla de Tenerife, así como del municipio de Santiago del Teide. En la isla de Gran Canaria en el municipio del Gáldar, en cuyo templo está considerado como el Templo Jacobeo de Canarias, nombrado así por el Papa Juan Pablo II.[15] Igualmente, la Villa de Los Realejos, al norte de Tenerife, fue puesta bajo la protección del Apóstol desde que el 25 de julio del año 1496 se dio por concluida, en estas tierras del antiguo Menceyato de Taoro, la fase bélica de la conquista de Tenerife, erigiéndose, ese mismo día, el templo de la Parroquia Matriz del Apóstol Santiago, en cuyo interior se conserva parte de un antiguo retablo a pincel que recogía la vida del Apóstol, y del que hoy se conservan tres tablas que conforman el famoso Tríptico de Santiago, obra salida del pincel del destacado obrador europeo del Maestro de Delf.

América[editar]

Imagen en el centro de la bandera de la Provincia de Santiago del Estero en Argentina. Simboliza la fusión de las raíces incaicas, representadas en el sol, e hispanas, representadas en la espada encarnada de Santiago Apóstol.[16]

En Perú, Santiago Apóstol es patrón de Santiago de Ica, patrón de la ciudad de Pauza rovincia de Paucar del Sara Sara Ayacucho; de Santiago de Chuco en el Departamento de La Libertad; de la villa de Santiago de La Nazca (Nazca). También se celebra su fiesta en la ciudad de Cabana en Ancash. En el distrito limeño de Santiago de Surco se entrega una condecoración con su nombre, la Orden de Santiago Apóstol, a personajes que influyen de manera beneficiosa en la sociedad. Santiago El Mayor es también el patrón del pueblo de Guzmango de la Provincia de Contumazá, región de Cajamarca.

En Lunahuaná, Capital Turística y Cultural de la Provincia de Cañete (Lima), Santiago Apóstol tiene una gran festividad patronal todos los 25 de Julio de cada año, donde participan las autoridades y el pueblo con mucha algarabía, en vistosas comparsas en la Plaza de Armas, con una gran Misa de Fiesta en la Iglesia Colonial que lleva su nombre, y que antecede la Procesión del Santo por las calles principales.

En Argentina, Santiago Apóstol es el patrón de la Provincia de Santiago del Estero, cuya bandera incluye en su centro un sol incaico que tiene en su interior la cruz-espada de Santiago.[16] También es el santo patrono de la Provincia de Mendoza y su capital donde su fiesta es feriado provincial y se realizan importantes festejos en su honor. En ésta ciudad cuyana se lo considera además protector contra los movimientos sísmicos que se manifiestan frecuentemente en la región.

En Uruguay, Montevideo, su capital, tiene como santos patronos a San Felipe y Santiago. Durante el período colonial, este puerto y plaza fuerte de gran importancia estratégica para la colonia española en el Virreinato del Río de la Plata, fue conocido como la ciudad de San Felipe y Santiago de Montevideo.

En Panamá se asienta la ciudad más antigua del litoral pacífico, Natá de los Caballeros, en la cual se encuentra el patrimonio histórico nacional, la Basílica Santiago Apóstol, la cual guarda desde el siglo XVI como patrono a este apóstol de Jesucristo. El santo se constituyó en un baluarte religioso desde el primer momento en que llegó de Santiago de Compostela, en España, ciudad que también tiene como patrono a Santiago Apóstol. En Natá de los Caballeros es muy visitado por sus fieles desde que llegó en el año de 1522.

Además se encuentra el distrito de Santiago en Veraguas, el cual igualmente celebra todos los 25 de julio su fiesta patronal.

En México, el otro gran centro virreinal, se celebra en muchas partes, una de ellas en el municipio de Ayapango en el antiguo convento de Santiago Apóstol y la parroquia que lleva el mismo nombre. Esta fiesta se celebra con la representación de los doce pares de Francia y el baile de los chinelos y una procesión por el pueblo. También se celebra en el pueblo de Santiago Tepopula en Tenango del Aire, así como en el pueblo de Quechultenango, en Guerrero, donde es representado con un baile llamado "las cueras" donde, seguidos de una enorme procesión, cuatro de los danzantes llevan en sus hombros la imagen en su honor. Santiago Apóstol también es patrono de la ciudad de Querétaro. Según cuenta la leyenda, la ciudad fue fundada en 1531 tras una batalla entre nativos cristianzados y los que no lo estaban, habiendo en el transcurso de la batalla un eclipse en el cual la figura de Santiago Matamoros se apareció en el cielo; Así como también en la ciudad de Sahuayo, Michoacán donde la fiesta que venera al Patrón Santiago es una de las más grandes y bonitas del mundo, con los seguidores disfrazados en hermosos trajes de tlahualiles (guerrero vencido en nahuatl) y danzando por las calles y luchando contra el patrón Santiago. En algunas regiones del sur de Zacatecas como Moyahua de Estrada, Juchipila y Apozol, parte de Jalisco, como Guadalajara, se le venera en su fiesta el día 25 de julio, en la tradición de los tastoanes que se celebra desde los tiempos de la post-conquista de los territorios de la Nueva Galicia, reino del que fue patrono. En Coahuila es patrono de las ciudades de Saltillo y Monclova. La ciudad de Silao en el histórico estado de Guanajuato, también se venera a Santiago Apostol y la Parroquia del municipio lleva su nombre, de igual forma se encuentra el municipio de Santiago Maravatio y Valle de Santiago en el mismo estado.

En Ecuador el Santo es el patrono oficial de la ciudad de Guayaquil (Santiago de Guayaquil), ya que en honor a este fue nombrado. Sus fiestas se celebran el 25 de julio. Cabe recalcar que, dado que la fundación de dicha ciudad era un misterio, se celebraba oficialmente en la fecha de su patrono. La celebración al Santo estuvo por muchos años empañada y opacada, pero ahora ha esclarecido el misterio de su fundación. Las fiestas del Santo patrono han cobrado un auge enorme con grandes banderas albicelestes adornando los balcones de la ciudad. Muchos consideran que las fiestas guayaquileñas comienzan el 25 de julio y terminan el 15 de agosto, fecha oficial de su fundación. También se celebran fiestas en honor a Santiago el Apóstol y una de las más significativas es la celebrada en un cantón de la Provincia del Azuay llamado Santiago de Gualaceo. Aquí, como en un sin número de partes alrededor del mundo, se realizan misas, procesiones, velaciones y oraciones. En este lugar cuentan con dos imágenes del Patrón Santiago (así llamado por los lugareños), que son visitadas por propios y extraños en el mes de julio. Esta celebración es conocida a nivel nacional y reúne a miles de personas que con devoción acuden a visitar al Patrón Santiago.

En la ciudad de Jinotepe, Carazo, Nicaragua, se celebra a Santiago Apóstol y su festividad empieza el 29 de junio con la salida de la Demanda Mayor, un recorrido de Santiago por las comunidades rurales de la zona, que dura quince días, una especie de camino de Santiago como el de España, con la única diferencia que es Santiago el que sale a buscar a los peregrinos, Los días principales son el 24 y 25 de julio, el 24 se da el tope de los santos donde la cultura, la tradición y la religiosidad popular nicaragüense se unen para demostrar el más grande y hermoso gesto de unión entre los pueblos. San Sebastián, Patrono de Diriamba, y San Marcos de la ciudad que lleva su mismo se encuentran con Santiago, para celebrar juntos la Solemnidad de Santiago Apóstol, y sus fiestas terminan después del 1 de agosto que es la Octava. Estas son las fiestas en honor a Santiago Apóstol más importantes de toda Nicaragua, donde se pueden apreciar bailes tradicionales como el Gueguense o Macho Ratón, las Inditas, los Diablitos, el Gigante, Moros y Cristianos, el viejo y la vieja, la Vaquita, los chinegros, entre otros que llenan de mucho colorido estas tradicionales fiestas, que tienen una duración de casi tres meses.

En Colombia, el apóstol Santiago el Mayor es santo patrón de la ciudad de Tunja y la Catedral de esta ciudad está consagrada a su advocación. También el municipio de Santiago de Tolú, Sucre, tiene como santo patrón a Santiago el Mayor, celebrando año tras año las novenas y fiestas en su honor.

En Costa Rica, Santiago Apóstol es el patrón de la Ciudad de Cartago, capital colonial durante la ocupación española. En esta ciudad se encuentran las Ruinas de Santiago Apóstol, antigua Iglesia dedicada al Santo destruida en el Terremoto de Santa Mónica en 1910. Además se celebra en esta fecha la anexión del partido de Nicoya a Costa Rica, lo cual resultó una fecha muy conveniente para efectos de celebración religiosa y a la vez política.

En Guatemala es patrón de la Arquidiocesis y de la ciudad de Antigua Guatemala, cuyo nombre original es Santiago de los Caballeros de Guatemala, celebrándose su feria en la semana correspondiente al 25 de julio de cada año. Es de hacer notar que el escudo de Armas de la Ciudad de Guatemala incluye al Apóstol Santiago.

En Honduras, en la Ciudad de Yoro, Yoro se tiene como santo patrono a Santiago Apóstol, con su fiesta el 25 de julio de cada año y está alojado en la Catedrel de la ciudad lluvia de peces Yoro, donde descanzan los restos de uno de los miembros de la Santa Misión: el padre Manuel de Jesus Subirana. La imagen de Santiago Aposto que se venera en esta ciudad (yoro) fue encontrada en un municipio de este departamento llamado Jocón donde decidieron pasearlo en procesión por todo el departamento de yoro para reacaudar fondos para construirle una iglesia, pero al llegar a yoro y llevarlo a la Catedral fue imposible sacarlo pues se volvió pesado y más grande. Entonces decidieron dejarlo como patrón de la ciudad lluvia de peces YORO. Esta ciudad es bendecida por eso.

En Nicaragua, en la ciudad de Boaco, es el santo patrono Santiago Apóstol celebrandose con grandiosas Fiestas el 25 de Julio de cada año alojado en la iglesia que lleva su mismo nombre donde descansan los Restos del Padre Jose Nieboroswki, en esta ciudad de Boaco se celebra con gran fervor religioso.

En Venezuela fue (desde su fundación en 1567) el santo patrón de la ciudad de Caracas (fundada con el nombre de "Santiago de León de Caracas") hasta el 15 de junio de 2011 cuando el papa Benedicto XVI, a petición del clero caraqueño, decretó como patrona de la ciudad a la Virgen de Coromoto, que es también la patrona de Venezuela.

En República Dominicana es el santo patrón de la ciudad de Santiago de los Caballeros, sede de la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros, metropolitana de la provincia eclesiástica homónima. Su catedral está dedicada al santo.

En Texas, EUA, existe lo que fue el puerto de Los Brazos de Santiago, lo cual es la boca del canal de navegación del Puerto de Brownsville hoy en día. Antes, esta puerto natural de agua profundo, fue el Puerto de Matamoros, México, y un importante base naval de México. Está ubicado en el punto sur de La Isla del Padre, Texas, unos 12 km al norte del río Bravo, (Río Grande). Fue nombrado en los tiempos de la conquista de México, pero nadie sabe quien lo nombró. En Costa Rica se encuentran dos templos construidos para devolución al apóstol Santiago. El primero se ubica en la provincia de Cartago y el segundo en la ciudad de Puriscal (cantón cuarto de San José Capital). Como anécdota curiosa podemos resaltar que ambas estructuras se encuentran actualmente en ruinas, debido a la acción de diversos terremotos.

Onomástica[editar]

Su nombre en hebreo es Jacob (יעקב), pero con el tiempo se ha ido deformando en Jacobo, Iago, Yago, San Iago, San Yago, Santiago, Tiago. Diego, Jaime, James, Jim, Jimmy, Jackes. No es correcto San Santiago. FEn.

Véase también[editar]

Wegmarkierungen Jakobsweg.jpg

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]