Nasa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nasa
Paez
Kuvy-nasa.jpg
Músico nasa interpreta la flauta kuv'
Población total 186.178 (Censo 2005)[1]
Idioma Nasa Yuwe
Asentamientos importantes
1.º Cauca, Colombia: 164.973
2.º Valle del Cauca, Colombia: 7.005
3.º Putumayo, Colombia: 3.190
4.º Tolima, Colombia: 2.000

Los nasa o paez son un pueblo indígena, que habita el departamento del Cauca en la zona andina del suroccidente de Colombia. Los municipios con mayor población Nasa son Toribío, Páez y Caldono.[1] Además del Cauca, hay algunas comunidades nasa en los departamento del Valle del Cauca, Tolima, Putumayo, Huila, Caquetá y Meta.[2]

Historia[editar]

De acuerdo con la toponimia se deduce que los nasa habitan en el valle geográfico del río Cauca. Nombres que provienen de la lengua nasa son Cali (kaly 'tejido trenzado sin agujas'), Chipichape ('choclo cocido'), Yumbo ('inundación, orilla del río, río grande'), Buga ('olla grande'), Tuluá ('huertos' o 'rancho del huerto'), Yotoco ('avivar la llama con fuelle'), Chango ('escoplo'), Anchicayá ('se gorgojea mucho'), Dagua ('árbol específico'), Quilichao (verter lo fundido), Jamundí (camino a la izquierda), Petecui (guacamayo, viejo) laguna de Sonso (zonz=rana).[3] [4] Al parecer la fase final de la llamada cultura calima, fue protagonizada por los nasa, que se destacaron entonces como orfebres, alfareros y agricultores. Huyeron del valle geográfico y se refugiaron en las montañas para resistir a la conquista española.

Naciones indígenas en el centro sur de Colombia en la época de la conquista.

La denominación de paeces es una castellanización de pats, a la derecha (del río Cauca), región montañosa de la cordillera Central donde se mantuvo la resistencia. Para el año 1562 el encomendero del fuerte de San Bonifacio, el capitán Domingo Lozano inicia desde Ibagué la pacificación de los Pijao de “Turibio de los Paeces” con la colaboración de Diego de Bocanegra y su campaña exitosa fue premiada con la encomienda de los paeces. A comienzos del siglo XVIII la corona española pactó con los líderes nasa como Juan Tama de la Estrella, que obtuvo el reconocimiento como Resguardos Indígenas de los territorios que la resistencia había permitido defender, así como la autonomía, a cambio de que los nasa aceptaran las leyes coloniales y el envío de misioneros católicos. Aún entonces los nasa mantenían la explotación de minas de cobre (sula kuet)[5] y una orfebrería de este metal, que fue desplazada luego por objetos importados. El proceso de pérdida cultural estuvo entrelazado desde entonces con la erosión de las bases económicas de la autonomía y el paulatino recorte del territorio.

El programa de Bolívar y los primeros decretos del gobierno de la Gran Colombia reconocieron las tierras de Resguardo indígena y propiciaban la devolución de las usurpadas. Este programa no se cumplió y los hacendados caucanos estuvieron siempre acosando a los nasa por la tierra y reduciendo la extensión de los Resguardos, mediante decenas de normas y trampas.

Quintín Lame dirigió desde comienzos del siglo XX la lucha por la recuperación de los Resguardos indígenas en el Cauca. Perseguido y exiliado en él Tolima, donde siguió luchando, la dirección del movimiento indígena del Cauca fue sostenida por su seguidor José Gonzalo Sánchez, totoreño, presidente de la Confederación Campesina e Indígena, quien fue asesinado en 1952. Se desató entonces una gran violencia contra los nasa, que así volvieron a perder buena parte de las tierras de los Resguardos y vieron destruidas sus organizaciones.

Mujer nasa con su bebé en una marcha de protesta.

En 1970 los nasa con otros pueblos indígenas del departamento, organizaron el Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC para recuperar la tierra, defender la cultura y conquistar la autonomía. Su lucha, marcada por la represión, los asesinatos de los líderes y las masacres, ha permitido que 544.000 hectáreas sean reconocidas como territorio indígena en Cauca. Junto con los otros pueblos indígenas del país lograron que en la Constitución de 1991 se reconozcan derechos fundamentales de los pueblos indígenas, como la autonomía y la inalienabilidad de los Resguardos. Apenas cuatro meses después en la hacienda El Nilo fueron masacrados por paramilitares veinticuatro nasa, incluidos niños. Esto expresa la contradicción que hoy se vive: avance en el reconocimiento de derechos y recuperación del territorio, pero sufrimiento y riesgo por la situación de violencia y el conflicto armado que vive el país.

Organización[editar]

Los nasa se rigen por asambleas generales que eligen en cada Resguardo o comunidad un Cabildo, el cual tiene su respectivo Gobernador. Sin embargo la autoridad, la ejercen escuchando principalmente, a los mayores (personas más ancianas de la comunidad quienes también son guías del pueblo). Cada cabildo pertenece a una Asociación por zona, que es reconocida también como autoridad oficial. Estas Asociaciones pertenecen al CRIC, aunque algunos cabildos prefieren comunicarse directamente con AICO. En cada nivel existen comités y programas de educación, salud, cultura, territorio, economía, justicia. De las Asociaciones de Cabildos nasa del departamento del Cauca hay cuatro que sobresalen por su nivel de organización, una de ellas es la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte -ACIN- que agrupa a los nasa de municipios del norte del departamento del Cauca, como Toribío, Caloto y Jambaló. Otras son las de la región de Tierradentro, como la Asociación de Cabildos Nasa Çxhāçxha que agrupa los diecinueve cabildos del municipio de Páez y la Asociación de Cabildos Juan Tama que agrupa los nueve cabildos indígenas del municipio de Inzá. La Asociación de Cabildos de Caldono se llama Ukawe’s’ Nasa C’hab. Los sabios tradicionales o Thê'h wala ejercen la autoridad espiritual.

En 1980, con el liderazgo del sacerdote nasa Alvaro Ulcué Chocué nació el Proyecto Nasa en Toribío, con el objetivo de recuperar la conciencia, la identidad la tierra, la cultura y el equilibrio y armonía de la vida con el territorio. Entre los frutos que ha dado están siete proyectos comunitarios y la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca ACIN-Cxab Wala Kiwe, así como múltiples programas autónomos económicos, organizativos, ambientales, educativos, jurídicos, de salud, juveniles, de mujeres y estrategias de resistencia pacífica.[6]

La casa[editar]

Para la cosmología de los nasa (paez), es fundamental la concepción de la casa yet (o yat en el habla de algunas comunidades), como espacio, abrigo y construcción colectiva de vida. Una abuela y un abuelo cumplieron el papel de integradores del conjunto. Los seres eran vientos y espíritus, pero la abuela y el abuelo los llamaron para que tuvieran una casa y así pudieran tener cuerpos. Como chocaban unos con otros y se hacían daño, la abuela y el abuelo les dijeron que no podían seguir divididos sino que tenían que unirse y se unieron y así tuvo cada uno su cuerpo. Así es el universo y de este modelo surgen las casas de cada uno, casas de los animales, casa del sol y desde luego la casa de los nasa, el territorio nasa, la comunidad como casa colectiva, la casa de cada familia y el cuerpo, que es una casa, así como la casa tiene corazón (el fogón), ojos (las ventanas), boca (la puerta), costillas (las paredes) o piernas (las columnas).[7]

Los principales héroes culturales se relacionan con la defensa de la unidad del territorio, de la casa de los nasa. Dxi'pam el rostro del trueno o en los relatos más antiguos, enfrentó a los pijaos con la honda i'suth y luego a los españoles. Antes residía en un hoyo bajo la tierra, pero después de luchar se fue a una laguna y por eso las autoridades de las comunidades van a la laguna a hablarle y a enfriar el bastón de mando, para que en la casa se conserve y no muera la gente.[8] Dxi’pam es el prototipo de Juan Tama, el hijo del trueno, de quien también se dice que nació en el río con forma de calabaza y fue alimentado por cuatro muchachas, hasta que creció su cuerpo. Dxi'pam se presenta con un compañero de lucha, Juan Chiracol o Sxî'hra'cu'le hijo de un tigre y una indígena.[8] Fue él quien originalmente ordenó que el territorio no podía venderse, orden que repitió Juan Tama.

Población[editar]

Los nasa son más de ciento ochenta y seis mil personas.[1] La mayoría habitan en su territorio, en el departamento del Cauca. Otras comunidades nativas se encuentran en los departamentos del Valle del Cauca, Tolima y Huila. Además existen comunidades de migrantes en la Amazonia (Caquetá y Putumayo) y el Meta, como resultado de desplazamientos forzados por la violencia, entre 1946 y 1958, así como en los últimos treinta años. Su idioma propio es el Nasa Yuwe.

Economía[editar]

La mayoría de los nasa dependen de la agricultura. El cultivo principal es el maíz y, de acuerdo con el piso térmico, producen también fríjol, papa, mora, lulo, café, fique, plátano, yuca, arracacha y rascadera. Una actividad importante para muchas familias es la producción de cera de laurel.[9] También se dedican a la ganadería, la cría de especies menores y la artesanía. Las labores son desarrolladas tanto por las familias, como por los proyectos comunitarios. Adicionalmente parte de la población activa está dedicada al sector de servicios (transporte, comercio, educación, salud, administración pública). Se registran migraciones estacionales de indígenas para trabajar como jornaleros en plantaciones de caña de azúcar y otras labores.

Para los nasa es muy importante el trabajo comunitario o minga, que tiene dos formas: el pi'ky nasa o conjunto de personas que aceptan el convite para ayudar a una familia en el trabajo, por ejemplo a construir la casa o a recoger una cosecha; y además, el trabajo para la comunidad organizado por el cabildo.[9]

Fiesta y baile[editar]

La fiesta cumple un papel importante en la comunidad. La minga termina siempre con una fiesta. En la inauguración de una casa se baila con música de flauta y se interpreta primero el cxucxa ku'h o "baile de la chucha",[10] [11] luego bambucos y al final el nxusxa ku'h o "baile de la caña dulce".[12] En las fiestas de matrimonio se interpreta el uwe ku'h o "baile de la boda". Los intrumentos principales de las bandas musicales nasa son la flauta kuvy y el tambor (kwêeta o kaûth).

Una de las muestras artísticas de los pueblos indígenas de la región, que logro trascender la conquista y se quedó grabada en el indeterminado número de mestizos de origen paez es la danza del Bambuco.

«Baile Popular Colombiano. Se ha divagado mucho sobre su origen. Isaacs lo creyó nativo de Banbuk, tierra de África pero este baile no vino de los negros. Su cuna es el Tolima y su raíz es paez-pijao. De Bemb, tribu pijao según Castillo y Orozco (del) (1877) y de Co-Coh, baile indio literalmente Baile Pijao»

Pedro José Ramírez Sendoya

Referencias[editar]

  1. a b c Ministerio de Cultura (2010) Nasa (Paez) la gente del agua Bogotá: Colombia.
  2. DANE (2007) "La población étnica y el Censo General 2005"; Colombia: una nación multicultural. Su diversidad étnica, p. 17.
  3. Castillo y Orozco (del), 1877, pp. 85, 87, 42, 46, 39, 89.
  4. Slocum et ál., 1983, pp. 28, 277, 321, 346, 89, 91, 60, 13, 133, 100, 202.
  5. Castillo y Orozco (del), 1877, p. 79.
  6. ACIN (2004) Galardonado el Proyecto Nasa; REDEPAZ.
  7. Yule, 2001, pp. 85-91.
  8. a b Bernal Villa, 1978.
  9. a b Pachón, Ximena Los nasa o la gente paez; Geografía Humana de Colombia IV (II)
  10. Miñaña Blaco, Carlos 1994. Kuvi. Música de flautas entre los paeces. Bogotá: ICAN - Colcultura.
  11. Medina, Ferreira, Catalina 2000. "Bailando la memoria: Bailes tradicionales nasa del Resguardo de Pueblo Nuevo, continuidad y transformación. Tesis de grado. Bogotá: Universidad Nacional.
  12. Miñaña Blaco, Carlos "Música y fiesta en la construcción del territorio Nasa"; Revista Colombiana de Antropología 44 (1): 123-155.

Bibliografía[editar]

  • Arcila Vélez, Graciliano (1989). Los indígenas Páez de Tierraentro, Cauca, Colombia. Medellín: Universidad de Antioquia. ISBN 958-9021-54-9. 
  • Bernal Villa, Segundo (1978). Mitología Páez. Bogotá: Colcultura. 
  • Castillo y Orozco (del), Eugenio (1877). Uricoechea, Ezequiel, ed. Vocabulario Páez-Castellano. París: Maisonneuve y Cia. Libreros Editores. 
  • Findji, María Teresa; Rojas, José María (1985). Territorio, Economía y Sociedad Páez. Universidad del Valle. ISBN 958-9047-00-9. 
  • Lame, Manuel Quintín (1971). En defensa de mi raza. Bogotá: Comité en Defensa del Indio - Rosca editorial. 
  • Rappaport, Joanna (1985). «History, myth the dynamics od territorial maintenance in Tierradentro, Colombia». American Ethnologist (American Anthropological Association):  pp. 27-45. 
  • Slocum, Marianna C.; Gerdel, Florence L.; Yonda Güejia, Rogerio; Ocaña Nache, Porfirio (1983). Diccionario: páez-español / español-páez. Bogotá: ILV. 
  • Yule, Marcos (2001). Meléndez, Miguel Ángel; Montes, María Emilia, eds. Diferencias y similitudes en la estructura del léxico de lenguas aborígenes. Bogotá: CCELA, Universidad de los Andes. pp. 85–91. 

Enlaces externos[editar]

Véase también[editar]