Programa espacial de la Unión Soviética

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estación espacial MIR.

Se engloban bajo la etiqueta de Programa espacial soviético las iniciativas astronáuticas desarrolladas por la URSS desde 1957 hasta el momento de su disolución en 1991. Las ambiciones espaciales rusas empezaron en el siglo XIX, tuvieron sus primeros estudios teóricos en el inicio del siglo XX y se desarrollaron principalmente durante la Guerra Fría en la Unión Soviética. Los soviéticos fueron pioneros de la carrera espacial al ser los primeros en enviar un satélite (Sputnik 1), una criatura viva (Laika), un hombre al espacio (Gagarin) y sondas interplanetarias a Marte (Marsnik 1) y Venus (Venera 1).

El 4 de octubre de 1957, el satélite Sputnik 1 fue lanzado con éxito por un cohete R-7. El primer satélite artificial puesto en órbita sorprendió a los estadounidenses, que rápidamente crearon la NASA para desarrollar su programa espacial e intentar alcanzar a los soviéticos.

El principal ingeniero a cargo fue Serguéi Koroliov. Tuvo un gran equipo, otro miembro destacado fue Borís Yevséyevich Chertok, que estuvo a cargo del desarrollo de sistemas de guía y control. [1]

Un mes después, el 3 de noviembre de 1957, la perra Laika fue enviada al espacio a bordo del Sputnik 2. El objetivo de la misión fue monitorizar los efectos de un viaje al espacio en un ser vivo. Laika fue la primera criatura viva en orbitar la Tierra.

El 12 de julio de 2007, Rusia celebró el 100 aniversario del nacimiento de Serguéi Koroliov, el presidente Putin entregó reconocimientos y flores a la hija del padre del programa espacial. [2]

Orígenes[editar]

Las ideas de la exploración espacial ya existían en el Imperio ruso aún antes de la Primera Guerra Mundial. En sus trabajos pioneros, Konstantín Tsiolkovski había escrito y hablado sobre esto explicando el concepto de cohetes con múltiples etapas.

El primer cohete Soviético, llamado GIRD, fue lanzado el 18 de agosto de 1933. Luego, el 25 de noviembre de 1933, se lanzó un cohete híbrido de combustible especial llamado GIRD-X. Ya para la época de 1940-41 se llegó a otro avance en la propulsión de cohetes para producir en serie los cohetes para el sistema múltiple Katyusha (órganos de Stalin llamados por la Wehrmacht).

Otra contribución para el avance del programa Soviético lo constituyó el trofeo de Guerra los V-2, el encargado del proyecto fue Dmitri Ustínov, y el diseñador e Ingeniero en jefe Serguéi Koroliov también contaron la ayuda de planos capturados y del científico alemán Helmut Gröttrup lograron construir una replica del V-2 y lo llamaron Cohete R-1

Pero el peso de las primeras cabezas nucleares soviéticas requería un propulsor más poderoso, después de varias pruebas con otros modelos Koroliov construyó el R-7 que logro llevar una carga a una distancia de 7000 km.[3], convirtiéndose en ese momento como el cohete más avanzado de la época.

Años más tarde el Programa Espacial Soviético entró en un plan Quinquenal de 5 años y obtuvo también apoyos del Ejército Soviético, en enero de 1956 se aprobó el plan para desarrollar Satélites que orbitaran el planeta y obtener más conocimientos del ambiente espacial (Sputnik) y también para ganar experiencia militar espacial (Zenit).

Después del éxito mundial con el Spútnik, a Koroliov se le pidió marchas forzadas para el desarrollo de un programa tripulado y así producir la nave espacial Vostok.

Después de la muerte de Koroliov en 1966, Kerim Kerímov quedo a cargo de la construcción del Vostok 1.[4] Kerímov fue nombrado como Jefe la comisión de Vuelos tripulados y estuvo en ese cargo por más de 25 años (1966-1991). Él supervisó cada una de las etapas de desarrollo y operación de vuelos tripulados y misiones de sonda espaciales de la Unión Soviética. Uno de sus más grandes logros fue la puesta en órbita de la estación espacial Mir en 1986.

Proyectos[editar]

El programa espacial soviético llevó a cabo un gran número de proyectos, incluyendo:

Enlaces externos[editar]