Barotraumatismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Barotraumatismo
Clasificación y recursos externos
CIE-10 T70.0, T70.1
CIE-9 993.0, 993.1
DiseasesDB 3491
eMedicine emerg/53
MeSH D001469
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata ]

Un barotraumatismo, también conocido como barotrauma es el daño físico causado a los tejidos del cuerpo por una diferencia de presión entre el espacio aéreo al interior o junto al cuerpo y el gas o líquido que lo rodea.[1] La relación entre presión y volumen la define la ley de Boyle.

Suele producirse en los espacios de aire cuando se traslada un cuerpo desde un entorno de mayor presión a uno de menor presión, como cuando un submarinista, un buceador de estilo libre o un avión de pasajeros sube o desciende.

El daño en los tejidos del cuerpo se produce, porque los gases son compresibles y los tejidos no lo son. Durante el aumento de la presión ambiental, el interior del cuerpo proporciona a los tejidos circundantes poco apoyo para resistir la mayor presión externa. Durante la disminución de la presión atmosférica, la mayor presión del gas dentro del cuerpo causa daños a los tejidos circundantes en caso de que la presión se vuelva insostenible y el gas deba escapar.

Causas[editar]

Tímpano.

El oído medio es un lugar estrecho con aire circundante, situado entre el tímpano y el oído interno. El tímpano se mueve como consecuencia de las vibraciones del aire que llega a través del canal auditivo externo. Los movimientos de su membrana se transmiten al oído interno por medio del movimiento de los huesos del oído medio. Para que esto suceda, la presión del aire debe ser igual a ambos lados del tímpano. Las diferencias de presión del aire circulante empujan al tímpano hacia dentro o hacia fuera. Para evitar su ruptura, existe la trompa de Eustaquio, que conecta el oído con la rinofaringe, por donde el aire puede entrar o salir manteniendo la presión constante.

El barotraumatismo también afecta a los pulmones de los buzos ya que ellos deben adaptarse a las presiones crecientes del descenso en el agua, incrementando la presión interna en los pulmones para crear una compensación que mantenga controlada ambas presiones. Si el buzo sube de manera abrupta a la superficie, esa presión interna es descompensada, pudiendo dañar los pulmones.

Tipos de Daño[editar]

Algunos ejemplos de órganos o tejidos dañados fácilmente por barotrauma son:

Barotraumatismo de Buceo[editar]

Barotraumatismo pulmonar[editar]

El daño en los buceadores es generalmente causado por la respiración e inspiración en la ascensión. El ambiente submarino aumenta la presión al cuerpo, causando que la presión en los pulmones sea mayor ampliándolos pudiendo causar heridas internas. En los pulmones no se siente el dolor cuando más expandido están, evitando que el buceador se alerte para evitar la lesión. El problema sólo se produce si un soplo de aire comprimido se toma en profundidad, que a continuación, expanda en ascenso aun más el volumen pulmonar.

Causas[editar]

En el buceo, las diferencias de presión necesarias para hacer que ocurra el barotraumatismo provienen de dos fuentes:

  • Descensos y ascensos en el agua: Hay dos componentes que afectan a la presión que actúan sobre el cuerpo: la presión atmosférica y la presión del agua. Un descenso de 10 metros aumenta la presión aproximadamente hasta equiparar la presión de la atmósfera a nivel del mar. Por lo tanto, un descenso desde la superficie hasta 10 metros se traduce en una duplicación de la presión sobre el buceador.
  • Respiración de gas en la profundidad: En los pulmones se contiene gas a una presión superior a la presión atmosférica. Por lo tanto, un buzo de estilo libre puede sumergirse hasta 10 metros y subir con seguridad sin exhalar, porque el gas en los pulmones ha sido inhalado a la presión atmosférica, mientras que un submarinista que inhala a 10 metros y sube sin exhalar hasta alcanzar la superficie, manteniendo el aire respirado a 10 metros (al doble de la presión atmosférica), es muy probable que sufra una sobreexpansión pulmonar.

Prevención y tratamiento[editar]

Barotraumatismo de buceo puede evitarse mediante la eliminación de cualquier diferencia de presión que actúe sobre el tejido u órgano y que pueda provocar lesiones. Hay una variedad de técnicas:

  • Los espacios de aire en los oídos y los senos paranasales: Se corre el riesgo de ruptura del tímpano. Aquí, el buceador puede usar la maniobra de Valsalva, para dejar escapar el aire en el oído medio a través de los tubos de Eustaquio.
  • Los pulmones: Se corre el riesgo de neumotórax. Para igualar las presiones, siempre se debe respirar normalmente y nunca sostenga la respiración.
  • El aire dentro de máscara de buceo afecta a los ojos y la nariz: El principal riesgo es el sangrado alrededor de los ojos por la presión negativa o el enfisema orbital de alta presión. En este caso, dejar que entre aire en la máscara a través de la nariz.
  • Espacios de aire dentro de un traje. El riesgo principal es que en los pliegues de la piel se produzcan pellizcos dentro de los pliegues del traje. Los trajes más modernos tienen una conexión al tubo de alimentación de aire en el cilindro. Aire debe ser inyectado en el descenso y ascenso en.

Tras el barotraumatismo de los oídos o los pulmones, no debe sumergirse de nuevo hasta ser autorizado por un médico, periodo que puede tomar muchos meses.[3]

Barotraumatismo por Ventilador mecánico[editar]

Ventilador mecánico.

La ventilación mecánica puede llevar a barotrauma de los pulmones. Esto puede deberse a:

  • La presión absoluta a utilizarse para ventilar los pulmones no es la correcta.
  • Diferencias de presión asociadas a los rápidos cambios en velocidad del gas.

La ruptura resultante alveolar puede dar lugar a neumotórax, Enfisema intersticial pulmonar y neumomediastino.

Referencias[editar]