Museo de Capodimonte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Museo di Capodimonte»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Fachada del Palacio de Capodimonte.

El Palacio y Museo de Capodimonte (en italiano: Museo di Capodimonte) es un palazzo de grandes dimensiones de la Casa de Borbón en Nápoles (Italia), inicialmente utilizado como residencia de verano de los reyes de Nápoles y las Dos Sicilias y que actualmente contiene la colección artística del Museo y Galería Nacional de Capodimonte.

El museo acoge obras de Giovanni Bellini, Sandro Botticelli, Caravaggio, Rafael Sanzio, Masaccio, Tiziano, Lorenzo Lotto, Guido Reni, Annibale Carracci, Luca Giordano, Artemisia Gentileschi, Francisco de Goya, José de Ribera y Simone Martini entre otros.

Palacio de Capodimonte[editar]

El palacio fue construido por orden de Carlos VII, rey de Nápoles y Sicilia (que sería posteriormente Carlos III, rey de España). Se comenzó su construcción el 9 de septiembre de 1738 bajo la dirección de Giovanni Antonio Medrano, que también fue responsable del monumental Teatro San Carlo de Nápoles. El rey Carlos construyó Capodimonte expresamente para conservar la fabulosa colección de arte de los Farnesio, que había heredado de su madre, Isabel de Farnesio, última descendiente de la casa ducal soberana de Parma. La construcción hubo de ser paralizada en diferentes ocasiones debido a la falta de dinero, al estar en esas fechas también construyéndose el Palacio Real de Caserta. En 1760, Fernando IV encargó al arquitecto Ferdinando Fuga la ampliación del palacio y el diseño de los jardines. Tras la ocupación napoleónica durante una década en la que sólo tuvo función residencial, en 1828, se restauró la fachada occidental, se edificó la Palazzina dei Principila destinada a las habitaciones del príncipe heredero, rodeada de un jardín botánico diseñado a la inglesa.

El Palacio de Capodimonte exhibe la mayor colección artística de Nápoles y una de las más importantes de Italia. En el primer y segundo piso se encuentra la Galería Nacional (en italiano Gallerie Nazionali), con pintura que va desde el siglo XIII hasta el siglo XVIII, incluyendo obras maestras de Simone Martini (c. 12841344), Tiziano (14901576) y Caravaggio (15711610).

Además en el palazzo se puede admirar las habitaciones reales, decoradas con mobiliario del siglo XVIII y una colección de porcelana y mayólica de diferentes residencias reales. La tradición en la cerámica rodearon al palacio, ya que los reyes fundaron la Fábrica real de porcelana de Capodimonte, en las inmediaciones del palacio, que fueron destruidas por la invasión napoleónica en 1808.

El palacio está situado en el llamado Bosque de Capodimonte (en italiano Bosco di Capodimonte), que servía de coto privado de caza de la familia real y acogía las instalaciones de la fábrica de porcelana y desde el que se disfruta de magníficas vistas del golfo de Nápoles y de la ciudad.

Museo y Galería Nacional de Capodimonte[editar]

Detalle de Palacio de Capodimonte.

Historia del museo[editar]

El origen del Museo de Capodimonte se remonta a la colección de arte de los Farnesio, una de las familias más poderosas de la Italia del siglo XVI. Cuando el rey Carlos VII de Nápoles terminó la construcción de Capodimonte, el edificio no sólo serviría como residencia privada de la familia real napolitana, sino como refugio de dicha colección recién heredada de la última descendiente de los Farnesio, su madre Isabel de Farnesio, reina de España.

En la época en la que el joven Fernando IV de Nápoles relevó a su padre, ya que el monarca partió a Madrid para ocupar el trono español, la colección continuó ampliándose. A la fama de la colección, contribuirían las visitas que escritores, intelectuales y artistas harían a los yacimientos arqueológicos de Pompeya y Herculano, así como las de los viajeros británicos del Grand Tour, los cuales, año tras año, llegaban a Nápoles (por ejemplo, Goethe, Winckelmann y demás admiradores de la cultura italiana).

El enclave artístico sobrevivió a la ocupación napoleónica del general Championnet en 1799, a pesar de que obligó al monarca a trasladarse a Palermo. Con la contraofensiva borbónica, parte de las obras fueron trasladadas por los franceses a la Iglesia de San Luis de los Franceses en Roma y a París, pero fueron en parte recuperadas por Fernando IV.

Tras la caída de los Borbones y la llegada de los Saboya, la denominación de la colección cambiaría y se reorganizarían las salas, siempre permaneciendo en continuo auge debido a nuevas adquisiciones y donaciones privadas. La nueva dinastía decidió sumar a la colección la obra de pintores del XIX.

Más adelante, tras la Segunda Guerra Mundial, pudieron recuperarse en Austria algunas de las pinturas que habían sido saqueadas por las tropas nazis. Poco a poco, el museo iría siendo adaptado y equipado para abrirse al público en 1957. Sucesivas han sido las etapas de reestructuración y modernización del espacio museístico, que culminó con la recuperación de la planta alta y la inclusión de un repertorio de arte contemporáneo. Ello convierte a este museo en uno de los pocos que recorre el arte sin interrupciones desde la Edad Media hasta ahora.

Capodimonte hoy es conocido no sólo por sus fondos, sino también por sus exposiciones temporales, biblioteca, publicaciones, archivos y servicios técnicos para el estudio y la interpretación de las obras.

Colección[editar]

La colección antigua de Capodimonte es amplia con obras que van desde el Trecento italiano al siglo XVIII, centrándose en pintura italiana, con especial importancia en la Escuela Napolitana.

  • Algunas de las obras más importantes son las siguientes:

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 40°52′01.22″N 14°15′01.92″E / 40.8670056, 14.2505333