Fray Bartolomeo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fray Bartolomeo
Fra bartolomeo.jpg
Retrato
Nacimiento 28 de marzo de 1472
Savignano di Prato, Toscana
Fallecimiento 31 de octubre de 1517
Florencia
Nacionalidad Italia
Ocupación Pintor y fraile
Cónyuge Soltero, era sacerdote
Hijos No tuvo
[editar datos en Wikidata ]
La visión de san San Bernardo pintado hacia 1504 (Galería Uffizi).

Fray Bartolomeo o Fra Bartolommeo (di Pagholo) (Savignano di Prato, Toscana; 28 de marzo de 1472 - Florencia; 31 de octubre de 1517) es considerado uno de los grandes artistas del Renacimiento en Florencia. Su nombre original era Baccio della Porta, tomando el nombre de Fray Bartolomeo en el año 1500 cuando llegó a la orden Dominicana.

Biografía[editar]

Nació el 28 de marzo de 1472 en la localidad de Savignano di Prato, cerca de Florencia en la Toscana. Recibe el apodo de Baccio della Porta que deriva de Baccio, diminutivo de Bartolomeo y Porta debido a que su casa estaba cerca de la puerta de San Piero Gattolini.

Entre 1483 y 1484, gracias a la recomendación de Benedetto da Maiano, ingresa como aprendiz en el taller de Cosimo Rosselli. Tras dejar el taller comienza a interesarse por la obra de Leonardo da Vinci. Entre 1490 y 1491 comienza una colaboración con Mariotto Albertinelli. A finales de 1490, Baccio fue seguidor de las enseñanzas de Fray Girolamo Savonarola, que denuncia lo que él ve como arte contemporáneo inútil y corrupto hasta llegar a crear la hoguera de las vanidades. Savonarola defiende el arte como ilustración visual directa de la biblia para educar a los que son incapaces leer la Biblia. A partir de 1498 dibuja su famoso retrato de Savonarola, ahora en el Museo Nazionale di San Marco en Florencia. Al año siguiente le encargan la realización del fresco del Juicio universal para el Hospital de Santa Maria Nuova, terminado por Albertinelli y Giuliano Bugiardini cuando Baccio se convierte en un fraile dominicano el 26 de julio de 1500. Al año siguiente entra en el convento de San Marco.

Renuncia a la pintura durante varios años, no reapareciendo hasta 1504 en que se convierte en el jefe del taller del monasterio en obediencia a su superior. En ese mismo año comienza La visión de San Bernardo para la capilla de la familia de Bernardo Bianco en la Badia Fiorentina, acabado en 1507. Poco tiempo después de este trabajo, Rafael visita Florencia y se hace amigo del fraile. Bartolomeo aprende el uso de la perspectiva del artista más joven, mientras que Rafael aprende las habilidades de colorear y la dirección del trazo, las nuevas técnicas aprendidas por ambos se reflejaran en los trabajos futuros de ambos artistas. Rafael, con quien entabló una gran amistad durante su estancia, finaliza dos obras que el monje había dejado en sus manos cuando este realiza un viaje a Roma.

A principios de 1508, Bartolomeo se traslada a Venecia para pintar Dios Padre, Santa María Magdalena y Santa Catherine de Siena(abajo) para la iglesia dominica de San Pietro Martire en Murano, trabajos influenciados por el colorismo Veneciano. Debido a que los dominicos no pagaron el trabajo, él retorna de nuevo a Lucca, donde comienza a trabajar. En Lucca, en octubre de 1509, él pinta junto con Albertinelli el retablo de Madonna y el niño con los santos para la catedral local. El 26 de noviembre de 1510, Piero Soderini le encarga el retablo de la Sala del Consiglio de Florencia, ahora en el museo de San Marco. Dos años más tarde acaba otro retablo para la catedral de Besançon(abajo).

Presentación en el Templo (1516)
Kunsthistorisches Museum, Viena.

En 1513 regresa a Roma, en donde pinta Pedro y Pablo, ahora en la Pinacoteca Vaticana, durante los años siguientes pinta San Marcos evangelista para el Palazzo Pitti en Florencia y los frescos del convento dominicano de Pian di Mugnone. Después de realizar el trabajo Banquete de Venus que había prometido para el duque Alfonso I de Este de Ferrara, del cuál solamente se conservan algunos de los dibujos, realiza su último trabajo, los frescos de Noli me tangere ambos en Pian di Mugnone.

Murió en Florencia en 1517.

Una pintura suya, Sagrada Familia, fue adquirida hacia 1996 por el Museo J. Paul Getty de Los Ángeles, por casi 2.000 millones de pesetas de la época.

Evaluación pictórica[editar]

Inicialmente sus trabajos demostraron la influencia del ayudante de Rosselli, Piero di Cosimo, y de Ghirlandaio y Filippino Lippi. Después de la interrupción de 1500 a 1503, empieza a cambiar su visión, tomando de Raphael la representación de la luz y de sus formas de cambio excesivas en los efectos.

Las figuras de Fra Bartolomeo son generalmente pequeñas y cubiertas. Estas calidades fueron alegadas contra él como defectos para probar que su estilo no era el resultado de energía, él pintó la magnífica figura de San Marcos, el Evangelista (considerado como su obra maestra), y la figura de San Sebastián. Se alega que el este último era demasiado expresivo en su sufrimiento y agonía, eso en lo que se basaron para decidir que fuera necesario quitarlo del lugar en dónde había sido exhibido, en la capilla de un convento.

Las composiciones del Fray Bartolomeo son notables en la habilidad en la formación de la luz y sombra, riqueza y delicadeza del color, y por el trazo admirable de las figuras y los drapeados, siendo uno de los primeros pintores en utilizar maniquíes articulados para recrear la anatomía humana.

Obras[editar]

Referencias[editar]

  • Vaughn, William (2000). Encyclopedia of Artists. Oxford University Press, Inc. ISBN 0-19-521572-9. 

Enlaces externos[editar]

Sagrada Familia