Galería Uffizi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Galería Uffizi
Uffizi Gallery, Florence.jpg
Vista de la Galería Uffizi.
Localización
País Flag of Italy.svg Italia
Ciudad Flag of Florence.svg Florencia
Información general
Superficie 17.000 m² aprox.

Inauguración 1765 (al público como museo)

Director(a) Antonio Natali
Información del edificio
Construcción 1560 - 1581
Información visitantes
Sitio web Página oficial del Museo
Coordenadas 43°46′7″N 11°15′19″E / 43.76861, 11.25528

La Galería Uffizi (en italiano: Galleria degli Uffizi )? es un palacio de Florencia que contiene una de las más antiguas y famosas colecciones de arte del mundo.

Historia del edificio[editar]

La construcción del palacio de los Uffizi fue comenzada en 1560 por Giorgio Vasari, siguiendo órdenes de Cosme I de Médicis. Su finalidad inicial era albergar las oficinas de las magistraturas florentinas, una vez que se quedó pequeño el Palazzo Vecchio. De esta función deriva su nombre de «Galería de los Oficios». Las obras terminaron en 1581. Durante años, partes del palacio sirvieron para almacenar las piezas de arte de la magnífica colección de la familia Médicis.

Ante la extinción de la dinastía Médicis en el siglo XVIII, las obras de arte corrieron el riesgo de ser transferidas a Viena, ya que el ducado de Florencia pasó a ser dominio austríaco. Por suerte para los florentinos, la última duquesa Ana María había decretado la permanencia de la colección en Florencia al donárselas en su testamento al pueblo de Florencia, siendo el embrión de unos de los primeros museos modernos del mundo. La galería era abierta a los visitantes que lo solicitaban durante el siglo XVI y en 1765 abrió oficialmente al público como museo.

A causa de la magnitud de la colección, algunas obras fueron trasladadas a otros museos florentinos, como las esculturas, al Museo Bargello. Las limitaciones del edificio en cuanto a superficie de exposición aún siguen, aunque se ha proyectando su ampliación, que pasó de 6.000 m² a casi 17.000 m² en 2006 y 30.000 m² cuando finalice la propuesta de ampliación. Esta remodelación permitirá al público disfrutar de los enormes fondos del museo, casi desconocidos.

En 1993, un coche-bomba explotó en Via dei Georgofili, matando a cinco personas y produciendo graves daños al palacio. La parte más afectada fue la Sala de Níobe de esculturas clásicas y cuya decoración neoclásica tuvo que ser restaurada. La causa del atentado no fue esclarecida, aunque se sospechaba que la Mafia podría ser la responsable.

La Galería Uffizi es una de las atracciones turísticas más visitadas de Florencia. En temporada alta (en especial en julio), las esperas pueden llegar a ser de hasta cinco horas, por lo que se recomienda reservar la entrada previamente por teléfono.

Salas de la Galería Uffizi[editar]

La colección de arte de los Uffizi es muy amplia, con fondos incluso no expuestos por falta de espacio. La exposición se distribuye a lo largo de dos pisos del palacio, ordenada cronológicamente, comenzando su recorrido por el segundo piso.

Las salas de la Galería Uffizi son las siguientes:

Vestíbulo de entrada[editar]

Este espacio, compuesto de tres vestíbulos, fue realizado a finales del Settecento, cuando, por voluntad del Gran Duque Pietro Leopoldo, fue completada la escalera monumental que permitió un nuevo acceso a la Galería.

Es decorado con estatuas, sarcófagos y relieves antiguos. Entre estos últimos son de particular interés dos Pilares con atuendos, tal vez de un edificio sagrado romano del siglo I, que representan armas y piezas de armadura.

La puerta que conduce a la Galería está coronada por el busto de Pietro Leopoldo y la placa que recuerda la renovación por él promovida del museo mediceo. En los laterales hay dos perros mastines, copias romanas del siglo I del original griego del siglo III a.C., que algunos expertos creen que parte de uncomplejo escultoreo que ilustra la caza de jabalí, mientras que otros lo creen con un objetivo funerario.

En el primer vestíbulo están los bustos de mármol y pórfido de los Médici desde Fernando I hasta Gian Gastone; comunicando con éste esta el vestíbulo rectangular, decorado en el tiempo por Giovanni da San Giovanni con Caprichos Mitológicos, decorado con bustos antiguos y modernos; en el vestíbulo elíptico: estatuas romanas, sarcófagos y relieves antiguos.

Autor Nombre Año
Stefano Ricci Busto de Leopoldo II de Lorena -
Taller romano Sarcófago: Apolo y las Musas siglo II
Ottavio Giovannozzi Busto de Lorenzo el Magnífico 1825
Giambologna Busto de Cosme I de Médici 1563
Domenico Poggini Busto de Francisco I de Médici 1564
Atribuido a Tommaso Fedeli Busto de Fernando I de Médici primeras décadas del siglo XVII
Tommaso Fedeli Busto de Cosme II de Médici 1624
Giovanni Battista Foggini Busto de María Magdalena de Austria aprox. 1684
Raffaello Curradi Busto de Fernando II de Médici antes de 1638
Giovanni Battista Foggini Busto de Victoria della Rovere 1680
Escuela toscana del siglo XVII Busto del cardenal Leopoldo de Médici mitad del siglo XVIII
Antonio Montauti Busto de Gian Gastone de Médici aprox. 1724
Taller romano Sarcófago: Triunfo de Dionisio y Ariadna siglo II
Stefano Ricci Busto de Fernando III de Lorena -
Taller romano Sarcófago: Caída de Faetón; juegos de circo siglo II
Taller romano Estatua loricada con cabeza de Trajano siglo II
Taller romano Estatua togada con cabeza siglo II
Taller romano Perro moloso -
Taller romano Perro moloso -
Taller romano Estatua de Apolo en reposo -
Jacopo Chimenti Nupcias de Catalina de Médici con Enrique de Valois 1600
Jacopo Chimenti Nupcias de María de Médici con Enrique IV de Francia -
Taller romano Sarcófago: Mito de Fedra y Hipólito siglo II-III
Taller romano Pilares con atuendos siglo II
Taller romano Cabeza de Augusto con estatua togada siglo I

Corredor del Este[editar]

Corredor del Este.

El largo corredor que se abre ante nuestros ojos es la parte más antigua de la galería, que Francisco I de Médici realizó en los años ochenta del Cinquecento, usando el edificio que coronaba la Galería.

Este espacio estaba destinado a ser, sobre todo, la galería de las estatuas, como la colección de estatuas antiguas de los Médici, representaba un elemento de gran prestigio social y de interés cultural. Fue iniciado por Lorenzo el Magnífico, que mantiene las obras en el Jardín de San Marcos cerca del Palacio Medici Riccardi copiados por jóvenes artistas. La colección fue ampliada por Cosme I después de su primer viaje a Roma en 1560 cuando decidió encargar estatuas para adornar el Palacio Pitti, y retratos y bustos para el Palacio Vecchio. Por último, se incrementó incluso en en la época de Pedro Leopoldo de Lorena, cuando se llevó a Florencia las obras de Villa Medici, reunidas en su mayoría por el futuro Gran Duque Fernando I de Médici, entonces cardenal.

Para crear un entorno idóneo, el techo de la galería fue decorado con antiguos grotescos que se remontan a 1581, obra de Antonio Tempesta y por un equipo dirigido por Alessandro Allori.

En el corredor también hay retratos de Hombres Ilustres, colección Gioviana, y Retratos de los Médici, colección Aulica. Partiendo del fondo del pasillo a la derecha de la entrada, vemos el retrato del fundador Giovanni di Bicci, a la izquierda la rama principal de sus descendientes (Cosme el Viejo, Piero el Gotoso, Lorenzo el Magnífico, y los papas León X y Clemente VII), a la derecha los descendientes de la rama secundaria (Giovanni dalle Bande Nere y su hijo Cosme I, que dio a vida a la dinastía que duró hasta 1737).

Las esculturas antiguas colocadas a lo largo del corredor reproducen la decoración settecentesca: hileras de retratos a medio cuerpo intercalados entre estatuas de cuerpo entero.

Entre los retratos, formados en gran parte con viejas cabezas montadas en bustos modernos, destaca el del emperador Adriano, todo original y de precisa elaboración, expresiva e intensa como en los bustos denominados Giulia y del emperador Vespasiano, donde sólo la cabeza es original. Un punto aparte merece el hermoso busto con cabeza de Antínoo, uno de los mejores ejemplos de los tantos retratos antiguos que representan al joven amado por el emperador Adriano.

Las estatuas griegas y romanas fueron restauradas según el estilo extendido entre el Cinquecento y el Seicento, y a veces fueron completamente reconstruidas. Entre las mejor conservadas se cuentan: la Estatua icónica de la emperatriz Elena, representada sentada, de acuerdo con el modelo clásico griego, el Doríforo, copia romana del siglo I, del original griego de Policleto, el Baco y Sátiro, arte helenístico del siglo II, restaurado en el siglo XVI, Heracles y el Centauro, un tardohelenístico original, integrado en la figura del héroe de Giovanni Battista Caccini en el 1589, un Rey Bárbaro, compuesta en el 1712 a partir de un busto antiguo, Pan y Dafne, un original Heliodoro de Rodas del principio del siglo I. También se encuentran los antiguos sarcófagos del Rapto de Proserpina y el Rapto de las hijas de Leucipo. Más adelante se encuentra una estatua de Proserpina, un original griego del siglo IV aC, el sarcófago de los Trabajos de Heracles, la copia antigua de Apolo y la oca de Escopas (siglo IV a.C.), y el sarcófago con la Cacería del jabalí de Calidonia, un Heracles, original de Lisipo, y un Busto de Adriano que pertenecía a Lorenzo el Magnífico. En la última parte del corredor se encuentra el pequeño sarcófago Tiaso Marino, para la suscripción de un segundo hijo, las dos Venus, de la original del siglo IV a.C. y un Apolo helenístico, que estaba en la entrada de Villa Medici e invitaba, con el brazo derecho restaurado, el acceso a la casa, como si fuera el reino del mismo dios.

Sala 1 Arqueología[editar]

La sala fue creada en 1921 y alberga obras elaboradas en su mayoría en Roma. Entre ellas hay tres estatuas romanas copias del Doríforo de Policleto, obra griega del siglo I a.C.: una en bronce, otra en mármol y la que se considera la copia más fiel, el Torso de Doríforo en basalto verde, que nunca se concluyó debido a la dureza del material.

Interesante es también un Busto de Cicerón en ónix, de la mitad de siglo I. El Torso Gaddi es quizás un original griego del siglo I a.C.

Entre los hallazgos se encuentran un relieve con parte de un carro (siglo V-IV a.C.) y el friso de Atenea Nike (restaurado en el siglo XVIII por Bartolomeo Cavaceppi).

Pertenecen a la tendencia plebeya del arte romano los dos hallazgos con Escenas de taller del siglo I. Los ejemplos del Ara Pacis son vaciados o copias obtenidas con moldes: los Médici tenían las losas originales de Saturnia Tellus, pero en 1937 regresaron a Roma para reconstruir el monumento. De época de Augusto son los fragmentos de pilastras con espirales, mientras que en los dos laterales se hallan relieves de querubines, uno con los atributos de Júpiter (el rayo) y otro con los de Marte (la coraza), fueron parte de una serie muy popular en la Edad Media, en la que Donatello se inspiró para el coro de Santa María del Fiore.

Provienen de un friso adrianeo del siglo II, el Templo de Vesta y de la Escena del sacrificio. El sarcófago con los Trabajos de Heracles se caracteriza por un acentuado contraste luminoso, gracias a las formas moldeadas mediante perforación; las diferentes edades representadas de Heracles aluden a los períodos de la vida.

Autor Nombre Año
Cleómenes Ara cilindrica con sacrificio de Ifigenia siglo I a.C.
Taller romano Ara funeraria de Claudius Fortunatus siglo I
- Calco en yeso del Ara Pacis Augustae con representación del Ara Tellus -
Taller romano Relieve de Putti con coraza 44
Taller romano Pilastra 30-50
Taller romano Relieve de Putti con el rayo 44
Taller romano Retrato de una Vestal 120-130
Taller romano Retrato de Cicerón mitad del siglo I
Taller romano Relieve con la representación de un taller de telas 50
Taller romano Relieve con escena de sacrificio primera mitad del siglo II
Taller romano Base de candelabro siglo I
Taller romano Relieve con la representación de un taller de cojines 50
Taller romano Grupo que representa a Hermafrodito y Pan siglo II
Taller romano Ara funeraria de Hateria Superba -
Taller romano Relieve con viandante siglo II
Taller romano Torso con piel de sátiro siglo II
Taller romano Ara funeraria del liberto Marco Ulpio Verna primera mitad del siglo II
Taller romano Retrato de un atleta llamado Alcibíades -
Taller romano Frente de un sarcofago con representación de tiaso marino 200-250
Taller romano Relieve con Niké conduciendo un toro al sacrificio siglo I a.C.
Taller romano Relieve con tiaso de las ménades siglo I a.C.
Taller romano Relieve con parte de un carro 400 a.C.
Taller romano Relieve con el templo de Vesta sobre el Palatino finales del siglo I- inicios del siglo II
- Calco en yeso del Ara Pacis Augustae con procesión sagrada -
Taller romano Parte de clípeo con cabeza de Amón en relieve siglo II
- Calco en yeso del Ara Pacis Augustae con procesión sagrada y Augusto en hábito sacerdotal -
Taller romano Relieve pseudoantiguo con el sacrificio de Eneas -
Taller romano Relieve con figuras femeninas danzando siglo I a.C.
Taller romano Frente de sarcófago con los trabajos de Heracles siglo II
Taller romano Frente de sarcófago con tiaso marino 150-200
Taller romano Herma de Crisipo siglo II
Taller romano Retrato de un hombre ilustre llamado Arato siglo I a.C.
Taller romano Herma de un filósofo llamado Carnéades siglo II

Sala 2 Duecento y Giotto[editar]

Madona Ruccelai (Madonna dei Laudese), Duccio, 1285, 450 cm × 290 cm
La madona de Ognissanti (Maestà di Ognissanti), Giotto, 1310, 325 cm × 204 cm

En la sala se exponen pinturas de las iglesias de la Toscana que datan desde la primera mitad del siglo XII y hasta los comienzos del siglo XIV. La técnica usada en ellas es la de la témpera sobre madera, con fondo dorado, anterior a la expansión de la pintura al óleo en el siglo XV.

En este gran espacio destacan las tres tablas capitales de Duccio di Boninsegna (Madonna Ruccelai), Cimabue (Maestà di Santa Trinitá) y Giotto (Maestà di Ognissanti), conocidas las tres por retratar la Majestad: representan la Virgen entronizada con el Niño, rodeada de ángeles y santos.

Estas obras son fundamentales para comprender la orientación de la pintura en la Toscana, entre el Duecento y Trecento, y la profunda renovación que se inició en este período.

La tabla de Cimabue conserva muchas características formales de la pintura bizantina, renovada por la fuerza plástica; Duccio exprime una feliz síntesis tras la tendencia más clásica de la tradición oriental y el arte gótico; Giotto con su representación del espacio, la atención a la luz que da forma a las figuras, el interés por lo natural, representa uno de los puntos de partida más significativos para el desarrollo del arte italiano.

También hay en la sala dos ejemplares de Croce dipinta (cruz pintada), ornamentos sagrados típicamente italianos, un dosel de Meliore, un díptico de la escuela de Bonaventura Berlinghieri y el Políptico de Badia de Giotto.

Autor Nombre Año
Maestro della Sant'Agata Virgen con Niño (Madona Pisa) aprox. 1250-1280
Maestro della Croce 434 Crucifijo con ocho historias de la Pasión aprox. 1240-1245
Maestro della Maddalena San Lucas aprox. 1280-1285
Duccio di Boninsegna Madona Rucellai (Madona dei Laudesi) 1285
Giotto Políptico de Badia aprox. 1300
Giotto Madona de Ognissanti aprox. 1310
Cimabue Maestà di Santa Trinita 1280-1290
Maestro della Croce 432 Crucifijo con historias de la pasión y de la redención aprox. 1175-1200
Meliore Redentor entre la Virgen y tres santos 1271
Bonaventura Berlinghieri Díptico de la Crucifixión y de la Virgen con Niño y santos aprox. 1255
Maestro del San Francesco Bardi Estigmas de San Francisco aprox. 1250
Maestro del Bigallo Virgen con Niño en trono y dos ángeles aprox. 1230
Maestro de Greve Madona di Casale aprox. 1210-1215

Sala 3 Trecento sienés[editar]

La sala acoge una preciosa selección de obras maestras sienesas del Trecento.

Las dos extraordinarias pinturas que se enfrentan entre sí provienen de la catedral de Siena. La Anunciación de Simone Martini y Lippo Memmi y La Presentación en el Templo de Ambrogio Lorenzetti, son tal vez los primeros ejemplos de retablo que están sujetos a episodios evangélicos, en lugar de un icono de culto, en cuanto a la catedral de Siena la imagen de la Virgen, patrona de la ciudad, fue representada en la gran Majestad pintada por Duccio.

Las dos obras testimonian diversas tendencias del arte sienés: una, representada por Simone Martini, que desarrolla todo el refinamiento lineal y los colores del gótico, y la otra, interpretada por los hermanos Pietro y Ambrogio Lorenzetti, atenta a las innovaciones de Giotto.

De Pietro Lorenzetti la sala expone una obra de gran interés, el Políptico de la Beata Humildad, que en sus paneles dedicados a la vida de la Beata, ilustra numerosos aspectos de la vida en la Edad Media.

Autor Nombre Año
Pietro Lorenzetti Virgen en trono con Niño entre ocho ángeles 1340
Ambrogio Lorenzetti Tríptico de San Procolo 1332
Andrea Vanni Virgen con Niño 1390-1400
Simone Martini, Lippo Memmi Anunciación entre los santos Ansano y Margarita 1333
Pietro Lorenzetti Retablo o Políptico de la beata Humildad aprox. 1341
Simone dei Crocifissi Natividad aprox. 1380
Niccolò di Bonaccorso Presentación de la Virgen en el Templo (Historia de la Virgen) aprox. 1380
Ambrogio Lorenzetti Historia de San Nicolás aprox. 1332
Ambrogio Lorenzetti Presentación en el Templo 1342

Sala 4 Trecento florentino[editar]

En la sala dedicada a los maestros de la pintura florentina del Trecento, se encuentran, junto a los grandes polípticos, por desgracia incompletos y carentes de sus marcos, cuadros de pequeño formato, que fueron usados para la devoción doméstica.

El Maestro della Santa Cecilia, colaborador de Giotto, en una fase juvenil de su actividad, podemos admirar la tabla con la historia de la Santa Cecilia, de la que el artista desconocido tomó su nombre.

La herencia de Giotto está representado por Taddeo Gaddi, un maestro activo durante mucho tiempo en su taller, y varias décadas más tarde por Andrea Orcagna, autor del Tríptico de San Mateo e historia de su vida.

Es totalmente diferenciado Giottino, un artista raro que con su hermosa Piedad, introduce caracteres más modernos, mostrándose sensible a la expresión de los sentimientos, y utilizando un color variado en sutiles pasajes cromáticos.

Para Giovanni da Milano, un artista forastero, que puede unir a la tradición nórdica de la Toscana, al que pertenece el fragmentado Políptico de Ognissanti.

Autor Nombre Año
Giovanni da Milano Cuatro santos del Políptico de Ognissanti aprox. 1360
Andrea Orcagna, Jacopo di Cione Tríptico de San Mateo aprox. 1367-1368
Bernardo Daddi Políptico de San Pancracio antes de 1338
Giottino Piedad de San Remigio aprox. 1360-1365
Taddeo Gaddi Virgen en trono con Niño, ángeles y santos 1355
Nardo di Cione Cristo crucificado con las dolorosas y santo aprox. 1350
Bernardo Daddi Tríptico de Ognissanti 1328
Bernardo Daddi Virgen con Niño, ángeles y santos 1334
Jacopo del Casentino Tríptico de la Virgen en trono con Niño, ángeles y santos aprox. 1325-1330
Pacino di Buonaguida Altar con la Crucifisión, Virgen y santos aprox. 1300-1315
Maestro della Santa Cecilia Santa Cecilia e historia de su vida después de 1304

Sala 5-6 Gótico internacional[editar]

Obras de artistas procedentes de diferentes regiones de Italia contribuyen a ilustrar la cultura figurativa de las primeras décadas del Quattrocento que hace referencia al llamado Gótico Internacional.

Además de los florentinos están de hecho presentes obras del sienés Giovanni di Paolo, el veneciano Jacopo Bellini y de Gentile da Fabriano.

Se destaca entre los florentinos Lorenzo Monaco con la magnífica Coronación de la Virgen, pintada en 1414 para la Iglesia del Convento de Santa María de los Ángeles de la Orden de los Camaldulenses, a la que el pintor pertenecía.

Las formas alargadas de las figuras y la evolución de los pliegues, junto con los colores fríos, brillantes bajo la luz, muestran claramente la tendencia a principios del siglo XV el arte florentino.

A Gentile da Fabriano, considerado, entre la tercera y cuarta década del Quattrocento, uno de los grandes pintores italianos, le pertenecen dos de las más famosas obras de la sala: Cuatro santos del Políptico Quaratesi y la Adoración de los Reyes Magos, ambos realizados durante una estancia del pintor florentino.

Autor Nombre Año
Lorenzo Monaco Adoración de los Magos 1420-1422
Giovanni di Paolo Virgen con Niño y santos 1445
Agnolo Gaddi Crucifixión aprox. 1390-1396
Jacopo Bellini Virgen con Niño 1450
Gentile da Fabriano Adoración de los Reyes Magos 1423
Gentile da Fabriano cuatro compartimentos del Políptico Quaratesi con santos 1425
Lorenzo Monaco Coronación de la Virgen 1414
Gherardo Starnina Virgen de la Humildad 1403
Fra Angelico Tebaide aprox. 1418-1420
Masolino Virgen de la Humildad antes de 1423
Sano di Pietro Cristo en Piedad entre la Virgen y San Juan dolorosos -

Sala 7 Primer Renacimiento[editar]

Se recogen aquí algunas de las obras emblemáticas del Renacimiento italiano, universalmente conocidas.

Su agrupación, así como la emoción estética, produce un fuerte efecto didáctico debido a que todos los cuadros, a pesar de la diversidad de temas y características formales, son una expresión de la cultura de la humanidad, el redescubrimiento de lo antiguo, de la búsqueda de un espacio previamente definido.

Masaccio en Sant'Anna Metterza, obra de colaboración con Masolino, representa una nueva humanidad, austera y solemne, al igual que los que se hallan en las paredes de la Capilla Brancacci en la Iglesia de Santa María del Carmine.

La exaltación del hombre, expresado a través de sus virtudes, muy marcado en el retrato de los Duques de Urbino de Piero della Francesca.

La Batalla de Paolo Uccello nos muestra una interpretación original de la perspectiva y un sentimiento de cuento de hadas.

En el Retablo de Santa Lucía de'Magnoli Domenico Veneziano crea uno de los primeros retablos en el nuevo formato rectangular. Tal vez por primera vez, elimina el fondo de oro de la tradición medieval, los personajes sagrados aparecen inmersos en una clara luz matutina.

Autor Nombre Año
Paolo Uccello Batalla de San Romano 1438
Paolo Uccello Santa monja con dos niñas aprox. 1435
Masaccio Virgen del cosquilleo (Madona Casini) 1426-1427
Masolino-Masaccio Virgen con Niño y Santa Ana (Sant'Anna Metterza) 1424-1425
Domenico Veneziano Virgen con Niño y santos (Retablo de Santa Lucía de Magnoli) 1445
Fra Angelico Madona de Pontassieve aprox. 1435
Fra Angelico Coronación de la Virgen aprox. 1432

Sala 8 De los Lippi[editar]

La sala contiene muchos cuadros de Filippo Lippi, realizados en las décadas centrales del Quattrocento, y de su hijo Filippino, activo en las dos últimas décadas del siglo.

Filippo Lippi, fraile carmelita, se formó como hombre y artista en el convento florentino del Carmine, en contacto directo con los frescos de Masaccio y Masolino.

La influencia de este último fue importante para el artista en su juventud, durante los años Filippo mostró una gran atención a la evolución de la escultura florentina contemporánea, en particular la producción de Donatello y de Luca della Robbia.

La pintura flamenca adquirió el gusto por los materiales preciosos con extraordinaria eficiencia, como podemos constatar en la Coronación de la Virgen o en la Virgen con el Niño y dos ángeles, uno de los cuadros más famosos de la galería.

En la sala hay algunas obras maestras de Filippino, como el gran retablo con la Adoración de los Magos, y las obras de Alesso Baldovinetti.

Autor Nombre Año
Alesso Baldovinetti Anunciación aprox. 1457
Alesso Baldovinetti Retablo de Cafaggiolo aprox. 1454
Filippino Lippi Adoración de los Magos 1496
Filippino Lippi Virgen con Niño y cuatro santos (Retablo de los Ocho) 1486
Filippino Lippi Adoración del Niño 1483
Filippino Lippi San Jerónimo aprox. 1490
Filippo Lippi Virgen con Niño y ángeles (Lippina) 1460-1465
Filippo Lippi Retablo del Noviciado 1438
Francesco Pesellino Predela del Retablo del Noviciado 1445
Filippo Lippi Adoración del Niño de Camaldoli 1463
Filippo Lippi Coronación de la Virgen (Coronación Maringhi) 1439-1447
Filippo Lippi Adoración del Niño de Annalena aprox. 1455
Filippo Lippi Predela del Retablo Barbadoli 1438
Filippo Lippi Virgen Anunciada, Ángel Anunciante, San Antonio Abad y San Juan Bautista aprox. 1452-1453
Piero della Francesca Díptico del duque de Urbino aprox. 1465-1472

Sala 9 De los Pollaiolo[editar]

Fortaleza, Botticelli, 1470, 167 cm × 87 cm
Retrato femenino, Antonio Pollaiolo, 1475, 45,5 cm × 32,7 cm

La sala contiene la mayoría de las pinturas de los hermanos Antonio y Piero Pollaiolo, intérpretes en la segunda mitad del Quattrocento de una pintura de fuerte énfasis lineal, pero también muy atenta a las sugerencias de la pintura flamenca, como lo atestiguan dos de sus obras maestras, el Retrato femenino de Antonio, y el Retablo de San Jaime, San Vicente y San Eustaquio (Retablo del cardenal de Portugal), trabajo de colaboración entre los dos.

Se encuentran también las siete tablas con Virtudes, seis de los cuales fueron ejecutados por Piero Pollaiolo y el séptimo, que representa la Fortaleza, obra de Sandro Botticelli, a una edad temprana.

Autor Nombre Año
Piero Pollaiolo Retrato de Galeazzo Maria Sforza 1471
Antonio y Piero Pollaiolo San Vicente, San Jaime, San Eustaquio (Retablo del Cardenal de Portugal) aprox. 1466-1467
Antonio Pollaiolo Retrato femenino aprox. 1475
Antonio Pollaiolo Hércules y Anteo aprox. 1475
Antonio Pollaiolo Hércules y la hidra aprox. 1475
Botticelli Fortaleza 1470
Piero Pollaiolo Templanza 1470
Piero Pollaiolo Prudencia 1470
Piero Pollaiolo Justicia 1470
Piero Pollaiolo Fe 1470
Piero Pollaiolo Caridad 1469
Piero Pollaiolo Esperanza 1470

Sala 10-14 Botticelli[editar]

La Primavera, Botticelli, 1477-1478, 203 cm × 314 cm
El nacimiento de Venus, Botticelli, 1483-1485, 278,5 cm × 172,5 cm

La gran sala, derivada del precedente del antiguo teatro de los Medici, mantiene la cubierta original. Es una de las más famosas de la galería, ya que alberga algunas de las obras maestras del Renacimiento realizadas en las últimas décadas del Quattrocento.

Entre las quince obras de Sandro Botticelli las más conocidas son La Primavera y El Nacimiento de Venus, las primeras pinturas de tema profano de grandes dimensiones del Renacimiento italiano, que atestiguan el clima cultural de Florencia en la época de Lorenzo el Magnífico.

De extraordinaria intensidad son también sus pinturas de temas sagrados como el Retablo de San Bernabé, o la maravillosa Virgen del Magnificat.

Un lado de la gran sala está ocupada por una de las obras maestras de la pintura flamenca, el Tríptico Portinari de Hugo van der Goes, una obra que llegó a Florencia en 1483, y ejerció una gran influencia en los artistas florentinos, desde el mismísimo Botticelli.

La influencia de las culturas nórdicas también se nota en Domenico Ghirlandaio, quien es representado por tres pinturas en esta sala.

Autor Nombre Año
Botticelli San Agustín en el estudio 1480
Botticelli Virgen con el niño (Virgen del rosal) 1469 - 1470
Botticelli Virgen con el niño y ángeles (Virgen del Magnificat) 1483
Botticelli El nacimiento de Venus 1483 - 1485
Botticelli Palas y el Centauro aprox. 1482
Botticelli Retorno de Judit del campo enemigo 1470
Botticelli Descubrimiento del cadáver de Holofernes 1470
Botticelli Virgen con el niño (Virgen en gloria de los serafines) 1469 - 1470
Botticelli Virgen con el niño y ángeles (Virgen de la granada)) 1487
Botticelli Alegoría de la calumnia aprox. 1494 - 1495
Botticelli Primavera aprox. 1477 - 1478
Botticelli Adoración de los Magos aprox. 1475
Botticelli Retrato de hombre con la medalla de Cosme el Viejo aprox. 1475 - 1476
Botticelli Virgen con el Niño y seis santos (Retablo de San Ambrosio) aprox. 1470
Domenico Ghirlandaio Adoración de los Magos 1487
Hugo van der Goes Adoración de los pastores (Tríptico Portinari) 1476 - 1478
Rogier van der Weyden Descendimiento en el sepulcro 1460 - 1463
Domenico Ghirlandaio Virgen con el niño (Sagrada conversación de Monticelli) 1483
Domenico Ghirlandaio, Batolomeo di Giovanni Predela Piedad e historia de los santos 1483
Domenico Ghirlandaio Virgen con el niño y los santos (Sagrada conversación de Ingesuati) 1484 - 1486
Botticelli Anunciación aprox. 1489
Botticelli Coronación de la Virgen (Retablo de San Marcos) 1488 - 1490
Botticelli Predela Historias de los santos 1488 - 1490
Botticelli Virgen y el niño con los Santos (Retablo de San Bernabé) 1487
Botticelli Predela Historias de los santos 1487

Salas 15-45[editar]

Salas Azules (46-55)[editar]

Salas de la primera planta[editar]

Característica forma en U del Palacio Uffizi, visto desde la Piazza della Signoria.
Vista nocturna de la Galería Uffizi con el Palazzo Vecchio al fondo.
Detalle de los frescos que decoran las estancias de la galería.
Estatua de Miguel Ángel del exterior del edificio.

Se accede a través de la Escalera de Buontalenti:

Colección Contini Bonacossi[editar]

En el ala derecha del edificio, con entrada por vía Lambertesca, se encuentra expuesta la extraordinaria colección Contini Bonacossi, reunida a comienzos del siglo XX y donada a la Galería Uffizi en los años 90, representando así una ampliación considerable de los fondos del museo. De la colección forma mobiliario, cerámica antigua, terracotas de Luca Della Robbia y sobre todo una muy notable serie de obras de escultura y pintura, en especial toscana, entre las que destacan:

Sala de las postas reales[editar]

Esta sala de la planta baja del a la derecha es usada por la asociación Amici degli Uffizi, que organiza periódicamente exposiciones temporales gratuitas sobre diversos temas, con obras objeto de depósito. Las últimas exposiciones realizadas en esta sala estuvieron dedicadas al erotismo y a los autorretratos.

Galería de obras maestras[editar]

Las dos obras más importantes que se encuentran en este museo son la "Virgen del jilguero" de Rafael y la "Sagrada Familia con San Giovannino" por Miguel Ángel. También se mantienen las obras en cautiverio y otros como la "Medusa" de Caravaggio, el "Nacimiento de Venus" de Botticelli y de la "La anunciación" de Leonardo da Vinci.

Enlaces externos[editar]