Palacio Real de Nápoles

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fachada desde la Plaza del Plebiscito.
La entrada y la escalera de la izquierda.
La sala del trono.
El techo de la sala estilo Luís XIV.
Capilla Real.

El Palacio Real de Nápoles fue iniciado en el año 1601 por el virrey de Nápoles, Fernando Ruiz de Castro, en previsión de una posible visita del rey Felipe III de España a la ciudad que no se llegó a hacer nunca.[1]

El proyecto inicial fue encargado al arquitecto Domenico Fontana que ya había realizado importantes obras en Roma para el Papa Sixto V. El proyecto sufrió numerosos cambios y no fue hasta la mitad del siglo XIX que se da por concluido. Desde el mismo momento que se empezarón a colocar los cimientos de la obra, el Palacio Real de Nápoles, fue el centro de la vida política y social napolitana.

A partir del año 1734, año en que la corte se instaló permanentemente en Nápoles se viven intensos procesos de restauración del Palacio que se encontraba en un pésimo estado de conservación. A partir de aquel momento se encargaran progresivas restauraciones que adecuaron al Palacio a un estilo más barroco. A lo largo del reinado del rey Fernando II de las Dos Sicilias se tendió a la centralización de los poderes del Estado al interior del palacio. Así definitivamente el Palacio Real de Nápoles se consolidó como el centro del poder absoluto del Reino de las Dos Sicilias.

Referencias[editar]

  1. Virreyes de Nápoles, de José Raneo con anotaciones de Eustaquio Fernández Navarrete, págs. 280-285; incluido en la "Colección de documentos inéditos para la historia de España", vol. XXIII.




Coordenadas: 40°50′10″N 14°14′58″E / 40.836190, 14.249565