Carrera ilegal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una carrera ilegal es una competición de automovilismo o motociclismo (no necesariamente con el formato de carrera) que se realiza sin el permiso de las autoridades. Esto suele hacer referencia a carreras realizadas en la vía pública, aunque incluye a las disputadas en propiedad privada sin el permiso del dueño del terreno.

Motivos[editar]

Los corredores realizan esta actividad para ganar respeto entre sus pares, sea para resolver una disputa o para simplemente exhibir las habilidades de conducción y las prestaciones de su vehículo. Se realiza con fines económicos, ya que es común la realización de apuestas de dinero o de los propios vehículos usados en la carrera.

Muchas personas participan de carreras ilegales cuando no tienen la posibilidad de participar de competiciones legales cerca de su sitio de residencia. Por esta razón, las autoridades a veces financian la construcción de autódromos y picódromos y patrocinan competiciones legales para evitar que ellas corran de manera ilegal. En cambio, otras personas rechazan las carreras legales y prefieren vivir la sensación de enfrentar la ley e intentar salir indemne.

Consecuencias[editar]

En algunas jurisdicciones, las carreras ilegales están penadas como una figura jurídica propia. En otro caso, los corredores ilegales pueden ser procesados por alterar el orden público, violar la propiedad privada y cometer infracciones viales tales como superar el límite de velocidad y circular contramano. También es común el robo de vehículos con el fin de ser preparados para carreras ilegales..[1]


Por su carácter ilegal, este tipo de carreras son mucho más peligrosas que las legales. Como los corredores y los vehículos muchas veces carecen de equipamiento de seguridad, son más propensos a choques más graves. Además, la naturaleza de las carreras genera peligro de dañar la propiedad ajena, e incluso de lesionar otras personas en el caso de carreras en la vía pública.Existen además incontables casos en los que los conductores participantes de éstas carreras o los expectadores han resultado con lesiones graves o incluso la muerte, tras haber participado en dichos eventos.

Carreras ilegales en ficción[editar]

Las carreras ilegales son retratadas en películas, videojuegos e historietas. En el primer grupo se encuentran Death Race 2000, Redline y las sagas The Fast and the Furious y Megalopolis Expressway Trial. Las sagas de videojuegos Midnght Club y Juiced se centran en las carreras ilegales, así como la mayoría de las entregas de Need for Speed, incluso en la película de la saga de ése mismo título, Need for Speed, la nueva película que se estrenará el 14 de marzo de 2014. Las entregas del videojuegos Grand Theft Auto también incluye carreras ilegales. Entre las historietas se destacan los mangas Initial D y Wangan Midnight, que también se adaptaron a anime y a videojuegos.

Referencias[editar]