Historia de París

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Edad Antigua[editar]

Monedas de los Parisios (Museo Metropolitano de Arte ).

El área de París moderno ha sido habitada desde al menos el IV milenio a. C.. Hallazgos arqueológicos que datan de esta época muestran que hubo un asentamiento cerca de Bercy, en la orilla derecha del Sena, que fue un representante temprano de la Cultura Chasséen. Entre los hallazgos hay canoas. Se cree que un asentamiento en el sitio actual de París, fue fundado alrededor de 250 AC por una tribu celta llamada Parisios, que estableció un pueblo de pescadores cerca del río Sena. La Île de la Cité tradicionalmente se asumía que la ubicación de este asentamiento, pero esta teoría ha sido recientemente puesta en duda. Recientes hallazgos arqueológicos indican que la región de París del mayor asentamiento prerromano puede haber sido en el suburbio actual de Nanterre.[1] En el siglo xI a.c un pueblo celta llamado Parisii , fortificó la isla de la Cité, que constituye el corazón de la ciudad.

En el año 52 a. C. los romanos fundaron una ciudad en el mismo sitio donde los parisii tuvieron su aldea y expandiéndola a ambas márgenes del río Sena la llamaron Lutecia, que hoy es París, nombre que toma de los primitivos pobladores celtas.

Edad Media[editar]

La ciudad fue atacada por los hunos, pero según la leyenda logró resistir gracias al liderazgo de Santa Genoveva (patrona de la ciudad), en 451.

Roma perdió el control de la ciudad a manos de los pueblos germanos y el rey franco Clodoveo I se instaló en ella en 508.

En el siglo IX los vikingos toman la ciudad (la asediaron infructuosamente en los años 885-886) y después Hugo Capeto se establece en ella, reformándola radicalmente.

El Sena era la principal vía comercial de la región, y París pronto concentra el comercio de exportación de vinos "de Francia", es decir, de la Île-de-France. A más tardar en 1121 los comerciantes ya habían organizado la Hanse Parisienne, la "hansa de los comerciantes del agua", que obtuvo del rey el monopolio del comercio entre la ciudad y Mantes-la-Jolie, privilegio confirmado en 1170 por Luis VII. Este privilegio fue concedido para proteger a los comerciantes parisinos de la competencia de Ruan en tiempos en que el duque de Normandía era el rey de Inglaterra, pero se mantuvo luego de que Felipe II Augusto se apoderara de Normandía en 1204. Así pues, la hansa de los navieros parisinos, con su preboste y escribanos, será el gérmen del ayuntamiento de la ciudad,[2] y el barco que los representaba aún hoy adorna el escudo de París.

En 1190 Felipe II Augusto, levantó una muralla defensiva a ambos lados del río.

La ciudad fue un escenario importante en la Guerra de los Cien Años.

Edad Moderna[editar]

Interior del actualmente desaparecido Palacio de las Tullerías.

En el inicio de este periodo la ciudad es centro de importantes transformaciones socio-culturales. Enrique IV y Catalina de Médicis, son personajes centrales de esta etapa. La ciudad sería un importante centro gótico y renacentista y su población en 1500 era de 185.000 habitantes, la segunda de Europa tras Constantinopla.

El 24 de agosto de 1572 se desata en esta ciudad la matanza de la noche de San Bartolomé, un episodio capital en las llamadas Guerras de Religión.

En su calidad de ciudad más importante de Francia y centro del poder, París acogió a varias de las más importantes personalidades de la historia en este periodo, pensadores como Voltaire, gobernantes como Luis XIV y hombres de estado como Richelieu, Colbert y Mazarino. Además la ciudad y especialmente la cercana población de Versalles, se constituyeron en ejemplo de lo que debía ser la arquitectura de una capital. En 1786 se inicia el traslado de los huesos humanos del cementerio de Les Halles, a las canteras excavadas en la época galorromana a 20 metros de profundidad en la bases de Montparnasse, Montrouge y Montsorius, formando de esta manera las famosas catacumbas de París.

En la fortaleza de la Bastilla que se encontraba en el oriente de la ciudad, se inició oficialmente el movimiento que se conoce como Revolución francesa. París contaba en ese momento con más de 500.000 habitantes.

Edad Contemporánea[editar]

Primer Imperio[editar]

Napoleón I se proclamó Emperador de Francia en 1804 en la Catedral Notre Dame de París. El 12 de julio de 1806 se reunieron en París dieciséis príncipes alemanes y firmaron el acta que oficializaba la confederación del Rin, en la que ponían fin a su conexión con el Sacro Imperio Romano y concretaban la alianza con el Imperio Francés.

Plaza de la República (1890).


Ver: Guerras Napoleónicas

Segundo Imperio[editar]

Bajo Napoleón III la ciudad sufre su transformación urbana más significativa. El emperador comisiona al Barón Haussmann para que ejecute los cambios necesarios para convertir París en la ciudad más moderna del mundo en su época.

Ver: Comuna de París

Exposiciones universales

París albergó durante la segunda mitad del siglo varias exposiciones que reunían a expositores de todo el mundo. La más destacada tuvo lugar en 1889 con motivo de la conmemoración del primer centenario de la revolución. Para este evento fue construida la Torre Eiffel, que aunque debía ser desmontada una vez terminada la exposición, continúa actualmente en su emplazamiento original.

Siglo XX[editar]

El siglo se inicia con la construcción del metro de París. Los hechos más importantes que se suceden en la ciudad durante ese siglo estarán en muchas ocasiones vinculados con el metro.

En 1940 la ciudad se vio conquistada por el ejército alemán de Hitler en el marco de la Segunda Guerra Mundial. París estuvo administrada por las fuerzas de ocupación, que la abandonaron después de cuatro años, sin causarle destrozos de consideración, en comparación con los daños sufridos por otras ciudades europeas en esta guerra.

En el mes de mayo de 1968 París es escenario de una serie de huelgas estudiantiles en numerosas universidades e institutos, seguidas de confrontaciones con la universidad y la policía. Muchos de los manifestantes se adhirieron a causas de izquierdas, como el comunismo o el rechazo a la guerra de Vietnam, o el anarquismo. Muchos vieron los hechos como una oportunidad de sacudir a la "vieja sociedad" en muchos aspectos sociales, como los métodos educativos y la libertad sexual. Una minoría de manifestantes, como el grupo Occident, apoyaba causas de extrema derecha. Estos eventos se conocen como Mayo francés y conforman uno de los capítulos históricos más destacados de la posguerra.

Desarrollo urbano

Bajo la administración del presidente François Mitterrand, en los años 1980 y comienzos de los 1990 la ciudad recibe un renovado impulso en su urbanismo e infraestructura. Se renuevan sector deprimidos de la ciudad, en particular barrios la rivera izquierda y la Villette, se levantaron nuevos edificios emblemáticos, como la biblioteca, el arco de la Defensa, el Museo de Orsay y se renovó radicalmente el Museo del Louvre.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «"La découverte d'une cité gauloise à Nanterre remet en cause la localisation de Lutèce sur l'île de la Cité" ("The Discovery of a Gaulish City at Nanterre Puts the Location of Lutetia on the Ile de la Cité in Question")». Archivado desde el original el 2007-09-27. Consultado el 04-01-2007.
  2. DUTOUR, THIERRY (2003), La ciudad medieval. Orígenes y triunfo de la Europa urbana. — Paidós, Buenos Aires, 2005, págs. 62-63. ISBN 950-12-5043-1
Bibliografía
  • Denis Richet, Les Barricades de 1588, Annales, 1990, Volume 45, Numéro 2
  • Robert Descimon, Qui Etait Les Seize? ; Eli Barnavi, Le Parti de Dieu ; JHM Salmon, The Paris Sixteen, 1584-94: The Social Analysis of a Revolutionary Movement, The Journal of Modern History, Vol. 44, No. 4 (Dec., 1972), pp. 540-576
  • Stuart Carroll, The Revolt of Paris, 1588: Aristocratic Insurgency and the Mobilization of Popular Support, The Journal of French History,
  • Denis Pallier, Recherches sur l’Imprimerie à Paris pendant la Ligue, Droz, 1976
  • Walton, William (1899). Paris from the earliest period to the present day. G. Barrie & son. pp. 230–235.
  • Jeffrey H. Jackson, Paris Under Water: How the City of Light Survived the Great Flood of 1910 (New York: Palgrave Macmillan, 2010)