Segundo Imperio francés

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Second Empire Français
Segundo Imperio Francés

Flag of France.svg

1852-1870

Flag of France.svg
Flag of the German Empire.svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Himno nacional: Partant pour la Syrie
Ubicación de Francia
Capital París
48°49′N 2°29′E / 48.817, 2.483
Idioma oficial Francés
Gobierno Monarquía Constitucional
Emperador
 • 18521870 Napoleón III
Legislatura Parlamento
 - Cámara alta Senado
 - Cámara baja Cuerpo Legislativo
Historia
 • Golpe de Estado de 1851 25 de febrero de 1852
 • Guerra de Crimea 18541856
 • Segundo Conflicto Franco-Mexicano 18611867
 • Batalla de Sedán¹ 4 de septiembre de 1870
Moneda Franco francés
¹ La Batalla de Sedán ocurrió entre el 1 y el 2 de septiembre, pero la noticia de la derrota francesa llegó a París dos días después.

El Segundo Imperio Francés es un término referido a una etapa histórica de Francia comprendida fundamentalmente entre 1852 y 1870. El Imperio fue proclamado por el entonces Presidente de Francia Carlos Luis Napoleón Bonaparte, el 2 de diciembre de 1852, aunque exactamente un año antes ya había disuelto la Asamblea Nacional convirtiéndose en dictador. El Imperio dejaría de existir al ser capturado el emperador Napoleón III en la batalla de Sedán, el 1 de diciembre de 1870. El 3 de diciembre sería proclamada la Tercera República Francesa en París.

Historia[editar]

Orígenes[editar]

Napoleón III.

Carlos Luis Napoleón Bonaparte, hijo de Luis Bonaparte y, por tanto supuesto sobrino de Napoleón I (hecho demostrado falso recientemente [1] ), se presenta a las primeras elecciones mediante sufragio universal masculino que se celebran en Francia en 1848. Obtiene una abrumadora victoria, y se convierte en el primer presidente de la Segunda República Francesa gracias al apoyo de la población católica campesina.

Durante los tres años que duró su mandato llevó a cabo leyes como la libertad de enseñanza (lo cual no satisface a los católicos extremistas porque da a la Universidad estatal el monopolio de otorgar títulos), la ley electoral (sin violar el sufragio universal pero perjudicando a los obreros ya que para votar en un municipio se tenía que haber residido en él durante tres años) o la ley de prensa, que impone límites a la libertad de expresión.

El problema viene al final de su mandato, ya que no puede ser reelegido. Así, el 2 de diciembre de 1851 da un golpe de Estado reclamado por la población francesa para instituir el II Imperio Francés. Encontró muy poca resistencia entre los diputados. El único foco de resistencia se encuentra en París y sus alrededores.

Desarrollo del Imperio[editar]

El establecimiento de un nuevo imperio fue aprobado por un plebiscito. A partir de aquí hubo gran represión sobre los grupos opositores.

Al igual que el I Imperio, éste fue contestado por buena parte de la opinión pública. Para mantenerlo hubo que mantener una autoridad más fuerte, por lo que rápidamente Napoleón III convirtió su gobierno en un régimen autoritario que consiguió basarse en el apoyo del ejército, que había perdido buena parte de sus ideas liberales y quería títulos, compensaciones, etc.

También le apoyaba la burguesía, que valoraba más el nuevo orden social establecido así como la prosperidad económica de la coyuntura internacional. La iglesia fue el tercer apoyo, pues vio favorecida una nueva alianza reflejada en el apoyo dado al presupuesto del clero y las escuelas religiosas.

Durante el II Imperio se produce un fuerte desarrollo de los medios de transportes, así como una bonanza económica. Se incrementa la red bancaria y se firma un tratado librecambista con Inglaterra en 1860 que fomenta el comercio internacional.

Deterioro y caída[editar]

Escudo de armas del Segundo Imperio Francés.

La caída empieza hacia 1870 por medidas de política interna, ya que aunque tenían el apoyo de los republicanos y los obreros, chocaban con los evangelicos y la burguesía financiera. Además, la política interior tuvo una serie de fracasos importantes; también se cuenta que en ese aspecto, que el declive del imperio comenzó desde que inició la expedición a México, ya que allí el imperio sufrió su primera derrota militar (desde la batalla de Waterloo) en la Batalla de Puebla el 5 de mayo de 1862 a manos de las tropas mexicanas, por la que Francia se convertiría en el hazmerreír de toda Europa. En el aspecto militar las cosas ya no serían iguales después de ese acontecimiento, hay problemas en Italia, la estrepitosa derrota en la guerra de México que culminó con la ejecución de Maximiliano (1867) y la terrible Guerra Franco-Prusiana de 1870 en la cual Napoleón III fue vencido por completo.

Las derrotas se produjeron por falta de un ejército preparado así como de aliados, al igual que por las contradicciones de la política de Napoleón III (en contra de las unificaciones y en contra de Europa). El caso es que, en 1870, Napoleón capitula en la Batalla de Sedán y es hecho prisionero.

A partir de aquí se establece un gobierno provisional por parte de las autoridades legales del Imperio, pero el sector republicano invade la Asamblea y proclama la Tercera República Francesa en 1870.

Casado con Eugenia de Montijo (condesa de Teba), una noble española de ascendencia escocesa y española, Napoleón III tuvo un hijo, Eugenio Bonaparte (Napoleón Eugenio Luis Juan José, 1856–1879), que a su muerte se convirtió en jefe de la familia y fue llamado por sus partidarios Napoleón IV.

Véase también[editar]

Artículos conexos[editar]

Fuentes[editar]

  • PAREDES, J. Manual de historia contemporánea universal. Editorial Ariel.

Enlaces externos[editar]

  1. Boudon, Jacques-Olivier (26 de abril de 2014). «El ADN revela que Napoleón III no era sobrino de Napoleón Bonaparte» (en español). Instituto Napoleón. Consultado el 27 de abril de 2014.