Hombre enfermo de Europa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los perros de la guerra, caricatura del 11 de junio de 1876 en la revista Punch, representando a Rusia atacando a los Otomanos detrás de cuatro perros que representan las naciones balcánicas. Mientras, el Reino Unido, escondido tras una valla, recomienda a Rusia que tenga cuidado.

La expresión «hombre enfermo de Europa» ha sido aplicada a lo largo de la historia a diferentes países europeos, haciendo referencia a la debilidad o decadencia de una economía aparentemente normal.

Origen[editar]

El origen de la frase se le atribuye al zar Nicolás I de Rusia, quien se refería la situación que atravesaba el Imperio otomano en el siglo XIX. El uso de esta expresión se popularizó durante la Guerra de Crimea.

Uso (cronología)[editar]

En los años 1960 y 1970 algunos aplicaron la expresión al Reino Unido, que estaba viviendo una peor situación económica que otros países europeos. Igualmente sucedió con España a principios de los años 1980.

Irlanda también fue nombrada con este epíteto durante el largo período de pobreza previo a los años 80. En esta época también se relacionó a Portugal con este nombre.

En los 90, Rusia y otros países de Europa Oriental fueron llamados hombres enfermos de Europa, debido a la severa crisis económica, altas tasas de sida y alcoholismo y a la caída de población que sufrían. A finales de esta década, la prensa relacionó a Alemania con esta denominación, debido al alto costo de la reunificación.

En la presente década el término ha tenido un uso peyorativo por parte de la prensa de Gran Bretaña, el país euroescéptico por excelencia, criticando a los países de la Eurozona llamándoles por este apelativo.

En 2005, The Economist otorgó este puesto a Italia, titulando "The real sick man of Europe" (El auténtico hombre enfermo de Europa), haciendo referencia a los problemas estructurales y políticos del país.

En 2006, Mark Steyn llamó a Rusia "el hombre enfermo de Europa" en el libro America Alone: The End of the World as We Know It (América sola: el final del mundo como lo conocimos), basándose principalmente en el perfil demográfico, sin tener en cuenta su acelerado crecimiento económico ni su boom demográfico actual.

En 2007, un artículo de Morgan Stanley se refería a Francia como el "nuevo hombre enfermo de Europa".[1] En abril de ese año, The Economist describía también a Portugal como el "nuevo hombre enfermo de Europa".[2]

En 2008 el mote fue otorgado a Italia por The Daily Telegraph.[3]

A raíz de la crisis de la deuda soberana europea el nombre le fue otorgado a España, Grecia, Italia, Irlanda y Portugal.

Referencias[editar]

  1. Chaney, Eric. "The New Sick Man of Europe". Morgan Stanley, 2 de marxo de 2007.
  2. "A new sick man of Europe", The Economist, 14 de abril de 2007.
  3. "Italy: The sick man of Europe", Telegraph, 15 de abril de 2008.