Resistencia francesa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Por Resistencia francesa se entiende el conjunto de los movimientos y organismos de resistencia franceses frente a la ocupación nazi de Francia y al gobierno colaboracionista de Vichy durante la Segunda Guerra Mundial.

Comprende por un lado la Resistencia exterior que se organiza en torno al general De Gaulle a partir del 18 de junio de 1940 y que engloba a las Fuerzas Francesas Libres (en francés: Forces françaises libres, FFL), y por otro lado a los movimientos de Resistencia interior, conocida como la Resistencia (en francés: Résistance intérieure française o La Résistance), que van apareciendo durante el periodo de ocupación alemana y que se federarán progresivamente. La Francia Libre de De Gaulle y el conjunto de la Resistencia Interior Francesa se unen en 1942 para conformar la Francia Combatiente (en francés: France Combattante o Forces Françaises Combattantes), término que a partir de ese momento sustituye oficialmente al de Francia Libre. En 1943, se adhieren al Comité Francés de Liberación Nacional instalado en Argel, para formar el Ejército Francés de Liberación que combatirá al lado de los Aliados hasta la liberación de todo el territorio francés.

Resistencia interior[editar]

Es la forma con la que se denomina al conjunto de movimientos y canales clandestinos que continuaron la lucha contra el Eje en el territorio francés tras el armisticio del 22 de junio de 1940, hasta la liberación en 1944. La lucha consistió, por una parte, en acciones de información, sabotaje y operaciones militares contra las tropas de ocupación (mayoritariamente alemanas) y contra las fuerzas del régimen de Vichy. En muchos casos, se planeó asesinar a los colaboracionistas de la Francia de Vichy y la ocupación nazi. Por otra parte, se trataban aspectos más bien civiles y no violentos, como la existencia de una amplia prensa clandestina, la difusión de folletos, la producción de documentación falsa, la organización de huelgas y manifestaciones, la puesta en marcha de múltiples redes para el salvamento tanto de prisioneros de guerra evadidos, de refractarios al STO (Servicio de Trabajo Obligatorio) y de judíos perseguidos.

La Resistencia pudo manifestarse tanto en la ciudad como en el campo, sobre todo —para ése último— a raíz del nacimiento del maquis en la primavera de 1943 (el nombre maquis se refiere a un tipo de vegetación mediterránea, la maquia, un bosque frondoso —particularmente en Córcega— y aún más a la expresión corsa «prendre le maquis», que significa refugiarse en el bosque para huir de las autoridades o bien de una vendetta). El ejército de las sombras reunió a hombres de todos los horizontes, expuestos a una terrorífica represión por la RSHA, el Abwehr, la Wehrmacht, así como la Milicia Francesa y la policía del Estado francés (régimen de Vichy).

Aunque la Resistencia activa y organizada nunca representó más del 2 ó 3% de la población francesa, no hubiese podido sobrevivir ni desarrollarse sin innumerables complicidades populares, en particular en la época de los maquis.

Miembros[editar]

Los resistentes fueron hombres y mujeres de todas las edades, aunque a menudo jóvenes, incluso muy jóvenes. Los estudios apuntan que, a pesar de que la Resistencia contó con auténticos personajes románticos y bohemios, la gran mayoría de ellos estaban casados, tenían un oficio y una vida de familia. Entre éstos cabían universitarios, maestros, periodistas, ingenieros, eclesiásticos, militares, adolescentes de las clases medias y superiores, tanto como obreros, tenderos o artesanos. Sólo una minoría vivía a tiempo completo en una total clandestinidad.

Todas las capas sociales, todas las sensibilidades políticas, filosóficas y religiosas están representadas en el seno de la Resistencia. No obstante, los judíos, los demócrata-cristianos, los socialistas y los comunistas son los que más llenaban sus filas. Si bien la clase de los grandes empresarios está muy poco presente —a pesar de excepciones destacables (Peugeot, Michelin)—, en cambio numerosos elementos tradicionalmente conservadores, como los de la Iglesia, los militares o la aristocracia, participan de forma significativa en la lucha.

Una gran cantidad de extranjeros combatieron con los resistentes franceses: antifascistas italianos, antinazis alemanes y republicanos españoles refugiados en Francia; inmigrantes polacos, ucranianos y armenios; judíos apátridas. Franceses o extranjeros, es de subrayar que a nivel representativo, los judíos destacaron dentro de la Resistencia, en todos los niveles de responsabilidad y en todas las formas de combate subterráneo. También se unieron muchos miembros de las milicias confederales, cenetistas y republicanos exiliados de la Guerra Civil Española.

Reunificación de la resistencia[editar]

Misión de Jean Moulin[editar]

Consejo Nacional de la Resistencia (CNR)[editar]

Creación de las Fuerzas Francesas del Interior (FFI)[editar]

Resistencia exterior[editar]

Fuerzas Francesas Libres (FFL)[editar]

Resistencia en las colonias francesas[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]