Luis XVIII de Francia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Luis XVIII de Francia
Rey de Francia y de Navarra
Lodewijk XVIII.jpg
Luis XVIII con vestimenta de coronación. Museo del Palacio de Versalles, Versalles (Francia).
Rey de Francia y de Navarra
(Primer reinado)
6 de abril de 181420 de marzo de 1815
Predecesor Napoleón I
(Emperador de los franceses)
Sucesor Napoleón I
(Emperador de los franceses)
Rey de Francia y de Navarra
(Segundo reinado)
8 de julio de 181516 de septiembre de 1824
Predecesor Napoleón II[1] [2]
(Emperador de los franceses)
Sucesor Carlos X
(Rey de Francia y de Navarra)
Información personal
Nombre secular Louis Stanislas Xavier
Tratamiento Su Majestad Cristianísima
Otros títulos Conde de Provenza
Duque de Vendôme (17711789)
Duque de Anjou
Regente del Reino (autoproclamado en el exilio) (1793 - 1795)
Rey titular de Francia y de Navarra (1795 - 1814); (1815)
Nacimiento 17 de noviembre de 1755
Palacio de Versalles, Versalles, Bandera de Francia Francia
Fallecimiento 16 de septiembre de 1824 (68 años)
París, Bandera de Francia Francia
Entierro Basílica de Saint-Denis
Residencia Palacio de las Tullerías
Familia
Casa real Casa de Borbón
Padre Luis Fernando de Francia
Madre María Josefa de Sajonia
Consorte María Josefa de Saboya
Carrera militar
Conflictos Intervención francesa en España (1823)

Firma Firma de Luis XVIII de Francia
Coat of Arms of the Bourbon Restoration (1815-30).svg
Escudo de Luis XVIII de Francia

Luis XVIII de Francia (Palacio de Versalles, 17 de noviembre de 1755París, 16 de septiembre de 1824) fue rey de Francia y de Navarra[3] [4] entre 1814 y 1824, a excepción del breve periodo conocido como los Cien Días en que Napoleón recuperó brevemente el poder, siendo el primer monarca de la restauración borbónica en Francia.

Luis XVIII pasó veintitrés años en el exilio (1791-1814), durante la Revolución Francesa y el Primer Imperio Francés, y nuevamente en 1815, durante el periodo de los Cien Días al regreso de Napoleón de Elba. Hasta su llegada al trono de Francia, Luis tuvo el título de conde de Provenza como hermano del rey Luis XVI. El 21 de septiembre de 1792, la Convención Nacional abolió la monarquía y al depuesto rey Luis XVI, quien más tarde sería ejecutado en la guillotina. Cuando el joven Luis XVII, el hijo de Luis XVI, murió en la cárcel en junio de 1795, Luis XVIII sucedió a su sobrino -de forma nominal- como rey titular de Francia.

Luis XVIII vivió en el exilio en Prusia, el Reino Unido y en Rusia. Cuando la Sexta Coalición derrotó finalmente a Napoleón en 1814, Luis fue restaurado en la posición de rey, de la que él y los realistas franceses consideraban su legítima posición. Sin embargo, Napoleón escapó de su exilio en Elba, con la intención de restaurar su imperio, por lo que Luis XVIII se vio obligado a huir. Se formó una séptima coalición la cual declaró la guerra al Imperio francés, derrotándolo completamente en Waterloo, y por segunda vez restauró a Luis XVIII en el trono de Francia, esta vez de forma definitva.

Luis XVIII gobernó como rey por un poco menos de una década. El régimen de la Restauración borbónica era una monarquía constitucional (a diferencia del antiguo régimen, que era absolutista). Como monarca constitucional, la prerrogativa real de Luis XVIII se redujo sustancialmente por la Carta de 1814, la nueva Constitución de Francia. Luis no tenía hijos, por lo tanto, a su muerte, la corona pasó a su hermano, Carlos, Conde de Artois. Luis XVIII sería el último monarca francés en ejercer el gobierno hasta su muerte.

Al comienzo de su reinado y durante la mayoría del mismo, desplegó una actitud de concilación nacional entre los monárquicos (llamados «royalistes», realistas, y, en su vertiente más radical, los ultrarrealistas), los bonapartistas y los republicanos y de respetar ciertos aspectos surgidos en la Revolución, que, a pesar de ser boicoteada en numerosas ocasiones por su hermano Carlos, tuvo cierto éxito hasta poco antes de morir.

Infancia[editar]

Luis XVIII de niño.
El pequeño Luis XVIII junto a su hermano Luis Augusto (futuro Luis XVI) vestidos de niñas como era costumbre con los nobles en esa época, retratados en 1757 por François-Hubert Drouais.

Luis Estanislao Javier (Louis Stanislas Xavier) nació el 17 de noviembre de 1755 en el palacio de Versalles, sexto hijo de Luis, Delfín de Francia y María Josefa de Sajonia, y nieto del rey Luis XV. Al nacer recibió el título de conde de Provenza, pero tras el ascenso de su hermano al trono fue generalmente conocido como «Monsieur», el título normal aplicado al hermano más mayor (el mayor de los menores) del rey de Francia. Fue bautizado Louis Stanislas Xavier seis meses después de su nacimiento, de acuerdo con la tradición de la familia Borbón, siendo sin nombre, antes de su bautismo. Por este acto, también se convirtió en un caballero de la Orden del Espíritu Santo.

El nombre de Luis fue otorgado debido a que era el nombre típico de un príncipe de Francia; Stanislas fue elegido en honor a su bisabuelo rey Estanislao Leszczynski de Polonia, y Javier "Xavier" fue elegido por San Francisco Javier, a quien la familia de su madre llevó a cabo como una de su Santos Patrones .

En el momento de su nacimiento , Luis Stanislas fue cuarto en la línea al trono de Francia, detrás de su padre y sus dos hermanos mayores : Luis Javuer de Francia, duque de Borgoña, y Luis Augusto , duque de Berry. El primero murió en 1761, dejando a Luis Augusto como heredero aparente hasta la propia muerte prematura del Delfín en 1765. Las dos muertes elevan Luis Stanislaos al segundo lugar en la línea de sucesión, mientras que Luis Augusto adquirió el título de Delfín.

Luis Stanislas encontró consuelo en su institutriz, la señora de Marsan, quien ejerciá el paapel de «institutriz de los hijos de Francia», ya que él era su favorito entre sus hermanos. Luis Stanislaos fue separado de su institutriz cuando cumplió los siete años, la edad en que la educación de los niños de sangre real y de la nobleza era entregada a los hombres. Antoine de Quélen de Stuer de Caussade Duque de La Vauguyon, amigo de su padre, fue nombrado su instructor. El joven Stanislas demostró ser un chico inteligente, sobresaliendo en temas clásicos. Su educación fue de la misma calidad y consistencia que la de su hermano mayor, Luis Augusto, a pesar de que este era el heredero y Luis Stanislas no. La educación de Stanislas fue bastante religiosa en su naturaleza, mucho de sus profesores fueron eclesiásticos. La Vauguyon inculcó en el joven Stanislas y en sus hermanos, la forma en que que deberian actuar los príncipes, deben «saber retirarse por sí mismos, a gustar el trabajar» y «saber cómo razonar correctamente».

En abril de 1771, la educación de Stanislas concluyó formalmente, y este estableció su propio hogar independiente, lo cual asombró a sus contemporáneos con su extravagancia. En 1773, el número de empleados llegó a 390. En el mismo mes en que establecxió su hogar, le fueron concedido varios títulos por su abuelo, Luis XV los cuales fueron: Duque de Anjou, Conde de Maine, Conde de Perche, y Conde de Senoches.

El 17 de diciembre 1773 Stalinas fue ordenado como Gran Maestre de la Orden de San Lázaro.

Matrimonio[editar]

María Josefina de Saboya (1753–1810) esposa de Luis XVIII, retratada por Alexander Kucharsky alrededor de 1790.

El 14 de mayo de 1771, Luis Stanislas se casó con la princesa María Josefina de Saboya (1753–1810). Marie Joséphine ( como era conocida en Francia), hija de Víctor Amadeo duque de Saboya ( más tarde el rey Victor Amadeo III de Cerdeña ), y su esposa María Antonia de Borbón. Su hermano, el futuro Carlos de Francia, se casó con la princesa María Teresa, hermana de María Josefina.

La boda se realizó con no demasiado lujo el 20 de mayo de 1771. Sin embargo, Stanislas fue rechazado por su mujer, ya que ella lo consideraba feo, aburrido, e ignorante de las costumbres de la corte de Versalles. El matrimonio se mantuvo durante años sin consumarse. Los biógrafos están de acuerdo sobre la razón. Las teorías más comunes proponen que Luis Stanislas padecia de una supuesta impotencia ( según la biógrafa Antonia Fraser), o también que la poca voluntad de dormir con su esposa, era debida a la falta de higiene personal de esta. Ella nunca se cepillaba los dientes, arreglaba las cejas, o llegó a utilizar cualquier perfume. En el momento de su matrimonio, Luis Stanislas era obeso, contoneándose en vez de caminar. Nunca realizó ejercios y continuó comiendo enormes cantidades de comida.

A pesar de que Luis Stanislas no estaba enamorado de su esposa, él se jactó de que los dos disfrutaron de las relaciones conyugales vigorosas - pero esas declaraciones se realizaron en baja estima por los cortesanos de Versalles. También proclamó que su esposa estaba embarazada simplemente para fastidiar a su hermano Luis Augusto (el Delfín) y a su esposa María Antonieta, quienes todavía no habían consumado su matrimonio. El Delfín y Stanislas no gozaban de una relación armoniosa y discutían a menudo, al igual que sus mujeres. Stanislas logró emabarazar a su esposa en 1774, después de haber superado sus diferencias con ella. Sin embargo, el embarazo terminó en un aborto involuntario. Un segundo embarazo en 1781 también tuvo un aborto espontáneo, y el matrimonio no tuvo hijos.

En la corte de su hermano[editar]

Nietos de Luis XV y sus esposas.

El 27 de abril de 1774, Luis XV cayó enfermo después de haber contraído viruela y murió el siguiente 10 de mayo. El delfín, Luis Augusto, sucedió a su abuelo como el rey Luis XVI. Luis Stanislas anhelaba tener influencia política. Trató de ser admitido en el consejo del rey en 177, pero fracasó. Stanislas fue dejado en un limbo político que él llamó "una brecha de 12 años de mi vida política". Luis XVI le concedió ingresos a su hermano Luis Stanislas con el Ducado de Alençon en diciembre de 1774. El ducado le fue dado para mejorar su patrimonio personal, sin embargo se conseguíeron ingresos mucho menores (300.000 libras al año) de los que en el ducado se habían dado durante su apogeo en el siglo XIV.

Luis Stanislas viajó más a través de Francia que otros miembros de la familia real, que rara vez dejaban la nación. En 1774 , acompañó a su hermana Clotilde a Chambéry en el viaje para encontrarse con su esposo Carlos Emmanuel , Príncipe de Piamonte, heredero del trono de Cerdeña. En 1775, visitó Lyon y también a sus solteronas tías Adélaïde y Victoire cuando estaban tomando las aguas en Vichy. Los cuatro giras provinciales que Luis Stanislas tomó antes del año 1791 ascendieron a un tiempo total de tres meses.

Luis Stanislas Javier, Conde de Provenza, durante el reinado de su hermano, Luis XVI.

El 5 de mayo de 1778, el Dr. Lassonne, médico privado de María Antonieta, confirmó su embarazo. El 19 de diciembre de 1778, la Reina dio a luz a una hija, que se llamaba Maria Teresa Charlotte de Francia y recibió el título honorífico Madame Royale. El nacimiento de una niña llegó como un alivio para el conde de Provenza, que mantuvo su posición como heredero de Luis XVI, ya que la Ley Sálica excluía a las mujeres de acceder al trono de Francia. Sin embargo, Luis Stanislas no permaneció heredero al trono mucho más tiempo. El 22 de octubre de 1781, María Antonieta dio a luz al delfín Luis José. Stanislas y su hermano, el conde de Artois, sirvieron como padrinos junto a José II emperador del Sacro Imperio, el hermano de la reina. Cuando María Antonieta dio a luz a su segundo hijo, Luis Carlos nació en marzo de 1785, Luis Stanislas quedó un rango más abajo en la línea de sucesión .

En 1780, Anne Nompar de Caumont, condesa de Balbi, entró al servicio de Marie Jossefina. Stanislas pronto se enamoró de la nueva dama de honor de su esposa y la convirtió en su amante, lo que dio como resultado un enfriamiento en su relación como pareja. Stanislas encargó un pabellón para su amante en una parcela que se conoció como el Parc Balbi en Versalles.

Luis XVI, Rey de Francia y Navarra, hermano mayor de Stanislas.

Luis Stanislas vivió un estilo de vida tranquilo y sedentario en este punto, al no tener mucho que hacer debido a su exclusión política autoproclamada en 1774. Se mantenía ocupado con su amplia biblioteca de más de 11.000 libros en el pabellón de Balbi, la lectura durante varias horas cada mañana. A principios de la década de 1780, también incurrió en enormes deudas por un total de 10 millones de libras estas fueron pagadas por su hermano Luis XVI.

Escudo de armas de Luis XVIII.

Una asamblea de notables ( los miembros consistieron magistrados, alcaldes, los nobles y el clero ) se celebró en febrero de 1787 para ratificar las reformas financieras solicitadas por el Contralor General de Finanzas Charles Alexandre de Calonne. Esto proporcionó Luis Stanislas, que aborrecía las reformas radicales propuestas por Calonne, la oportunidad que siempre había estado esperando para establecerse en la política. Las reformas propuestas de un nuevo impuesto a la propiedad, y las nuevas asambleas provinciales electos que tendrían algo que decir en la proposición de impuestos. Las reformas de Calonne fueron rechazada de plano por los notables, y, como resultado, Luis XVI lo despidió. El arzobispo de Toulouse, Étienne Charles de Loménie de Brienne, tomó el lugar de Calonne. Brienne intentó salvar las reformas de Calonne, pero al final no logró convencer a los notables para aprobarlas. Un frustrado Luis XVI disolvió la asamblea.

Las reformas de Brienne se sometieron luego al Parlamento de París con la esperanza de que fueran aprobados. (El parlamento fue el encargado de ratificar los edictos del rey. Cada provincia tenía su propio parlamento, pero el Parlamento de París era el más importante de todos). El Parlamento de París se negó a aceptar las propuestas de Brienne y aclaró que cualquier nueva imposición tendría que ser aprobada por los Estados Generales (Parlamento nominal de Francia). Luis XVI y Brienne tomaron una postura hostil contra este rechazo, y Luis XVI tuvo que poner en práctica una cama de la justicia ( Lit de justice ), que registra automáticamente un edicto en el Parlamento de París, para ratificar las reformas deseadas. El 8 de mayo, dos de los principales miembros del Parlamento de París fueron detenidos. Hubo disturbios en Bretaña, Provenza, Borgoña y Béarn en reacción a la detenciones. Este descontento fue diseñado por los magistrados y nobles locales, que atrajeron a la gente a rebelarse contra el lecho de justicia establecido por el rey, que fue bastante desfavorable para los nobles y magistrados. El clero también se unió a la causa provincial, y condenaron las reformas fiscales de Brienne. Brienne reconoció su derrota en julio y estuvo de acuerdo en llamar al Estado General a reunirse en 1789. Él renunció a su cargo en agosto y fue sustituido por el magnate suizo Jacques Necker.

En noviembre de 1788, una segunda Asamblea de Notables, convocada por Necker, fue llamada a considerar la composición del próximo estado general. El Parlamento de París, recomendó que los estados deben ser los mismos que estaban en la última asamblea, en 1614 (este significaría que el clero y la nobleza tendría más representación que el Tercer Estado). Los notables rechazaron la propuesta de "doble representación". Stanislas fue el las críticas los notables, y convenció a Luis XVI de otorgar la representación adicional. Luis debidamente obligado lo hizo el 27 de diciembre.

Exilio[editar]

Luis XVIII

Durante los eventos que llevaron hasta la Revolución francesa, el Conde de Provenza adoptó inicialmente una línea liberal moderada [cita requerida], en oposición a su hermano, pero el creciente radicalismo de la Revolución pronto le hizo abandonar. Huyó del país en 1791, al mismo tiempo que su hermano trataba infructuosamente de huir, siendo reconocido y detenido en Varennes. El Conde de Provenza vivía exiliado en Westfalia cuando su hermano fue guillotinado en 1793. A la muerte del Rey, el Conde se proclamó regente de su sobrino, el nuevo rey Luis XVII, aunque en realidad el muchacho nunca llegó a gobernar.

Al morir también el joven Luis XVII de 10 años en prisión, el 8 de junio de 1795, se proclamó a sí mismo rey como Luis XVIII. En la Declaración de Verona, el pretendiente anunció su rechazo a todos los cambios producidos en Francia desde 1789, lo que acababa con la posibilidad de una monarquía constitucional moderada en Francia, bajo una constitución limitada que pudiera contener la mayor parte de los cambios llevados a cabo por la Revolución. Esto fue motivo de la famosa frase acuñada respecto a que «los Borbones exiliados no habían aprendido nada y no habían olvidado nada».

Durante los años siguientes, Luis XVIII se trasladó por varios países de Europa, viviendo durante un tiempo en Rusia, antes de asentarse en Inglaterra. Por aquella época, las conquistas y éxitos de Napoleón, el cual se había establecido como Emperador de los Franceses, hicieron que la posibilidad de una restauración de la monarquía borbónica pareciera remota.

Reinado[editar]

Monograma real del rey Luis XVIII.
Allégorie du retour des Bourbons le 24 avril 1814 : Louis XVIII relevant la France de ses ruines (Alegoría de La vuelta de los borbones a Francia el 21 de abril de 1814: Luis XVIII levanta a Francia de sus ruinas)

A pesar de ello, en 1814, tras la derrota de Napoleón, Luis XVIII pudo finalmente asegurarse el trono francés gracias al apoyo de la coalición de las potencias europeas y, ya dentro de Francia, gracias a la ayuda del antiguo ministro de exteriores de Napoleón, Charles Maurice de Talleyrand. Luis fue obligado por Talleyrand y las élites de Napoleón a conceder una carta otorgada escrita que garantizara una legislatura bicameral: la Carta de 1814. Esta Carta creaba una cámara en parte hereditaria y en parte nominativa Cámara de los Pares y una electa Cámara de los Diputados, esta última con poderes muy limitados. El régimen de Luis permitió también una mayor libertad de expresión [cita requerida] que el régimen napoleónico que le había precedido.

Una mujer realista (monárquica) viste un vestido característico de dieciocho pliegues, en honor a Luis XVIII.
Luis XVIII de Francia en su estudio en las Tullerías, por François Pascal Simon Gérard.

Los esfuerzos de Luis para revertir los resultados de la Revolución francesa le hicieron rápidamente impopular. En sólo un año tuvo que huir de nuevo desde París hasta Gante ante las noticias de que Napoleón había regresado de Elba, aunque volvió tras la batalla de Waterloo, que terminó con el gobierno de los Cien Días de Napoleón. En esta «Segunda Restauración» se pusieron en marcha las atrocidades conocidas posteriormente como el Terror Blanco, principalmente en el sur y el valle del Ródano, cuando grupos organizados de partidarios de la monarquía asesinaron a cuantos habían apoyado no sólo el retorno de Napoleón sino también todo el proceso revolucionario desde 1789, sobre todo a los que habían votado a favor de la pena de muerte de Luis XVI. El rey era opuesto a esta política, aunque no se realizaron demasiados esfuerzos por evitarla.

Luis XVIII declaró en una ocasión que no quería ser monarca de dos pueblos enfrentados (la Francia de los lises y la Francia tricolor), sino de uno sólo en el que se fundieran los dos, pronunciando las siguientes palabras: «Alargamos nuestra mano a derecha e izquierda y decimos como César: el que no está contra mí, está conmigo».[5] El soberano, aunque de buenos sentimientos, se encontraba ya muy desgastado y falto de energías para imponerse. Así, su hermano, el conde de Artois (ahora llamado «Monsieur»), de gran carisma y habilidad social tuvo una gran influencia, erigiéndose en el líder de los ultramonárquicos, que abogaban por la completa vuelta al Antiguo Régimen.

Los primeros ministros del rey Luis fueron en un principio moderados, incluyendo a Talleyrand, el Duque de Richelieu y Élie Decazes, y el mismo Luis XVIII se guio por la cautela y por la política moderada, esperando que esta moderación asegurara la continuidad de la dinastía. El parlamento elegido en 1815, dominado por los ultramonárquicos, fue disuelto por Richelieu debido a la intransigencia de éstos, y un supuesto manipuleo electoral permitió una Cámara más liberal en 1816. Sin embargo, los liberales se demostraron igualmente inmanejables, por lo que en 1820, Decazes y el rey trataron de revisar las leyes electorales de nuevo para asegurarse una mayoría conservadora, aunque el asesinato del Duque de Berry, hijo del conde de Artois en febrero de 1820, provocó la caída de Decazes y el triunfo de los ultras. Tras un intervalo en el que Richelieu volvió al poder entre 1820 y 1821, se formó un nuevo gobierno encabezado por el conde de Villèle que sin embargo se mostró luego tan cauteloso como el rey y, en tanto Luis XVIII vivió, las políticas conservadoras fueron mantenidas bajo mínimo perfil.

Luis XVIII murió el 16 de septiembre de 1824, y fue enterrado en la Basílica de Saint-Denis el día 20 de ese mismo mes. Su hermano, el Conde de Artois, le sucedió como Carlos X. Fue la única sucesión de poder normal en la jefatura del estado de Francia en todo el siglo XIX.

Carlos X y Luis Felipe fueron derrocados por las insurrecciones revolucionarias, mientras Napoleón III cayó vencido en la guerra franco-prusiana lo que condujo a la proclamación de la III República por la asamblea. La Segunda República terminó con el autogolpe de Estado de Napoleón III. Ningún presidente de la Tercera República pudo llevar a término su mandato hasta que Émile Loubet fuera sucedido por Armand Fallières en 1906.

Restauración de las criptas de Saint-Denis[editar]

Durante su reinado, los cuerpos de los reyes de Francia que fueron sacados de sus tumbas de la basílica de Saint-Denis en 1793 y colocados en una fosa común en el exterior, fueron depositados en otro emplazamiento en el interior del templo, a excepción de los reyes borbones, que pudieron ser identificados y devueltos a sus respectivos féretros.

Además, los cuerpos de Luis XVI y María Antonieta, enterrados en el cementerio de la Magdalena, fueron exhumados y depositados en la cripta de la basílica.

Anécdotas[editar]

Luis XVIII no fue coronado en su subida al trono (debido a su delicado estado de salud, que no hubiese podido soportar la pesada ceremonia), pero su hermano, Carlos X reinstauró esta costumbre, al ser coronado el 29 de mayo de 1825 con todos los procedimientos del Antiguo Régimen, lo que fue mal visto por la sociedad francesa.

Filmografía[editar]

Año Película Director Personaje
1956 María Antonieta, reina de Francia Jean Delannoy Jacques Bergerac
1970 Waterloo Sergei Bondarchuk Orson Welles

Órdenes de caballería[editar]

Órdenes francesas[editar]

Órdenes extranjeras[editar]

Sucesiones[editar]


Predecesor:
Luis XVII
Rey titular de Francia y de Navarra
17951814
Sucesor:
Él mismo
(como rey reinante)
Predecesor:
Napoleón I
(Emperador de los Franceses)
Coat of Arms of the Bourbon Restoration (1815-30).svg
Rey de Francia y de Navarra

18141815
Sucesor:
Napoleón I
(Emperador de los Franceses)
Predecesor:
Napoleón I
Copríncipe de Andorra
1814 - 1815
Sucesor:
Napoleón I
Predecesor:
Napoleón II[6] [7]
(Emperador de los Franceses)
Coat of Arms of the Bourbon Restoration (1815-30).svg
Rey de Francia y de Navarra

18151824
Sucesor:
Carlos X
Predecesor:
Napoleón II
Copríncipe de Andorra
1815 - 1824
Sucesor:
Carlos X

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]