María Josefa de Sajonia (1731–1767)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María Josefa de Sajonia
Delfina de Francia
Marie-Josèphe de Saxe, dauphine (18th century) by an unknown artist after Jean-Marc Nattier.jpg
María Josefa de Sajonia por Nattier.
Información personal
Nombre secular María Josefa Carolina Leonor Francisca Javiera de Sajonia
Otros títulos Infanta de Francia
Nacimiento 4 de noviembre de 1731
Palacio de Dresde, Dresden, Flag of Saxony.svg Sajonia
Fallecimiento 13 de marzo de 1767
(36 años)
Palacio de Versalles, Versalles, Royal Standard of the King of France.svg Francia
Familia
Casa real Casa de Wettin
Padre Augusto III de Polonia
Madre María Josefa de Austria
Cónyuge Luis de Francia
Descendencia Luis de Francia (1751-1761)
Javier María de Francia
Luis Augusto, Duque de Berry
Luis Estanislao, Conde de Provenza
Carlos Felipe, Conde de Artois
Clotilde de Francia
Isabel Filipina María Helena de Francia

Firma Firma de María Josefa de Sajonia
María Josefa por Nattier.
María Josefa en 1760 por Frédou.
El delfín Luis Fernando de Francia, esposo de María Josefa, en 1745 por Maurice Quentin de La Tour.

María Josefa Carolina Leonor Francisca Javiera de Sajonia (4 de noviembre de 173113 de marzo de 1767) fue una princesa alemana de la casa de Wettin.

Biografía[editar]

Fue una de las hijas de Augusto III de Polonia y de María Josefa de Austria.

Como hija del Elector, era duquesa de Sajonia. María Josefa fue el octavo de quince hijos y la cuarta hija. Su hermana mayor María Amalia se casó con el futuro Carlos III de España en 1738 y tuvo una familia numerosa. Su segunda hermana, María Margarita, murió en la infancia, Maria Ana Sofía se convirtió en el Electora de Baviera en 1747. Su hermano mayor Federico Cristián se convirtió en el príncipe elector de Sajonia en 1763 y reinó por sólo 74 días.

Sus hermanas María Cristina y María Cunigunda fueron abadesas de prestigiosas instituciones religiosas.

Matrimonio[editar]

El Delfín de Francia Luis Fernandohabía estado casado con la infanta María Teresa Rafaela de Borbón desde febrero de 1745. La pareja estaba muy enamorada y habían sido muy felices juntos. María Teresa Rafaela de Borbón murió el 22 de julio 1746 después de dar a luz a una niña, hija única de la pareja, la princesa María Teresa de Francia. Fernando VI de España, medio hermano de la difunta María Teresa Rafaela de Borbón, había ofrecido al Delfín otra princesa Borbón, la Infanta María Antonia Fernanda de Borbón. En cambio, Luis XV y su amante Madame de Pompadour querían abrir los canales diplomáticos.

El matrimonio entre María Josefa y el Delfín Luis Fernando había sido sugerido por Mauricio de Sajonia tío de María Josefa e hijo ilegítimo de su abuelo Augusto II de Polonia. Luis XV y su amante, estaban convencidos de que el matrimonio sería ventajoso para Francia en los asuntos extranjeros. Francia y Sajonia había estado en bandos opuestos durante la reciente Guerra de Sucesión Austriaca y por lo tanto el matrimonio entre la princesa sajona y el Delfín de Francia formaría una nueva alianza entre las dos naciones.

Pero surgió un problema con la novia, su abuelo Augusto II de Polonia había destronado a Estanislao I Leszczynski(entonces duque de Lorena). Estanislao era el padre de la entonces reina de Francia María Leszczynska. El matrimonio habría humillado a la sencilla reina, a pesar de la Reina y el Delfina más tarde se llevarían bien.

Otras propuestas vinieron de Saboya en la forma de la princesa Eleonora de Saboya o su hermana, la princesa María Luisa de Saboya. Ambos fueron rechazados.

A pesar de la desaprobación de la Reina, los dos se casaron el 9 de febrero de 1747. El matrimonio con un "Hijo de Francia" permitió a María Josefa el estilo de Alteza Real, el derecho a viajar y alojarse donde el rey lo hiciera, así como el derecho codiciado de cenar en su presencia . Sin embargo, en la práctica, fue tratada como Madame la Delfina, el estilo francés más tradicional que prevaleció en Versalles hasta la Revolución.

Vida[editar]

Antes del matrimonio, la tradición exige que la novia use un brazalete que tenga una foto de su padre en él, la reina al ver a la Delfina pidió ver la pulsera. La ingeniosa María Josefa mostró la pulsera con un retrato del padre de la reina. La Delfina, dijo que el retrato representaba el hecho de que, el duque de Lorena era abuelo de María Josefa por matrimonio. La reina y la corte fueron fuertemente impresionado por el tacto de una chica de 15 años. El Delfinae fue también muy cercana de su suegro Luis XV.

En el momento del matrimonio, el Delfín seguía llorando por su esposa española. Este dolor era muy público por parte del Delfín, pero María Josefa fue elogiada por conquistar el corazón del Delfín "poco a poco". A pesar de ser María Josefa una esposa paciente, el dolor del delfín empeoró en abril de 1748 cuando su única hija con la infanta murió a la edad de dos años.

El delfín se vio profundamente afectado por la muerte de María Teresa de Francia, conocida como Madame Royale, porque ella era el único vínculo con su madre fallecida. María Josefa, su madrastra, más tarde encargó una pintura (ahora perdida), de la niña para que quedara encima de su cuna.

La nueva Delfina estaba muy agradecida a madame de Pompadour por ayudar a organizar su matrimonio, y siempre mantuvo una buena relación con la amante real. Aunque era un matrimonio arreglado, María Josefa se enamoró del Delfín. Al igual que su marido, ella también era muy devota. Junto con la reina María Leszczynska, era contraria al comportamiento libertino de su suegro y de su corte. La pareja no era muy aficionada a los entretenimientos varios celebradas en Versalles cada semana, prefiriendo permanecer en sus aposentos, que aún se pueden ver en la planta baja de Versalles con vistas a la Orangerie.

Gracias a la estrecha relación de María Josefa con el rey y el delfín, la relación entre padre e hijo fue reparada pronto. El delfín se encontraba en el centro de los Devotos, un grupo de hombres de mente religiosa que esperaban ganar poder cuando subiera al trono. Estaban en contra de la forma de Luis XV de tener relaciones abiertamente en la corte delante de la reina. Naturalmente, no eran populares ante Luis XV.

Su suegro la llamaba Pepa cariñosamente. En 1756 Federico II de Prusia invade Sajonia, su país natal y se inició la Guerra de los Siete Años, a la que Francia se unió más tarde. Sajonia fue saqueada por Federico. Luego, en 1757 murió su madre de 58 años en Dresde. Su padre moriría en 1763.

Políticamente reservado, ella intercede sólo una vez, en 1762, en vano, para la preservación de la Compañía de Jesús en Francia. La sociedad había sido disuelta por orden del Parlamento de París, inspirado por los magistrados jansenistas, contra la voluntad del Rey.

Descendencia[editar]

Es en este contexto difícil cuando la Delfina consigue hacerse amar por todos, siendo dulce y cariñosa. El 9 de febrero de 1747 contrae matrimonio con el Delfín, viudo de la Infanta de España María Teresa Rafaela. Y entre 1750 y 1764 trae al mundo 12 hijos más un aborto involuntario, de los cuales solo 5 llegaron a la edad adulta:

El primogénito, el duque de Borgoña, la colmaba de orgullo y le llenaba de amor maternal. Ella no podía evitar su preferencia por él (lo cual hacía sufrir al futuro Luis XVI). Su muerte en 1761 fue para ella un mazazo, que acabó por aceptar, gracias a su piedad. Finalmente, terminó formando con su esposo una pareja muy unida y contribuyó a acercar al rey a su hijo. Luis XV adoraba a su nuera, en quien tenía mucha confianza.

Los tragos amargos continuaron: su país natal, Sajonia, fue invadida y asaltada por el rey de Prusia; la muerte del duque de Borgoña; los fallecimientos dentro de la familia real:

Últimos años de vida[editar]

María Josefa no se recuperó jamás de la muerte del delfín, muriendo en 1767, a la edad de 36 años solamente

Bibliografía[editar]