Esteban I de Hungría

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esteban I
Rey de Hungría
Bazilika Szent Istvan.jpg
Estatua de San Esteban en el interior de la Basílica de San Esteban en Budapest.
Información personal
Reinado desde 997 como príncipe húngaro y desde el invierno de 1001 hasta el 15 de agosto de 1038 como rey
Nacimiento 975
Estrigonia, Principado de Hungría
Fallecimiento 15 de agosto de 1038
(63 años)
Székesfehérvár, Reino de Hungría
Entierro Székesfehérvár, Reino de Hungría
Predecesor Príncipe Géza
Sucesor Pedro Orseolo
Familia
Dinastía Casa de Árpad
Padre Príncipe Géza
Madre Sarolta de Transilvania
Consorte Gisela de Baviera (984 – 1059)
Descendencia San Emerico (1000/1007-1031)
Otón (muere a muy temprana edad)
Eduviges
Ágata de Kiev ?.

Firma Firma de Esteban I

San Esteban I, o San Esteban rey de Hungría (en húngaro: Szent István; en latín: Sanctus Stephanus I), (Esztergom, Panonia, hacia 975 - † Székesfehérvár, Esztergom, 15 de agosto de 1038). Primer rey de Hungría (1000-1038). Hijo de Géza y la Reina Sarolta, esposo de Gisela de Baviera. Esteban era descendiente del Príncipe magiar Árpad. Notamos que el título "Príncipe" es una convención europea porque se trata de los caciques tribales de las tribus magiares provenientes de asia. El nombre original tribal húngaro de San Esteban era Vajk y era un cacique como Árpád. Tras la muerte de su padre, gobernó como Gran Príncipe entre 997 y 1000, y posteriormente como rey de Hungría entre 1000 y 1038. Cristianizador de los húngaros y santo patrón. El rey San Esteban fue el primer monarca santificado por sus virtudes cristianas y no por haber muerto como mártir.

Juventud[editar]

Nacimiento de San Esteban y aparición del espíritu de San Esteban el primer mártir cristiano, quien le habría dicho a la reina Sarolta que el príncipe recién nacido deberá llevar su mismo nombre.

San Esteban nació en la ciudad de Estrigonia, la Sede real húngara para la época como hijo del príncipe Geza de Hungría y de Sarolta, hija del jefe tribal húngaro Gyula de Transilvania. Según la tradición, antes de que el futuro monarca húngaro naciese, el protomártir San Esteban se le apareció a su madre Sarolta y le anunció que su hijo sería un gran monarca, y que debería llevar su nombre. De esta forma, si bien San Esteban recibió el nombre pagano de Vajk, una vez que su familia se cristianizó adoptó el nombre de Esteban.

El primitivo Estado medieval húngaro conocido como el Principado de Hungría consistía en una federación de tribus húngaras dirigidas cada una por un jefe, quienes respondían ante un príncipe. Desde la muerte del Gran Príncipe Árpád en 907, las tribus siguieron políticas internas y externas de forma más o menos independiente sin obedecer directamente la figura central. La familia gobernante que conservó el título fue la Casa de Árpád, los ancestros de San Esteban, quienes tenían sus terrenos tribales al noroeste de la actual Hungría. Esto los convirtió en vecinos fronterizos directos del Sacro Imperio Romano Germánico, y motivó al príncipe Géza, padre de San Esteban a acercarse política y religiosamente a la figura del emperador germánico y al papado para poder gozar de mayor estabilidad.

Una vez cristianizada la familia real húngara, el pequeño Esteban recibió educación religiosa y aprendió latín después de que San Adalberto de Praga llegase a suelo húngaro cerca de 983, y según cuenta la tradición en la Crónica Ilustrada húngara, su padrino de bautismo fue el Conde Deodatus, un noble napolitano de origen normando (cuya veracidad histórica se ha puesto en duda casi por completo). Posteriormente, a petición del príncipe Géza, en 996 San Adalberto regresó al principado húngaro junto con su pupilo San Anastasio, a quien dejó encargado de la labor cristianizadora en el territorio. Si bien Géza intentó promover el cristianismo en el reino, varias crónicas narran cómo el monarca húngaro decía ser lo suficientemente poderoso como para adorar a todos los dioses a la vez, incluyendo el cristiano.

Un acontecimiento que resultó en extremo relevante fue que tras la muerte del duque de Baviera Enrique el Pendenciero en 995, el más cercano vecino de la casa húngara y uno con los que mantuvo una relación en extremo tensa, todo cambió cuando el hijo de éste reemplazó al monarca germánico. San Enrique y Géza se acercaron religiosa y políticamente, y eventualmente el monarca húngaro consiguió la mano de la hermana de Enrique, Gisela de Baviera para San Esteban. El matrimonio se llevó a cabo en 996 en la abadía de Scheyern, en suelo germánico.

Disputa por el trono[editar]

Imagen del rey San Esteban, de la Crónica Ilustrada húngara.

Tras la muerte de su padre Géza, Esteban asumió el poder del principado magiar en 997, siguiendo la tradición cristiana occidental de la primogenitura, donde el hijo del anterior monarca heredaba la corona. Repudiando la nueva fe y las tradiciones europeas medievales, el Señor de Somogy, Cupan (también era descendiente de Árpad), se rebeló contra San Esteban. La tradición antigua correspondía al senioratus, donde se demandaba que el miembro mayor de la familia gobernante era el que heredaba el trono, por lo cual surgió entonces la Rebelión de Cupan en 997. Cupan pretendió tomar por esposa a la reina viuda y no reconocer a Esteban. En consecuencia se produjo un enfrentamiento militar cerca de la actual ciudad húngara de Veszprém, donde Cupan fue derrotado por las tropas húngaras y germánicas. Puesto que Gisela, la esposa de San Esteban, era de Baviera, vinieron con ella numerosos caballeros, clérigos y nobles germánicos, entre ellos el conde Vencelino de Wasserburg con el caudillo húngaro Csanád, quienes comandaron la Batalla de Veszprém contra Cupan.

Cupan sería descuartizado (en el sentido propio de la expresión, es decir, cortado en cuatro pedazos) que serían enviados a las cuatro ciudades más importantes de Hungría en la época: Veszprém, Esztergom, Fehérvár y Gyulafehérvár. Allí serían colocados en las puertas de cada ciudad como claro mensaje para aquellos paganos que deseasen retar el Cristianismo y la autoridad del Príncipe Esteban.

San Esteban I, primer Rey de Hungría[editar]

El Cristianismo[editar]

San Esteban
StefanIHongarije.jpeg
Rey de Hungría
Nacimiento 975
Esztergom, Bandera de Hungría Reino de Hungría
Padres Príncipe Géza y Sarolta de Transilvania
Fallecimiento 15 de agosto de 1038
Székesfehérvár, Bandera de Hungría Reino de Hungría
Venerado en Iglesia católica, Iglesia ortodoxa
Canonización 1083, por el papa Gregorio VII
Festividad 16 de agosto (20 de agosto en Hungría)
Patronazgo Flag of Hungary.svg Hungría

Una vez coronado formalmente en diciembre del 1000 como "rex pannoniarum" (rey de los panónios), posteriormente sería conocido como "rex ungarorum" (rey de los húngaros). San Esteban se convirtió oficialmente en un rey cristiano y Hungría pasaría al rango de Reino, siendo el segundo reino creado en la Europa central y oriental después de Croacia (Polonia y Bohemia, entre otros, sólo tenían el rango de Principado / Gran Ducado para la fecha). San Anastasio actuó como enviado del Papa Silvestre II, trajo una corona y celebró la ceremonia en la ciudad de Székesfehérvár. Luego de esto, San Esteban creó dos archidiócesis: Esztergom y Kalocsa, y diez diócesis: Esztergom, Győr, Veszprém, Pécs, Vác, Eger, Kalocsa, Csanád, Bihar y Transilvania.

Igualmente numerosos obispos y arzobispos sirvieron intelectual y religiosamente al monarca, asistiéndole en la elaboración de leyes, el proceso de cristianización y administración y el desenvolvimiento del orden moral y social. Aún se conservan nombres de aquellos obispos y arzobispos que se hallaban ente los más importantes: el beato Sebastián de Estrigonia, San Anastasio, San Beszteréd, San Buldus, San Beneta, San Gerardo Sagredo, entre otros.

San Esteban promovió la construcción de numerosas abadías, claustros, monasterios e iglesias y terminó otros como, por ejemplo, la Abadía de Pannonhalma, cuya construcción fue iniciada por el príncipe Géza. La edificación más significativa fue la basílica de Székesfehérvár que era tan grande que cabían 9000 personas. Ésta se convirtió en la basílica de coronación húngara y el lugar donde enterraron a casi tres decenas de monarcas húngaros.

Por otra parte, cerca de 1016, San Esteban abrió los caminos por tierra a Jerusalén, para que los peregrinos pudiesen viajar hasta la Tierra Santa (esta misma via a través de Hungría será utilizada por los ejércitos de la Primera Cruzada, de la Segunda y Tercera, así como por millones de peregrinos). Igualmente San Esteban ordenó la fundación de una residencia en Roma y una en Jerusalén para que los húngaros tuviesen hospedaje en caso de ir de peregrinación a estos dos sitios Santos.

San Esteban, fundador del Estado medieval húngaro[editar]

San Esteban I. Imagen de la Crónica Ilustrada húngara.

Si bien la organización política existente entre los húngaros previa a San Esteban era el Principado de Hungría, éste era una institución bastante difusa y con una jerarquía y un sistema organizacional inestable. San Esteban hizo dividir el reino en comarcas (en húngaro: megye ), tomando como patrón la distribución del Sacro Imperio Romano Germánico. Frente a la dirección de cada una colocó la figura del ispán, el cual sería elegido por el propio rey.

Por otra parte, el trueque y pago con animales se sustituyó por el uso de la moneda; se crearon asimismo impuestos comerciales y el diezmo. En cuanto a la parte legislativa, primero en el 1001 y posteriormente a finales de su reinado sancionaría dos códigos, el primero con 35 decretos y el segundo con 21. Estos códigos contenían estrictas medidas para castigar el robo, adulterio, asesinato, brujería; también dotaban a la Iglesia de terrenos y animales para la construcción y mantenimiento de monasterios e iglesias. Por otra parte, estas leyes ordenaban los deberes de los obispos y sacerdotes, así como los de los fieles húngaros de asistir a misa y cumplir con los sacramentos y demás medidas del cristianismo.

Luchas internas y externas[editar]

Estatua ecuestre de Esteban I en Makó, Hungría.

Puesto que la organización política a la que respondía el pueblo húngaro previo a su cristianización estaba basado en un sistema de tribus englobadas en una federación conducida y guiada por un Gran Príncipe, éste concepto generó ciertos problemas en el momento de la fundación del Estado medieval. A mediados del Siglo X la figura del príncipe perdió poder y si bien era reconocida, era visto como un jefe tribal húngaro más. De esta manera, luego de asegurado su poder y coronado en el 1000, San Esteban se vio obligado a dirigir sus ejércitos contra uno de sus propios parientes conocido como Gyula el joven (o también como Prokuj), el líder de Transilvania en la Batalla de Szászváros en 1003, acabando con la organización tribal de esa región. San Esteban y su comandante Doboka derrotaron a Gyula y Transilvania sería recuperada y de inmediato se establecería el obispado de Transilvania. Luego de vencer a Gyula, otros líderes húngaros amenazarían con imponerse sobre San Esteban, entre ellos Ajtony, el líder de la región de Maros-vidék. Ajtony no aceptaba totalmente las reformas impuestas por Esteban, y cobraba impuestos sobre la sal propiedad del rey, la cual provenía de Transilvania. De esta forma, los ejércitos reales comandados por el líder Csanád vencerían y darían muerte a Ajtony en la Batalla de Nagyősz en 1008, consolidando más aún el poder de San Esteban en los territorios húngaros del Sur.

Por otra parte, en 1018, San Esteban se alió con el emperador bizantino Basilio II, para llevar a cabo una campaña contra el zar búlgaro Samuel. La batalla concluiría con una victoria para San Esteban y personalmente vencería a Keán, uno de los líderes de los búlgaros.

Luego de la muerte del emperador germánico Enrique II, su sucesor Conrado II decidiría en 1030 atacar al reino húngaro, buscando someterlo como su vasallo. San Esteban I y su hijo San Emérico chocarían con Conrado II en la Batalla de Győr, y luego de vencer al emperador, le expulsarían de territorio húngaro.

Muerte de Esteban I. Imagen de la Crónica Ilustrada húngara.

Habiéndose casado con la princesa Gisela de Baviera, tuvo un único hijo llamado Emérico, que murió debido a las heridas provocadas por un jabalí durante una cacería en el 1031. Su hijo también fue canonizado junto a su padre y otros tres altos clérigos húngaros en el 1083 tras la petición del rey Ladislao I de Hungría.

Puesto que no tenía un descendiente, nombró como su sucesor a su sobrino Pedro Orseolo de Hungría, el hijo de su hermana y el dux de Venecia Otón Orseolo. Ante esto Vazul, un noble húngaro y miembro de la dinastía de Árpád se negó a aceptar tal resolución y tras varias disputas Esteban lo arrestó y mandó cegar (Los príncipes Andrés I de Hungría, Bela I de Hungría y Levente, hijos de Vazul escaparían al extranjero, pero posteriormente regresarían para suceder en el trono a Orseolo).

Esteban I murió en 1038, siendo coronado luego del luto su sobrino Pedro Orseolo.

Post mortem[editar]

San Esteban I en papel moneda de 10.000 HUF (florines húngaros)
La Santa diestra (mano derecha) de San Esteban es una reliquia medieval custodiada en la Basilica de San Esteban en Budapest.

Su figura fue empleada como referente de carácter político en un primer momento por los monarcas húngaros y, posteriormente, por el movimiento nacionalista de este país desde el siglo XIX. A menudo se refiere historiográficamente al Reino de Hungría como la Corona de San Esteban, uno de los símbolos nacionales, por otra parte, presente en el escudo actual de aquel país. Esteban I fue canonizado por el papa Gregorio VII en 1083 por petición del rey húngaro San Ladislao I y su festividad se celebra el 16 de agosto. En su honor se levantó la Basílica de San Esteban, donde se conserva su mano derecha como reliquia.

En el siglo XII el rey Geza II de Hungría fundó la Orden de San Esteban de Hungría, una orden hospitalaria de caballería con sede en Szentkirály, junto a la ciudad de Esztergom. La orden de los estefanitas se convirtió en una de las instituciones húngaras medievales más fuertes junto con la orden eremita de los paulinos.

Opera Rock de Esteban, El Rey[editar]

Firma de San Esteban I de Hungría

En 1984 se produjo una opera rock llamada István, a király (Esteban, El Rey), creada por el productor y guionista Gábor Koltay, el escritor Miklós Boldizsár, el guionista János Bródy, y los compositores musicales Levente Szörényi y Szabolcs Szörényi. la opera rock de 94 minutos de duración contaba con los cantantes más destacados de la época, distinguiendose entre ellos, representantes del Rock, Blues y música folklórica húngara. La obra narraba el conflicto entre San Esteban I y Cupan, quienes defendían el cristianismo y el paganismo respectivamente. La obra, con contenido religioso y político expresa suma solemnidad y emotividad y al poco tiempo de su primera presentación, pronto se convirtió en un ícono que expresaba "libertad" dentro del régimen totalitario del comunismo húngaro (el cual no acabaría sino 5 años después de la primera presentación de esta obra). La Opera Rock se representó durante los años consecutivos, convirtiéndose rápidamente en objeto de culto, que ha calado profundamente en la sociedad húngara dentro y fuera de Hungría.

En el 2008 se llevó a cabo un concurso de televisión en Hungría bajo el nombre de Társulat, donde cantantes profesionales y aficionados compitieron para representar a los personajes de la opera rock. Después de ser escogidos se creó la "Edición de aniversario de los 25 años de Esteban, El Rey". A partir de ese momento, un nuevo grupo de cantantes se halla en gira nacional e internacional permanente representando dicha obra.


Predecesor:
Géza
Príncipe de Hungría
Armoiries Hongrie ancien.svg

997 - 1000
Sucesor:
Él mismo como Rey
Predecesor:
Él mismo como Príncipe
Rey de Hungría
Armoiries Hongrie ancien.svg

1000 - 1038
Sucesor:
Pedro Orseolo
Predecesor:
-
Duque de Nitra
? - 997
Sucesor:
-

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Császár, M. , Csóka J. , Györffy, Gy. , Horváth, J. , Kurcz Á. y Szilágyi L. (1971). István Király emlékezete. Budapest, Hungría: Európa Könyvkiadó.
  • Kristó, Gy. (2002). Szent István Király. Budapest, Hungría: Vince Kiadó.
  • Nógrády, Á. , Pálffy, G. y Velkey, F. (2007). Magyar Uralkodók. Debrecen, Hungría: Tóth Könyvkereskedés és Kiadó.

Enlaces externos[editar]