Abadía de Pannonhalma

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Milenaria abadía benedictina de Pannonhalma y su entorno natural
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
Pannonhalma - Bencés apátság.jpg
Vista de la abadía.
Coordenadas 47°33′32″N 17°47′0.4″E / 47.55889, 17.783444
País Flag of Hungary.svg Hungría
Tipo Cultural
Criterios iv, vi
N.° identificación 758
Región Europa y
América del Norte
Año de inscripción 1996 (XX sesión)
[editar datos en Wikidata ]

La abadía de Pannonhalma en Hungría (construida en el año 996) está clasificada como un sitio del Patrimonio de la Humanidad. Para UNESCO «muestra de manera excepcional la estructura y la organización de un monasterio cristiano en constante evolución desde hace miles de años»[1]

El monasterio alberga también una escuela, un liceo de 350 estudiantes en internado, los alojamientos de los monjes, un hogar para ancianos, una biblioteca y una escuela superior de teología.

Desde su creación, la abadía ocupa un lugar especial en la historia de Hungría; hasta ella han llegado prestigiosos visitantes como el primer rey de Hungría, Esteban I (1000-1038) o Juan Pablo II y el Dalái Lama que la han visitado más recientemente.

Historia[editar]

En 996 el príncipe Géza solicita a los monjes benedictinos la fundación de un monasterio en la colina Pannonhalma, lugar de nacimiento de San Martín, obispo de Tours. Según la tradición húngara, el primer abad fue San Anastásio, quien trajo la corona a San Esteban I de Hungría desde Roma.

En 997 tras la muerte de Géza, según las leyes cristianas el heredero al trono húngaro era su hijo San Esteban, sin embargo el líder pagano Cupan, también miembro de la familia real, se adjudicó el trono para si mismo alegando que era mayor en edad al joven príncipe. Valiéndose de ejércitos germánicos y húngaros, San Esteban venció las fuerzas paganas de Cupan, Señor de la región húngara de Somogy, al sur del lago Balaton. Esteban decidió que tras su ejecusión, el diezmo de sus territorios fuesen enteramente a las arcas de la Abadía de Pannonhalma, lo que la enriqueció importantemente.

Los monjes benedictinos de Pannonhalma fueron los pioneros que condujeron la evangelización en Hungría. Crearon la primera escuela magiar, y redactaron, en 1055, el primer texto escrito en latín que contenia palabras en húngaro (actualmente la comunidad monástica aún tiene un lugar importante en la propagación de la cultura cristiana en la región). En 1242 fue defendida exitosamente de la invasión mongol por el abad Uros de Pannonhalma, quien organizó la estrategia para su preservación (este destacado abad es recordado por haber participado en la Quinta Cruzada junto al rey Andrés II de Hungría, y por haber llevado a cabo numerosos compendios de documentos legales). La abadía fue construida como una verdadera fortaleza, y siglos más tarde sufrirá tres ocupaciones turcas durante las cuales los monjes tuvieron que huir para salvar la mayor cantidad posible de bienes.

En 1786, José II de Austria cierra los monasterios pero los restableció en 1802 el de Pannonhalma, con la condición de que los monjes enseñen. La abadía se convirtió en un centro universitario, y reunió más de 350000 volúmenes en su biblioteca.

Protegida por la Cruz Roja durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), la abadía no sufrió daños ni pillaje. Bajo el régimen comunista (1950-1990), a pesar de una interrupción entre 1945 y 1950, conservó sus propiedades y su estatus de enseñanza privada. En diciembre de 1996, con ocasión de su milenario, fue inscrita en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO después de una conmemoración, en presencia del papa Juan Pablo II.

La Abadía de Pannonhalma es un destino turístico popular para los que visitan Hungría (más de 200.000 al año). Actualmente en el 2009 cursa el año escolar la promoción número 1014.

Notas[editar]

Enlaces externos[editar]