Salomón de Hungría

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Salomón
Rey de Hungría
Chronicon Pictum P78 Nis hódol Salamonnak.JPG
habitantes de la ciudad de Nis se someten al rey Salomón y al príncipe Géza. Crónica Ilustrada húngara.
Información personal
Reinado 1063- 1074
Nacimiento 1053
Fallecimiento 1087 (a los 34 años de edad)
Predecesor Béla I de Hungría
Sucesor Géza I de Hungría
Familia
Dinastía Casa de Árpad
Padre Andrés I
Madre Anastasia de Kiev, hija del Gran Príncipe de Kiev
Consorte Judit de Suabia, hermana del emperador germánico Enrique IV

Salomón de Hungría (en húngaro, Salamon; en latín, Salomon), (1053 ? - 1087, Hungría), sexto rey de Hungría 1065 y 1074) era hijo del rey Andrés I y Anastasia de Kiev.

Biografía[editar]

El Rey Salomón y su hermano el príncipe David. Imagen de la Crónica Ilustrada húngara.

Salomón era el primogénito del rey Andrés I de Hungría y de la princesa Anastasia de Kiev. Su padre le nombró su heredero, faltando a la promesa que había hecho a su hermano Béla, de que él sería el próximo rey. Al poco tiempo, Andrés I fue bendecido con un segundo hijo varón que nació entre 1053 y 1055, el cual recibió el nombre de David. En 1057 Andrés I hizo coronar a su hijo mayor, Salomón, con la corona enviada por el emperador bizantino Constantino IX, y en 1058 lo comprometió en matrimonio con la princesa germánica Judit de Suabia de 10 años, cuando precisamente Andrés I firmaba la paz con su hermano Béla.

Tras la muerte de Andrés I, en 1060, la reina viuda y sus hijos Salomón y David abandonaron el reino húngaro buscando protección en el Sacro Imperio Romano Germánico, en la corte de Enrique IV, quien era hermano mayor de Judit, la esposa de Salomón. Aquí halló refugio la familia y pronto regresó Salomón con el ejército germánico a la ciudad húngara de Székesfehérvár, donde fue coronado por segunda vez. A finales de octubre, apenas el emperador germánico había llegado a Ratisbona, el príncipe Géza, primo de Salomón, entró en el reino acompañado por las tropas de Boleslao II el Temerario de Polonia, lo que forzó a Salomón a huir a Moson. Sin embargo, escuchando las palabras conciliadoras y pacificadoras de los obispos, Géza decidió el 20 de enero de 1064 hacer las paces con su primo Salomón, y el 11 de abril ya celebraron juntos la Pascua, en la que el propio Géza le colocó una corona a su primo Salomón de manera simbólica, reconociéndolo como su rey (el príncipe David, hermano de Salomón, jamás intervino directamente en los conflictos por el trono, mucho menos pretendiendo la corona, y se especula que se dedicó a una vida secular, alejada de la política, pero siempre apoyando a su hermano).

Su reinado[editar]

Luchó arduamente junto con sus primos Géza I y Ladislao I contra los cumanos y pechenegos que asolaban las tierras de Hungría. Entre las contiendas más importantes contra estas tribus bárbaras de Asia se halla la Batalla de Cserhalom en 1068, en la cual los tres primos salieron victoriosos.

El rey Salomón sentado en su trono junto al ispán Vid, quien lo aconseja contra el príncipe Géza, al cual le besan la mano unos enviados de Constantinopla en el fondo de la imagen.

Posteriormente los príncipes y el rey Salomón se enfrentaron al Imperio bizantino, que buscaba expandir sus fronteras hasta más allá de Belgrado (1071-1072), e incentivó a los ejércitos pechenegos y cumanos a atacar el reino húngaro en varias ocasiones. En 1071 los soldados bizantinos de Belgrado llamaron a los cumanos, quienes invadieron y saquearon las ciudades de Zimony y de Szerém. Al enterarse de esto, las tropas reales húngaras avanzaron hacia Belgrado y luego de dos meses de asedio lograron tomarla exitosamente. Sin embargo, en 1072 las fuerzas del emperador bizantino Miguel VII Ducas retomaron la ciudad de Belgrado, en vista de lo cual los ejércitos de Géza y Salomón atacaron a los bizantinos, conquistando hasta la ciudad serbia de Niš, la cual se rindió finalmente a mediados de 1072.

La incapacidad de Salomón para dividir equitativamente el botín de guerra y los territorios entre él y sus primos, así como una serie de atentados contra ellos, deterioraron las relaciones familiares. Durante todo su reinado también pretendió declarar el vasallaje de Hungría al emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y esto fue muy mal visto por los nobles húngaros y en especial por sus primos. Salomón ni siquiera escuchó los consejos de su madre la Reina Anastasia, sino por el contrario solo los del ispán (gobernador de provincia) Vid, quien no pudo contener su sed de poder. Esto fue en última instancia su perdición, ya que Salomón lanzó un ataque contra el campamento de su primo Géza, sucediéndose la Batalla de Kemej el 26 de febrero de 1074. Géza fue derrotado y se vio forzado a huir. Esta acción desencadenó la Batalla de Mogyoród el 14 de marzo de 1074, donde Géza y Ladislao vencieron a su primo Salomón.

Salomón fue escoltado en dirección a la ciudad de Bratislava por varios caballeros (entre ellos Opos Bátor, de quien existe la leyenda de que habría matado un dragón cerca del cenegal de Ecsed)[cita requerida], razón por la cual acudió posteriormente al emperador germánico para pedirle asistencia contra el nuevo rey húngaro Géza.

Salomón depuesto[editar]

Las acciones de Salomón durante el reinado de Géza I[editar]

La reina Anastasia maldice a su hijo Salomón por perder el sano juicio en 1074. Obra de Petrics Soma Orlai, 1852.

El emperador Enrique IV del Sacro Imperio Romano Germánico asistió entonces en 1074 a Salomón, luego de que éste le jurase fidelidad y le entregara Hungría como reino vasallo. En agosto entró el ejército germánico, pero Géza tomó ejemplo de la estrategia de su padre Béla I y su tío Andrés I de Hungría, quemando todos los víveres en el oeste de Hungría, lo cual forzó al emperador a detenerse y a abandonar el territorio húngaro en septiembre.

Mientras tanto, Salomón asediaba a la ciudad de Nitra, pero este intento resultaría fallido, y en su huida perdió la llamada corona de Constantino IX Monómaco (que sólo se encontraría siglos después en el suelo en Ivánka). Después Salomón se encerró en Bratislava y solo, puesto que su esposa Judit le había abandonado para seguir a su hermano el emperador germánico, quien el 14 de abril reconoció a Géza como rey húngaro, pero exigía que repartiese el reino con Salomón. El emperador bizantino Miguel VII Ducas también reconoció como rey a Géza y le envió una corona (la cual sería la parte inferior de la Santa Corona húngara).

Mientras tanto, el príncipe Ladislao mantuvo asediada la ciudad de Bratislava donde se hallaba Salomón, quien permaneció dentro de la ciudad sitiada por Ladislao y no dio su brazo a torcer, ni siquiera cuando el 22 de febrero de 1076, el papa Gregorio VII excomulgara a su más grande aliado, el emperador Enrique IV. El 25 de diciembre el rey Géza dijo sollozando, al terminar la misa en el templo de Szekszárd, que estaba listo para entregarle a Salomón dos tercios del reino, como le correspondía, conservando él luego de ser depuesto, un tercio de todo. Sin embargo, Salomón deseaba la rendición incondicional de Géza y del reino, y así no se llegó a la paz o la unión de los dos bandos hasta que murió Géza I el 25 de abril de 1077. Ladislao, el hermano menor de Géza, fue coronado, y nuevamente se vieron frustradas las esperanzas de Salomón de recuperar la corona húngara.

Salomón durante el reinado de Ladislao I[editar]

Tras subir al trono, Ladislao apoyó en 1078 a Rodolfo de Rheinfelden, quien era el contrayente elegido por el papa Gregorio VII en la Querella de las Investiduras contra el emperador germánico Enrique IV. Luego de la Batalla de Merseburg en 1080, de la cual Rodolfo salió victorioso contra el emperador, en 1081, Salomón reconoció como rey a Ladislao, y el nuevo monarca húngaro le permitió permanecer en la corte real. Salomón comenzó a fraguar planes para recuperar el trono durante su estadía en la corte real, y por ello en 1083, el rey Ladislao le encerró en la torre de la fortaleza de Visegrado, junto con Bodos, el más fiable consejero real.

Con motivo de la canonización de San Esteban I de Hungría, Ladislao ordenó que Salomón fuese liberado, y de inmediato éste intentó huir a territorio germánico, donde su cuñado, quien le recibió fríamente. Ante la falta de apoyo del emperador, Salomón se desplazó a Transilvania en 1085, donde pidió asistencia a los invasores bárbaros, alentando al caudillo cumano Kutesk para que invadiese Hungría y así se libró la Batalla de Kisvárda.

Posteriormente se supo que vivía en un campamento pechenego y luchaba contra los bizantinos en 1087. Hay quien afirma que Salomón sobrevivió estas contiendas y que vagaba por Hungría alrededor de 13 años hasta su muerte. La leyenda hablaba de una total conversión de su parte, donde vivía vestido de monje en cuevas y comiendo frutos del bosque, y es por esto que era venerado como santo por muchos fieles húngaros desde el siglo XII. Puesto que la Iglesia Católica no le canonizó, actualmente no se le reconoce como santo.

Bibliografía[editar]

  • Bartoniek, E. (1987). A magyar király-koronázások története. Budapest, Hungría: A Magyar Történelmi Társulat Kiadása.
  • Bertényi, I. , Diószegi, I. , Horváth, J. , Kalmár, J. y Szabó P. (2004). Királyok Könyve. Magyarország és Erdély királyai, királynői, fejedelmei és kormányzói. Budapest, Hungría: Helikon Kiadó.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Béla I
Rey de Hungría
Armoiries Hongrie ancien.svg

1063 - 1074
Sucesor:
Géza I