Joaquín (padre de María)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Para otros usos del nombre, véase la página de desambiguación San Joaquín
Joaquín
Giotto - Scrovegni - -04- - Joachim's Sacrificial Offering.jpg
El sacrificio de Joaquín, pintura de Giotto, primera década del siglo XIV. Capilla de los Scrovegni (Padua).
Festividad 26 de julio, San Joaquín y Santa Ana, padres de la santísima Virgen
[editar datos en Wikidata]

San Joaquín, según la tradición católica y ortodoxa, fue el padre de la Virgen María y marido de Santa Ana y por lo tanto abuelo materno de Jesucristo.

De san Joaquín se sabe que era natural de Nazaret y que sus padres fueron Matat y Estha.[cita requerida] La geneología que presenta san Lucas en su evangelio es la de él, ya que los nombres Heli y Joaquín son equivalentes.[cita requerida]

Los evangelios canónicos del Nuevo Testamento no dan cuenta del nombre de los padres de María. La historia de los mismos aparece en el Protoevangelio de Santiago, un texto apócrifo; allí, Joaquín es descrito como un hombre rico y piadoso que donaba bienes regularmente a los pobres del templo de Jerusalén. Como su esposa era estéril, las autoridades religiosas ordenan sacrificios a Joaquín, al considerar que la esterilidad es un signo de descontento de Dios.

Joaquín entonces decide retirarse al desierto, donde practica penitencia durante cuarenta días. Después de ese tiempo, unos ángeles se aparecen ante Joaquín y Ana -quien se encontraba en Jerusalén- y les prometen el nacimiento de un hijo. Entonces Joaquín regresa con su esposa.

La historia de Joaquín y Ana se encuentra también en la Leyenda dorada, hagiografía muy popular en la Edad Media, y ha sido muy representada en el arte cristiano, incluso cuando el Concilio de Trento limitó la representación de los evangelios apócrifos. La devoción a san Joaquín es moderna, mientras que la de santa Ana es más antigua, al menos data del siglo VI. También hay escritos de Sor María de Jesús de Ágreda y la Beata Ana Catalina Emmerich (1774-1824) que hablan sobre Joaquín y Ana, aportando detalles que no están en los Evangelios Canónicos.

San Joaquín es el santo patrón de numerosos pueblos en Hispanoamérica, España y las Filipinas. Su festividad, junto a la de su esposa Santa Ana, se celebra el 26 de julio, tras la reforma del calendario litúrgico. Algunos lo siguen celebrando el 16 de agosto, ya que el cambio no le vino bien a muchas familias por celebrar el santo con otros familiares de más edad.

Estatua representativa de San Joaquín, ubicada en la comuna que lleva su nombre en Santiago de Chile.

Patronazgo[editar]

De los abuelos (por ser el abuelo de Jesucristo) y los mineros (analogía a Cristo como oro y María como plata, que proceden de Joaquín).

Enlaces externos[editar]