Ávaros

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerrero ávaro.[1]

Los ávaros (llamados por los chinos: joujan o you-yan) fueron un pueblo nómada de Eurasia que emigró hacia Europa central y oriental en el siglo VI. Dominaron la llanura panónica hasta principios del siglo IX. Si bien eran originarios de Asia occidental, no deben confundirse con los ávaros caucásicos. Los antiguos ávaros eran un pueblo de lengua túrquica.

Historia[editar]

Mapa mostrando la localización del Jaganato de los Ávaros hacia 600 d. C.

Los ávaros se dirigieron hacia el oeste a mediados del siglo VI, tras la derrota de los heftalitas (hunos blancos) por los Köktürks (turcos azules). Aunque inicialmente se dirigieron al Imperio romano de Oriente, fueron sobornados por el emperador Justiniano I y se marcharon hacia el norte, internándose en la actual Alemania, como había hecho Atila un siglo antes. Allí se encontraron con la dura oposición de los francos, y el lugar no les pareció adecuado para su estilo de vida nómada, por lo que se trasladaron hacia la llanura panónica, habitada en la época por dos pueblos germánicos, los lombardos y los gépidos. Aliados a los lombardos, destruyeron a los gépidos en 567 y establecieron un estado en el área del Danubio. A continuación comenzaron a hostigar a los lombardos, quienes se vieron obligados a emigrar hacia el norte de Italia. El jefe de los ávaros en esta época se llamaba Bayan, y gobernó aproximadamente entre 565 y 600.

A comienzos del siglo VII los ávaros se aliaron con los persas contra el Imperio bizantino y en 626 pusieron sitio a Constantinopla, aunque la denodada resistencia de sus habitantes les obligó a retirarse sin haber conseguido su objetivo y a regresar a Panonia.

La dinastía Onogur fue fundada en torno al año 630 por Kubrat, un hombre de origen ávaro-búlgaro perteneciente al clan búlgaro Dulio. Unió a los ávaros, los búlgaros y probablemente también a los heftalitas Uar en un poderoso jaganato que dominó asimismo extensas áreas de la actual Ucrania. Tras la muerte de Kubrat, los caudillos búlgaros rompieron su alianza con los ávaros. El estado ávaro subsistió en Panonia durante los siglos VII y VIII; se cree que dominaron a los eslavos que habitaban en la zona desde unas pocas décadas antes de la llegada de los magiares.

A comienzos del siglo IX, las discordias internas y las presiones exteriores comenzaron a minar el estado ávaro, que fue completamente destruido en la década de 810 por los francos de Carlomagno y los búlgaros, mandados por Krum. Se sabe que todavía se encontraban en Panonia en el año 871, pero desde entonces su nombre no vuelve a ser mencionado por los cronistas. Parecen haberse mezclado con los eslavos, que habían formado nuevos estados en la región: el principado de Nitra, en el norte (más tarde: Gran Moravia), y el Principado de Balatón, en el centro de Panonia.

Referencia[editar]

Notas[editar]

  1. Imagen del siglo VIII encontrada en Nagyszentmiklos (Transilvania) (algunos autores consideran que la imagen pertenece a un guerrero jázaro).

Enlaces externos[editar]