Partido Demócrata Progresista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Partido Demócrata Progresista
Escudo del PDP.svg
Secretario/a general Ana Copes
Fundación 14 de diciembre de 1914 (101 años)
Posición Centro
Miembro de Cambiemos
Sede Entre Ríos 1443, Rosario, Santa Fe
País Flag of Argentina.svg Argentina
Colores      Azul
     Blanco
Cámara de Diputados de la Nación Argentina
1 / 257
Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe
1 / 50
Concejo Municipal de Rosario
1 / 24
Sitio web www.pdp.org.ar
[editar datos en Wikidata]
Lisandro de la Torre, fundador del PDP, con miembros del partido.

El Partido Demócrata Progresista es un partido político de la República Argentina creado en 1914. Goza de especial predicamento en la provincia de Santa Fe. En 2006 el PDP fue uno de los miembros fundadores el Frente Progresista, Cívico y Social con el Partido Socialista, la Unión Cívica Radical, el GEN y la Coalición Cívica ARI, alianza que triunfó en la provincia al ser elegido el socialista Hermes Binner como gobernador. En 2007, fue uno de los miembros fundadores de la Coalición Cívica.

Orígenes[editar]

El PDP tiene su origen en la Liga del Sur, fundada por Lisandro de la Torre en 1908. En 1912, en la primera elección provincial bajo la nueva ley electoral, la Liga del Sur obtiene la minoría en Santa Fe, resultando elegido diputado nacional Lisandro de la Torre.

En un marco más amplio, la sanción de la mencionada Ley Sáenz Peña, la fragmentación del PAN y los deseos de frenar la marcha irigoyenista, dan impulsos al ensayo de convergencia de la mayoría de las fuerzas liberales y conservadoras del país para formar un gran partido nacional, institucionalizado, moderno y orgánico.

Dice de la Torre al respecto "... adherí a la idea de formar el Partido Democrata Progresista bajo dos condiciones expresas: 1?, que se organizaría un partido nuevo independiente de la tradición de todo partido anterior, tan distante del radicalismo hipolitista, como del viejo partido del general Roca; 29, que ese partido "nuevo" seria ademas permanente y con programa definidamente democrático."[1]

Fundación[editar]

En 1914 diversos partidos provinciales confluyeron para formar el PDP. El 14 de diciembre se realizó la reunión constitutiva en el Hotel Savoy de Buenos Aires. Lisandro de la Torre fue elegido presidente del nuevo partido, acompañado por Joaquín V. González, Indalecio Gómez, Carlos Ibarguren, José M. Rosa, Alejandro Carbó, Carlos Rodríguez Larreta, Mariano Demaría y otros.

Orígen del nombre[editar]

En un principio, De la Torre quería llamarlo Partido Progresista, pero otros miembros no estuvieron de acuerdo y acordaron que la Junta Provisional debería resolver el tema. El 16 de Diciembre se optó por el nombre «demócrata progresista», tras un debate entre los dirigentes partidarios. Para Rodolfo Rivarola[2] , el doble nombre respondía a la composición del partido. Por un lado estaban los que creían en la democracia y querían profundizarla y por otro los que pensaban, aun con buena intención, que lo importante era llegar al poder, por cualquier camino (si era bueno, mejor) y desde el gobierno hacer el bien a la sociedad. Los primeros eran los demócratas y los segundos los progresistas.[3]

Proyecto político[editar]

Enzo Bordabehere.

El Partido Demócrata Progresista intentó conformar un espacio político renovado para la acción del campo liberal, profundamente afectado por la sanción del voto secreto y el fin de la hegemonía del roquismo, integrando diez partidos provinciales; sin embargo, el importante Partido Conservador de Buenos Aires, dirigido por Marcelino Ugarte y el Partido Provincial de Santiago del Estero, de Victorino de la Plaza, no se integraron al PDP.

Programa[editar]

En septiembre de 1915 se publicó la plataforma del PDP, redactada por Carlos Ibarguren, que políticamente quería consolidar el régimen electoral en lo constitucional, buscaba mayor autonomía para los estados federales y transformar en provincias los territorios nacionales. Su autor, analizando el programa, dijo que la tendencia descentralizadora era el mayor mérito y la cualidad característica e inconfundible del partido.

En el programa se declaraba:

“ (el PDP) Es pacifista en materia internacional; autonomista y democrático en política general; proteccionista en materia económica; mutualista, cooperativista y previsor para la asistencia de las masas trabajadoras en política social; innovador en la legislación jurídica. Al centralismo ejercido desde la metrópoli por el poder nacional, oponemos una marcada tendencia descentralizadora en la política, en el gobierno, en la administración, en las municipalidades, procurando desenvolver la capacidad de las provincias para el real ejercicio de su autonomía”.

Los puntos más destacados aluden al impulso a la salud pública y a la situación laboral, social y legal de los trabajadores, mujeres y niños, y a la mayor participación del Estado en el control y en la potenciación de la economía, así como a la necesidad de profundizar en el proceso abierto de sustitución de importaciones.[4]

Materia Social[editar]

Desde el punto de vista social, se pretendía incrementar el papel del Estado en los temas de Salud Pública, así como en lo referente a la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores (construcción de casas baratas, promoción en todo el país de una legislación del trabajo ajustada a las peculiaridades de cada región, que amparara la salud y el descanso del trabajador: reglamentación del trabajo de las mujeres y los menores; prevención de accidentes y enfermedades del trabajo; reglamentación higiénica de fábricas y talleres y del trabajo a domicilio; creación de tribunales de conciliación mixtos de patrones y obreros y organización de la asistencia social.

Economía[editar]

En lo económico, se insistía en el respeto de la situación actual de la industria y en el fomento de "la explotación y el aprovechamiento industrial de los productos naturales del país, para que puedan substituir con ventaja a los similares extranjeros". Se trataba de proteger por igual el capital invertido en la industria y el comercio y de fomentar la radicación de nuevos capitales extranjeros. Los tratados de comercio debían ser revisados para "mejorar las condiciones de penetración de nuestros productos en los mercados extranjeros", para lo cual se debería fomentar el desarrollo de una marina mercante argentina y de las exportaciones. El proteccionismo limitado no implicaba el cierre de las fronteras, ni la búsqueda de autarquía y, por el contrario, pretendía expandir las exportaciones. El fomento de nuevas industrias también serviría para impulsar el progreso económico del interior. Se abogaba por una legislación sobre el petróleo, que sirviera de base al sector y defendiera los intereses vinculados a ella. Otro punto pedía la revisión "científica" del régimen impositivo. El impuesto debía recaer "con preferencia sobre la riqueza adquirida y los beneficios de la producción, a fin de alivianar las cargas que pesan sobre los consumos y artículos de primera necesidad". Se gravaría el ausentismo. El régimen bancario debía regular la circulación y el cambio y difundir el crédito en beneficio del trabajo y la producción.

Agricultura[editar]

En lo referente a la agricultura, el PDP era partidario de la sanción de una ley que permitiera al Estado la compra a particulares de campos, ubicados en zonas fértiles y próximas a puertos y ferrocarriles, que deberían venderse fraccionados a los agricultores a largo plazo y a bajos tipos de interés. También se muestra favorable a la colonización agrícola en tierras fiscales, mediante la adquisición de las propiedades por los colonos, con largos plazos.

Administración[editar]

En lo referente al gobierno y la administración, se propone la contención del gasto público y la potenciación del presupuesto como herramienta de los ingresos y gastos del Estado, así como la reorganización de la administración pública. La educación era un tema central y se proponía: el aumento del número de escuelas en proporción mayor al crecimiento de la población escolar; cursos nocturnos gratuitos para obreros y fomento de la enseñanza profesional para ambos sexos; reforma de la legislación escolar, reduciendo el centralismo y los poderes del Consejo Nacional de Educación y transfiriendo sus facultades en materia de educación primaria a las municipalidades; ley de magisterio que asegure la estabilidad de los maestros y transformación de los institutos de altos estudios provinciales en universidades nacionales.

Ejército[editar]

En materia militar, el PDP tenía como principal objetivo la preservación de la paz, para lo cual proponía mantener un Ejército y una Marina de Guerra adecuada a los recursos del país y en función de su situación geográfica, cuya base sería el servicio militar obligatorio. La planta orgánica de las instituciones militares la establecería el Congreso y la doctrina militar un Consejo de Defensa Nacional. Se reformaría el Código de Justicia Militar en armonía con el sistema de reclutamiento.

Poder Judicial[editar]

Sobre el Poder Judicial pedían la reforma de la legislación penal en base a la individualización de las penas, condenas condicionales, registro de reincidentes, libertad condicional, unificación de la legislación criminal y correccional, organización de patronatos para penados que hayan cumplido la condena, leyes especiales para menores delincuentes y creación de tribunales especiales para ellos, ley de contravenciones.

El partido Se instaló con fuerza en el sur de la provincia de Santa Fe y en Rosario. En 1921 el PDP participó en la reforma de la Constitución de la provincia de Santa Fe influyendo en su contenido progresista, en el que se garantiza la estabilidad del empleo público, la jornada máxima, el salario mínimo, la vivienda obrera, el descanso dominical, la promoción de colonias agrarias y el desaliento del latifundio, etc. La constitución fue desconocida por el radicalismo. En la década de los años 1920-1930 comenzaron a actuar en el PDP dirigentes como Mario Antelo, José Antelo, Carlos Gervasio Colombres, Vicente Pomponio, Julio Noble, Enzo Bordabehere y Luciano Molinas.

1916-1930[editar]

Desde 1912 y hasta 1930 en la provincia de Santa Fe se suceden gobiernos radicales. Mientras tanto el PDP afirma sus rasgos de partido de oposición con una interesante participación parlamentaria, un fuerte peso en la zona sur de la provincia y un alto protagonismo en el debate político ideológico que caracteriza a la política santafesina en los primeros años de la década del veinte.

1930-1946[editar]

Alianza Demócrata Socialista de 1931[editar]

Producido el golpe militar de 1930 el PDP rechazó participar en el gobierno militar de José Félix Uriburu. En las elecciones presidenciales de 1932 el PDP acude a las elecciones presidenciales a través de una alienza electoral con el Partido Socialista, llamada Alianza Demócrata-Socialista, presentando la fórmula Lisandro de la Torre - Nicolás Repetto, que fue derrotada en lo que se denominaría de fraude patriótico. El nuevo programa del partido no sólo refleja la convergencia con los socialistas, lo cual implica un mayor tono progresista (como prueba la reivindicación de una ley de divorcio absoluto), sino también se hace eco de los cambios económicos y sociales impulsados por el crack de 1929.

En Santa Fe, la Alianza PDP-PS obtuvo el triunfo, resultando elegido gobernador el demócrata progresista Luciano Molinas. En esa ocasión fueron elegidos diputados nacionales entre otros, Enzo Bordabehere, Vicente Pomponio, Julio Noble, Carlos G. Colombres, Mario Mosset Iturraspe, y Gregorio Parera, y senadores nacionales por Santa Fe Lisandro de la Torre y Francisco Correa.

Gobernación de Santa Fe[editar]

Tras veinte años en el rol de oposición, ayudados por la abstención del radicalismo, los demócratas progresistas alcanzaron la gobernación de la provincia en 1931 con un programa a todas luces disonante para la época: la aplicación de la vetada Constitución de 1921, una suerte de condensación de los proyectos auspiciados por el reformismo liberal una década antes. Largamente esperado por el PDP, el triunfo planteó en su momento algunos interrogantes que todavía merecen atención: el principal, cómo se había logrado pasar de ocho mil sufragios en 1928, cuando nadie parecía interesado en el reformismo, a los casi cien mil de 1931. Públicamente, como se sabe, el PDP no dudó en ofrecer una respuesta: el electorado consciente, progresista y liberal de la provincia había hecho finalmente su aparición tras el fin del influjo ejercido por el yrigoyenismo.  Este había sido el vaticinio de Luciano Molinas en 1928, cuando el partido parecía condenado a la extinción, y en noviembre de 1931 –abstención radical mediante–  muchos lo creyeron realizado.[5]

Durante el gobierno de Molinas, junto con la restauración de la Constitución de 1921, se realizaron grandes transformaciones en la linea de las medidas propuestas en las plataformas y programas partidarios del PDP. Entre otros; la reforma de las leyes orgánicas que permitieron la decentralización de la administración y la autonomía de varias instituciones. Se dictaron 162 leyes y 100 proyectos que reforzaron el poder de la Legislatura y reorganizaron el Poder Judicial, con la creación de la Corte de justicia y el Jury de Enjuiciamiento. Los intendentes fueron elegidos por el pueblo y se crearon los Consejos Escolares y Consejos Médicos electivos. Se reformó el régimen carcelario y la Ley de Menores. Se reforzó la defensa de las tierras públicas y se creó el Instituto Experimental de Investigación Agrícola. Se trazó un plan integral para las obras públicas, que permitió el trazado de nuevos caminos y se reorganizó el puerto de Santa Fe. En materia laboral se sancionó una ley de régimen legal de trabajo (ley 2.462), se estableció el sábado inglés, el empadronamiento del comercio y la industria y el censo permanente de patronos y obreros. Hubo una importante contención del gasto público y se reformuló la deuda pública.[6]

Debate de las Carnes y Asesinato de Bordabehere[editar]

El trabajo de Lisandro de la Torre en el Senado de la Nación denunciando los negociados ilegales entre empresas inglesas y el gobierno en el sector de la carne, como consecuencia del pacto Roca-Runciman, lo haría conocido con el nombre de fiscal de la Patria y terminaría con el episodio conocido como "Asesinato en el Senado", donde es asesinado el senador Enzo Bordabehere en pleno recinto el 23 de julio de 1935.[1]

1946-1955[editar]

En 1946 el Partido Demócrata Progresista integró la Unión Democrática, que fue derrotada por el peronismo, enviando a Mario Mosset Iturraspé como diputado nacional.

1955-1976[editar]

Producida la llamada Revolución Libertadora, que derrocó al gobierno de Juan D. Perón, el PDP integró la Junta Consultiva Nacional, siendo allí representado por Horacio Thedy. En las elecciones de 1957 para reformar la Constitución fueron elegidos convencionales constituyentes Luciano F. Molinas, José N. Antelo, Horacio R. Thedy, Camilo Muniagurria y Luis Sgrosso.

En las elecciones presidenciales de 1958 el Partido Demócrata Progresista presentó la candidatura de Luciano F. Molinas - Horacio R. Thedy.

En las elecciones presidenciales de 1963 el Partido Demócrata Progresista realizó una alianza electoral con UDELPA, llevando como candidato al general Pedro Eugenio Aramburu, ex dictador de la autodenominada Revolución Libertadora de 1955, acompañado por Horacio R. Thedy como candidato a vicepresidente. La alianza salió tercera y el 17% de los votos, siendo elegidos doce diputados demócrata progresistas al Congreso Nacional.

En 1971 el PDP, representado por Horacio R. Thedy, integró la mesa interpartidaria llamada La Hora del Pueblo, junto a los demás partidos políticos, para exigir el llamado a elecciones.

En las elecciones presidenciales de 1973 el PDP integró la Alianza Popular Federalista, con la fórmula Francisco Manrique - Rafael Martínez Raymonda, este último demócrata progresista, resultando terceros con 1.800.000 votos. En ese mismo acto, en Santa Fe, la fórmula Alberto Natale - Mario Verdú obtuvo el segundo lugar perdiendo en el ballotage con la fórmula del FREJULI encabezada por Sylvestre Begnis.

1976-1983[editar]

Durante la dictadura autodenominada Proceso de Reorganización Nacional sus dirigentes ocuparon cargos, como Rafael Martínez Raymonda que fue designado embajador en Italia y Alberto Natale que fue designado intendente de la ciudad de Rosario entre 1981 y 1983. Esta participación generaría en el futuro fuertes debates internos en el partido, entre aquellos que sostuvieron que el partido debería pedir perdón y aquellos que sostuvieron que fue una decisión que ayudó a recuperar la democracia[7]

En 1979, cuando la Organización de Estados Americanos (OEA) realizó una visita a la Argentina para examinar la situación de los derechos humanos, la Junta Ejecutiva Nacional emitió una declaración diciendo:

No es hora de reabrir heridas incurables. Sí es tiempo de cerrar aquellas que puedan suturarse. La presencia del organismo interamericano en nuestro seno será eficiente si nos ayuda a tomar conciencia colectiva de que nunca más podrá ejercerse la violencia en la Argentina. La paz debe sellarse en el respeto silencioso de todos nuestros muertos y en el compromiso absoluto de cerrar definitivamente esta trágica etapa de la vida nacional

Partido Demócrata Progresista
Junta Ejecutiva Nacional
Buenos Aires, 14 de septiembre de 1979

1983 en adelante[editar]

En las elecciones de 1983, el Partido Demócrata Progresista realizó una alianza con el Partido Socialista Democrático proponiendo la fórmula Martínez Raymonda - René Balestra, obteniendo el 0,32% de los votos, sin obtener representación parlamentaria.

En las elecciones parlamentarias de 1985 el PDP obtuvo representación en el Congreso de la Nación debido a su desempeño electoral en la Provincia de Santa Fe, en la que se ubicó como tercera fuerza con 8,5%, resultando elegido diputado nacional Alberto Natale. Esa representación subió al 13% en las elecciones legislativas de 1987, resultando elegido diputado nacional Enrique Muttis.[8]

En las elecciones generales de 1989 el PDP formó una alianza electoral con la Unión del Centro Democrático, llevando cómo candidato a presidente a Álvaro Alsogaray de la UCD y como vicepresidente a Alberto Natale, por el PDP. La alianza salió tercera obteniendo el 6,8% de los votos, resultando elegidos diputados por el PDP, Alberto Natale y Rafael Martínez Raymonda. La alianza además obtuvo un resonante triunfo en Rosario, resultando elegido intendente Enrique Mutis, por lo que renunció a su cargo de diputado siendo reemplazado por José María Antelo, razón por la cual ql bloque parlamentario del PDP en 1989 estuvo conformado por tres diputados.[8]

En las elecciones legislativas de 1991 volvió a concurrir sin alianzas, siendo elegido Mario Verdú como diputado por Santa Fe.[8] En las elecciones legislativas de 1993 la representatividad del partido se mantuvo, resultando reelecto Natale, pero perdiendo la intendencia de Rosario. Antelo ese mismo año reemplazó como diputado a Verdú que había fallecido y asume otro diputado demócrataprogresista, el cuarto, ya que Juan Carlos Varela Barrio reemplazó al fallecido Federico Clérici de la UCD.[8]

En 1994 el partido concurrió solo a las elecciones para convencionales constituyentes, con la postura de oponerse al Pacto de Olivos entre el Partido Justicialista y la Unión Cívica Radical, siendo elegidos Alberto Natale, Carlos Caballero Martín y Pablo Cardinale.[8]

En las elecciones presidenciales de 1995 no presentó ni apoyó ninguna fórmula, manteniendo su presencia en Santa Fe y logrando la elección a diputado por esa sección de Carlos Caballero Martin.[8] Su presencia electoral se mantuvo en 1997, sobre la base de obtener un diputado por el distrito santafecino, resultando reelecto Natale.[8]

En las elecciones presidenciales de 1999 apoyó la formula triunfadora de La Alianza (Fernando de la Rua-Chacho Álvarez), sin integrarla, manteniendo su posición electoral en Santa Fe y logrando dos bancas en la Cámara de Diputados, mediante la reelección de Carlos Caballero Martin y la incorporación de Maria Emilia Biglieri.[8]

En las elecciones legislativas de 2001, Natale fue elegido nuevamente diputado nacional por Santa Fe, finalizando su mandato en 2005.

En las elecciones presidenciales de 2003 el PDP no presentó ni apoyó a ningún candidato, ni obtuvo cargos nacionales, por primera vez desde 1983. En las elecciones legislativas de 2005 obtuvo apenas un 3,3% en Santa Fe, no logrando nuevamente ninguna banca.

En 2006 el PDP integró el Frente Progresista, Cívico y Social con el Partido Socialista, la Unión Cívica Radical, el GEN, el Movimiento Libres del Sur y la Coalición Cívica ARI, alianza que triunfó en la provincia al ser elegido el socialista Hermes Binner como gobernador. Ese mismo año de 2006 se produjo un fuerte en el seno del partido sobre la participación del PDP en la última dictadura militar, entre aquellos que sostuvieron que el partido debería pedir perdón y aquellos que sostuvieron que fue una decisión que ayudó a recuperar la democracia.[7]

El 11 de abril de 2007, junto con otros partidos de centro y centro-izquierda, fundó la Coalición Cívica. A raíz de ello resulta elegido diputado nacional Luis Alberto Galvalisi, por el distrito Capital Federal, en las elecciones parlamentarias de 2007, volviendo a formarse el bloque parlamentario de PDP.[8]

Siempre integrando el Frente Progresista, Cívico y Social en Santa Fe, el PDP en las elecciones de 2009 obtuvo la elección a diputado nacional por Santa Fe de Carlos Favario, con mandato hasta 2013. Desde 2012 el PDP entró en conflicto con el Frente Progresista sosteniendo la posibilidad de abandonarlo, lo que finalmente hizo formando un monobloque.[9] [10] A partir de 2013 el PDP dejó de tener representantes en el Congreso Nacional.

El 14 de diciembre de 2014 el PDP cumplió 100 años, realizándose celebraciones y actos de homenaje en todo el país.[11]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. De la Torre, Lisandro. Obras, Tomo V. Editorial Hemisferio, Buenos Aires. p. 85. 
  2. Rivarola, Rodolfo (1916). Cronicas y Documentos: La formula Demócrata-Progresista. 
  3. Malamud, Carlos (1997). La Liga del Sur Santafesina (1908-1916). UNED. 
  4. Malamud, Carlos (2015). «Liberales y conservadores: los partidos politicos argentinos (1880-1916)». Vol 8, No 1, Pensamiento Político en América Latina. 
  5. Mauro, Diego. «El fraude y la legitimidad de ejercicio. El PDP santafesino...». Tesis Doctoral. 
  6. Martinez Raymonda, Rafael (1983). ¿Qué es el PDP?. 
  7. a b Aguirre, Osvaldo (23 de abril de 2006). «¿Qué hicimos en la dictadura?». La Capital. Rosario. Consultado el 20 de febrero de 2015. 
  8. a b c d e f g h i PDP. «Síntesis histórica del Partido Demócrata Progresista, fundado por el Dr. Lisandro de la Torre». PDP Capital Federal. Buenos Aires. Consultado el 20 de febrero de 2015. 
  9. «Favario: 'Barletta ningunea al PDP'». El Litoral. Santa Fe. 24 de julio de 2012. Consultado el 20 de febrero de 2015. 
  10. «Carlos Favario podría dejar el Frente Progresista». Sol 915. 15 de julio de 2013. Consultado el 20 de febrero de 2015. 
  11. «El PDP cumple 100 años». El Litoral. Santa Fe. 2 de diciembre de 2014. Consultado el 20 de febrero de 2015. 

Bibliografía[editar]

  • Molinas, Ricardo F. y Barberis, Santiago (1983). El Partido Demócrata Progresista. Centro Editor de América Latina. 
  • Martinez Raymonda, Rafael (1983). Que es el Partido Demócrata Progresista. Editorial Sudamericana

Enlaces externos[editar]

Partido Demócrata Progresista Partido Demócrata Progresista Santa Fe Partido Demócrata Progresista Rosario