Elecciones presidenciales de Argentina de 1995

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
← 1989 • Bandera de Argentina • 1999 →
Elecciones presidenciales de Argentina de 1995
Domingo 14 de mayo de 1995
Tipo Presidencial
Período 8 de julio de 1995
10 de diciembre de 1999

Demografía electoral
Hab. inscritos 22.178.201
Votantes 18.203.924
Participación
  
82.08% Red Arrow Down.svg 3.2%
Votos válidos 17.395.284 (95,56%)
Votos en blanco 653.443 (3,59%)
Votos nulos 125.112 (0,69%)

Resultados
Menem con banda presidencial (recortada).jpg
Carlos Menem – PJ / UCeDé
Votos 8.687.511 Green Arrow Up.svg 9.2%
  
49.94%
Jose Octavio Bordon.jpg
José Octavio Bordón – PAIS
Votos 5.096.104  
  
29.30%
Horacio Massaccesi.jpg
Horacio Massaccesi – UCR
Votos 2.956.137 Red Arrow Down.svg 52.3%
  
16.99%
Aldo Rico (cropped).jpg
Aldo Rico – MODIN
Votos 310.069  
  
1.78%

Mapa del resultado de la elección
Elecciones presidenciales de Argentina de 1995

Coat of arms of Argentina.svg Presidente de Argentina

El domingo 14 de mayo de 1995 se celebraron elecciones presidenciales en Argentina, con una participación del 82.1%. Se buscaba determinar al presidente que sucedería a Carlos Menem para el período 1995-1999. El propio Menem, gracias a la Reforma de la Constitución Argentina de 1994, podía presentarse a reelección presidencial. La elección empleaba por primera vez en Argentina el sistema de ballotage, previsto en la mencionada reforma constitucional.

Carlos Menem, presidente en ejercicio, consiguió la victoria y fue reelecto, sin que se dieran las condiciones para necesitar una segunda vuelta electoral. En segundo lugar quedó el FREPASO con la fórmula de José Octavio Bordón y Carlos Álvarez, producto de la alianza de los partidos PAIS y Frente Grande. En tercer lugar quedó la Unión Cívica Radical, con el candidato Horacio Massaccesi. Esta fue la primera elección en la que la UCR no quedó en el primer o segundo lugar, quebrándose así el bipartidismo que mantenía con el Partido Justicialista.

También se renovaron parcialmente el Senado y la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación.

Antecedentes[editar]

El Partido Justicialista había sido fundado por Juan Domingo Perón en 1947, en gran parte bajo la promesa de una mayor autosuficiencia, un aumento de la intervención estatal en la economía y un cambio en la política nacional para beneficiar a "la otra mitad" de la sociedad argentina. Al asumir la presidencia en julio de 1989, en medio de un proceso hiperinflacionario, el peronista Carlos Menem inició la privatización sistemática de las empresas estatales de Argentina, que hasta entonces producían casi la mitad de los bienes y servicios de la Nación. Después de dieciocho meses de resultados muy variados, en febrero de 1991, Menem nombró Ministro de Economía a su Ministro de Relaciones Exteriores, Domingo Cavallo, cuya experiencia como economista incluyó un período breve pero en gran parte positivo como presidente del Banco Central de la República Argentina en 1982. Su introducción de un tipo de cambio fijo a través de su Plan de Convertibilidad llevó a fuertes caídas en los tipos de interés y la inflación, el tipo de cambio (convertido a 1 peso por dólar en 1992) dio lugar a un salto de cinco veces en las importaciones (muy por encima del crecimiento de la demanda).

Una ola de despidos después de 1992 creó un tenso clima laboral a menudo empeorado por el extravagante Menem, que también diluyó las leyes laborales básicas, llevando a menos horas extras y aumentando el desempleo y el subempleo. A los despidos del sector privado, desestimados como una consecuencia natural de la recuperación de la productividad (que no había aumentado en veinte años), se sumaron a los despidos de las empresas estatales y a los despidos del gobierno, lo que provocó un aumento del desempleo del 7% en 1992 al 12% en 1994 (al mismo tiempo que el PBI había aumentado un tercio en sólo cuatro años). En esta política, la ironía era la mayor debilidad de los Justicialistas de cara a las elecciones de 1995.[1]

La elección misma contó con otro giro inesperado. Teniendo prohibida la reelección inmediata por la constitución de 1853, Menem se reunió con el líder de la oposición, Raúl Alfonsín, Presidente del Comité Central de la Unión Cívica Radical, en la Quinta de Olivos, en noviembre de 1993 para negociar una amplia reforma constitucional. Los dos dirigentes resolvieron que la reforma sería para beneficio mutuo: la UCR se aseguraba la autonomía para la Ciudad de Buenos Aires y la creación de un Jefe de Gobierno elegido directamente para dicha entidad federal, siendo que hasta entonces el Intendente de Buenos Aires era elegido por el Presidente de la Nación; y un aumento del Senado de 48 a 72 asientos (3 por provincia), lo que daba a la oposición una mayor representación. Menem, a cambio, podría presentarse a la reelección.[1][2]​ El llamado Pacto de Olivos garantizaba también que Menem no se presentaría a un tercer mandato, aún cuando teóricamente (desde el punto de vista constitucional), tuviera derecho a hacerlo.

Los dos hombres se enfrentaron a disensiones dentro de las filas de sus respectivos partidos después del anunció de la reforma constitucional de 1994. El candidato de Alfonsín en las primarias de la UCR, el gobernador de la provincia de Río Negro Horacio Massaccesi, derrotó a Federico Storani y a Rodolfo Terragno en gran parte por su oposición al Pacto de Olivos. Menem, a su vez, había perdido el apoyo de varios diputados y senadores luego de que Carlos Chacho Álvarez separara del PJ a un grupo de izquierda y centroizquierda en rebelión por las privatizaciones de Menem y los escándalos de corrupción que azotaban su gobierno. Su partido Frente Grande había adquirido popularidad tras aliarse con el ex Peronista José Octavio Bordón, creando el Frente País Solidario (FREPASO), que agregaba también a los socialistas.[3]

Campaña[editar]

La nueva constitución daba diversas oportunidades a los partidos que quedaran segundo o tercero (lugar que era ampliamente disputado entre el FREPASO y la UCR), respectivamente. Se había abolido definitivamente el antiguo sistema de Colegio Electoral utilizado hasta 1989, por lo que podía lograrse la victoria por voto directo, además de que existía la posibilidad de una segunda vuelta electoral si un candidato obtenía menos del 45% de los votos. Los justicialistas gozaban de una clara ventaja, dadas las encuestas y su control de ambas cámaras del Congreso; pero las grietas comenzaron a desarrollarse al culminar el año 1994. La prosperidad local, garante de la presunta victoria de Menem, fue sacudida por la crisis del peso mexicano en diciembre. Al depender de la inversión extranjera para mantener sus reservas en el Banco Central, que perdió más de seis millones de dólares estadounidenses en días, su repentina escasez llevó a una oleada de fuga de capitales de los bancos en crecimiento de Buenos Aires y a una recesión imprevista. Las revelaciones simultáneas de la corrupción brutal que rodea la compra de computadoras de IBM para el anticuado Banco Nacional de la República Argentina (el más grande del país), dio a la oposición la esperanza de que podría llegarse a un ballotage en mayo.[3]

Entre la oposición, el FREPASO tenía ventaja en las encuestas para quedar segundo detrás del PJ. Con un liderazgo carismático, esperaban desplazar a la UCR (el partido más antiguo de la Argentina) de su papel de principal oposición a los peronistas. La UCR había salido muy perjudicada por el caótico mandato de Raúl Alfonsín (1983-1989), aunque su candidato, Horacio Massaccesi, había obtenido fama internacional por incautar los fondos del Tesoro de la sucursal regional del Banco Central para pagar los sueldos atrasados de los jubilados y la administración pública, lo que le había valido una reelección en su cargo de gobernador de Río Negro con el 46% de los votos.[4]​ La UCR, por otra parte, conservaba el renombre político y su antiguedad, más allá de la maquinaria desgastada por el liderazgo de Alfonsín y el popular gobernador de Córdoba, Eduardo Angeloz. A medida que se acercaba el día de las elecciones, los analistas no solo debatían la posibilidad de un balotaje, sino también que ambas fuerzas opositoras (FREPASO y UCR) tenían posibilidades de pasar al mismo junto a Menem.[5]

Resultados[editar]

En última instancia, la corrupción y la súbita recesión no fueron suficientes para evitar que Menem obtuviera una rotunda victoria en primera vuelta con casi el 50% de los votos. El PJ se alió con varios partidos regionales y con la derechista Unión del Centro Democrático, formando un frente electoral que obtuvo casi la mitad del voto total. La división de la oposición en dos bloques contrapuestos impidió que alguno de los dos candidatos opositores obtuviera el suficiente porcentaje para que Menem no pudiera evitar un ballotage. El FREPASO obtuvo cerca del 30% de los votos, y la UCR menos del 17%, siendo la primera vez que el partido más antiguo no quedaba en primer o segundo lugar.

A pesar de la ruptura del bipartidismo en el plano presidencial, en las elecciones legislativas la UCR mantuvo el segundo lugar tanto en número de votos como en diputados.[6]​ El nuevo Senado, tal y como habían predicho Alfonsín y Menem, benefició a los dos partidos.[7]​ En las elecciones provinciales, la UCR fue el único frente opositor que obtuvo gobernadores. Solo dos de las ciudades más importantes de Argentina, Bahía Blanca y Mar del Plata, mantenían intendentes de la UCR, aunque en 1996, el candidato radical Fernando de la Rúa se convertiría en el primer Jefe de Gobierno electo de la Ciudad de Buenos Aires.[7]

Candidato a presidente
Candidato a viceresidente
Partido o alianza Votos Porcentaje
Carlos Menem
Carlos Ruckauf
Partido Justicialista

Unión del Centro Democrático

Frente Recuperación Ética
8.687.511 49,94
José Octavio Bordón
Carlos Álvarez
Frente País Solidario 5.096.104 29,30
Horacio Massaccesi
Antonio María Hernández
Unión Cívica Radical 2.956.137 16,99
Aldo Rico
Julio Fernández Pezzano
Movimiento por la Dignidad y la Independencia 310.069 1,78
Fernando Solanas
Carlos Imizcoz
Alianza Sur 71.625 0,41
Fernando López de Zavalía
Pedro Benejam
Fuerza Republicana 64.007 0,37
Luis Zamora
Silvia Díaz
Movimiento Socialista de los Trabajadores 45.973 0,26
Jorge Altamira
Norma Molle
Alianza de Frente Unidad Trabajadora-Obrero 32.299 0,19
Mario Mazzitelli
Alberto Fonseca
Partido Socialista Auténtico 32.174 0,18
Lía Méndez
Liliana Ambrosio
Partido Humanista 31.203 0,18
Alcides Christiansen
José Montes
Alianza Movimiento al Socialismo-de los Trabajadores Socialistas 27.643 0,16
Humberto Tumini
Jorge Reyna
Corriente Patria Libre 24.326 0,14
Amílcar Santucho
Irma Antognazzi
Movimiento Democrático Antiimperialista 13.066 0,08
Ricardo Alberto Paz
Adolfo González Chávez
Alianza Frente para la Coincidencia Patriótica 3.147 0,02
Votos positivos 17.395.284 95,56
Votos en blanco 653.443 3,59
Votos anulados 125.112 0,69
Diferencia de actas 30.085 0,16
Total de votantes 18.203.924 100
Electores registrados / Participación 22.178.201 82,08
Dirección Nacional Electoral - Recorriendo las Elecciones de 1983 a 2013

Elecciones para Gobernadores de Provincia[editar]

Elección de Gobernadores de provincia
Cargos a elegir: 22 (todos los distritos con excepción de CABA en 1996 y Corrientes en 1997)
Distrito Gobernador electo Partido
Buenos Aires Eduardo Duhalde R Justicialista
Catamarca Arnoldo Castillo R Frente Cívico y Social (UCR)
Chaco Angel Rozas Unión Cívica Radical
Chubut Carlos Maestro R Unión Cívica Radical
Córdoba Ramón Mestre Unión Cívica Radical
Entre Ríos Jorge Busti Justicialista
Formosa Gildo Insfrán Justicialista
Jujuy Guillermo Snopek Justicialista
La Pampa Rubén Marín R Justicialista
La Rioja Ángel Maza Justicialista
Mendoza Arturo Lafalla Justicialista
Misiones Ramón Puerta R Justicialista
Neuquen Felipe Sapag Movimiento Popular Neuquino
Río Negro Pablo Verani Unión Cívica Radical
Salta Juan Carlos Romero Justicialista
San Juan Jorge Escobar R Justicialista
San Luis Adolfo Rodríguez Saá R Justicialista
Santa Cruz Néstor Kirchner R Justicialista
Santa Fe Jorge Obeid Justicialista
Santiago del Estero Carlos Juárez Justicialista
Tierra del Fuego José Arturo Estabillo R Justicialista
Tucumán Antonio Domingo Bussi Fuerza Republicana
R: Reelecto.

Galería[editar]

Fuente[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Elecciones presidenciales de Argentina de 1989
Elecciones Presidenciales de Argentina de 1995
Electos: Carlos Menem, presidente y Carlos Ruckauf, vicepresidente por el Partido Justicialista con el 49,94%
Sucesor:
Elecciones presidenciales de Argentina de 1999