Elecciones legislativas de Argentina de 1991

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
← 1989 • Bandera de Argentina • 1993 →
Elecciones legislativas de Argentina de 1991
130 de 257 Diputados Nacionales
129 Diputados para obtener mayoría absoluta
11 de agosto a 1 de diciembre de 1991
Tipo Legislativa
Período 1991-1995

Demografía electoral
Hab. inscritos 20,764,012
Votantes 16,595,952
Participación
  
79.93 % Red Arrow Down.svg 5.4 %
Votos válidos 15,634,173 (94 20%)
Votos en blanco 834,527 (5 03%)
Votos nulos 127,252 (0 77%)

Resultados
Partido Justicialista Logo.gif
Partido Justicialista
Votos 6,288,222 Red Arrow Down.svg 14.1 %
Diputados obtenidos 116 Red Arrow Down.svg 10
  
40.22 %
Escudo de la UCR.svg
Unión Cívica Radical
Votos 4,538,831 Red Arrow Down.svg 5.2 %
Diputados obtenidos 84 Red Arrow Down.svg 7
  
29.03 %
Ucede logo (cropped).jpg
Unión del Centro Democrático
Votos 811,929 Red Arrow Down.svg 50.8 %
Diputados obtenidos 13 Red Arrow Down.svg 3
  
5.19 %
Yellow flag waving.svg
Movimiento por la Dignidad y la Independencia
Votos 543,375  
Diputados obtenidos 3  
  
3.48 %
Emblema del Partido Socialista Argentino.svg
Unidad Socialista
Votos 243,035 Red Arrow Down.svg 43 %
Diputados obtenidos 3 Green Arrow Up.svg 2
  
1.55 %

Coat of arms of Argentina.svg
Presidente de la Cámara de Diputados

Las elecciones legislativas de Argentina de 1991 se realizaron entre agosto y diciembre del mencionado año, las primeras durante el mandato de Carlos Menem. Se renovó la mitad de la Cámara de Diputados de la Nación, todos los gobernadores, además de numerosos cargos a nivel provincial y municipal, como la mitad del Concejo Deliberante de la Ciudad de Buenos Aires. La elección se desarrolló en forma desdoblada en cuatro fechas, el domingo 11 de agosto, el domingo 8 de septiembre, el domingo 27 de octubre y domingo 1 de diciembre.

El Partido Justicialista, en el gobierno desde 1989, obtuvo una estrecha victoria con poco más del 40% de los votos y 62 de los 130 diputados en juego. Sin embargo, no obtuvo mayoría absoluta propia (por el contrario, perdió diez bancas y quedó solo con 116 de 257) y su caudal de votos decreció con respecto a los anteriores comicios. El principal partido de la oposición, la Unión Cívica Radical (UCR), no se benefició del mal desempeño del PJ y también perdió representación (aunque menos que su rival) y votos. Un ahora aliado del menemismo, la derechista Unión del Centro Democrático (UCeDé) la principal fuerza alternativa a los partidos tradicionales, también se vio afectada por una debacle y perdió tres diputados. En un curioso giro, prácticamente ninguna de las principales fuerzas en estas elecciones evidenció un crecimiento de votos con respecto a las anteriores, y el voto en blanco aumentó de un 1.80% en 1989 a un 5.03, muy cerca del millón de votos, demostrando una alta cantidad de descontento hacia la clase política, siendo esto un presagio de la posterior debacle del bipartidismo en comicios posteriores.

En la renovación legislativa, el Partido Justicialista se impuso en las provincias de Buenos Aires, Chubut, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe y Tucumán. La Unión Cívica Radical ganó en Capital Federal, Córdoba, Río Negro y Santiago del Estero. En Catamarca ganó el Frente Cívico y Social, una alianza de la Unión Cívica Radical con fuerzas provinciales. En las demás provincias se impusieron fuerzas locales, como el Movimiento Popular Neuquino en Neuquén, el Movimiento Popular Fueguino en la recientemente constituida Tierra del Fuego, el Partido Renovador en Salta, el Pacto Autonomista - Liberal en Corrientes y el Partido Acción Chaqueña en Chaco.

Reglas electorales[editar]

Las reglas electorales fundamentales que rigieron la elección legislativa fueron establecidas en el texto constitucional entonces vigente (Reforma constitucional 1957) y la Ley Nº 22.838 del 23 de junio de 1983, sancionada por el dictador Reynaldo Bignone "en uso de las atribuciones conferidas el Estatuto para el Proceso de Reorganización Nacional".[1]

Las principales reglas electorales para la elección legislativa fueron:[2]

Contexto histórico[editar]

Elegido por un margen abrumador en 1989, en medio de una fuerte hiperinflación con disturbios y saqueos, el justicialista Carlos Menem tuvo un comienzo difícil en su administración, marcado por un plan de estabilización temprana que había fracasado en diciembre y una serie de escándalos de corrupción en torno a sus liberales suegros. Después de que se había logrado una estabilidad tentativa para fines de 1990, una nueva crisis cambiaria en enero de 1991 llevó a Menem a transferir a su ministro de Relaciones Exteriores, Domingo Cavallo, al Ministerio de Economía. A Cavallo, un economista poco ortodoxo recordado por haber rescindido el Banco Central de la República Argentina, se le encomendó llevar estabilidad a la triturada moneda de Argentina, el austral, y comenzar la reparación de las relaciones casi inexistentes de Argentina con sus acreedores extranjeros (debido a atrasos de miles de millones de deuda externa desde 1988) y la considerable clase alta del país (que poseía más de $50 mil millones en activos en el exterior).[3][4]

Respaldado en parte por un excedente comercial de 8 mil millones de US$ en 1990 y en parte por la suposición de que las políticas de libre mercado de Menem alentarían una ola de inversión extranjera directa, el Plan de Convertibilidad de Cavallo vinculó la moneda argentina al dólar estadounidense, liderando una fuerte caída en las tasas de interés locales y en la recuperación de los depósitos locales y los préstamos; deprimiendo la economía poco después de la presentación del plan el 27 de marzo de 1991. La estabilidad de la moneda condujo en particular a una menor inflación, que cayó del 1,350% en 1990 al 84% en 1991; los precios subieron 1.3% en el mes de agosto (el menor crecimiento desde 1974) y el excéntrico Menem, hasta entonces impopular, vio su nivel de aprobación dispararse considerablemente. Sin embargo, el giro de Menem contra la doctrina oficial del Partido Justicialista, conocido por su apoyo hacia las leyes laborales y su defensa de las empresas estatales en detrimento del sector privado, (políticas implementadas por el fundador del partido, Juan Domingo Perón) llevó a que muchos miembros del PJ se separaran y presentaran listas de "peronistas disidentes". Aunque muchas tuvieron un buen desempeño a nivel distrital, ninguna representó una amenaza para el oficialismo.[5]

Resultados[editar]

Nivel nacional[editar]

El polémico divorcio de Menem con su esposa, Zulema Yoma, después de veinticinco años de casados; informes de corrupción masiva en torno a sus parientes políticos y la renuncia bajo acusación de su Ministro de Obras Públicas y gurú de las privatizaciones, Roberto Dromi, no pudieron eclipsar el clima económico favorable entre el electorado en general. Sin embargo, la victoria del PJ en las elecciones de medio término de 1991 fue más relativa que absoluta: mientras que el justicialismo fracasó en obtener el quorum legislativo, perdió tres de las diecisiete gobernaciones que había obtenido en 1987. De hecho, lo único de lo que el PJ podía jactarse al finalizar los comicios era haber aumentado su diferencia porcentual con respecto a la UCR, que perdió siete diputados y recibió menos del 30% de los votos. En la provincia de Buenos Aires, el antiguo carapintada Aldo Rico concurrió con su partido, el Movimiento por la Dignidad y la Independencia, y logró traducir el enojo de los votantes en las crecientes tasas de inmigración ilegal y criminalidad al obtener 543.375 votos (9.24% en la provincia y 3.48% a nivel nacional) y tres diputados nacionales.[4]

Partido o Alianza Votos recibidos Porcentaje Cargos obtenidos
Partido Justicialista 6.288.222 40,22% 62
Unión Cívica Radical 4.538.831 29,03% 43
Diversos partidos locales 2.118.257 13,54% 16
Unión del Centro Democrático 811.929 5,19% 4
Movimiento por la Dignidad y la Independencia 543.375 3,48% 3
Fuerza Republicana 282.478 1,81% 2
Alianza Unidad Socialista 243.035 1,55% 3
Movimiento al Socialismo 212.202 1,36%
Partido Demócrata Progresista 133.203 0,85% 1
Partido Comunista 110.711 0,71%
Confederación Federalista Independiente 92.666 0,59%
Partido Obrero 59.638 0,38%
Partido Demócrata Cristiano 52.586 0,34%
Partido Verde Ecologista 31.178 0,2%
Movimiento de Integración y Desarrollo 26.552 0,17%
Partido del Trabajo y del pueblo 19.542 votos 0,12%
Unión Popular 17.947 0,11%
Partido Nacionalista Constitucional 15.378 0,1%
Partido Socialista Popular 14.249 0,09%
Movimiento Patriótico de Liberación 7.211 0,05 %
Movimiento Democrático de Participación 4.178 0,03%
Social Republicano 3.919 0,03%
Partido Intransigente 3.663 0,02%
Partido Blanco de los Jubilados 1.638 votos 0,01%
Socialista Auténtico 880 0,01%
Socialista Democrático 705 0,00%
Votos positivos 15.634.173 94,2%
Votos en blanco 834.527 5,03%
Votos anulados 127.252 0,77%
Electores habilitados/participación 20.764.012 79,93%

Diputados por distrito[editar]

Provincia Partido Justicialista Unión Cívica Radical Otros partidos o alianzas
Capital Federal 4 6 2 (1 UCeDé, 1 Socialista)
Buenos Aires 19 10 6 (3 MODIN, 3 UCeDe)
Catamarca 1 1 0
Chaco 1 1 1 (Acción Chaqueña)
Chubut 2 1 0
Córdoba 4 5 0
Corrientes 2 0 2 (Pacto Autonomista Liberal)
Entre Ríos 2 2 0
Formosa 2 1 0
Jujuy 1 1 1 (Movimiento Popular Jujeño)
La Pampa 1 1 0
La Rioja 2 1 0
Mendoza 3 2 0
Misiones 2 2 0
Neuquén 1 0 1 (Movimiento Popular Neuquino)
Río Negro 1 2 0
Salta 2 0 2 (Renovador)
San Juan 1 0 2 (1 Cruzada Renovadora, 1 Bloquista)
San Luis 1 1 0
Santa Cruz 1 1 0
Santa Fe 4 3 3 (2 Socialista, 1 Democrata Progresista)
Santiago del Estero 1 2 1 (Frente Corriente Renovadora)
Tierra del Fuego 1 0 2 (Movimiento Popular Fueguino)
Tucumán 3 0 2 (Fuerza Republicana)

Consecuencias[editar]

El presidente del comité nacional de la UCR, Raúl Alfonsín, renunció el 10 de diciembre de ese mismo año por el rechazo que su caótico mandato presidencial (1983-1989) pareció arrojar sobre el partido en las elecciones. No obstante el radicalismo, con su crisis interna, arrebató al PJ las gobernaciones de Catamarca y Chubut. En la importante provincia de Buenos Aires, el justicialismo se consolidó, con el vicepresidente Eduardo Duhalde (que había renunciado a la vicepresidencia para alcanzar la gobernación) derrotando por un margen de 2 a 1 a Juan Carlos Pugliese, figura importante del radicalismo. Estas elecciones ayudaron a consolidar el tenue dominio de Menem sobre la presidencia, considerándose, según sus propias palabras "el día en que nació el menemismo".[4][6]

Referencias[editar]

  1. Reynaldo Bignone (12 de julio de 1983). «Ley 22.847 de Convocatoria Electoral». Infoleg. 
  2. Ley Nº 22.838
  3. National Geographic Magazine. August 1986.
  4. a b c Todo Argentina: Primer gobierno de Carlos Menem
  5. Todo Argentina: 1991
  6. Notícias. 14 September 1991.