Coloso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antebrazo colosal de época romana en el Museo Arqueológico de Sevilla.
Escultores en la Antigua Roma, pintura histórica de Lawrence Alma-Tadema (1877).

Coloso (del latín colossus -"estatua de mayor tamaño que el natural"-, y éste del griego kolossos -"estatua gigantesca"-) se denomina a la estatua de gran magnitud, la que excede mucho del tamaño natural, aunque también se utiliza el adjetivo "colosal" para calificar un elemento arquitectónico de tamaño desproporcionado (sillares ciclópeos, órdenes gigantes o colosales) o un edificio de dimensiones gigantescas (colosalismo arquitectónico).

La etimología de la palabra griega es desconocida, y sólo aparece en los textos a partir de la descripción que hace Herodoto de las estatuas egipcias. Las fuentes romanas utilizaron la palabra para designar a la estatua de bronce del dios Helios que se levantaba a la entrada del puerto de Rodas (el coloso de Rodas, que según Plinio el Viejo tenía 70 codos de altura -unos 32 metros-), y también llamaron así a la gran estatua del emperador Nerón junto a la que se levantó posteriormente el anfiteatro Flavio (el Coliseo).[1] El DRAE recoge como segunda acepción de "coloso" en castellano "persona o cosa que por sus cualidades sobresale muchísimo".[2]

Estatuaria colosal[editar]

Estatua de Baal-Hadad proveniente de Zinjirli (Sam'al),[3] vinculada a las civilizaciones hitita, fenicia y aramea. Museo de Pérgamo.

Próximo Oriente antiguo[editar]

La mayor parte de las numerosas civilizaciones del Próximo Oriente Antiguo desarrollaron estatuaria monumental, desde las más tempranas (Göbekli Tepe, X-VIII milenio a. C., vinculado al megalitismo -algunas de las manifestaciones megalíticas son figurativas e incluso antropomórficas-) hasta las más tardías, como los gálatas, que la tuvieron al menos en la ciudad de Tavium, donde hubo una estatua colosal de un dios al que las fuentes romanas equiparan a Júpiter (siglo III a. C.)[4]

[5]

Escultura egipcia[editar]

La estatua colosal del templo de Karnak. Representaba inicialmente a Ramsés II y fue posteriormente usurpado por Pinedyem I.
Panorama de la sala XII del Museo del Louvre, con la cabeza de una estatua colosal de Amenofis III.[6]
Panorama de la sala IV del Museo Británico.
Busto colosal de Ramsés II llamado Younger Memnon exhibido en el Museo Británico.

[11]

Escultura asiria y persa aqueménida[editar]

[17]

Escultura griega[editar]

Kurós de Flerio.
Copia romana del Serapis de Briaxis.
Thermenherrscher ("gobernante de las Termas" -por el Palazzo Massimo alle Terme, donde se conserva-), bronce a la cera perdida de 204 cm hasta la cabeza, donde llevaría una corona hoy desaparecida. Se ha propuesto identificarlo con distintos gobernantes helenísticos, como Atalo II, o con el general romano Quinto Cecilio Metelo Macedónico. Se le considera inspirado en uno de los retratos de Alejandro de Lisipo.[18]
Modelo en escayola del llamado "Toro Farnese", de Taurisco y Apolonio de Tralles (ca. 130 a. C.), de 370×295×300 cm. Podría ser una copia romana del original griego, pero en todo caso se la considera la escultura en bulto redondo de mayor tamaño que se ha conservado de la época.

Desde la época arcaica, muy influida por la estética egipcia, destacadas obras de la escultura griega tuvieron dimensiones colosales, como el Coloso de los Naxios[19] en el santuario de Delos (un kurós de entre 11 y 15 metros), el kurós de Flerio o de Melanes (roto durante su transporte, de 10,7 m),[20] el kurós de Apollonas o Coloso de Dionisos (abandonado a medio tallar en la cantera, de 10 m),[21] el kurós de Samos (más de cinco metros),[22] el kurós de Sunión (más de tres metros),[23] Cleobis y Bitón (216 cm) y la Hera de Samos (192 cm sin cabeza). Ya en la época del estilo severo, los atlantes o telamones del templo de Zeus Olímpico en Agrigento medían más de siete metros y el dios del cabo Artemisio 210 cm, mientras que los bronces de Riace (197 y 198 cm), el grupo de los tiranicidas[24] (183 cm) o el auriga de Delfos (180 cm) no se alejan mucho de lo que puede considerarse un tamaño natural para un hombre muy alto, aunque tales tallas serían excepcionales entre los antiguos griegos.

En la escultura clásica se siguió prefiriendo el tamaño natural ligeramente incrementado (copias romanas del Doriforo, el Diadumeno -ambas de Policleto-, el Hermes con el niño Dioniso, la Afrodita Cnidia -ambas de Praxíteles- y el Apoxiomenos -de Lisipo-, miden 212, 202, 212, 205 y 205 cm respectivamente, mientras que el Apolo del Belvedere -quizá de Leocares- mide 224 cm y el Ares Ludovisi 156 cm sentado), pero las más destacadas obras de Fidias eran de mucho mayores dimensiones (dos crisoelefantinas: el Zeus de Olimpia y la Atenea del Partenón -de 26 codos, unos 12 metros- y una de bronce: la Atenea Promacos -unos 15 metros-);[25] y también colosales fueron las del Mausoleo de Halicarnaso (donde trabajaron Scopas, Leocares, Timoteo y Briaxis -quien también realizó cinco esculturas colosales para Rodas y el Serapis del Serapeum de Alejandría).[26]

Entre las esculturas colosales de época helenística (el Toro Farnese de 370 cm, la Victoria de Samotracia, que aun descabezada mide 245 cm, el Laocoonte y sus hijos, de 245 cm, el Galo suicida, de 211 cm -el impresionante friso del Altar de Pérgamo está compuesto por figuras de tamaño cercano al natural-) destacó por su tamaño el Coloso de Rodas (70 codos, unos 32 metros), del escultor Cares de Lindos. Su maestro (Lisipo, que se ubica cronológica y estilísticamente en la transición entre el periodo clásico y el helenístico) había realizado una escultura de Zeus de cuarenta codos (unos 22 metros) para el templo de este dios en Tarento; y algunas de sus esculturas conocidas por copias romanas también tienen grandes dimensiones, como la Flora[27] y el Hércules Farnese (317 cm) o el Ares Ludovisi.[28] Sus retratos de Alejandro tuvieron una gran influencia posterior. Deinócrates proyectó una ciudad que se ubicaría sobre la mano de una escultura colosal de Alejandro tallada en una montaña, y que no llegó a construirse.[29]

Los datos citados de las esculturas desaparecidas los proporciona la obra de Plinio el Viejo (Naturalis historia).

Escultura romana[editar]

Los Dioscuros del Campidoglio. Con el nombre de Colossi se conocían a los dos grupos escultóricos dobles, de caballo y domador, que hoy se identifican como Cástor y Pólux. Estos Dióscuros capitolinos se descubrieron en 1560, mientras que los Colossi o Dioscuri del Quirinale se conservaban en la colina de ese nombre desde la Edad Media, con distintas identificaciones.[33]
Estatua colosal de Marte identificada erróneamente como “Pirro”, procedente del Foro de Nerva (siglo I), 360 cm.[34]
Estatua de Treboniano Galo, 241 cm. La cabeza, muy realista, contrasta con el cuerpo, muy idealizado, comparable a las estatuas de Alejandro Magno de Lisipo.
La llamada "cabeza Mondragone"[35] (95x37 cm), que formaría parte de un acrolito colosal de Antínoo.[36]

Hay testimonios literarios de que en el año 299 a. C. el cónsul Espurio Carvilio Máximo mandó realizar una estatua de Júpiter en el Capitolio con las armaduras capturadas a los samnitas. Su tamaño era tal que podía verse desde el monte Albano; y con el material sobrante que se recogió tras pulimentarla se le levantó a él mismo una estatua de bronce, que se puso a los pies de la del dios. Anterior incluso debía ser "el Coloso del Apolo toscano" (es decir, etrusco) que, según Plinio el Viejo "se ve en la biblioteca del templo de Augusto, con una altura de cincuenta pies, y que hace que dudemos si es más admirable el bronce o la belleza";[37] y el "Júpiter de los leontinos", de siete codos de alto.[38]

El programa iconográfico de Augusto, que incluyó el Ara Pacis (con retratos en relieve de toda la familia imperial) y estatuas colosales de Augusto[39] y de su esposa Livia,[40] había comenzado con una una estatua ecuestre (43 a. C.) que se erigió en el rostra (la tribuna de oradores del Senado) junto a la estatua ecuestre de Sila. Se desconoce su tamaño, pero las variaciones en su planteamiento formal se conocen por las emisiones monetarias. En las esculturas de Augusto se utilizaron todo tipo de recursos iconográficos, especialmente la imitación de los modelos helenísticos, pero evitando la divinización (apoteosis, que obtuvo en vida en algunas provincias orientales, pero en Roma sólo se realizó tras su muerte, hasta entonces era únicamente el Divi filius -hijo del divino Julio César-) y la identificación con la monarquía (puesto que Octavio no era rex, sino princeps, imperator y augustus entre otros títulos).[41]

Entre las estatuas colosales de la dinastía Julio-Claudia estuvo el acrolito colosal de Antonia la Menor conocido como Juno Ludovisi.[42] Los acrolitos sólo tenían de mármol la cabeza y el término de las extremidades, quedando el resto del cuerpo representado por un armazón de madera que podía vestirse de telas o con otros materiales. La mayor debió ser el llamado Coloso de Nerón, de bronce y con más de treinta metros de altura, que se levantaba en el atrio de la Domus Aurea. Tras la muerte del emperador, se sustituyó su rostro para evitar la identificación de Nerón con la divinidad representada (Helios). En sus proximidades se construyó el anfiteatro Flavio, denominado "Coliseo" por esta estatua.

De la dinastía Flavia se conservan estatuas imperiales, y testimonios literarios y numismáticos de una estatua ecuestre de Domiciano, que fue destruida. Habría medido 12 o 13 metros junto con su basamento. También asociada a Domiciano hay testimonios de "una estatua colosal con la cabeza de Apolo". La estatua de Vespasiano, de 30 codos, se situó junto al templo de la Paz.[38]

Entre las estatuas colosales de la dinastía Antonina destacó la desaparecida estatua ecuestre de Trajano que, junto con su pedestal, medía probablemente entre 10 y 12 metros de altura. No se conservan más que testimonios escritos y una reproducción numismática, pero se sabe que sirvió de modelo para la estatua ecuestre de Marco Aurelio, de dimensiones un tercio inferiores.[43] El programa iconográfico de Trajano, que incluyó la columna trajana, también se desarrolló a través de estatuas destinadas al culto imperial en ciudades de todo el imperio, siguiendo la práctica iniciada con los emperadores julio-claudios.[44] En cuanto al programa iconográfico de Adriano, tuvo como característica propia la divinización de su amante Antínoo, fallecido prematuramente. La Mole Adriana (hoy Castel Sant'Angelo) estaba culminada por una estatua colosal de Adriano conduciendo una cuádriga[45] (en alguna fuente se dice que por "una silla curul de una desmesurada grandeza y en proporción á aquella mole ó vasto monumento").[38] Las estatuas colosales de los baños de Sagalassos eran posiblemente de tres emperadores y sus esposas, de los que se han hallado partes de las de Marco Aurelio, Adriano y Faustina la Mayor (esposa de Antonino Pío).[46] La columna de Antonino Pío estaba coronada por una estatua de ese emperador, de quien también quedan restos de una estatua colosal.[47]

Al Bajo Imperio corresponde el Coloso de Constantino y el Coloso de Barletta[48] (450 cm, representa probablemente a Teodosio II, y fue erigida en Rávena en el año 439).

Entre las "estatuas parlantes"[49] de Roma (denominación popular de las estatuas de época romana presentes en las calles de Roma en las que tradicionalmente se consentía la fijación de "pasquines") había estatuas colosales o fragmentos de ellas, como la llamada Madama Lucrezia o el llamado Marforio.

[50]

Los fragmentos del Coloso de Constantino, procedentes de la Basílica de Majencio, exhibidos en el cortile del Palazzo dei Conservatori.

Escultura persa parta y sasánida[editar]

[53]

Escultura medieval[editar]

La escultura bizantina mantuvo la tradición imperial romana de estatuas colosales,[58] entre las que las fuentes citan la estatua colosales del emperador Justino II y de la emperatriz Sofía (565-578). La del emperador (que en algunos textos se confunde con Justiniano II) estaba situada sobre una columna en el Deuteron de Constantinopla (lugar donde consturyó su palacio) y fue destruida por el terremoto del año 866.[59] En Roma se levantó, sobre la llamada columna de Focas, que todavía se mantiene in situ, una "deslumbrante" estatua dorada del emperador bizantino Focas, que sólo se mantuvo entre el 608 y el 610.

El arte carolingio no produjo manifestaciones escultóricas de gran envergadura (la estatua ecuestre de Carlomagno es sólo una estatuilla), pero las descripciones literarias del palacio de Aquisgrán y su capilla palatina manifiestan la presencia de algunas esculturas traídas de Italia y otras que se encargó fundir en bronce, para legitimar al Imperio como una continuidad del romano: "en el vestíbulo del edificio sagrado se erigía una loba de bronce, en el atrio había una fuente con forma de piña rodeada por las personificaciones de cuatro ríos y una estatua ecuestre del rey ostrogodo Teodorico también embellecía el palacio";[60] coronándolo, se colocó un águila de bronce en actitud de vuelo.[61]

Las figuras esculpidas en las jambas de los pórticos románicos y góticos pueden alcanzar dimensiones superiores al natural, lo que permite a algunas fuentes denominarlas "esculturas colosales".[62] Por razones obvias, las figuras de San Cristobalón se representaban a gran tamaño; la del priorato de Norton,[63] de 337 cm, datada entre 1375 y 1400, se considera la mayor de la Inglaterra medieval.[64]

Escultura precolombina[editar]

La escultura olmeca se caracterizaba por las cabezas de dimensiones colosales.

Escultura oriental[editar]

Asia Central, Indostán, Indochina, China y Japón[editar]

Los Budas de Bamiyán en un grabado alemán de 1885.
Estatua colosal en Nungydeo, según un grabado inglés de 1806.

Son numerosas las estatuas colosales de Buda, algunas de ellas en posición reclinada. La mayor parte de las más grandes son contemporáneas (siglos XX y XXI). Entre las antiguas, destaca el Buda de Kamakura (Japón), el Gran Buda de Leshan (China -otras antiguas de este país son las llamadas Lashaosi Dafo y Xishan Dafo-) o los Budas de Bamiyán (Afganistán, recientente destruidos).

También hay estatuas colosales en el hinduismo y el jainismo (estatua Gommateshwara,[66] año 983, 17 m), y continúan haciéndose en la actualidad (estatua Kailashnath Mahadev, Nepal, estatua de Murugan,[67] Malasia -véanse más ejemplos en la sección de escultura contemporánea-).

Indonesia e islas del Pacífico[editar]

Megalitos de Pasemah[editar]

La meseta de Pasemah (de los pasemah, al sur de Sumatra) es la tercera región megalítica del mundo en términos cuantitativos, con 26 ubicaciones dispersas sobre una zona de 80 km². Las dataciones por carbono 14 dan una antigüedad de hasta 3600 años antes del presente.[68]

Tiki de Polinesia[editar]
Moáis de la Isla de Pascua[editar]

Los moáis de la isla de Pascua llegan a medir más de diez metros; pero alguno de los que quedaron sin terminar, abandonados en su cantera, mide más de veinte.

Escultura de la Edad Moderna[editar]

Relieves de la puerta del Palacio del Marqués de Dos Aguas (Valencia) de Hipólito Rovira e Ignacio Vergara (ca. 1740).
La Plaza de San Pedro del Vaticano está rodeada de 162 (o 140)[69] esculturas de santos, realizadas por colaboradores de Bernini, presididas por la de Jesucristo, de mano del propio Bernini, y los doce apóstoles, más San Pedro y San Pablo en un plano inferior. En el primer plano de la imagen, San Pablo, de Adamo Tadolini.[70] Las dimensiones de las figuras de los santos (unos 310 cm de altura) son la mitad de las de los apóstoles.
El Giraldillo o Coloso de la fe victoriosa, estatua de bronce de 347 cm que remata la Giralda de Sevilla (Luis de Vargas, Hernán Ruiz el Joven y Bartolomé Morel, 1568).
Estatua de San Miguel Arcángel que remata el Castel Sant'Angelo. La actual, de Peter Anton von Verschaffelt sustituyó en 1753 a la original, de Raffaello da Montelupo (1536).[71]

Las dimensiones de alguna de las esculturas del Renacimiento son colosales. Alguna de ellas no se llegó a completar, como la estatua ecuestre de Milán[72] que preparaba Leonardo da Vinci y habría tenido más de siete metros, superando a todos sus precedentes (véase Arte equino#Los condottieros y el caballo de Leonardo). Entre las más destacables esculturas colosales del Cinquecento están el David (517 cm) y el Moisés (235 cm -sentado-) de Miguel Ángel, el Perseo de Cellini (320 cm) y el Neptuno de Giambologna (335 cm).

Apponnine o Colosso dell'Appennino (14 m) de Giambologna en la Villa de Pratolino (ca. 1580).

También ocurre lo mismo con algunas de las esculturas del Barroco (Bernini[73] -San Longino,[74] de 440 cm, Estatua ecuestre de Luis XIV,[75] de casi cuatro metros) y las del Neoclasicismo (Canova -Hércules y Licas, 335 cm, Monumento fúnebre de María Cristina de Austria, de casi seis metros-).

Escultura de la Edad Contemporánea[editar]

Estatua ecuestre del duque de Wellington,[77] de 8,5 metros (la mayor estatua ecuestre hecha hasta entonces), del escultor Matthew Cotes Wyatt, 1846. Inicialmente se colocó sobre el Arco de Wellington en Londres, actualmente rematado por una cuádriga. Hay otros notables ejemplos de colosalismo en la escultura urbana en Londres.[78]
Cuádriga (5 metros) sobre la Puerta de Brandeburgo (Berlín), de Johann Gottfried Schadow, 1791.[79]
Cabeza colosal para el Monumento de Balzac (270 cm),[80] por Rodin, 1897.
Electra, símbolo de la compañía de telégrafos "Gran Norte", en Copenhague, de Stephan Sinding,[81] ca. 1893.
Inaguración del Cristo Redentor de los Andes, 1904.

1789-1918[editar]

Desde la Revolución francesa cambió el sentido político de la estatuaria monumental, que se vinculó al nacionalismo, pero se siguió utilizando el recurso al tamaño mayor que el natural; con criterios estéticos neoclásicos o románticos, siguiendo las directrices oficiales del academicismo y el historicismo.[82]

Desde comienzos del siglo XX se levantaron en distintas partes del mundo, dispuestas en eminencias orográficas, imágenes colosales de Jesucristo: Cristo Redentor de los Andes (frontera chileno-argentina, 1904, Mateo Rufino Alonso, 6 m -7 con la cruz-), Monumento al Sagrado Corazón de Jesús del Cerro de los Ángeles (1919, Madrid, Aniceto Marinas 28 m, a los que corresponden 9 de la escultura propiamente dicha), Cristo del Corcovado (Río de Janeiro, 1931, Paul Landowski y Gheorghe Leonida, 38 m); Cristo del Otero (Palencia, 1931, Victorio Macho, 21 m.) o de la Virgen: Monumento a la Virgen de la Paz (Trujillo, 1983, Manuel de la Fuente, 46,72 m), Inmaculada Concepcion de Chignahuapan (interior de la basílica del mismo nombre, José Luis Silva, 1972, 14 m),[102] monumento a la Virgen Candelaria (Oruro, 2013, Jorge Azeñas, 45 m), monumento a la Virgen de Guadalupe (Cerro del Tabacal, Xicotepec de Juárez, 20 m[103] -hay otro en Ecatepec, 16 m-[104] ), proyecto de monumento a la Virgen de la Antigua (Panamá, aplazado desde la conmemoración del quinto centenario en 2013).[105]

Estatuas colosales del Stadio dei Marmi ("estadio de los mármoles") de la Accademia fascista maschile di educazione fisica ("Academia fascista masculina de educación física") en el Foro Italico o Foro Mussolinni, 1928-1932, proyectado por Enrico Del Debbio.[106]
Erección de la estatua de Lincoln[107] de Daniel Chester French en el interior del Lincoln Memorial, 1920. Su altura es de 30 pies (9,1 m) de los que 19 pies (5,8 m) corresponden a la figura sentada. Es frecuente el recurso a la escultura colosal en los numerosos memorials y otros ejemplos de escultura urbana en la ciudad de Washington,[108] especialmente en el National Mall (Monumento a Jefferson, un tholos que acoge una estatua de 6 m (Rudolph Evans, 1947).[109] También es notable la escultura urbana en la ciudad de Nueva York.[110]
Estatua colosal del monumento a José Martí en La Habana, 1943-1959, Juan José Sicre (18 m).[111]
Monumento a Ramos de Azevedo,[112] Galileo Emendabili (1934), São Paulo. Altura total, 23,7 m.

1918-1989[editar]

En el periodo que va de la posguerra de la I Guerra Mundial[113] a la caída del muro de Berlín; desde el periodo de entreguerras, la estatuaria colosal fue uno de los instrumentos expresivos más utilizados para el denominado "Realismo heroico", arte oficial[114] de los regímenes nazi, fascista y soviético,[115] paradójicamente convergentes en su estética. En las democracias populares se desarrolló un verdadero "culto a la personalidad": estatuas de Lenin,[116] (la mayor de las estatuas de Lenin es la del canal del Volga en Volgogrado, 1952-1969, que inicialmente iba a representar a Stalin y cambió de titular como consecuencia de la desestalinización -la ciudad se denominaba hasta entonces Stalingrado-),[117] estatuas de Mao[118] (Mao Zedong). No obstante, el colosalismo escultórico no estuvo ausente de los programas iconográficos de países con sistemas políticos opuestos, como es el caso de Estados Unidos, donde se realizó el proyecto de tallar los rostros de cuatro presidentes en el Monte Rushmore (1927-1941).

Maestros de la escultura contemporánea, como Henry Moore (parte de cuya producción consiste en obras que, en su aspecto figurativo, han de considerarse como esculturas colosales), reflexionan explícitamente sobre el concepto de la escala y el tamaño.[126] Reflexiones semejantes, desde planteamientos artísticos muy diferentes, hizo en sus últimos años el pintor Salvador Dalí (Dolmen de Dalí, Madrid, 1986, concebido como un monumento a la ciencia y la técnica e incluye una gran figura masculina que representa a Newton ante un dolmen de 13,3 m).

Una de las dos esculturas colosales denominadas Día y Noche (3 metros), de Antonio López García, en la Estación de Atocha (Madrid), 2008.[129] Entre las numerosas esculturas colosales de Madrid destacan, además dos retratos ecuestres del siglo XVII (Felipe III y Felipe IV) y dos fuentes monumentales del siglo XVIII (Cibeles y Neptuno), ya en Edad Contemporánea, las del Parque del Retiro, el eje Prado-Castellana y las que coronan edificios de la calle de Alcalá y la Gran Vía;[130] algunos de ellos iconos publicitarios, como el Fénix del Edificio La Unión y el Fénix Español (que sólo es una de las muchas esculturas colosales con las que se promocionaban los edificios de esa empresa).[131] Un impacto mucho mayor alcanzó un icono bidimensional de la publicidad española: el toro de Osborne (14 m).

Finales del siglo XX y siglo XXI[editar]

Entre los escultores de los últimos años caracterizados por su opción por el colosalismo están Fernando Botero, Antonio López García, Jorge Jiménez Deredia,[132] Zurab Tsereteli (estatua de Pedro el Grande, San Petersburgo, 1997, 98 m,[133] Nacimiento del Nuevo Mundo, Puerto Rico),[134] Igor Mitoraj (Coloso de Mitoraj o Coloso de La Défense,[135] París, 2001 -forma parte de un grupo de cuatro esculturas colosales: Icare, Ikaria, Tindaro y Le Grand Toscano-),[136] Marco Cianfanelli (Monumento a Nelson Mandela, Natal Midlands, Sudáfrica, 2012, de láminas de acero cortado a laser y pintado, que reproducen el rostro desde un determinado punto de vista; 5,19 m de anchura, 9,48 m de altura, 20,8 m de longitud)[127] o Tamar Kvesitadze (Sekhvarulis Kandakaeba o "estatua del amor", escultura móvil de 7 m -Batumi, Georgia-, que representa la historia de amor imposible de un musulmán y una cristiana reflejada en un clásico de la literatura georgiana -Ali y Nino, de Kurban Said-).[137]

Por otro lado, con diversos criterios estéticos, se ha continuado la tradición de levantar estatuas colosales con propósitos ideológicos o religiosos (tanto del cristianismo como de las religiones orientales), cuyas dimensiones son objeto de emulación competitiva.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Online Etymology Dictionary
  2. Real Academia Española (2014). «coloso». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. 
  3. en:Sam'al
  4. Hebermann, fuente citada en en:Tavium
  5. Arqueólogos desentierran una colosal escultura humana en Turquía - Creen que llegó a medir 4 metros y que formaba parte de la puerta de entrada a un reino 1.000 años antes de Cristo, ABC,31/07/2012
  6. Ficha en el Louvre
  7. fr:Colosses de Ramsès II
  8. en:Younger Memnon
  9. en:Colossal quartzite statue of Amenhotep III
  10. en:Colossal Statues of Akhenaten at East Karnak
  11. Estatua colosal de la reina Tuya - ficha en la web de los Museos Vaticanos. Colossal statue of Mentuhotep II - ficha en la web del Met
  12. Ficha en el Louvre
  13. fr:Département des Antiquités égyptiennes du musée du Louvre
  14. Ficha en el Louvre
  15. Ficha en la web del Louvre
  16. en:Gate of All Nations
  17. León colosal, guardián de la entrada de templo de Ishtar, Nimrud -Kalhu-, neo-asirio, ca. 883-859 a. C. Ficha en la web del British
  18. Himmelmann, fuente citada en de:Thermenherrscher. Compárese también con el llamado Atleta de Fano o Joven victorioso, de 151 cm de altura, faltándole la parte inferior de las piernas -it:Atleta di Fano-.
  19. Categoría en Commons
  20. Gruben, fuente citada en de:Kouros von Flerio
  21. Gruben, fuente citada en de:Kouros von Apollonas
  22. Kyrieleis, fuente citada en en:Kouros of Samos
  23. Richter, fuente citada en it:Kouros del Sunio
  24. Museo archeologico nazionale di Napoli, fuente citada en it:Gruppo dei Tirannicidi
  25. Minerva Ingres (260 cm sin cabeza), Louvre: Cette statue colossale compte parmi une série nombreuse de répliques romaines inspirées des créations du sculpteur athénien Phidias (actif entre 460 et 435 avant J.-C.). Le type statuaire, qui dérive de celui de l'Athéna Parthénos, reproduirait l'Athéna Promachos en bronze de l'Acropole d'Athènes ou l'Athéna Areia de Platées. La technique des pièces rapportées adoptée par le copiste afin, probablement, d'imiter la technique acrolithe de l'original, conforte volontiers cette dernière hypothèse. Palas de Veletri (305 cm), Louvre: Cette statue colossale d'Athéna, trouvée à Velletri au XVIIIe siècle, reproduit une effigie de bronze, disparue, dont des répliques romaines et des fragments de moulages antiques découverts à Baïes près de Naples gardent le souvenir. Créé vers 430 avant J.-C., l'original est généralement attribué à Crésilas : le sculpteur crétois est l'auteur d'un portrait de Périclès dont une copie, conservée au British Museum, présente un visage ovale et une acuité des traits identiques à ceux de la déesse.
  26. Miguel Ángel Elvira: Leócares y Briaxis tras el Mausoleo en Artehistoria: "... de él [Briaxis] se citan estatuas colosales en Rodas, un gran Apolo en Dafne (junto a Antioquía), un retrato de bronce de Seleuco Nicátor, rey de Siria, y otras obras más, que acreditan una actividad profusa. Lo que ocurre es que, por desgracia, ninguna copia ha podido ser identificada hasta hoy. Incluso su escultura más famosa, la imagen de culto que será adorada como Serapis en Alejandría, se halla sujeta a discusión: frente a la teoría tradicional, que quería reconstruirla a través de las múltiples representaciones romanas del dios, con bucles verticales cayendo sobre la frente, parece que debe adoptarse un criterio distinto: el Serapis romano no es el elaborado por Briaxis, pues éste se hallaba más cerca de los Asclepios u otros dioses barbados de su época: el llamado Asclepio de Alejandría es quizá el mejor candidato a la identificación, y nos daría una obra de estética grandiosa, pero suave a la vez, casi más cercana a Praxíteles que a Escopas."
  27. Copias encargadas por Velázquez, expuestas en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.
  28. en:Ludovisi Ares. Ficha en Artehistoria
  29. Ficha en la web del British
  30. en:Lyon of Knidos
  31. Comentario en homines.com
  32. Véase iconografía de Alejandro y arte equino
  33. Ficha en la web de los Museos Capitolinos.
  34. Winckelmann, fuente citada en it:Antinoo Mondragone
  35. Naturalis historia, 73, citado en Giovanni Battista Piranesi, De la magnificencia y arquitectura de los romanos, y otros escritos, pg. 95
  36. a b c Bastús, op. cit.
  37. Ficha en Artehistoria. Ficha en el Museo Arqueológico de Sevilla. Ficha en el Mercati di Traiano -siete fragmentos-. Estatua colosal de Augusto en el teatro de Arlés (310 cm, aunque le faltan parte de las piernas).
  38. Ninón Guzmán, Reposicionamiento de la imagen de Augusto a través de las monedas, 2006.
  39. Erhart, fuente citada en en:Juno Ludovisi
  40. Festa, fuente citada en it:Statua equestre di Traiano
  41. Lawrence Richardson, Jr., Mausoleum Hadriani, A New Topographical Dictionary of Ancient Rome, JHU, 1992, ISBN 0-8018-4300-6, fuente citada en it:Castel Sant'Angelo
  42. Hallan en Turquía una estatua colosal del emperador romano Marco Aurelio, ABC, 26-08-2008; In pictures: Giant Roman statues Sagalassos Archaeological Research Project, BBC 26-08-2008.
  43. *John Henry Middleton, XIII - Column of Antoninus, en Ancient Rome in 1885, 1885: "On the summit of the column [Columna de Antonino Pío -it:Colonna di Antonino Pio-] stood a colossal statue of Antoninus in gilt bronze."
    • Mariano Vasi, A new Picture of Rome, and its Environs, in the form of an Itinerary, pg. 438-439: "Museo Chiaramonti - The reigning pontiff Pius VII... has formed this superb museum, and it completes the one called Pio Clementino, to which it joins. ... a large collection of statues... Opposite the iron door, between two Augustus' sacrificing, is a capital colossal statue of Antoninus Pius."
    • Barbara Burrell, Neokoroi: Greek Cities and Roman Emperors, 2004, pg. 104-106: "Fragments from the statue of Antoninus Piius indicate that he (or another of the male colossi) was about four times life size, nude, and seated. His head, turned strongly to his left, was diademed with a plain fillet, and he likely held a sceptre or spear in his left hand. The pose and attributes are those of Zeus, wich recalls the fact already mentioned, that Antoninus was called by the epithet Olyimpios at Sardis. ... As on the colossal portrait of Titus from Ephesos, the mouth is slightly open, conveying the ideal of an inspired ruler; that and the turn of heas produced a dynamic effect. ... This idiosyncratic portrait does not correspond exactly with any one portrait type of any Antonine or Severan emperor. Still, the colossus of Antoninus Pius shows that idiosyncratic likenesses conforming to no exact type should be no surprise here. The physiognomy is quite dissimilar to Marcus Aurelius'mature portraits, in which an abundant moustache (like that of his reidentified Sardian colossus) always covers the upper lip."
  44. it:Colosso di Barletta
  45. it:Statue parlanti di Roma
  46. Fichas en la web de los Museos Capitolinos:Estatua colosal restaurada como Oceano: “Marforio”, Estatua colosal de Roma residente: "Roma Cesi", Estatua colosal de Veiove, Cabeza colosal de Constancio II o Constante, Estatua colosal de Hércules, restaurado como matador de la Idra de Lerna, Area sacra di Largo Argentina - Statua colossale di divinità femminile: testa, piedi, braccio destro.

    Fichas en la web del Louvre: Augusto (207 cm), Cabeza de Julia Domna, esposa de Séptimo Severo (62 cm), Cabeza de Séptimo Severo (66 cm), Cabeza de Adriano (43 cm).

    Fichas en la web del British: Fragmento de estatua colosal (pie), procedente de Nápoles, siglo I o II

  47. "One could also view the two shining white cylinders as simply a monumental base for the statue of Augustus, whose proportions must have been colossal, to match those of the Mausoleum. That such colossal statues of Octavian did in fact exist in Rome at this time is attested by a head about 1.3 meters high, in the Cortile della Pigna of the Vatican. In spite of the baroque restoration of many locs of hair, it is clear that the head belons to Augustus's earliest portrait type, and the sharp and bony features of the youthful portraits are unmistakable. Since the head must have belonged to another statue, not the one on the Mausoleum, it is further evidence for the unprecedented claims Octavian was making for himself at this time." (Paul Zanker, The Power of Images in the Age of Augustus, pg. 76).
  48. Datos
  49. Rostovtzeff, fuente citada en en:Parthian art. Erdmann, fuente citada en en:Sasanian art
  50. fr:Statue d'un prince parthe. en:Statue, National Museum of Iran 2401
  51. en:Colossal Statue of Shapur I
  52. en:Sarab-e Bahram
  53. en:Taq-e Bostan
  54. Last Statues of Antiquity (base de datos), Oxford.
  55. Simon Malmberg, Triumphal Arches and Gates of Piety... en Using Images in Late Antiquity, pg. 171.
  56. Enrico Castelnuovo, Arte e historia en la Edad Media I: Tiempo, espacio, instituciones, pg. 602 Jorge García, Breve historia de la arqueología, pg. 31
  57. Ricario de Reims, citado por Richer, Histoire de France, pg. 89.
  58. Gotoarte
  59. Web oficial, fuente citada en en:Norton Priory. en:Statue of St Christopher, Norton Priory
  60. Statue of saint tops treasure charts, en Echo, 8 de mayo de 2013.
  61. Así calificada en Orígenes de la museología mexicana.
  62. Zimmer, fuente citada en en:Gommateshwara statue
  63. Murugan.org, fuente citada en en:Lord Murugan Statue
  64. Hoop, fuente citada en fr:Plateau de Pasemah y fr:Pasemah
  65. stpeterbasilica.info
  66. it:Adamo Tadolini
  67. Magnano, fuente citada en it:Cavallo di Leonardo
  68. en:List of works by Gian Lorenzo Bernini
  69. en:Saint Longinus (Bernini)
  70. fr:Statue équestre de Louis XIV sous les traits de Marcus Curtius
  71. Leydi, fuente citada en it:Casa degli Omenoni
  72. en:Equestrian statue of the Duke of Wellington, Aldershot
  73. en:Category:Outdoor sculptures in London - en:Category:Outdoor sculptures in the United Kingdom
  74. fr:Monument à Balzac (Rodin)
  75. en:Stephan Sinding
  76. Eric J. Hobsbawn y Terence Ranger -en:Terence Ranger-, The invention of tradition, 1983 -en:Invented tradition-. Del mismo Hobsbawn, su serie The Age of Revolution, The Age of Capital, The Age of Empire. Virginia Tovar, La escultura en Alemania 1789-1848, en Artehistoria
  77. fr:Claude Dejoux
  78. fr:Liste des œuvres publiques de Paris
  79. Correspondance de Napoléon Ier, t. 20, París, 1866, pg. 197; fuente citada en fr:Éléphant de la Bastille#Un dessein napoléonien-
  80. Iconografía de Napoleón. Masson, fuente citada en fr:Iconographie de Napoléon Ier
  81. Mirror, op. cit., pg. 389.
  82. de:Liste der Beethoven-Denkmäler
  83. fr:Le Génie du Mal
  84. de:Ernst von Bandel
  85. Web oficial del gobierno francés.
  86. Base Merimée, fuente citada en fr:Statue équestre de Jeanne d'Arc (place des Pyramides). Véanse otras esculturas de Juana de Arco durante el Segundo Imperio
  87. Treccani, fuente citada en it:Enrico Chiaradia
  88. en:William Penn (Calder)
  89. e-tlaxcala.mx.
  90. puebla.travel
  91. El Universal.
  92. Gaudium Press, 15-08-2012, El Siglo, 4 de abril de 2016
  93. a b it:Stadio dei Marmi - it:Enrico Del Debbio
  94. en:Abraham Lincoln (1920 statue)
  95. en:Outdoor sculpture in Washington, D.C.
  96. en:Outdoor sculpture in New York City
  97. Monumento a Antonio Maceo (16 m), de Alberto Lescay Merencio, en la Plaza de la Revolución de Santiago de Cuba (1991) -ecured-.
  98. Fabris, fuente citada en pt:Monumento a Ramos de Azevedo
  99. Marks, fuente citada en en:Aftermath of World War I
  100. Thoms, fuente citada en fr:Art officiel
  101. en:List of statues of Vladimir Lenin
  102. Министерство культуры РФ., fuente citada en ru:Памятник Ленину у входа в Волго-Донской канал
  103. en:Mao Zedong Statue (Chengdu)en:Mao Zedong Statue (Fuzhou)

    Una estatua gigante para Mao - Una efigie dorada de 37 metros en una zona rural china, El País, 5 de enero de 2016: "Una gigantesca estatua dorada que representa al “Gran Timonel” sentado en actitud de reposo está recibiendo estos días los últimos toques en lo que hasta ahora había sido tierra de cultivo en el condado rural de Tongxu, en la provincia de Henan. La imagen, de 37 metros de altura —apenas nueve menos que la estatua de la Libertad en Nueva York— ha costado tres millones de yuanes (unos 423.000 euros) y ha sido sufragada principalmente por empresarios de la región, aunque los habitantes del pueblo también han participado, según el Diario del Pueblo. La construcción de la efigie, fabricada con acero y cemento, ha durado nueve meses." La estatua gigante de Mao es derribada por carecer de “permiso”, El País, 8 de enero de 2016. China levanta en Tíbet la mayor estatua en tributo a Mao: "en el centro de la ciudad tibetana de Gonggar, a cien kilómetros al sur de la capital de la región autónoma de China, informa la agencia oficial Xinhua. ... El monumento es el de mayor tamaño en toda China en tributo a Mao. Mide 7 metros de altura y descansa bajo un pedestal de otros 5 metros. Pesa 35 toneladas y está preparado para resistir los embates de cualquier fenómeno de la naturaleza, desde un terremoto hasta una tormenta de rayos. "Para proteger la estatua, hemos añadido un pararrayos y reforzado la base, para que el presidente Mao pueda resistir terremotos de hasta 5,5 en la escala Richter", ha explicado un responsable del Partido Comunista en la zona. La estatua llegó a Gonggar hace un mes procedente de la provincia de Hunan, pero sólo hoy han empezado los obreros a erigirla en su plaza de Shangcha. "Tiene un gran significado porque se trata de la primera estatua de Mao Zedong en el Tíbet", ha declarado un funcionario del gobierno del distrito de Gonggar."" (posibles imágenes [1][2][3]).

  104. Roberchi, fuente ciada en it:Bigio. Lizzy Davies, Row over fascist-era statue reveals schism in how Italians deal with past - Brescia's rightwing mayor wants to reinstate a marble figure praised by Mussolini, because it is art. But he faces opposition from those who believe it represents something best forgotten, The Guardian, 5 de abril de 2013.
  105. Bonaretti, fuente citada en it:Arturo Dazzi
  106. Newsbg, fuente citada en en:Alyosha Monument, Plovdiv
  107. También en Tiflis se ha erigido recientemente el Monumento a la Libertad (35 m, coronado por un San Jorge a caballo de 5,6 m).
  108. en:Alyosha Monument, Murmansk
  109. Дина Леонидова, fuente citada en ru:Памятник Суворову (Тирасполь), ro:Statuia generalului Aleksandr Suvorov din Tiraspol
  110. Rachel Wells, Scale at Any Size: Henry Moore and Scaling Up

    Yet, according to Moore, when holding a maquette in this way, he was ‘seeing and feeling it as life-size’: ‘in my mind there’s never any change of scale at all’. The difference in scale between hand-held object and towering final sculpture is denied, and equally the difference in scale between small maquette and sculptor’s hands is overlooked. This paradoxical holding of the life-size within his hands is indicative of an apparent contradiction within Moore’s approach to the issue of scale. On the one hand, there is Moore’s persistent use of enlargement, which from the late 1960s was often achieved through the use of polystyrene models. On the other, there is the declaration from Moore that to him as sculptor, no change of scale occurred between a hand-held model and its colossal counterpart.2 Scale was paradoxically the same at any size. This essay will propose that there are several explanations for this apparent contradiction – explanations that reveal much about Moore’s attitude to scale, artistic vision, distance, and the socio-historical conditions in which he worked.



  111. a b Web del autor. Blog sobre el autor.
  112. en:Mansudae Art Studio
  113. La Estación de Atocha tiene ya dos esculturas del pintor Antonio López, El Mundo, 02/07/2008.
  114. Antiguos edificios coronados por el grupo escultórico de esta Compañía.
  115. Exhibirán la escultura colosal de Jiménez Deredia en espacios públicos de la Ciudad - Del 27 de noviembre de 2015 al 31 de marzo de 2016, las esculturas serán exhibidas en la explanada del Palacio de Bellas Artes, en Avenida Paseo de la Reforma, en la Alameda Central y en la Plaza de la República
  116. Goldsmith, fuente citada en en:Peter the Great Statue
  117. en:Birth of the New World- THE WEST’S BIGGEST STATUE: A TALL TALE - How a monstrous monument that nobody wanted finally found a home in Puerto Rico
  118. fr:Colosse (Mitoraj)
  119. Igor Mitoraj a la Défense
  120. Love Story And The Motion Statue These statues pass through each other daily, telling a tragic love story - Figures represent a Muslim boy and a Christian girl.en:Ali and Nino - en:Kurban Said.
  121. Levin, fuente citada en en:Genghis Khan Equestrian Statue
  122. Ficha en The Sculptors Society.
  123. Grzelczyk, fuente citada en en:Kim dynasty (North Korea)
  124. Sangave, fuente citada en en:Statue of Ahimsa
  125. a b c Vincze Miklós, These Mega-Sculptures Are the Biggest in the World
  126. Khiterer, fuente citada en en:Gigantomania
  127. en:List of colossal sculpture in situ
  128. en:List of largest monoliths in the world
  129. en:List of ancient Greek and Roman monoliths
  130. Schapiro, fuente citada en en:Monumental sculpture
  131. Dyer, fuente citada en en:Colossal Baroque

Enlaces externos[editar]

  • Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Coloso. Commons
  • Britannica
  • Museo Origini
  • Monumento a Caballo Loco (en construcción)
  • Statue of Unity
  • Rechazo cristiano a la estatua satánica inaugurada en la mayor celebración de culto al diablo - Adoradores de Belcebú festejaron la colosal escultura en Detroit ante una concentración para exigir que sea destruida, ABC, 28/07/2015: ... una estatua de bronce colosal de Baphomet, de casi tres metros de alto y una tonelada de peso, que se ha convertido en el tótem del satanismo contemporáneo
  • Laurentius Theodorus Gronovius, Marmorea basis Colossi Tiberio Caesari erecti ob civitates Asiae restitutas post horrendos terrae tremores. Cuius Colossi fides a Jo. Meursio oppugnata defenditur, tantum non oculis exhibetur & venusta proponitur. Tempus, numerus & nomina civitatium restitutarum, 1720.
  • Encyclopaedia Universalis, Le colossal en architecture et en art (Les Dossiers d'Universalis), 2014: La racine indo-européenne kol désigne, selon les linguistes, un élément fiché en terre, dressé comme un pilier. Le mot grec kolossos est employé par Hérodote pour désigner les statues égyptiennes, debout ou assises, les jambes serrées, les bras le long du corps et donc plus ou moins assimilables à des piliers par leur silhouette semblable à celle d'une momie. Il désigne aussi les statues confectionnées pour remplacer un défunt... pour marquer le seuil d'une demeure... ou pour garantir l'alliance entre une colonie et la cité mère. Composante fondamentale de l'imagination humaine, le colossal fascine et repousse à la fois. Il exprime tour à tour l’ambition poussée jusqu’à la mégalomanie de l'artiste et celle des empires ou des régimes, souvent totalitaires, qui utilisent ses services. Hors des normes, il exalte l'individu et l'opprime d’un même mouvement. ... des alignements de Carnac à la Grande Muraille de Chine en passant par Saint-Pierre de Rome et l’île de Pâques.
  • Virginia Bush, The colossal sculpture of the cinquecento, 1976
  • George Hersey, The Monumental Impulse: Architecture's Biological Roots, pg. 104: "Territorial Colossi - ... the notion of buildings as huge organisms. A creature-shaped building would be an extended phenotype. ... European modernism can also conceptualize buildings this way. The German architect Frei Otto is as biological as Gaudí, or more so."
  • John Britton y John Le Keux, Voz Colossus en A Dictionary of the Architecture and Archaeology of the Middle Ages, 1838, pg. 89: "The formation of large statues was common amongst different nations of antiquity. The Chinese and other Asiatics, the Egyptians, and the Greeks, have been celebrated for works of this class. The Cavern Temples of India, the ruins of Egypt, of Athens, and of Rome, afford numerous specimens of gigantic statues. Many colossal figures, and fragments of colossi, have been found by travellers in different parts of Egpyt, and some of the latter have been removed to England. Among the most interesting of these, may be mentioned the bust now in the British Museum, which has benn denominated the Head of the younger Memnon. That of the Apollo, called the Colossus of Rhodes, the work of Chares, a disciple of Lysippus, was esteemed one of the seven wonders of the world. It was 105 feet in height. The colossal statues of Phidias, according to the testimony of Pausanias, Cicero, Pliny, and other classical writers, were among the most noble works of ancient art. The Colossus of Tarentum, by Lysippus, is also recorded as a performance of exceeding beauty. The Roman colossi were scarcely inferior to those of Greece: the bronze Colossus of Apollo, erected by Augustus, the Jupiter of Leontium, in Sicily, the Jupiter Capitolinus, the Farnese Hercules, the Flora of the Belvidere, the magnificent Dioscuri on the Monte Cavallo, the statue of Alexander the Great, in the Colonna Palace, and the Colossus of Antoninus, may be enumerated among the finest specimens of ancient sculpture."
  • The Mirror of Literature, Amusement, and Instruction, 1825, vol. 5, pg. 390: "[Augustus] also placed a fine bronze colossus of Apollo in the temple of that god, which he built near his own palace. ... There have been dug up among the ruins of ancient Rome a colossal statue of the city of Rome, which was reckoned among the tutelary divinities of the empire. ... Rome possesses several other colossi of admirable workmanship, as the colossal statue of Alexander the Great in the Colonna palace; the rare Colossus of Antoninus, in the Palazzi Vitelleschi;[1] the celebrated statue of the Nile; the four statues that surround the splendid fountain and obelisk of the Piazza Navona, the admired work of Bernini... the statue of Jupiter, in the gardens of the Palazzo Doria at Genoa,[2] and other colossal statues of less consequence. The bronze colossus, copied from one of the Monte Cavallo statues, in Hyde Park, London; and a few, but little larger than life, of the size that may be termed heroic rather than colossal, such as decorate some of our public buildings and commemorative columnes, as those on St. Paul cathedral, Lord Hill's column in Shrewsbury,[3] the Britannia on the Nelson column at Yarmouth, the Duke of Bedford in Russell square,[4] Charles Fox in Bloomsbury square,[5] etc. ... The four colossal statues at Paris, which are in front of the façade of the palace of the Corps Legislatif [Palais Bourbon], are in good taste, and show great boldness and freedom in the execution. They represent the four greatest legislatures of France -Sully, Colbert, L`Hopital, and D'Aguesseau:[6] they are in their proper costume and seated. Canova's Perseus[7] is also much larger than life, and although a very fine work, belongs rather to the heroic than the colossal."
  • Joaquín Bastús i Carrera, Voz Coloso, en Diccionario histórico enciclopédico, 1829, pgs 11-12: "Los pueblos antiguos de Asia y los egipcios tuvieron un gusto particular para los edificios y estatuas colosales, ó de dimensiones gigantescas. Las pagodas de la China, de la India y del Japón están llenas de ídolos colosales. La Grecia poseyó igualmente muchos colosos, entre los cuales el de Rodas fue el más célebre. Fidias hizo varias estatuas colosales; y la de Júpiter y Minerva son muy conocidas. Un Artista había propuesto á Alejandro el cortar el monte Athos y hacer de él una estatua de este conquistador, que hubiese tenido una ciudad en cada mano. El hermoso coloso de Tarento, de 40 codos de elevación, era obra de Lysipo. Las estatuas colosales estuvieron en uso en Italia antes que los romanos se apoderasen de los monumentos de los pueblos que iban venciendo. El Júpiter de los leontinos tenía siete codos de elevación, y cincuenta pies el Apolo de madera transportado de Etruria y colocado en la biblioteca de Augusto. El primer monumento de esta naturaleza que se fabricó en Roma fue la estatua de Apolo, que Sp. Carvilius colocó en el Capitolio después de su victoria sobre los samnitas; y luego vio Roma aumentarse considerablemente el número de los colosos. Se contaban cinco célebres, á saber: dos de Apolo, dos de Júpiter, y uno del Sol. El orgullo y la ambición de los emperadores miraron bien pronto el tamaño colosal como uno de los atributos de su poder. Nerón quiso tener una estatua que sobrepujase á todas las otras en elevación; y este coloso, según la opinión común, dio el nombre al anfiteatro.... Domiciano ambicionó también una estatua colosal con la cabeza de Apolo. Cerca del templo de la Paz se elevó la de Vespasiano, de 30 codos de elevación. Sobre la tumba de Adriano, hoy día llamado el Castillo san Ángel, se colocó una silla curul de una desmesurada grandeza y en proporción á aquella mole ó vasto monumento. Alejandro Severo erigió muchos colosos en Roma, de los que quedan algunos fragmentos de dedos y otros miembros mutilados, que se ven con admiración en el Capitolio. Galiano quiso superar á sus predecesores, pero no pudo practicarse su idea por ser demasiado grandiosa. Nicéforo habla de una estatua ecuestre que se veía en Constantinopla en el vestíbulo de la basílica de santa Sofia , de dimensiones colosales, la cual se creía que representaba el emperador Justiniano. En los siglos modernos se han abandonado casi del todo las figuras colosales: no obstante, podemos citar las que adornan la basílica de san Pedro en Roma, y las figuras ecuestres que algunas naciones han erigido á sus reyes."
  • Memoirs of the American Academy in Rome, Volumen 46, pg. 108: "The Late Classical period marked a renewed interest in sculpture executed on a colossal scale, owing primarlily to the efforts of Lysippus and his school. In a sense, the tradition of Graeco-Roman colossi harks back to this era, and as seen previously in Zenodorus's casting techniques and units of measurement, this period like-wise inspired the artist's style."


  1. El Palazzo Vitelleschi -it:Palazzo Vitelleschi-se encuentra en Tarquinia, y contiene estatuas etruscas desde 1924. Probablemente se refiere al Palazzo Verospi Vitelleschi -it:Palazzo Verospi Vitelleschi-. Ninguno de esos palacios aparece en otras fuentes asociado a una estatua de Antonino Pío.
  2. Posiblemente se refiere a la fuente de los delfines con la estatua del tritón, que decora los jardines de la Villa del Principe -it:Villa del Principe-
  3. Web oficial de la Assemblee Nationale: "Maximilien de Sully par Pierre Nicolas Beauvallet; Michel de L'Hospital par Louis Pierre Deseine; Henri-François d'Aguesseau par Jean-Joseph Foucou; Jean-Baptiste Colbert par Jacques-Edme Dumont. ... De part et d'autre des marches, en avant de la façade, sont placées Athéna et Thémis, représentant la législation et la prudence. Athéna est l'oeuvre de Philippe-Laurent Roland (1746-1816), copiée de la Minerve Giustiniani du musée du Vatican. Thémis, sculptée par Jean-Antoine Houdon (1741-1828), portant de la main gauche une balance, personnifie la justice et l'ordre public."