Policleto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Policleto
Doryphoros MAN Napoli Inv6011-2.jpg
Copia romana del Doríforo («portador de una lanza») de Policleto, conservada en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles.
Información personal
Nacimiento 480 a.C.
Argos
Fallecimiento 420 a.C.
Nacionalidad Antigua Grecia
Información profesional
Área Escultura
Obras notables Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Policleto (en griego Πολύκλειτος), llamado «el Viejo» para diferenciarlo de Policleto el Joven, fue un escultor griego en bronce del siglo V a. C. nacido en Argos o Sición. Junto con los famosos Fidias, Mirón y Cresilas, es el más importante escultor de la Antigüedad clásica. El catálogo del siglo IV atribuido a JenócratesCatálogo jenocrático»), que fue la guía de Plinio en materia de arte, colocó a Policleto entre Fidias y Mirón.[1] Policleto fue famoso sobre todo por sus estatuas de dioses y atletas realizadas en bronce, aparte de la enorme estatua de la diosa Hera, destinada al culto en el Hereo de Argos. Una de sus esculturas más destacadas es el Doríforo.

Estilo[editar]

Policleto tuvo por maestro a Agéladas de Argos.[2] Junto con Fidias, fue el más destacado escultor griego del periodo clásico. Aunque ninguna de sus obras originales sobrevive, las fuentes literarias que identifican copias en mármol romanas de su obra permiten reconstruir cómo eran.

Un elemento esencial de su estilo es el uso de una postura dinámica y equilibrada conocida como contrapposto, generada a través de la inclinación de los hombros y la parte superior del torso de manera que los ejes de los hombros y las caderas no sean paralelos. Esto provoca que el peso del cuerpo se apoye sobre una única pierna mientras la otra queda relajada.

Escribió un tratado teórico, llamado Canon, del que solo se han conservado breves fragmentos por lo que se desconoce gran parte de su contenido pero los pasajes conservados se considera que el tratado daba una definición de belleza y la relacionaba con exactitud y proporción. Se ha deducido que esta proporción se lograba a través del uso de una serie de razones aritméticas que relacionaban armónicamente las partes de la obra unas con otras y cada una de ellas con el conjunto total, lo que se conoce con el concepto de symmetría. Junto al tratado, también formaba parte del Canon de Policleto una de sus esculturas: el Doríforo.[3] [4] [5] El refinado detalle de los modelos de Policleto para fundición realizados en arcilla es revelado en una famosa cita repetida en las Moralia de Plutarco: «La obra es más difícil cuando la arcilla está bajo la uña».[6]

A causa de la ausencia de datos concretos en las fuentes antiguas sobre la teoría que se desarrollaba en el Canon, se han estudiado las copias romanas existentes del Doríforo, pero no existe seguridad de que esas copias romanas se hayan realizado respetando la misma escala que tenía el original.[7]

Policleto y Fidias fueron la primera generación de escultores griegos que tuvieron una escuela de seguidores. La escuela de Policleto duró al menos tres generaciones, pero parece haber estado activa, sobre todo, a finales de los años 300 a. C. y 200 a. C. Los escritores romanos Plinio y Pausanias dieron los nombres de alrededor de veinte escultores de la escuela de Policleto. Escopas y Lisipo son los sucesores más conocidos de Policleto.

Otro escultor de su mismo nombre, con el que quizá tuviera alguna relación de parentesco, se denomina Policleto el Joven y trabajó a fines del siglo V o principios del IV a. C. Aunque era un escultor de atletas, su mayor fama la ganó como arquitecto. Diseñó el gran Teatro de Epidauro.

Obras[editar]

En la Antigüedad se atribuyeron a Policleto numerosas obras, aunque algunas de ellas podrían haber sido realizadas por Policleto el Joven. En todo caso, las obras originales de Policleto no se han conservado, aunque algunas de ellas se han relacionado con copias de época romana. Por otra parte, en Olimpia se conservan pedestales con su nombre.

Doríforo

Su obra más célebre es un famoso desnudo masculino en bronce, conocido como el Doríforo o portador de una lanza, que fue realizado en torno a 450-440 a. C. y sobrevive en forma de numerosas copias romanas. Se trata de la escultura a la que, según la interpretación tradicional, se conoció como el «canon» de Policleto.[2]

Diadumeno

Se cree que el Diadumeno fue realizado por Policleto en algún momento de la década del 440-430 a. C. Según Plinio, representaba a un atleta poniéndose la diadema del triunfo, pero algunos historiadores modernos creen que en realidad se trataba de una representación del dios Apolo.[2] [8]

Hera de Argos

Hacia el año 423 a. C., hizo una colosal estatua de la diosa Hera, para sustituir una antigua imagen de la diosa en el Hereo de Argos.[9] Era una estatua criselefantina que representaba a la diosa sentada en un trono, con una corona sobre la que estaban las Horas y las Cárites. En una mano tenía una granada y en la otra un cetro, sobre el que había representado un cuco.[10]

Otras obras
Amazona tipo Mattei
Amazona tipo Sciarra
Amazona tipo Capitolino
Existen varios tipos de representaciones de amazonas heridas que se conocen a través de estatuas romanas. La Amazona tipo Mattei se considera que copia la de Fidias pero existe controversia acerca de cual de los otros dos tipos (Sciarra o Capitolino) copia la Amazona de Policleto y cual copia la de Cresilas.[11]

Otras esculturas que se le atribuyen son:

  • El Discóforo (que no hay que confundir con el Discóbolo de Mirón).
  • Un Hermes, en Lisimaquia.[2]
  • El AstragalizontesChicos jugando a las tabas»), que fue elogiado por el emperador Tito y colocado en un lugar de honor en su atrio.[2]
  • Una amazona para Éfeso en un concurso donde participaron también Fidias, Fradmón, Cidón y Cresilas. La de Policleto fue considerada superior a las demás.[12]
  • Apolo, Leto y Artemis, en mármol, para el templo de Artemisa Ortia de Argólide.[13]
  • Zeus Meiliquio, sentado, en mármol, ubicado en Argos.[14]
  • Hécate, en bronce, en Argos.[15]
  • Zeus Filio, en Megalópolis.[16]
  • Estatua de Antípater de Mileto, en Olimpia, que venció en el pugilato infantil.[17]
  • Estatua de Cinisco de Mantinea, en Olimpia, otro púgil.[18] Esta estatua se ha relacionado con el llamado «Atleta de Westmacott», un tipo de estatua conocido por varias copias de época romana, puesto que las huellas parecen encajar con el pedestal que tenía esta estatua en Olimpia.[19]
  • Estatua de Pitocles de Elis, en Olimpia, vencedor del pentatlón.[20]
  • Estatua de Xenocles de Ménalo, en Olimpia, vencedor de la lucha infantil.[21]
  • Estatua de Tersíloco de Corcira, en Olimpia, vencedor del pugilato adulto.
  • Estatua de Aristión de Epidauro, en Olimpia, vencedor del pugilato infantil.[22]
  • Heracles, en Roma.[2]
  • Estatua de un hombre frotándose la piel.[2]
  • Estatua de un hombre desnudo.[2] [nota 1]
  • Estatua de Artemón Periforeto.[2]
  • Unas canéforas, en Mesina.[23]

Galería[editar]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Para Franciosi, esta escultura debe identificarse con la copia hallada en Pompeya que tradicionalmente se ha identificado con el Doríforo, mientras el Doríforo del que habla Plinio sería identificable con el denominado Efebo Westmacott: Vincenzo Franciosi, Il Doriforo di Pompei (en italiano), p.11, en Pompei/Messene. Il “Doriforo” e il suo contesto, Università degli Studi Suor Orsola Benincasa (2013), ISBN 978-88-96055-52-6.
  1. Andrew Stewart, «Polykleitos of Argos», One Hundred Greek Sculptors: Their Careers and Extant Works, 16.72
  2. a b c d e f g h i Plinio el Viejo XXXIV,55-56.
  3. Antonio Blanco Freijeiro, Arte griego, p.236, Madrid:CSIC (2004),ISBN 84-00-07055-0.
  4. Alicia Montemayor García, Entre las palabras y las imágenes: Policleto de Argos y el discurso de la escultura, pp.3-4,7,12.
  5. Véase también Galeno, Del uso de las partes XVII,352; Sobre los puntos en común entre Hipócrates y Platón V,566; Sobre las maneras de ser I,566 y Filón Mecánico, Belopoeica IV,49,20.
  6. Plutarco, Moralia: Charlas de sobremesa II, (636 b-c); Moralia: Cómo percibir los propios progresos en la virtud XVII (86a).
  7. Antonio Bautista Durán, El Canon en el arte. Reglas y prescripciones en torno a la figura humana, p.174, tesis doctoral, Universidad de Sevilla (1993).
  8. Antonio Blanco Freijeiro, Arte griego, p.238.
  9. Antonio Blanco Freijeiro, Arte griego, p.240.
  10. Pausanias II,17,4.
  11. Miguel Ángel Elvira Barba, El arte clásico, p.68, Madrid: Historia 16 (1996), ISBN 84-7679-303-0.
  12. Plinio el Viejo XXXIV,53.
  13. Pausanias II,24,5.
  14. Pausanias II,20,1.
  15. Pausanias II,22,7.
  16. Pausanias VIII,31,4.
  17. Pausanias VI,2,6-7.
  18. Pausanias VI,4,11.
  19. Robertson, Martin (1981). El arte griego, p.214, Madrid, Alianza Editorial. ISBN 84-206-7050-2.
  20. Pausanias VI,7,10.
  21. Pausanias VI,9,2.
  22. Pausanias VI,13,6.
  23. Cicerón, Verrinas IV,3,5.

Enlaces externos[editar]