Monumento a Calvo Sotelo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Coordenadas: 40°27′54.84″N 3°41′21.94″O / 40.4652333, -3.6894278

Monumento en el entorno de la Plaza de la Castellana, con las Torres KIO.

El Monumento a Calvo Sotelo (también Monumento a José Calvo Sotelo) es un conjunto escultórico que se encuentra ubicado en la plaza de Castilla, al final del Paseo de la Castellana (en el norte de Madrid). Su nombre se dedica al político José Calvo Sotelo. La escultura del político es obra del escultor Carlos Ferreira así como la escultura de la parte posterior "el dolor" y los bajorrelieves laterales. El conjunto y la propia elección de Ferreira corresponde al autor del proyecto, el arquitecto Manuel Manzano-Monís y Mancebo (1913-1997)[1] ganado en un concurso nacional celebrado en 1957. Emplea como material constructivo piedra de colmenar que envuelve un núcleo de hormigón armado. Originalmente, ocupó el centro de la plaza de Castilla y estaba enmarcado por un fondo arbóreo de chopos que creaba el remate de la avenida. El conjunto fue desmontado y restaurado de acuerdo con el proyecto original y la aquiescencia del autor del proyecto en 1992. La obra fue dirigida por el arquitecto Manuel Manzano-Monís y López-Chicheri, hijo del anterior, que utilizó para ello los planos originales de su padre.

Historia[editar]

Fue inaugurado oficialmente el 13 de julio de 1960 por Francisco Franco en recuerdo del diputado de derechas asesinado el 13 de julio de 1936, tras ser detenido en su domicilio por un grupo de policías.[2] En la actualidad es uno de los monumentos que se encuentra unido a la simbología del franquismo.[1] [3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b José Marín Medina, (1978), La escultura española contemporánea (1800-1978): historia y evaluación crítica, Edarcón, pág. 215
  2. Juan Pablo Fusi Aizpurúa, (1985), Franco, autoritarismo y poder político,
  3. Antonio Bonet Correa, Gabriel Ureña, (1980), ''Arte del franquismo, Ediciones Cátedra, pág. 30