Superpotencias emergentes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Naciones que podrían ser superpotencias en el siglo XXI: Brasil (púrpura), China (rojo), Japón (marrón), Estados Unidos (amarillo, superpotencia actual), India (verde), Rusia (naranja), y Unión Europea (azul).

Una superpotencia emergente es un país que muestra potencial para transformarse en una superpotencia en un futuro cercano. Académicos y otros observadores cualificados, en sus estudios a veces identifican posibles superpotencias en ascenso, que tienen una fuerte probabilidad de ser reconocidas como potencias globalmente poderosas en el presente siglo XXI.

Estas predicciones por cierto no siempre han acertado plenamente. Por ejemplo, en el decenio de 1980, algunos analistas argumentaron que Japón se convertiría en una superpotencia mundial, debido a su gran PIB y un elevado crecimiento económico en el momento.[1]

Actualmente los Estados Unidos son considerados como la única superpotencia, término este usado para describir un estado con una influencia bastante significativa en los asuntos del mundo. Pero afirmaciones de que los Estados Unidos son una superpotencia no sólo describen su poderío militar, el cual muchos analistas dicen será cada vez un poder menos relevante en un mundo cada vez más globalizado, sino también y sobre todo su influencia económica y diplomática.

En los últimos años y debido al éxito de la famosa tesis BRIC (Brasil, Rusia, India, China), diversos países empiezan a ser tomados en cuenta como futuras superpotencias. Corea del Sur por su parte es una economía que se considera al igual superpotencia emergente, sin embargo no fue agregada al BRIC porque se le consideraba país más desarrollado que Brasil, India, China, o Rusia. Sin embargo actualmente se plantea que Corea del Sur debería estar incluido en el BRIC. México es otro caso de una economía emergente muy promisoria y en franco ascenso que no se considera actualmente en el BRIC debido a que es miembro de la OCDE.[2]

Dada su enorme población, el aumento de su poderío militar, su potencial económico, y su influencia creciente en los asuntos internacionales, la República Popular de China,[3] [4] junto también a la Unión Europea,[5] [6] India,[7] [8] Brasil,[9] [10] [11] y Rusia,[12] [13] [14] se encuentran entre las naciones que son más a menudo citadas como teniendo la capacidad de influir en el futuro en la política mundial, y llegar a la situación de ser considerada superpotencia en el siglo XXI.

Algunos creen que uno (o varios) de los países citados, reemplazará a los Estados Unidos como una superpotencia líder en el mundo, pero otros creen que esa nación estará a la altura de las rivales (o sea que, según esta tesis, los Estados Unidos no serían sustituidos, sino que a él se le sumarían otros pares). Otros por su parte, han argumentado que la noción histórica de una "superpotencia" es cada vez más anacrónica en el siglo XXI, ya que el aumento de la integración mundial y la interdependencia, hace que la proyección de una superpotencia sea imposible, o muy difícil, o más limitada.

Otras tesis han destacado que una superpotencia es tal por las enormes ventajas y afluencia de recursos que se logran cuando la propia moneda es significativamente utilizada como moneda internacional, y que por tanto EEUU continuará siendo la superpotencia por excelencia a nivel mundial, en la medida que el dólar estadounidense continúe siendo significativamente utilizado en el comercio internacional y en el sistema financiero internacional.[15] [16] [17] [18] [19]

Japón, desde 1960 a 1980, fue considerada una superpotencia emergente, pero durante la década de 1990 el país experimentó un fuerte estancamiento económico, y hoy es considerado sólo como una gran potencia, pero sin alcanzar totalmente relevancia global. En conclusión, se consideran superpotencias emergentes a países importantes que hoy día tienen un acelerado desarrollo económico, como ser Rusia, Brasil, China, India, y Corea del Sur.

Brasil[editar]

República Federativa de Brasil
Flag of Brazil.svg
BRA orthographic.svg

Brasil es considerado como una superpotencia emergente pues es la sexta economía más grande del mundo. Además ha alcanzado un alto grado de estabilidad económica, y está atrayendo cada vez más inversiones extranjeras.

En el año 2006, Brasil sobrepasó en tamaño a economías como las de España, Canadá, e Italia, y en 2011 superó a Gran Bretaña, y se prevé que en 2015 supere a Francia. Sus exportaciones notoriamente se triplicaron en cuatro años, pasando de un total aproximado de 60 mil millones de dólares en el año 2002, a más de 216 mil millones en el año 2007. Además, Brasil es uno de los países con mayores reservas de agua dulce del mundo, y posee también una de las mayores reservas de petróleo.

Por su parte, las reservas internacionales de ese país alcanzan la cifra de 222 mil millones de dólares, a la vez que el "Real" se consolida como una moneda fuerte y estable en la región latinoamericana.

Brasil es uno de los mayores patrocinadores de actividades en pro del desarrollo en Latinoamérica y África, a través de BNDES, y a través de empresas públicas y privadas. Por otra parte, Brasil posee empresas de envergadura mundial en el campo petrolífero, en la exploración mineral, en la construcción de aviones, y también en siderurgia y en telecomunicaciones, lo cual le da una ventaja favorable en cuanto a la penetración comercial en diversos continentes.

Otros factores importantes del Brasil son:

(a) Poseer la quinta mayor población del mundo;
(b) Ser la quinta nación más extensa del planeta;
(c) Tener la mayor biodiversidad de la tierra,
(d) Tener un litoral de más de 7.000 km, muy rico en recursos petroleros;
(e) Tener una gran diversidad climática, lo que le permite una variada producción agrícola e industrial.

Rusia[editar]

Federación Rusa
Flag of Russia.svg
Russian Federation (orthographic projection).svg

En diversos estudios económicos y políticos, la Federación Rusa con frecuencia ha sido señalada como una potencial y futura superpotencia emergente del siglo XXI,[20] posiblemente ocupando este sitial de destaque junto a Estados Unidos[21] y junto a la República Popular de China.[22]

Obviamente y cuando se hacen ese tipo de afirmaciones, siempre hay cierto nivel de incertidumbre, ya que la prospectiva político-económica no es una ciencia exacta.[23] [24] [25] [26] Pero bueno, lo planteado pareciera ser bastante razonable, teniendo en cuenta la población de los tres países recién mencionados, así como su grado de avance en investigación y en desarrollo de tecnologías de punta, y así como otros diversos factores que se analizan en el artículo principal.

Como se sabe, en el pasado y sin lugar a dudas, Rusia era señalada como una superpotencia, cuando formaba parte de la Unión de Républicas Socialistas Soviéticas (URSS). Pero luego de la disolución de esa unión, hacia el fin del siglo XX, se constituyeron en su lugar 15 países independientes, entre ellos ciertamente la propia Rusia.

Durante cuarenta años, la URSS y los Estados Unidos dominaron el mundo, en el período llamado de la Guerra fría, durante el cual esos dos gigantes se enfrentaron a través de diversas guerras indirectas y variadas crisis políticas.

La Federación Rusa era entonces el mayor país integrante de la URSS, con alrededor de las tres cuartas partes de ese territorio y más de la mitad de la población, y además manejando una porción muy significativa de la economía del grupo.

Y particularmente luego de la disgregación de la URSS, entre otras cosas Rusia heredó la mayor parte del arsenal nuclear, así como el asiento permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.[27] [28] [29] [30]

Por lo señalado, este gigante en algunos aspectos adormecido, no debe ser dejado de lado cuando se analiza esta temática de los países globalmente líderes en el siglo XXI.

Rusia posee unas cuantas ventajas y desventajas cuando se habla de convertirse en superpotencia. Este "gigante" ya es potencia militar y nuclear, y últimamente ha tenido un gran incremento económico y poblacional. Sin embargo, la guerra con Chechenia junto a conflictos del pasado e internos, podrían significar un problema para Rusia.

India[editar]

República de la India
Flag of India.svg
India (orthographic projection).svg

Como China,[31] también India es considerada por muchos analistas políticos, como con potencial para transformarse en mayor o menor plazo, en una de las superpotencias que dominarán al mundo en el siglo XXI.

Entre otras cosas, India es la segunda nación del mundo en cuanto a población, dispone de armas nucleares, y además tiene una economía muy activa, lo que sin duda ubica a esta nación en un lugar de destaque a nivel mundial.

Obviamente India tiene puntos a su favor para llegar a ser uno de los grandes a nivel mundial, aunque sin duda también deberá superar cierto número de dificultades, si es que realmente aspira a obtener el estatus de superpotencia mundial.[32] [33] [34] [35] [36]

Sus aspectos más débiles, en rápida enumeración, son los siguientes:

  1. Inestabilidad religiosa (Sistema de castas).
  2. Seguridad ciudadana (Terrorismo).
  3. Inestabilidad social (Insurgencia naxalita).
  4. Sobrepoblamiento (Escasez de recursos).
  5. Pobreza.
  6. Corrupción.
  7. Problemas en las infraestructuras y Ordenamiento territorial.
  8. Distanciamiento creciente entre clases ricas y clases pobres.[37]
  9. Degradación del medioambiente.
  10. Fragmentación política.[38]
  11. Disputas territoriales.
  12. Inestabilidad en países vecinos.

La población de India por cierto es grande, y los bolsones de pobreza tienen consecuencias negativas no solamente en lo social, sino también por ejemplo en lo medioambiental y en lo educativo, lo que de una manera o de otra, repercute también en lo económico. Solucionar este asunto no será sencillo, en especial considerando el tamaño de la población meta a servir.

Y el otro importante lastre para el desarrollo sin duda es la corrupción, pues a través de ella, se atiende a una población parásita que poco aporta al conjunto.

Cierto, la ciencia y la tecnología han mejorado rendimientos en muchos aspectos, pero obviamente, si demasiados recursos se orientan a satisfacer necesidades de quienes poco o nada aportan a la sociedad, por dedicarse a actividades ilegales, o a la especulación, o a los sobornos, por lógica, el llamado gasto social deberá retraerse de una u otra forma, y habrá dificultades crecientes para llevar los beneficios del estado de bienestar a todos los rincones.

Los cuatro países del BRIC, o los países del BRIC ampliado, obviamente tienen diferencias unos a otros, aunque finalmente, los factores que les provocan verdadero retraso son bastante similares en todos ellos.

China[editar]

República Popular de China
Flag of the People's Republic of China.svg
CHN orthographic.svg

Artículos principales a consular: China como superpotencia emergente, Civilización china, Cultura china.

Las perspectivas de China como superpotencia eventual o probable, son objeto de frecuentes análisis y de debates.[39] [40] [41] [42] [43] [44]

Geoffrey Murray[45] (destacado columnista en el sitio China.org.cn, y además consultor en la "Asociación del Pueblo Chino para la Amistad con Países Extranjeros" -Chinese People's Association for Friendship with Foreign Countries-, y también profesor de escritura e interpretación en CFAU[46] ) en su obra: "China, the next superpower" ("China, la próxima superpotencia"), expresa que « China emerge sin problemas, y será una de las superpotencias relevantes del siglo XXI» (Citación original: « China is steadily emerging as a superpower for the next century»), dado su desarrollo económico, político, y militar, apoyado por la importancia de su población y la gran fuerza de su antigua civilización.

David L. Shambaugh[47] desarrolla una tesis similar en su libro "Greater China: the next superpower?" publicado por 'Oxford University Press', y donde pone en destaque la importancia de China en el mundo (incluida su diáspora), así como la pujanza de su economía y de su cultura, y también la trascendencia que ha adquirido su política en las relaciones internacionales contemporáneas.

Los puntos fuertes de China son numerosos: Su economía tiene desde hace bastante tiempo, uno de los crecimientos anuales más grandes del mundo. Y por otra parte, es también el país más poblado del planeta (con más de 1300 millones de habitantes), y el tercero más grande en superficie. También dicha nación tiene las fuerzas armadas más importante del mundo (en cuanto a número de integrantes), y dispone de armas nucleares,[48] Además China es uno de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las NNUU, lo que refuerza su influencia diplomática en el mundo.

Por cierto, todas estas y varias otras, son credenciales suficientes para pensar que China será uno de los grandes en el siglo XXI.

China, fortalezas y debilidades[editar]

Hasta no hace tanto, China era la tercera potencia económica mundial, pero actualmente ocupa la segunda posición, habiendo desplazado así a Japón (que ahora ocupa el tercer puesto).[49]

Y según el Banco mundial, entre el año 2020 y el año 2030 China bien podría ser la primera potencia económica del planeta (superando así a Estados Unidos).[50]

Igualmente y desde el año 2003, China es también una potencia espacial, y en ese campo incluso ya envió a un hombre al espacio.[51]

Y por otra parte, China ya se integró a numerosas organizaciones internacionales de las que estaba excluido, entre ellas la Organización Mundial de Comercio -OMC- (desde el 1 de enero de 2002) y la Organización de Cooperación de Shanghái.

Más allá de su pujante potencial demográfico, económico, político, y militar, China indiscutiblemente también se apoya en su cultura, rica, antigua, y extendida por buena parte del Sudeste Asiático (su zona natural de influencia). China tiene cinco mil años de interesante y trascendente historia, y el chino-mandarín es hoy día la lengua más hablada en el mundo,[52] ya que dicha comunidad lingüística tiene más de mil millones de hablantes.

Sin embargo, China también presenta cierto número de importantes debilidades, que le podrían retrasar en su ambición de constituirse en la potencia hegemónica por excelencia.

En efecto, el país ciertamente presenta importantes riesgos de explosión social, ligados particularmente a las notorias desigualdades entre las regiones costeras y las ciudades importantes, frente a las zonas rurales campesinas mucho más relegadas.[53] A pesar de lo que afirman o de lo que desearían los dirigentes chinos, los ochocientos millones de agricultores que cuenta el país, no dejan otra opción que considerar a China como un país en vías de desarrollo. Las tensiones que nacen de esta situación, sin duda son de difícil manejo, y están exacerbadas por las desigualdades sociales, así como también por los bolsones de corrupción que afectan al funcionariado. Por otra parte, el país es por el momento bastante dependiente del exterior, tanto en relación a sus exportaciones, como en lo referido a sus importaciones de tecnología y de patentes. En fin, los aprovisionamientos energéticos y de alimentos que el país imprescindiblemente necesita, y las repercusiones sobre el medio ambiente derivadas del acelerado crecimiento de esa nación asiática, por cierto son también fuente de problemas.

Unión Europea[editar]

Unión Europea
Flag of Europe.svg
Global European Union.svg

La Unión Europea (UE) ha sido llamada una superpotencia emergente por parte de muchos analistas y académicos, y por algunos políticos, quienes creen que la UE es, o va a ser, una superpotencia en el siglo XXI.

La gran población de la UE, la economía de gran tamaño (la UE tiene la economía más grande del mundo, pues efectivamente es ligeramente mayor que la de los EE.UU), bajas tasas de inflación (a pesar de la crisis actual), junto a otros factores, hacen de esta zona un buen candidato como líder mundial en el siglo XXI (percepción de fracaso de la política exterior de EE.UU; calidad de vida en miembros de la comunidad, cuando se mide en términos tales como horas trabajadas por semana, salud, y servicios sociales; etc).

La UE ya ha alcanzado el estatus de superpotencia, basada en el tamaño y el alcance global de su economía y su influencia en la política mundial. La naturaleza del poder ha cambiado desde la Guerra Fría, y el poder militar ya no es primordial, ya que se sostiene que el control de los medios de producción es más importante que el control de los medios de la destrucción (léase: poder duro representado por Estados Unidos frente al poder blando ejercido por la Unión Europea).

La UE, junto con China, en los hechos ya han alcanzado el estatus de superpotencia, y por tanto EEUU se convierte en rival en cuanto a la influencia mundial. La gran economía de la UE, hace que sus tecnologías cada vez más establezcan estándares globales, y además hasta no hace mucho los países europeos daban más ayuda al desarrollo.

La UE no necesita un ejército común para ser una superpotencia. La Unión Europea utiliza la inteligencia y la policía para detener a los islamistas radicales, la política social para tratar de integrar a la intranquila población musulmana, y la fortaleza económica para incorporar a zonas de la antigua Unión Soviética, y poco a poco así mitigar el poder de Rusia.

América del Sur, el este de Asia y otros regiones prefieren emular el "sueño europeo" en lugar de la variante americana. Esto podría estar sucediendo en la Unión de Naciones Suramericanas y la Unión Africana. En particular, la UE en su conjunto es una de las entidades de mayor diversidad cultural en el planeta, con algunas de las lenguas más habladas e influyentes del mundo, como oficiales en su territorio.

Una futura adhesión eventual del resto de Europa, el conjunto de Rusia (poco probable), y Turquía, no sólo impulsaría la economía de la UE, sino que también aumentaría la población de la UE hasta cerca de los 800 millones, lo que equipararía prácticamente a la de la India o China (con 1.200 millones cada una). La UE es cualitativamente diferente de la India y de China, ya que es enormemente más próspera y tecnológicamente más avanzada. Recep Tayyip Erdogan dijo en el año 2005: "En 10 o 15 años, la UE será un lugar donde las civilizaciones [podrán] cumplir con (lo que es) ser una superpotencia con la inclusión de Turquía".

Robert J. Guttman, escribió en 2001 que la definición misma de superpotencia ha cambiado, y que en el siglo XXI, no solamente se refieren a estados con poder militar, sino también alianzas como la Unión Europea, con una economía de mercado fuerte, trabajadores altamente calificados, usuarios y poseedores de alta tecnología, y una visión global. Friis Arne Petersen, el embajador danés en los EEUU ha expresado opiniones similares. Reconoció que la UE es un "tipo especial de superpotencia", que aún tiene que establecer una fuerza militar unificada que ejerza en sí misma un poder cercano al de sus miembros más poderosos.

Además, algunos comentaristas argumentan que la integración política plena no es necesaria para que la Unión Europea pueda ejercer una creciente influencia internacional, pues su aparente debilidad constituye su fuerza real (a partir de su diplomacia de bajo perfil y el énfasis en el imperio de la ley). La UE representa un tipo nuevo y potencialmente más exitoso de actor internacional que los tradicionales, aunque sin embargo, no está claro si la eficacia de tal influencia sería igual a la de una superpotencia política integrada, como son los Estados Unidos.

Vistas Criticas[editar]

Barry Buzan señala que la condición de superpotencia potencial de la UE depende de la "estatalidad". No está claro si la cantidad como la calidad del Estado es necesaria para que la UE se describa como una superpotencia. Buzan afirma que es probable que la UE siga siendo una superpotencia potencial durante mucho tiempo, porque aunque tiene riqueza material, "su debilidad política y su difícil evolución interna, particularmente en lo que respecta a una política común exterior y de defensa", restringen sus posibilidades de ser verdaderamente una superpotencia.

Mientras que la UE es una superpotencia en el sentido de que es la mayor unión política, el mayor mercado único, y quien más ayuda entre los donantes en el mundo, no es una superpotencia con respecto a la defensa o las esferas de política exterior. Al igual que Barry Buzan, Alexander Stubb piensa que el factor más limitante para el ascenso de la UE a la condición de superpotencia, es la falta de un Estado visible en el sistema internacional que la represente. Otros factores negativos son la falta de unidad interna en cuanto al desarrollo energético, y la continua preferencia por la soberanía de las naciones-estado en sus enfoques. Para contrarrestar esto fue que los líderes de la UE aprobaron y ratificaron el Tratado de Lisboa (que lo hicieron en 2009), y crearon un Ministerio de Relaciones Exteriores de la UE (SEAE, dirigido por el Alto Representante, Catherine Ashton), además de intentar desarrollar un enfoque común de defensa de la UE, con un asiento colectivo en el Consejo de Seguridad de la ONU y en el G8.

Sin embargo, algunos no creen que la UE alcance el estatus de superpotencia. "La UE no es y nunca será una superpotencia", según el ex secretario de Estado del Reino Unido para Asuntos Exteriores y del Commonwealth, David Miliband. A falta de una política exterior unificada y con la incapacidad de proyectar poder militar en todo el mundo, la UE carece de la sustancia de las superpotencias, que por definición tienen. Poder enviar militares [y] tener la capacidad para llegar rápidamente a cualquier lugar con las tropas, con las que así se pueda imponer la voluntad.

El economista Robert Lane Greene señala que la falta de una fuerza militar europea fuerte sólo agrava la falta de la unidad política exterior de la UE, y descuenta todos los argumentos de la UE hacia la condición de superpotencia, teniendo en cuenta especialmente que la creación en la Unión Europea de una fuerza de respuesta global que se equiparara con la que dispone una superpotencia como Estados Unidos, es "impensable". Según Soren Kern del Grupo de Estudios Estratégicos, el mayor obstáculo a una verdadera superpotencia europea, es que las élites europeas se niegan a abandonar sus fantasías postmodernas de la ilegitimidad del "poder bruto" militar, en consonancia con la forma en que el resto del mundo interpreta la realidad".

El británico Michael Howard, ha advertido sobre la "preocupación" de que muchos europeos están presionando por una mayor integración en la UE para contrarrestar a los Estados Unidos, a pesar de la falta de una "identidad compartida".

Mientras que para algunos la Unión Europea debe ser una "potencia modelo" sin miedo de usar la fuerza militar para dar respaldo a sus ideas sobre libre comercio, sus deficiencias militares argumentan en contra de su condición de verdadera superpotencia.

Referencias y notas[editar]

  1. John Greenwald, "Japan From Superrich To Superpower", Time Magazine, julio 4 de 1988.
  2. «How Solid are the BRICs?» (PDF). Global Economics. Consultado el 21 de septiembre de 2010.
  3. China as a global power (Dan Lynch and Shen Dingli discuss the pattern and importance of China's rise), USC US-China Institute, noviembre 13 de 2007.
  4. Visions of China, CNN Specials.
  5. John McCormick, The European Superpower, Palgrave Macmillan, 2007.
  6. Mark Leonard, Europe: the new superpower, Irish Times.
  7. India welcomed as new sort of superpower, IHT, Accessed March 11, 2007
  8. India Rising, Newsweek, Accessed March 11, 2007
  9. Brazil: Country will ‘soon’ become a superpower but is now a ‘sleeper’, Patricio Martínez (november 2009)
  10. While the US Looks Eastward Brazil Is Emerging as a Nuclear Superpower
  11. Brazil is becoming an economic and political superpower
  12. Russia: A superpower rises again - CNN.com
  13. Russia on the march - again - Telegraph
  14. Russia in the 21st Century - Cambridge University Press
  15. El imperialismo monetario de EEUU
  16. Necesitamos crear un Banco telemático
  17. Economía telemática a nivel internacional
  18. Carta abierta a Nicolás Sarkozy
  19. Nuestra cultura social debe ser modificada, actuando dentro de la democracia y del multiculturalismo, pero implementando nuevas formas de hacer negocios
  20. Simon Hooper (13 de diciembre de 2006). «Russia: A superpower rises again» (en inglés).
  21. Wikipedia. «Superpotencia» (en español).
  22. Christian Brosio, Philippe Raggi (mayo de 2010). «Asie, le soleil se lève à l’Est» (en francés).
  23. Mauricio López González. «La prospectiva en el entorno económico, social y político» (en español).
  24. Pierre Noël Giraud. «Ensayo de prospectiva económica global» (en español).
  25. Yezid Soler B.. «Prospectiva: Visión y construcción de futuro» (en español).
  26. Wikipedia. «Futurología» (en español).
  27. ISRIA.com; Feb. 16, 2010; cite "Netanyahu: Russia is an important « superpower »
  28. Los Angeles Times by Megan K. Stack Sept 11, 2009: “Venezuela's Hugo Chavez recognizes Russia as superpower” Venezuela's Hugo Chavez recognizes independence of breakaway Georgia republics - Los Angeles Times
  29. Premier.gov.ru - Feb. 16, 2010 cite Transcript: Russia a Superpower in every Aspect Prime Minister of the Russian Federation - Events- Prime Minister Vladimir Putin meets with Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu
  30. Gulf News Derechos.org Aug 30, 2008 cite transcript: “Russia indeed a superpower says diplomat” www.derechos.org
  31. Perspectives de la Chine comme superpuissance potentielle
  32. (en inglés) 10 reasons why India will not become a superpower
  33. (en francés) L'Inde, une superpuissance... en apparence
  34. (en francés) Inde, ce géant encore fragile (1)
  35. (en francés) Inde, ce géant encore fragile (2)
  36. (en francés) "L'Inde ne devrait pas aspirer à devenir une superpuissance"
  37. Distanciamiento creciente entre clases ricas y clases pobres
  38. Fragmentación política
  39. (en francés) Émergence d'une superpuissance. La Chine: partenaire ou adversaire? sur http://www.frstrategie.org/ (consulté le 14 août 2009)
  40. (en francés) La Chine vers la superpuissance sur bibliosurf.com (consulté le 14 août 2009)
  41. (en francés) La Chine, future superpuissance économique sur credit-suisse.com (consulté le 14 août 2009)
  42. (en francés) Chine: puissance ou surpuissance? sur geopolitis.net (consulté le 14 août 2009)
  43. (en francés) Les atermoiements de la superpuissance chinoise. sur lesechos.fr (consulté le 15 août 2009)
  44. (en inglés) CHINA RISING: Get ready for China's century. sur globeandmail.com (consulté le 1 novembre 2009)
  45. Geoffrey Murray
  46. CFAU
  47. David L. Shambaugh
  48. Arsenal nucléaire de la Chine
  49. (en francés) La Chine, deuxième puissance économique mondiale en el sitio web "Slate.fr".
  50. Louis Kuijs, « Research Working Paper No. 9 - China Through 2020: A Macroeconomic Scenario », Banco Mundial.
  51. Yang Liwei: El primer chino en el espacio exterior
  52. (en inglés)Statistical Summaries dans Ethnologue.com
  53. (en inglés) « China: fragile superpower », Susan L. Shirk.

Véase también[editar]

Referencias externas[editar]

  • Inès Trépant, Pays émergents, quelles leçons pour l'Europe?, Politique (revue de débats), Bruselas, n°58, febrero 2009 (les pays émergents, dont le Brésil, la Russie, l’Inde, et la Chine, augurent d’un monde de plus en plus multipolaire; leur intégration dans la mondialisation en fait des acteurs de plus en plus incontournables, quitte à faire basculer le centre de gravité de l’économie mondiale, en leur faveur).

Enlaces externos[editar]