Americanización

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Americanización es un proceso de asimilación cultural referido a la influencia que la cultura de los Estados Unidos de América ejerce en otras culturas del mundo, lo que da como resultado un proceso de sustitución de la cultura nativa por la de este país norteamericano.

Los medios de comunicación social[editar]

La expansión de los medios de comunicación masivos de los Estados Unidos como la televisión, el cine y los artistas musicales, ha sido una de las principales componentes del llamados proceso de americanización hacia otros países. Los espectáculos estadounidenses son transmitidos por canales nacionales o por redes internacionales como HBO Asia, CNBC Europe, Fox Channel y CNN Internacional sin mencionar las producciones de Hollywood que alcanzan a todo el mundo desplazando a las escasas producciones locales. Sólo la HBO transmite para 200 países del mundo[1] y muchas de sus producciones son realizadas en los EEUU en los canales nacionales de televisión. De acuerdo a investigaciones recientes de la RadioTimes, programas como Los Simpson, Perdidos y Desperate Housewives son los programas de televisión más vistos en el mundo según encuestas realizadas en 20 países.[2] Las producciones de cine estadounidenses son extremadamente populares en el planeta. Las 20 primeras películas más vistas en la historia del cine, todas son estadounidenses o tienen influencia de ese país, sea por sus productores, realizadores o patrocinadores.[3] Titanic es la segunda película más taquillera del mundo, tras Avatar, y la que tenía el mayor récord de ventas en países como Reino Unido, Alemania, Francia y España entre muchos otros, sin tener en cuenta la inflación.[4] Ajustando las inflaciones, la película más taquillera de todos los tiempos es Lo que el viento se llevó. Una película de origen europeo o latinoamericano, rara vez son exhibidos fuera de festivales de cines, como Cannes. Generalmente se hacen producciones como parte de convenios de libre comercio entre EEUU y otras naciones que aportan cuotas. México abolió sus impuestos a taquillas después de firmar el NAFTA con los EEUU.[5] Recientemente Corea del Sur redujo sus aranceles bajo presión estadounidense como parte de un tratado de libre comercio.[6]

Economía estadounidense y subsidiarios[editar]

Las diez más importantes multinacionales del mundo tienen sede en los Estados Unidos,[7] entre ellas la Coca Cola, que es la primera en el planeta y generalmente vista como símbolo de la americanización. La Coca Cola ha vendido maquinarias en más de 200 países del mundo.[8] De las 25 compañías más grandes del planeta, 13 se encuentran en los Estados Unidos[9] y muchas de ellas son vistas como comercializadoras de productos americanizados. La mayoría de las compañías de ordenadores y sistemas más grandes del mundo se encuentran en los Estados Unidos tales como la Microsoft, Apple Inc., Dell, IBM y Google. Muchos de los software utilizados en el mundo son creados por compañías con sede en los EEUU. Las dos más grandes compañías de ordenadores personales, Dell y Hewlett Packard, que mantienen el 30% del mercado, tienen sede en EEUU.[10]

Otros elementos culturales[editar]

Otros elementos culturales interpretados como fenómeno de americanización en el mundo son las comidas rápidas representadas por compañías alimentarias como McDonalds, Burger King, KFC, Dominos Pizza y muchos otros que guardan relación con los EEUU y su cultura. El lenguage presente en expresiones y palabras popularizados a través de la música y de las películas son vistas como elementos de americanización. Por ejemplo, en los países hispanoamericanos y en muchas otras culturas del mundo, la expresión Okay (vale o listo) es una de ellas. Las maneras de vestir influenciadas por los mundialmente famosos artistas estadounidenses logran afectar las formas de vestir de jóvenes de los diferentes continentes. La imitación de los espacios urbanos dentro de la urbanística local de cada país repite en muchas ocasiones los espacios urbanos de las ciudades estadounidenses (Disneylandia).

Para muchos observadores la americanización, como todo proceso de asimilación cultural es una amenaza a la identidad cultural y esta descansa a la base del llamado proceso de la globalización mundial. Para otros, especialmente de países en vías de desarrollo, la americanización es buscada de manera voluntaria al poner a la cultura de los EEUU como el prototipo de la occidentalización, si bien la americanización no es la única manifestación occidental viviente, y entendida esta como el modelo de lo moderno, lo civilizado y lo desarrollado. Por su parte, el planeta pensado desde la perspectiva estadounidense refleja también una percepción consciente de este fenómeno al presentar a la cultura de ese país como superior a las culturas contemporáneas.

Referencias[editar]