Intento de golpe de Estado en la Unión Soviética

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Intento de golpe de Estado en la Unión Soviética
Golpe de Agosto
en ruso: Августовский путч
Revoluciones de 1989, Guerra Fría, y la disolución de la Unión Soviética.
1991 coup attempt4.jpg
Tanques en la Plaza Roja durante el intento de golpe de estado de 1991.
Fecha 21 de agosto de 1991
Lugar Flag of the Soviet Union.svg Unión Soviética, principalmente en Moscú y Leningrado, Bandera de Rusia Rusia.
Causas El desarrollo del Nuevo Tratado de la Unión en lugar de la Unión Soviética.[1] [2]
Conflicto Los golpistas intentaban detener el colapso soviético y evitar la firma del Tratado constitutivo de la Unión que reemplazaría a la URSS por la Unión de Estados Soberanos.[1] [2]
Resultado Golpe de Estado derrotado, precipitando la disolución de la Unión Soviética.
Beligerantes
Bandera de la Unión Soviética Comité Estatal de Emergencia
Red Army flag.svg Ejército soviético

Emblema KGB.svg Comité para la Seguridad del Estado

Repúblicas de la Unión y otras entidades que apoyaron al golpe:
Flag of Byelorussian SSR.svg RSS de Bielorrusia[3]
Flag of Azerbaijan.svg RSS de Azerbaiyán[3]
Flag of Transnistria (state).svg Transnistria[4]

Apoyo internacional:
Bandera de Irak Irak[5]
Flag of Libya (1977-2011).svg Libia[5] [6]
Flag of SR Serbia.svg Serbia[6]
Flag of Sudan.svg Sudán[5]
</noinclude> Organización para la Liberación de Palestina[5] [6]


Bandera de Rusia Rusia:

Bandera de Rusia Manifestantes anticomunistas en las repúblicas federadas
desertando del Ejército Rojo
Repúblicas contra el golpe:[3]
Bandera de Estonia Estonia
Flag of Latvia.svg Letonia
Flag of Lithuania.svg Lituania
Flag of Moldavian SSR.svg RSS de Moldavia

Apoyo internacional:
Flag of the United States.svg Estados Unidos[5]
Bandera de Unión Europea Parlamento Europeo
Bandera de la República Popular China China
Comandantes
Bandera de la Unión Soviética Guennadi Yanáyev
Red Army flag.svg Valentín Varénnikov
Bandera de la Unión Soviética Dmitri Yázov
Bandera de la Unión Soviética Vladímir Kryuchkov
Bandera de la Unión Soviética Alexander Burak
Bandera de Rusia Vladimir Zhirinovsky
Bandera de Rusia Borís Yeltsin
Bandera de Rusia Iván Siláyev
Bandera de Rusia Konstantín Kobets
[editar datos en Wikidata ]

El intento de golpe de estado en la Unión Soviética, también conocido como el Golpe de Agosto, fue un período de tres días, entre el 19 y 21 de agosto de 1991, en el que un grupo de miembros del gobierno de la Unión Soviética depusieron brevemente al Presidente de la Unión Soviética Mijaíl Gorbachov e intentaron tomar el control del país. Los líderes del golpe de estado eran miembros del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) de la línea dura, que pensaron que el programa de reformas de Gorbachov había ido demasiado lejos, y que el Nuevo Tratado de la Unión que había negociado dispersaba demasiado el poder del gobierno central en favor de las repúblicas. Sin embargo, el golpe fracasó en solo tres días y Gorbachov volvió al poder. Aun así, los hechos ocurridos minaron la legitimidad del PCUS, contribuyendo al colapso de la Unión Soviética.

Contexto[editar]

Carta que muestra las últimas divisiones administraivas de las Repúblicas de la URSS (1989) antes de su caída (1991).

Desde 1985, año de su nominación al puesto de Secretario General del Partido Comunista de la URSS, Mijaíl Gorbachov había iniciado un programa ambicioso de reformas, contenido en las dos palabras Perestroika y Glásnost, respectivamente reestructuración económica y transparencia política. Esos cambios desencadenaron resistencias y la sospecha de la parte de miembros conservadores del sistema comunista. La reforma liberó también fuerzas y movimientos que Gorbachov no se esperaba. Agitaciones nacionalistas de la parte de minorías no rusas de la Unión Soviética y los temores que existían crecieron haciendo que algunas Repúblicas se separaran. Después de negociaciones, las Repúblicas aceptaron un nuevo Tratado que les hacía independientes al seno de una federación dispuesta de un presidente, de políticas exteriores y militar común. El Tratado debía ser firmado el 20 de agosto de 1991. Aunque tenía la intención de salvar la Unión, los proponentes de la línea dura temían que diese valor a algunas de las más pequeñas Repúblicas, particularmente Estonia, Lituania y Letonia, a exigir una independencia completa.

Antecedentes[editar]

Desde la asunción de Mijaíl Gorbachov al poder en 1985, se había embarcado en un ambicioso programa de reformas, basado en dos conceptos, perestroika y glásnost, que significan reestructuración y apertura económica y política respectivamente. Estos movimientos encontraron resistencia y sospechas por parte de los miembros de la línea dura del sistema comunista. Las reformas liberaron algunas fuerzas y movimientos que Gorbachov no esperaba. Especialmente creció la agitación nacionalista en la parte de la Unión Soviética con minorías no-rusas, por lo que había temores que algunas o todas la repúblicas de la unión se separaran. En 1991, la URSS estaba en una grave crisis económica y política. Había escasez de casi todos los productos, y la gente tenía que guardar largas colas para comprar productos esenciales.

Estonia, Letonia, Lituania y Georgia habían declarado ya su independencia de la URSS. En enero de 1991 hubo un intento de retornar a Lituania a la URSS por la fuerza y derribar a las autoridades legítimas lituanas por parte de fuerzas locales prosoviéticas. Continuaban los conflictos étnicos armados en Nagorno Karabaj y Osetia del Sur.

Rusia declaró su soberanía el 12 de junio de 1990 y, por lo tanto, limitó la aplicación de las leyes de la URSS, en particular las leyes relativas a las finanzas y la economía en el territorio ruso. El Soviet Supremo de la RSFS de Rusia (República Soviética Federativa Socialista de Rusia) aprobó leyes que contradecían las leyes de la URSS (las autodenominadas «Leyes de Guerra»).

En toda la Unión se realizó un referéndum el 17 de marzo de 1991, boicoteado por los países bálticos, Armenia, Georgia y Moldavia, pero la mayoría de los residentes en el resto de las repúblicas expresaron su deseo de seguir en la renovada Unión Soviética. En las negociaciones que le siguieron, ocho de las nueve repúblicas (excepto Ucrania) aprobaron el Nuevo Tratado de la Unión con algunas condiciones. El Tratado haría de la Unión Soviética una federación de repúblicas independientes con una política exterior, militar y un presidente comunes. La Federación rusa, Kazajistán y Uzbekistán firmaron el tratado en Moscú de 20 de agosto de 1991.

Papel de los Estados Unidos[editar]

Christopher Andrews, en su libro Solo para los ojos del presidente, proporciona información clasificada sobre el papel crucial que tuvo los Estados Unidos en el intento de golpe de estado soviético de 1991. La mejor y de más alta clasificación de inteligencia disponible por Bush durante el golpe emanó de la Agencia de Seguridad Nacional monitorizando las comunicaciones entre Kryuchkov y Yázov en Moscú al puesto de mando militar a lo largo de la Unión Soviética. La SIGiNT mostraba el escaso apoyo militar del golpe. La mayoría de los comandantes rehusaron incluso recibir llamadas desde Moscú. Bush, se afirma, tomó la decisión sin precedentes de entregar información de inteligencia a Borís Yeltsin. Un experto en comunicaciones de la embajada de los Estados Unidos en Moscú fue asignado como ayudante de Yeltsin para asegurar las llamadas telefónicas a los líderes militares. La Agencia de Seguridad Nacional se opuso a la decisión de Bush de compartir SIGiNT con Yeltsin sobre el terreno, ya que eso comprometía la futura capacidad de monitorizar las comunicaciones militares rusas. Para el presidente Bush, sin embargo, la prioridad fundamental era la de hacer todo lo posible por derrotar el golpe. De hecho, el golpe fracasó con más rapidez de lo que se había esperado por parte de los analistas, que predijeron un rápido fracaso.

La conspiración[editar]

El 11 de diciembre de 1990, el jefe del KGB (Comité para la Seguridad del Estado, en ruso Komitet Gosudárstvennoi Bezopásnosti), Vladímir Kryuchkov, hizo una «llamada al orden» en la televisión central de Moscú.[8] Ese día, ordenó a dos oficiales del KGB[9] preparar un plan de medidas que podían tomarse en caso que el estado de emergencia fuese declarado en la URSS. Luego, Kryuchkov involucró en la conspiración al Ministro de Defensa de la URSS Dmitri Yázov, al Ministro de Interior de la URSS, Borís Pugo, al Presidente del Consejo de Ministros de la URSS, Valentín Pávlov, al vicepresidente de la URSS, Guennadi Yanáyev, al subjefe del Consejo de Defensa de la URSS, Oleg Baklánov, al jefe del secretariado de Gorbachov, Valeri Boldin, y al Secretario del Comité Central del PCUS Oleg Shenin.[10] [11]

Los conspiradores tenían la esperanza que el Presidente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, podía ser persuadido de declarar el estado de emergencia y «restaurar el orden».

El 29 de julio de 1991, el presidente de la URSS Mijaíl Gorbachov, el presidente de la RSFS de Rusia Borís Yeltsin y el presidente kazajo Nursultan Nazarbayev discutieron la posibilidad de reemplazar a los representantes de la línea dura como Pávlov, Yázov, Kryuchkov y Pugo por figuras más liberales. Esta conversación fue interceptada por el KGB y de esa manera fue sabida por Vladímir Kryuchkov,[12] quien había puesto a Gorbachov bajo estrecha vigilancia con el nombre de «sujeto 111».[13] [14]

El 4 de agosto de 1991, Gorbachov se fue de vacaciones a su dacha (casa de campo) en Forós, Crimea. Tenía planeada la vuelta a Moscú para el 20 de agosto de 1991, cuando el Tratado de la Unión iba a ser firmado.

El 17 de agosto, los conspiradores se encontraron en la residencia de invitados del KGB en Moscú. Allí leyeron el nuevo Tratado de la Unión, sacando como conclusión que allanaba el camino para la ruptura de la Unión Sovética, y decidieron que era tiempo de actuar. El domingo 18 de agosto, Oleg Baklánov, Valeri Boldin, Oleg Shenin y el vice Ministro de Defensa de la URSS Valentín Varénnikov volaron hacia Crimea para entrevistarse con Gorbachov. Al mismo tiempo, todas las líneas de comunicación con la dacha de Forós, controladas por el KGB, fueron cortadas. Guardas adicionales de seguridad del KGB con órdenes de no permitir a nadie abandonar la dacha, fueron colocados en las entradas. Baklánov, Boldin, Shenin y Varénnikov demandaron que Gorbachov declare el estado de emergencia o dimita, y nombre al vicepresidente de la URSS Guennadi Yanáyev como presidente en funciones, y permitir a los conspiradores la «restauración del orden» en el país.[11] [15] [16]

Gorbachov siempre afirmó que el rehusó a aceptar el ultimatum.[15] [17] Varénnikov insistió que Gorbachov dijo: «¿Qué es lo que piensan que hace falta, maldita sea!». Sin embargo, los presentes en la dacha testificaron que Baklánov, Boldin, Shenin, y Varénnikov estaban claramente decepcionados y nerviosos después de la reunión con Gorbachov.[15]

Los conspiradores pidieron 250.000 esposas a la fábrica de Pskov y 300.000 formularios de detención. Kryuchkov dobló la paga a todo el personal de la KGB, y llamó a los que estaban de vacaciones y puso a todos en alerta. La Prisión de Lefórtovo fue vaciada para recibir a los detenidos.[13]

El golpe de agosto[editar]

Tanques en la Plaza Roja durante el intento de golpe de 1991.

Después del regreso de Baklánov, Boldin, Shenin y Varénnikov de Crimea, los conspiradores se reunieron en el Kremlin. Guennadi Yanáyev, Valentín Pávlov y Oleg Baklánov firmaron la autodenominada «Declaración del Liderazgo Soviético» en el que declaraba el estado de emergencia en «algunos» (sin especificar) territorios de la URSS y anunció que el Comité Estatal para el Estado de Emergencia (Государственный Комитет по Чрезвычайному Положению, ГКЧП, o Gosudárstvenny Komitet po Chrezvicháynomu Polozhéniyu, GKChP) fue creado para «conducir el país y el efectivo mantenimiento del régimen de estado de emergencia».

El GKChP incluía a los siguientes miembros:

Guennadi Yanáyev firmó el decreto autonombrándose presidente en funciones de la URSS con el pretexto de la incapacidad de Gorbachov para llevar a cabo las tareas presidenciales debido a una «enfermedad».[18]

Los ocho como colectivo fue conocido como la «Banda de los Ocho».

El GKChP prohibió todos los periódicos en Moscú, excepto nueve periódicos controlados por los comunistas.[18] El GKChP emitió una declaración populista que establecía que «el honor y dignidad del hombre soviético debía ser restaurada», prometiendo que el Nuevo Tratado de la Unión sería discutido por todo el pueblo, que «las calles de las ciudades serán purgadas del crimen», y que el GKChP se centrará en resolver los problemas de escasez de comida. Al mismo tiempo, el GKChP asegura a sus ciudadanos que apoyarán los «genuinos procesos democráticos» y reformas, y apoyarían la libre empresa.[18]

19 de agosto[editar]

Boris Yeltsin el 19 de febrero dirigiéndose a la multitud subido a un tanque frente al edificio del Consejo de Ministros de la República Socialista Soviética de Rusia.

El 19 de agosto de 1991, un día antes de que Gorbachov y un grupo de dirigentes de la Repúblicas firmaran el nuevo Tratado de Unión, un grupo que se hacía llamar el «Comité Estatal para el Estado de Emergencia» (Государственный Комитет по Чрезвычайному Положению, ГКЧП, pronunciado GueKaChePe) intentó tomar el poder en Moscú. Anunció que Gorbachov estaba enfermo y que había sido relevado de su puesto de presidente. Gorbachov estaba entonces de vacaciones en Forós Crimea cuando la toma de poder fue desatada y se mantuvo allí durante todo su curso. El vicepresidente de la Unión Soviética, Guennadi Yanaiev, fue nombrado presidente provisional. El comité de 8 miembros incluyendo el responsable del KGB Vladímir Kryuchkov y el ministro de Relaciones Exteriores Borís Pugo, el ministro de Defensa Dmitri Yázov, todos habiendo accedido a sus funciones bajo Gorbachov.

La «Declaración del Liderazgo Soviético», el decreto de Yanáyev y los documentos del GKChP fueron emitidos por la radio y televisión estatal desde las 7 de la mañana. La emisora de radio Radio Rossii y el canal de televisión Televídenie Rossíi controlados por las autoridades de RSFS de Rusia y la única radio políticamente independiente, Eco de Moscú, fueron cortadas sus emisiones.[19] Tanques, IFVs y ACPs de la 2.ª División de guardias de infantería motorizada Tamánskaya y la 4.ª División de guardias de tanques Kantemírovskaya se dirigieron a Moscú. Los paracaidistas también formaron parte del operativo. Cuatro diputados de la RSFS de Rusia, considerados los más «peligrosos», fueron detenidos por el KGB y encerrados en una base militar cercana de Moscú.[10] Los conspiradores consideraron la detención del presidente de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia, Borís Yeltsin, a su vuelta de la visita a Kazajistán el 17 de agosto, o después, cuando estuviese en su dacha en las cercanías de Moscú, pero por alguna razón, esto no se llevó a cabo.[10] [20] [21]

Borís Yeltsin llegó a la Casa Blanca, el edificio del parlamento de Rusia, y a las 9 de la mañana del 19 de agosto, junto con el Primer ministro Iván Siláyev y el Presidente en funciones del Soviet Supremo de la URSS, Ruslán Jasbulátov, hicieron una declaración en la que afirmaron que se estaba llevando a cabo un Golpe de Estado reaccionario e inconstitucional. Se urgía a los militares a no tomar parte en el golpe. La declaración llamaba a una Huelga general con la petición de que Mijaíl Gorbachov se dirigiese al pueblo.[22] Esta declaración fue distribuida en todo Moscú en forma de panfletos.

Por la tarde, los ciudadanos de Moscú empezaron a congregarse alrededor de la Casa Blanca y levantaron barricadas a su alrededor.[22] Como respuesta, Guennadi Yanáyev declaró el estado de emergencia en Moscú a las cuatro de la tarde.[18] [16] Yanáyev declaró en una conferencia de prensa a las 5 de la tarde que Gorbachov estaba «descansando». Dijo: «En estos años ha terminado muy cansado y necesita algún tiempo para recuperar su salud». Yanáyev dijo que el GKChP estaba comprometido en continuar las reformas. Sin embargo, su débil postura, temblándole las manos y expresiones temblosoras hicieron sus palabras poco convincentes.[16]

Mientras tanto, el mayor Evdokímov, jefe de estado mayor del batallón de tanques de la División Tamánskaya, que había recibido la orden de proteger la Casa Blanca, declaró su lealtad a los líderes de la RSFS de Rusia.[22] [23] Yeltsin trepó a uno de los tanques y se dirigió a la multitud. Inesperadamente este episodio fue transmitido por la mañana en la televisión estatal.[24]

20 de agosto[editar]

Tanques en la Plaza Roja durante el intento de golpe de estado de 1991.

Al atardecer, el general Kalinin, comandante del Distrito Militar de Moscú, había sido nombrado por Yanáyev jefe militar de Moscú, declaró el toque de queda en Moscú desde las 11 de la noche a las 5 de la mañana, con efectividad desde el 20 de agosto.[22] [11] [19] Esto se interpretó como un signo de ataque inminente a la Casa Blanca.

Los defensores de la Casa Blanca se prepararon para la defensa. Algunos de ellos estaban armados, pero la mayoría de los voluntarios estaban desarmados. La compañía de tanques al mando del mayor Evdokímov, que había declarado su lealtad a los líderes de la RSFS de Rusia, se retiró de la Casa Blanca al anochecer.[25] [16] El cuartel general improvisado para la defensa de la Casa Blanca estaba encabezado por el general Konstantín Kobéts, un diputado de la RSFS de Rusia. Tuvo a su disposición generales y altos oficiales, algunos de ellos retirados, que se presentaron voluntarios para la defensa de la Casa Blanca.[25] [26]

En la tarde del 20 de agosto, Kryuchkov, Yázov y Pugo decidieron finalmente atacar la Casa Blanca. Esta decisión estuvo apoyada por otros miembros del GKChP. El general del KGB, Aguéyev, segundo de Kryuchkov, y el general del ejército Achálov, el segundo de Yázov, planearon la «Operación Grom» (‘trueno’), que debía ser ejecutada por el Grupo Alfa y el Grupo Výmpel, unidad de operaciones especiales del KGB, con el apoyo de paracaidistas, el OMON de Moscú, la División Dzerzhinski del MVD, tres compañías de tanques y un escuadrón de helicópteros. El Grupo Alfa al mando del general Víktor Karpujin y otros altos oficiales del grupo, junto con el general Aleksandr Lebed, subjefe de las Tropas Aerotransportadas, se mezclaron con la multitud cerca de la Casa Blanca y evaluaron la posibilidad de llevar a cabo la operación. Después de eso, Víktor Karpujin y el Grupo Výmpel al mando del coronel Beskov intentó convencer a Aguéyev que la operación era imposible, y que el resultado sería un baño de sangre.[10] [11] [12] [27] Aleksandr Lébed, con el consentimiento de Pável Grachov, comandante de las Tropas Aerotransportadas, volvió a la Casa Blanca e informó secretamente al cuartel general de la defensa que el ataque se iniciaría a las 2 de la mañana.[12] [27]

Importantes manifestaciones contra dirigentes del golpe de Estado se desarrollaron en Moscú y en Leningrado, y fidelidades divergentes en los ministerios de la Defensa y de la Seguridad impedían a las fuerzas armadas venir para superar la resistencia que el presidente de la RSFS de Rusia Borís Yeltsin dirigía desde la Casa Blanca, el parlamento ruso. Un asalto planificado del edificio por el grupo Alpha, las Fuerzas Especiales del KGB, después de que las tropas unánimemente se negaran a obedecer. Durante una de las manifestaciones, Yeltsin se mantuvo de pie en un tanque para condenar a la «junta». La imagen difundida en el mundo entero por la televisión, se volvió una de las más importantes del Golpe de Estado, reforzando muy positivamente la posición de Yeltsin. Tuvieron lugar enfrentamientos en torno a las calles, que condujeron a la muerte de tres manifestantes: Vladímir Úsov, Dmitri Komar y Iliá Krichevski, aplastados por un tanque, pero en general hubo un escaso número de episodios violentos.

21 de agosto[editar]

El 21 de agosto de 1991, la gran mayoría de las tropas enviadas a Moscú se ponen abiertamente en fila al lado de los manifestantes o de los no desertados. El Golpe de Estado fracasó y Gorbachov, que había sido asignado a residencia a su dacha en Crimea, regresó a Moscú.

Sobre la 1 de la madrugada, no lejos de la Casa Blanca, una columna de IFVs de la División Tamánskaya fue bloqueada en un túnel por una barricada de trolebuses y camiones de limpieza pública. Dmitri Komar su subió sobre un IFV e intentó «cegar» la ventana de observación colocando una lona, pero murió al caerse del IFV o de un disparo. Entonces a Vladímir Úsov le dispararon cuando intentó ayudarle, probablemente inintencionadamente. Al mismo tiempo, un tercer joven, Ilyá Krichevski, recibió un disparo en circunstancias no aclaradas. Muchas personas fueron heridas. La multitud prendió fuego al IFV, pero no murió ningún soldado.[28] [26] [16]

El Grupo Alfa y el Grupo Výmpel no se movieron en dirección a la Casa Blanca, como estaba planeado. Cuando Yázov se dio cuenta de eso, ordenó a las tropas salir de Moscú.

Las tropas empezaron a salir de Moscú a las 8 de la mañana. Los miembros del GKChP se reunieron en el Ministerio de Defensa, y no sabiendo qué hacer, enviaron una delegación a Crimea para reunirse con Mijaíl Gorbachov para negociar. Vladímir Kryuchkov, Dmitri Yázov, Oleg Baklánov, Alexandr Tizyakov, el presidente del Soviet Supremo de la URSS Anatoli Lukyánov y el vicesecretario General del PCUS Vladímir Ivashko volaron hacia Crimea. A las 5 de la tarde llegaron a la dacha de Forós, pero Mijaíl Gorbachov se negó a hablar con ellos. Gorbachov, una vez restauradas las comunicaciones con la dacha, declaró nula todas las decisiones del GKChP y destituyó a todos los miembros de los puestos oficiales. El Fiscal General de la URSS inició las investigaciones por intento de golpe de estado.[12] [22]

A su regreso al poder, Gorbachov se comprometió a castigar a los conservadores del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS). Dimitió de su puesto de Secretario general del PCUS pero quedó cómo Presidente de la Unión Soviética. El fracaso del golpe de Estado presentó una serie de colapsos de las instituciones de la Unión. Borís Yeltsin asumió el control de la sociedad central de televisión y de los ministerios y organismos económicos.

Reacciones de Occidente[editar]

Tras la noticia del fallido golpe de Estado de Yanáyev y del secuestro en Crimea de Mijaíl Gorbachov, el presidente de EE. UU. George H. W. Bush interrumpió sus vacaciones de verano a Kennebunkport y eligió, en una conferencia de prensa a las 8:00 horas del 19 de agosto, condenar al Golpe de Estado, rendir homenaje a Gorbachov y llevar su apoyo al Presidente de la RSFS de Rusia Borís Yeltsin. El Reino Unido se alineó con Washington cuando el canciller alemán Helmut Kohl ofreció su apoyo a Gorbachov. El resto de Europa quedó inaudible o avergonzado de la imagen de Francia donde el presidente François Mitterrand en un primer momento declaró las intenciones de los «nuevos dirigentes» soviéticos reconociendo de facto el gobierno desde el Golpe de Estado. Él no dudó leer en directo en la televisión una carta enviada a él por Yanáyev.[29] Esta actitud fue explicada por un deseo de apaciguamiento y de preservar la seguridad de Mijaíl Gorbachov. Sin embargo, en sus memorias, Gorbachov señaló amargamente: «Desde Forós [en Crimea, donde estuvo retenido] he tenido una conversación con el presidente Bush. François Mitterrand tenía que llamar y no lo ha hecho.»

Consecuencias[editar]

Mijaíl Gorbachov voló a Moscú, así como también la delegación del GKChP. Cuando Kryuchkov, Yázov y Alexandr Tizyakov llegaron a Moscú a primera hora del 22 de agosto fueron detenidos en el aeropuerto. Por la mañana del 22 de agosto, Pugo fue detenido en su oficina. Pugo y su mujer se suicidaron el 23 de agosto. El mismo día, Pávlov y Vasili Starodúbtsev fueron detenidos. Oleg Baklánov, Valeri Boldin, y Oleg Shenin fueron detenidos el 24 de agosto.[12]

Al haber apoyado al GKChP un buen número de dirigentes de los comités ejecutivos regionales, el 21 de agosto el Soviet Supremo de la URSS aprobó la Decisión 1626-1, autorizando al presidente de la RSFS de Rusia Borís Yeltsin al nombramiento de los jefes de las administraciones regionales, ya que la Constitución soviética no otorgaba ese derecho al presidente de una de las repúblicas de la URSS.[30]

El 22 de agosto el Sóviet Supremo de la RSFS de Rusia aprobó la Decisión 1627/1-1, declarando la bandera histórica rusa, blanca-azul-roja, la bandera nacional oficial de Rusia, en vez de la bandera roja soviética.

La noche del 23 al 24 de agosto, el monumento a Féliks Dzerzhinski, el fundador de la Checa, en frente del edificio de la KGB en la plaza Dzerzhinski (Lubyanka), fue derribado por la acción popular.

El 24 de agosto miles de ciudadanos de Moscú tomaron parte en el funeral de Vladímir Úsov e Ilyá Krichevski. Mijaíl Gorbachov póstumamente los condecoró con el título de Héroe de la Unión Soviética. Borís Yeltsin pidió perdón a sus familias por no haber sido capaz de prevenir sus muertes.[12]

Final del PCUS[editar]

El 24 de agosto el presidente de la URSS Mijaíl Gorbachov dimitió del puesto de Secretario General del PCUS.[12] Vladímir Ivashko estuvo como Secretario General en funciones, hasta que dimitió el 29 de agosto.

El 24 de agosto el presidente de la RSFS de Rusia Borís Yeltsin por Decreto n.º 83 transfirió los archivos del PCUS a las autoridades del Archivo Estatal. El 25 de agosto, Yeltsin por Decreto n.º 90 nacionalizó las propiedades del PCUS en Rusia, incluyendo no solo oficinas del partido sino también instituciones educativas, hoteles, etc.[30]

El 6 de noviembre, Yeltsin por Decreto n.º 169 finalizó la actividad del PCUS en Rusia.[30]

Desintegración de la URSS[editar]

Firma del Tratado de la disolución de la Unión Soviética y establecimiento de la CEI el 8 de diciembre de 1991.

El 24 de agosto Mijaíl Gorbachov creó el autodenominado «Comité para la Administración Operacional de la Economía Soviética» (en ruso: Комитет по оперативному управлению народным хозяйством СССР) encabezado por el primer ministro ruso Iván Siláyev, para reemplazar al Consejo de Ministros de la URSS encabezado por Valentín Pávlov, miembro del GKChP.

El 24 de agosto la Rada Suprema de Ucrania aprobó la Declaración de Independencia de Ucrania y convocó un reférendum de apoyo a la declaración de independencia.

El 27 de agosto el Sóviet Supremo de Moldavia declaró la independencia de Moldavia de la Unión Soviética. El 30 y 31 de agosto el Sóviet Supremo de Azerbaiyán y el Sóviet Supremo de Kirgistán respectivamente, hicieron lo mismo.

El 5 de septiembre el Congreso de Diputados del Pueblo adoptó la Ley Soviética n.º 2392-1 «sobre las autoridades en la Unión Soviética en el periodo transicional» bajo el cual el Soviet Supremo de la URSS fue reformado. A pesar que el Soviet de la Unión y el Soviet de las Nacionalidades eran dos cámaras, ambas eran elegidas por el Congreso de los Sóviets de la URSS, y las nuevas dos cámaras eran el Sóviet de la Unión (Совет Союза) y el Sóviet de las Repúblicas (Совет Республик). El Sóviet de la Unión estaba formado por los Diputados Populares elegidos por los ciudadanos. El Sóviet de las Repúblicas incluía 20 diputados por República, más uno por cada Región autónoma. La RSFS de Rusia era la única excepción con 52 diputados.

Sin embargo, las delegaciones de cada República, tenían un solo voto en el Sóviet de las Repúblicas. Las leyes primero se aprobaban en el Sóviet de la Unión, y luego en el Sóviet de las Repúblicas.

También se creó el Consejo de Estado de la URSS (Государственный совет СССР), que incluía al presidente de la Unión Soviética y al presidente de la Unión de Repúblicas que se crearía. El Comité para la Administración Operacional de la Economía Soviética fue reemplazado por el Comité Interrepublicano de Economía de la URSS (Межреспубликанский экономический комитет СССР), también encabezado por Iván Siláyev.[31]

El 6 de septiembre el Consejo de Estado creado recientemente, reconoció la independencia de Estonia, Letonia y Lituania.[32]

El 9 de septiembre el Sóviet Supremo de Tayikistán declaró la independencia de Tayikistán de la URSS.

En septiembre sobre el 99 % de los votantes en referéndum en Armenia aprobaron la declaración de independencia de la República. Inmediatamente después de la votación, el Sóviet Supremo de Armenia declaró la total independencia el 21 de septiembre.

El 27 de octubre el Sóviet Supremo de Turkmenistán declaró la independencia de Turkmenistán de la URSS.

Las únicas Repúblicas que permanecían en la Unión Soviética eran Rusia, Bielorrusia, Kazajistán y Uzbekistán. En noviembre, siete Repúblias (Rusia, Bielorrusia, Kazajstán, Uzbekistán, Kirguistán, Turkmenistán y Tayikistán) acordaron un Nuevo Tratado de la Unión para formar una confederación que se llamaría Unión de Estados Soberanos. Sin embargo esta confederación nunca se materializó.

El 1 de diciembre Ucrania realizó un Referéndum de Independencia, en el que más del 90 % de los residentes apoyaron el Acta de Declaración de Independencia de Ucrania.

El 8 de diciembre, los líderes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia, Borís Yeltsin, Leonid Kravchuk y Stanislav Shushkevich, respectivamente, se reunieron en la reserva natural de Belovézhskaya Puscha, 50 km al norte de la ciudad de Brest, Bielorrusia, y crearon la Comunidad de Estados Independientes (CEI), anulando el Tratado de Creación de la URSS de 1922, que estableció la Unión Soviética. Otra ceremonia de firma se llevó a cabo en Alma-Ata el 21 de diciembre para expandir la CEI e incluir a las cinco repúblicas del Asia Central, Armenia y Azerbaiyán. Georgia no se adhirió hasta 1993, los Estados Bálticos nunca se adhirieron.

El 25 de diciembre de 1991, Gorbachov anunció su dimisión como presidente de la URSS, la bandera de la hoz y el martillo de la Unión Soviética fue arriada del edificio del Senado en el Kremlin de Moscú y reemplazada por la bandera tricolor de la Federación Rusa. La URSS había dejado de existir, y la RSFS de Rusia tomaba el nombre de Federación Rusa.[33]

El 26 de diciembre (al día siguiente) el Soviet Supremo reconoció la extinción de la Unión.[34]

Inicio de las reformas radicales de la economía en Rusia[editar]

El 1 de noviembre de 1991 el Congreso de Diputados Populares de la RSFS de Rusia aprobó la Decisión n.º 1831-1 «Sobre Soporte Legal a la Reforma Económica», a través de la cual el presidente ruso tenía el derecho de emitir decretos necesarios para las reformas económicas si estas contraviniesen las leyes. Tales decretos entraban en vigor si no eran rechazados en el término de 7 días por el Sóviet Supremo de la RSFS de Rusia, o por el Presidium.[30]

El 6 de noviembre de 1991 Borís Yeltsin, además de las tareas presidenciales, asumió las competencias de primer ministro. Yegor Gaidar se convirtió en viceprimer ministro y simultáneamente en Ministro de Economía y Finanzas.

El 5 de noviembre de 1991 Borís Yeltsin emitió el Decreto n.º 213 «De la Liberalización de la Actividad Económica Extranjera en Territorio de la RSFS de Rusia» por medio de la cual todas las compañías rusas podían importar y exportar mercancías y adquirir moneda extranjera (previamente todo el comercio exterior estuvo controlado férreamente por el estado).[30]

El 3 de diciembre de 1991 Borís Yeltsin emitió el Decreto n.º 297 «De las Medidas de Liberalización de Precios» por medio de la cual el 2 de enero de 1992 el sistema previo de control de precios fue abolido.[30]

Juicio a los conspiradores[editar]

Los miembros del GKChP y sus cómplices fueron acusados de traición en la forma de conspiración destinada a tomar el poder. Sin embargo, a finales de 1992 fueron liberados pendientes de juicio. El juicio en la Cámara Militar de la Corte Suprema de la Federación Rusa se inició el 14 de abril de 1993.[35]

El 23 de febrero de 1994 la Duma Estatal declaró una amnistía para los miembros del GKChP y sus cómplices, así como para los participantes en la Crisis constitucional rusa de 1993.[30] Todos aceptaron la amnistía excepto el general Valentín Varénnikov que pidió la continuación del juicio, saliendo finalmente absuelto el 11 de agosto de 1994.[12]

Comisión parlamentaria[editar]

En 1991 se estableció una Comisión Parlamentaria para la Investigación de las Causas y Razones del intento de golpe de estado, dirigida por Lev Ponomaryov, pero en 1992 fue disuelta por la insistencia de Ruslán Jasbulátov.

Importancia histórica[editar]

El presidente ucraniano Leonid Kravchuk llamó a los hechos de 1991 «el funeral del Imperio».[36]

Al mismo tiempo, la otra superpotencia, los Estados Unidos consolidó significativamente su posición.

En 2005, el entonces presidente de la Federación Rusa Vladímir Putin llamó el colapso de la Unión Soviética la «más grande catástrofe geopolítica del siglo».[37]

Anécdotas[editar]

Cuando sucedió el golpe de Estado tuvieron lugar comunicaciones internas, estas proporcionaron información sobre los eventos que tuvieron lugar incluido el propio Golpe, las reacciones, las comunidades públicas dominadas por los golpistas, etc. Estas comunicaciones tuvieron un papel importante para los opositores al golpe, ver [8] (en inglés)

La red IRC, una especie de chat lanzada en 1990 por el primer ISP de la URSS Relcom, fue utilizada durante el golpe.

Las comunicaciones se pueden encontrar en este enlace : [9] (en inglés)

En homenaje al fracaso de dicho golpe, se hizo un concierto en Moscú llamado Monsters of Rock, en el cual participaron numerosos grupos, entre los cuales estuvieron AC/DC, Pantera y Metallica.

Referencias[editar]

  1. a b 10º aniversario de los sucesos de agosto de 1991 (en ruso) // Эхо Москвы, 19.08.2001
  2. a b Ъ-Власть — Государственный недоворот
  3. a b c Ольга Васильева, «Республики во время путча» в сб.статей: «Путч. Хроника тревожных дней». // Издательство «Прогресс», 1991. (en ruso). Accesado 2009-06-14. Archived 17 de junio de 2009.
  4. Solving Transnistria: Any Optimists Left? by Cristian Urse. p. 58. Available at http://se2.isn.ch/serviceengine/Files/RESSpecNet/57339/ichaptersection_singledocument/7EE8018C-AD17-44B6-8BC2-8171256A7790/en/Chapter_4.pdf
  5. a b c d e Р. Г. Апресян. Народное сопротивление августовскому путчу
  6. a b c Артем Кречетников. «Хроника путча: часть II» // Русская служба Би-би-си
  7. a party led by the nationalist politician Vladimir Zhirinovsky - http://www.lenta.ru/lib/14159799/full.htm. Accessed 13 September 2009. Archived 16 September 2009-.
  8. Yevgenia Albats and Catherine A. Fitzpatrick. The State Within a State: The KGB and Its Hold on Russia - Past, Present, and Future. 1994. ISBN 0-374-52738-5, pages 276-293.
  9. Mayor General del KGB Vyacheslav Zhizhin y Coronel del KGB Alexei Yegorov, The State within a state, página 276-277 (en inglés)
  10. a b c d September 1991 internal KGB report on the involvement of KGB in the coup (en ruso)
  11. a b c d "Novaya Gazeta" No. 51 of 23 July 2001 (extracts from the indictment of the conspirators) (en ruso)
  12. a b c d e f g h Timeline of the events, by Artem Krechnikov, Moscow BBC correspondent (en ruso)
  13. a b Christopher Andrew and Vasili Mitrokhin (2000). The Mitrokhin Archive: The KGB in Europe and the West. Gardners Books. ISBN 0-14-028487-7, pages 513-514.
  14. The KGB surveillance logbook included every move of Gorbachev and his wife Raisa Gorbacheva, Subject 111, such as "18:30. 111 is in the bathtub."The State within a state, page 276-277
  15. a b c "Novaya Gazeta" No. 59 of 20 August 2001 (extracts from the indictment of the conspirators) (en ruso)
  16. a b c d e f "Kommersant", 18 August 2006 (en ruso)
  17. Gorbachev's interview to the Russian Service of BBC of 16 August 2001 [1] (en ruso)
  18. a b c d e GKChP documents (en ruso)
  19. a b another "Kommersant" article, 18 August 2006 (en ruso)
  20. "Novaya Gazeta" No. 55 of 6 August 2001 (extracts from the indictment of the conspirators)(en ruso)
  21. "Novaya Gazeta" No. 57 of 13 August 2001 (extracts from the indictment of the conspirators) (en ruso)
  22. a b c d e A Russian book on August 1991 events
  23. "Izvestia", 18 August 2006 [2] (en ruso)
  24. "Moskovskie Novosty", 2001, No.33 [3] (en ruso)
  25. a b "Nezavisimoe Voiennoye Obozrenie", 18 August 2006 (en ruso)
  26. a b Russian site on Heroes of the Soviet Union
  27. a b "Argumenty i Facty", 15 August 2001
  28. A Russian site on Ilya Krichevskiy[4]
  29. Lettre de Ianaïev
  30. a b c d e f g Konsultant+ (Russian legal database)
  31. Russian legal database[5]
  32. Site of RIA-Novosti (Russian news agency)[6]
  33. Gorbachoy dimite y entrega el 'botón nuclear' El País, 26-12-1991. Accedido el 16-12-2010.
  34. Penosa autodisolución del Parlamento soviético El País, 27-12-1991. Accedido el 16-12-2010.
  35. "Vzgliad", 18 August 2006 (en ruso)[7]
  36. «Зеркало Недели».
  37. «Putin deplores collapse of USSR». BBC (25-04-2005).

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]