Ejército Mexicano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Ejército mexicano»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ejército Mexicano
Logo de Ejército Mexicano.svg
Emblema del Ejército Mexicano
Activa

Creado el 19 de febrero de 1913,101 años

con antecedentes desde 1810
País Flag of Mexico.svg México
Rama Ejército
Función Seguridad exterior y defensa militar del país
Tamaño 250,000 militares, 1 722 civiles (2012), más reservistas del Servicio Militar Nacional.[1] y 300.000 de primera reserva (2011)[2]
Cultura e historia
Lema Su batalla es por la patria y por la paz

El Ejército Mexicano es la rama terrestre de las Fuerzas Armadas de México, depende de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y se encarga de defender la soberanía del país, así como de ayudar a proteger la seguridad de sus habitantes. La SEDENA cuenta con 211 488 plazas, de las cuales corresponden al Ejército Mexicano 179,964 plazas de militares,[1] más una reserva relativa de los conscriptos del Servicio Militar Nacional.

El Presidente de la República es el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas en su conjunto, de quien depende el General Secretario de la Defensa Nacional que a la vez es el comandante del Ejército y de la Fuerza Aérea Mexicanos.

Historia[editar]

El Ejército Mexicano ha evolucionado conforme a las necesidades y posibilidades económicas del país. Antes de la existencia de México como país independiente, buena parte de su territorio estuvo bajo el dominio Azteca y luego fue posesión de la Corona de España. En ambos casos, las fuerzas armadas cumplían un rol relevante en sus sociedades y contaban con sistemas establecidos de reclutamiento y adiestramiento de tropas.

Antecedentes[editar]

Ejército mexicano[editar]

En la época prehispánica en 1510 y con la derrota de los tepanecas de Azcapotzalco, surge en el centro del país la Triple Alianza, formada por los reinos de México-Tenochtitlán, Texcoco y Tacuba del que dependieron como tributarios, 38 señoríos desde las costas del Golfo de México, hasta las mesetas centro y sur del Anáhuac.

La civilización mexica desplegó gran poderío social, económico y cultural. Eminentemente sacerdotal y guerrero, su ejército alcanzó organización y disciplina muy desarrollada para su época, lo que incluía:

  • Instrucción castrense: Entre los aztecas, la preparación militar era obligatoria para los jóvenes varones que recibían su educación de acuerdo a su estrato social, yendo los nobles al Calmecac destinada a la formación de oficiales, sacerdotes y gobernantes; los plebeyos acudían al Telpochcalli que aportaba los contingentes para la defensa, la conquista y las guerras floridas, cuyo único objetivo era capturar prisioneros dedicados al sacrificio. La actividad bélica era el único camino para el ascenso social.
  • Organización de los cuerpos armados: La décima parte de la población varonil servía en el ejército, cada Calpulli o barrio formaba un escuadrón de entre 200 a 400 guerreros a cargo de un Tepochtlato, cada escuadrón se dividía en escuadras de 20 guerreros a cargo de un Tiachcouh, los Tepochtlatos respondían ante el Tlacocachcatl. Estos contingentes eran reforzados por un millar de flecheros y otros mil canoeros, sumando entre todos unos ocho mil individuos. Texcoco y tenía efectivos equiparables y Tacuba, dos mil.

Los cuatro mayores Calpullis tenían comisiones específicas en el Alto Mando, el mayor de todos llamado Tlacatécatl se encargaba de la organización (por analogía era como el Estado Mayor de un ejército moderno; los Pochteca tenían asignadas las funciones de información, contra información y propaganda (lo que hoy en día es espionaje e inteligencia), el Tlacatecuchtli se encargaba de instrucción y operaciones, donde también participan los maestros del Calmécac Tepochcalli, finalmente el Toyoyahuacatl se encargaba de los servicios, abastecimientos y evacuaciones. dotadas de unidades Tecoyahuacatl para adquisición depósito y reparto de vestuario, víveres y otros abastecimientos, el Huitzináhuatl para la inspección de tropas y materiales y tamemes para el transporte. El acopio y suministro de armas lo realizaba cada Tlacocachcatl. Los aztecas tenían además una compleja industria de fabricación de armas con talleres y obreros especializados que almacenaban los recursos en los Tlacochcalco.

Contrario a los señoríos débiles a los que dominaban, no construyeron fortificaciones defensivas, mientras que los tlaxcaltecas, mixtecos y zapotecos usaban fosos y parapetos, incluso recintos amurallados como Mitla y Xochicalco.

También es clara la analogía de los mexicas con los ejércitos del Viejo Mundo como el orden y seguridad de sus columnas y líneas, con determinantes de posición, estacionamiento, detención y vigilancia, retirada, marcha y ataque, sitio y cerco, con tal intuición bélica que al arribo de los hispanos, les permitió la rápida asimilación de algunos recursos y tácticas empleados por estos, bajo ciertos límites.[3]

Ejército Colonial[editar]

Después de la conquista, los españoles establecieron un sistema militar radicado en milicias. Las Milicias tienen su origen en la península ibérica, la gente se reunía para defender su territorio y fue bajo el reinado de Felipe II de España que se establecieron oficialmente las milicias en 1673.[4] Los primeros contingentes fijos del Virreinato se establecieron a partir de siglo XVII para custodia del Real Palacio y protección de puertos y puntos clave fronterizos, asegurando el sometimiento de los pueblos ocupados, rechazar incursiones de tribus nómadas y repeler invasiones de otros países europeos si las hubiera. Las milicias estaban formadas por Castas, es decir, no por blancos es por ello que las milicias no tenían una instrucción en armas ni en tácticas de guerra. Debido a la peligrosidad que representaba la defensa de un territorio se les compensaba con no pagar tributos al rey aunque sí pagaban el Diezmo por obligación. En las colonias de América había descontento por el tardío y mal pago, además del violento sistema de reclutamiento.[5]

Otro problema era el de la entrada a las filas de las milicias, pues podía entrar cualquier persona de cualquier condición social aunque se creía que las personas de mala condición eran ineficaces contra los ataques de Piratas , Filibusteros, Bucaneros y Corsarios. Estos aspectos provocaron que la carrera de armas perdiera su prestigio. A partir de ello, en el Siglo XVIII, se tomó la decisión de formar una carrera de indias digna y eficaz para defender el territorio principalmente los puertos. Uno de los aspectos importantes fue el de el establecimiento de unidades regulares como compañias , Batallones, y Regimientos.[6] Además se establecieron un conjunto de requisitos de ingreso, entre los que se encontraban la pureza de sangre y una buena disposición. Los aspirantes se debían educar, entre otros aspectos, en Ingeniería militar y Matemáticas para lo cual acudían a academias donde las lecciones eran dictadas por ingenieros militares y jefes de artilleria.[7]

La defensa de las colonias había sido primordial y uno de los principales centros de atención para la administración de la corona española. De allí provenían enormes riquezas, algunos ejemplos de ello son el cacao que principalmente provenía de Nueva España, Guayaquil y Venezuela, siendo el cacao venezolano el más valioso debido a los usos medicinales y de consumo para la vida cotidiana de las personas. Otro ejemplo de recursos que por los cuales se debía defender al Nuevo Mundo era la plata, en especial la de Nueva España que era de sumo aprecio porque se podía cambiar por otros géneros o era invertida en la construcción de barcos o el mantenimiento de los mismo. Las inmensas riquezas le dieron prestigio a la Corona, sin embargo, también provocó envidias entre otros reinos como Inglaterra, Francia y en menor medida Holanda.[8] .

A consecuencia de la Guerra de los Siete Años, España sufrió pérdidas de territorio en sus colonias a manos de los ingleses (La Habana y Manila).[9] Además fueron atacados constantemente los puertos de la Nueva España, en especial el de Veracruz lo cual obligó a cambiar la política de defensa que hasta entonces estaba a cargo de grupos minoritarios como las milicias.[10] Es por eso que en 1765 vino a la Nueva España el visitador José de Galvez, marqués de Sonora que trajo consigo a un grupo de veteranos (de Barcelona)de guerra españoles con el objetivo de instruir hombres y formar un Ejército. Todo esto se llevó a cabo gracias a las Ordenanzas de Carlos III de España, Carlos de Parma, que fue coronado en 1759 después de la muerte de su mediohermano Fernando VI de España.[11]

Carlos estaba interesado en la guerra e hizo avances en la construcción de Navíos de guerra, además de crear nuevas políticas de defensa para las colonias, pues sólo se dedicaban a defenderse de ataques mas no atacaban al enemigo cuando lo veían acercarse a los puertos.[12] . A finales de la década de los sesentas del siglo XVIII se seguían teniendo problemas con las fuerzas armadas en la Nueva España y se hicieron constantes críticas al sistema militar. Por parte de España viajó a América el marqués de Torre que hizo una inspección al estado en que se encontraban las fuerzas aemadas y las calificó de inútiles.[13] . Las guerras constantes en la segunda mitad del siglo XVIII entre España, Francia y principalmente Inglaterra hicieron que la corona española estuviera en constante alerta. Aun terminadas las guerra, principalmente las de 1762-1763 y 1779-1783, los ingleses seguían manteniendo su presencia cerca de las cosas de Nueva España y ponían presión a las defensas de los puertos, con lo cual se requería un constante funcionamiento de las fuerzas armadas.[14]

En la década de los setentas del siglo XVIII siguieron las críticas al sistema de las fuerzas armadas. El virrey en turno en dicha época era Antonio Bucareli (1771-1779) que también opinaba que las milicas no constituían una fuerza confiable para defender sus intereses, además, junto con otros funcionarios, se llegó a la conclusión de que después de las reformas de Carlos III y las de José de Gálvez, no había habido un gran cambio y que las cosas seguían siendo deficientes.[15] . En los años posteriores y con las guerras contra Gran Bretaña se hicieron más evidentes las decadencias de las fuerzas armadas, en específico en el periodo de 1779 donde el virreinato estaba a cargo de Martín de Mayorga.[16] . No obstante, fue el sucesor de Mayorga el que se ocupó de estudiar las deficiencias de las milicias y así mejorarlas en su constitución y funcionamiento. Dicho virrey fue Matias de Gálvez cuya mayor acción fue poner al subinspector Francisco Crespo, que estaba familiarizado con las instituciones militares, a hacer un estudio sobre la armada de la Nueva España. A su vez, el estudio arrojó resultados, pues Crespo dio un informe de los efectivos de la armada. En 1784 había más de 30.000 efectivos aunque no era de sorprender puesto que sólo la mitad estaba disciplinado y era regular.[17] La mayor contribución de Crespo fue la de proponer que durante los tiempos de paz se adiestraran a más efectivos, pues hasta entonces sólo se hacía esto en tiempos de guerra por eso los soldados eran ineficientes. Dicha premisa fue aceptada e impulsada en 1787 y 1788 y dio resultados porque se aumento el número de efectivos preparados y regulares.[18] A los pocos años del intento de establecer una fuerza armada regular por parte del virrey Matias de Gálvez y por Francisco Crespo, el sucesor de Gálvez, el conde de revillagigedo se encargó de desarticular a las milcias, pues él dudaba de la lealtad de dichas fuerzas y pensaba que a la larga los hombres de la armada tomarían poder en la política y se revelarían contra la Corona.[19]

Un cuerpo desconocido hasta fechas recientes fue el Cuerpo de Presidiales o "Cuerudos" ya que usaban como armadura una chaqueta de cuero de cuatro a siete capas (de la cual solo queda como ejemplo el traje típico de los Tamaulipecos), soldados de infantería, caballería, artillería, un capellán y un cirujano por cada 2000 soldados. Desde el primer presidio, avanzaron desde 1620 hasta 1810 en la Alta California, Texas, Arizona, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Sonora, Chihuahua y Nuevo México, colonizando nuevas tierras para la Corona. Estos cuerpos formados en su mayoría por mestizos, hábiles jinetes y hombres indomables, se lanzaron a los combates contra franceses, ingleses, comanches, rusos y piratas argentinos al grito de "Santiago y a muerte". Existen múltiples batallas descritas y una de estas unidades fue la que logró capturar a Miguel Hidalgo.

La verdadera organización de un ejército colonial la realizó el Teniente General Juan de Villalba en 1766, donde la alta oficialidad era designada por las autoridades peninsulares y los mandos medios se reclutaban entre las familias criollas (los próceres de la Independencia formaban parte de la oficialidad de esas milicias). En la organización por jerarquías se encontraba el Virrey de la Nueva España como principal autoridad aunque había ocasiones en que el rey de España mandaba a un inspector general o a un Visitador o a un Reformista los cuales tenían el poder máximo por orden del Rey. En el aspecto militar el cargo más alto en la jerarquía recaía en el Capitán general (que en el reinado de Carlos III era el Conde de Aranda) después se encontraban los gobernadores y por último los tenientes generales. Pero para hacerse de tropa primero se recurrió al sorteo entre vecinos, que al no haber censos y si haber ocultamiento de pobladores se echó mano del más perverso sistema, el reclutamiento por leva; esto es el reclutamiento forzado de individuos que luego eran remitidos a los cuarteles, sistema que muchas veces se utilizó para sistemas de venganza y despojo de bienes, así como eliminación de personas indeseables para los poderosos. Este sistema se mantuvo durante todo el tiempo de la colonia y sobrevivió en varias etapas del México independiente, fue de peso preponderante en el porfiriato y aún se vio en la Revolución.

Ejército Insurgente[editar]

En esta etapa, las fuerzas se conformaron con base a la incorporación de voluntarios, pero el germen del ejército fueron los 8 sirvientes de Hidalgo, 70 presos liberados de la prisión de Dolores, una compañía de dragones del Regimiento de la Reina, leales a Allende y unos centenares de campesinos, empleados y artesanos. El Ejército Insurgente se formó el 16 de septiembre de 1810 y fue encabezado por el cura de Dolores como Generalísimo, por el Capitán General Ignacio Allende y el Teniente General Mariano Abasolo.

La capacidad de estos milicianos era sumamente limitada: el Generalísimo carecía de conocimientos militares y sus inmediatos inferiores solo sabían de su experiencia en escuadrones. Ignacio Allende tenía considerable intuición bélica, lo que les permitió cosechar grandes triunfos.

Sin una estructura definida, el ejército insurgente creció con rapidez; en San Miguel el Grande eran 5.000, en Guanajuato 80.000 y si bien llegaron a tener mayor cantidad de armas de fuego y de artillería que el ejército realista, éstas eran piezas mal fundidas y peor servidas.

Las operaciones militares durante la Guerra de Independencia tuvieron cuatro etapas: la primera con el Grito de Dolores bajo el mando de Hidalgo; la segunda jefatura por José María Morelos, la tercera anárquica destacando solamente la expedición de Francisco Javier Mina, y la cuarta, la de Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide.[20]

Primer Ejército Mexicano[editar]

Ejército Trigarante[editar]

Éste es el primer ejército del México independiente y resultó de la fusión de las fuerzas armadas realistas y los grupos guerrilleros insurgentes.

Era 1821 y únicamente quedaba el reducto insurgente de Vicente Guerrero en las montañas del sur, el Virrey Juan Ruiz de Apodaca envió contra él al Coronel José Gabriel de Armijo, quien fue reemplazado por el Coronel Agustín de Iturbide quien le pidió a Apodaca grandes derramas de oro para sofocar la rebelión. Una vez en poder de los bienes y con el propósito insano de impedir la instauración en la Nueva España de la nueva constitución liberal española y a fin de continuar con un régimen absolutista, pretextando la independencia (ajena a la idea original), proclamó el Plan de Iguala por lo que Guerrero y sus seguidores se le unieron, logrando después de siete meses que el Teniente General don Juan O'Donojú, último Virrey nombrado por la Corona Española con los Tratados de Córdoba reconociera Independencia y Plan a la vez. El 27 de septiembre Iturbide entró a la cabeza del Ejército Trigarante triunfalmente a la Ciudad de México. Se trataba del primer ejército más o menos organizado del México Independiente, con un número aproximado de 16 mil hombres, predominaba en él la vieja oficialidad colonial que se inclinaba por defender una política centralista.

En lo que llegaba un líder adecuado para gobernar al país, el plan proponía una la creación de una "Junta Gubernativa"; esta se estableció al día siguiente e Iturbide fue nombrado Jefe Supremo de las Fuerzas de Mar y Tierra con el título de Generalísimo Almirante; Iturbide organizó de inmediato la administración pública con cuatro secretarías, una de ellas la de Guerra y Marina cuyo primer titular nombrado el 4 de octubre de 1821 fue el marino retirado Antonio de Medina Miranda que la organizó en 8 secciones: Infantería, Caballería, Artillería, Marina, 'Fortificación e Ingenieros', 'Capitanías y Comandancias Generales', 'Presidios y Puntos Militares', 'Militares Retirados y Hospitales' y 'Montepíos, Pensiones y Premios'.

Siendo casi una copia del español, aumentándole solo el rango de Generalísimo se conservó la escala jerárquica, la organización, el corte de uniformes y el armamento. Solo se modificaron las divisas, el escudo de armas y las banderas y sobre todo, se siguió conservando la obligatoriedad de la pureza de sangre para escalar las posiciones superiores.

El Alto mando quedó integrado por el Generalísimo Iturbide, el Teniente General Pedro Celestino Negrete, 5 Mariscales de Campo: Anastasio Bustamante, Luis Quintanar, Vicente Guerrero, Manuel de la Sota Riva y Domingo Estanislao Luaces, y 11 Brigadieres: Antonio Cordero y Bustamante, Melchor Álvarez, José Morán, Nicolás Bravo, José Joaquín de Herrera, José Antonio de Echávarri, Miguel Barragán, José Joaquín Parrés, Juan Horbegozo, José Antonio Andrade y Manuel María Torres Valdivia.

Este ejército, acudiendo en forma tumultuaria frente al Palacio de Iturbide (Hoy Museo Banamex) a los gritos del sargento Pio Marcha, proclamó el 18 de mayo de 1822 al Generalísimo Iturbide como Primer Emperador de México lo que dio origen al Ejército Imperial Mexicano.

Ejército Imperial Mexicano[editar]

Tuvo solo dos acontecimientos destacados: el 27 de octubre rechazaron el asalto de la armada española guarecida en San Juan de Ulúa que pretendieron desembarcar en Veracruz y la creación en octubre de 1822 de la Academia de Cadetes, con apenas un comandante (Teniente) y once alumnos, que sería el precedente de lo que hoy es el Colegio Militar, ubicándolo en el Castillo de Perote, en Veracruz.

Ejército Nacional[editar]

Este enfrentó los Intentos españoles de reconquista de México de 1825 a 1829, la Guerra de Texas, la Guerra de los Pasteles y la invasión estadounidense, siendo un ejército que resultó poco apto para el combate, y según el historiador Vicente Riva Palacio, en su obra "México a través de los Siglos", citado por Humberto Mussachio: 'sus jefes, más preocupados por obtener empleos bien remunerados y otros privilegios, principalmente Santa Anna actuaron, con sus excepciones, impulsados por la cobardía y la traición'1.

En 1823 tenían 9 501 regulares y 20 500 milicanos, cuatro años después eran unos 59 500 (36 000 irregulares), en 1831 25 500 (9 800 regulares) y en 1844 31 400 (17 700 regulares).[21] En 1848 el ejército se había reducido a apenas 8 000 regulares más 7 000 reservistas aunque en teoría podían subir a 50 000 hombres, a los que se sumaban, según datos gubernamentales, 1 503 592 milicianos en todo el país.[22] En 1851 tenían solo 13 900 hombres, 4 000 de ellos en Yucatán en la Guerra de Castas.[23]

Segundo Ejército Mexicano[editar]

Ejército Liberal[editar]

Pese al desastre que en términos militares significó la guerra con los estadounidenses, la oficialidad continuó como la principal fuerza política hasta el triunfo de la Revolución de Ayutla, cuando un ejército popular, dirigido por viejos insurgentes o por oficiales improvisados, echó del poder a Santa Anna, acabó con los fueros militares y como 'Ejército Liberal', combatió a los restos de sus fuerzas que se reagrupaban una y otra vez como 'Ejército Conservador' hasta haber sufrido una derrota por los liberales durante las guerras de Reforma.

El Colegio Militar, que servía como reducto y centro de formación para los conservadores, fue suprimido por los liberales en 1860. El cuerpo de élite del ejército mexicano entre 1821 y 1870 fueron los lanceros, tropas de caballería que usaban la vieja y efectiva lanza en lugar de portar algún arma de fuego.

El Ejército Liberal fue quien enfrentó a los franceses, quienes teniendo en ese entonces el aparato bélico más poderoso, no se preocuparon en reorganizar y abastecer de pertrechos al Ejército Conservador, ya que los veían como una amenaza que en cualquier momento, podrían pasarse al bando contrario. Por otra parte, el ejército de Juárez operó como guerrilla ante la incapacidad de hacerle frente a los franceses con tácticas de guerra convencional, dispersándose en pequeñas guerrillas que no dieron descanso a los invasores. Tras una larga guerra, incapaces de dominar el territorio Mexicano, los franceses se vieron obligados a salir de México, y el ya derrotado Ejército Conservador sucumbió en Querétaro, restaurando entonces la República.

Sin restarle mérito al Ejército Liberal de esa época, no hay que olvidar que en estas fechas los Estados Unidos de América se encontraban en su Guerra de Secesión, motivo por el cual los franceses se aventuraron en esta Guerra; una vez que los Estados Unidos de América derrotaron a los Estados Confederados de América, los franceses se retiraron, ya que de no hacerlo entrarían en guerra no solo con México, si no que también se vislumbraba una posible guerra con los estadounidenses.

Los generales triunfantes, con pleno dominio en las estructuras del ejército, reabrieron el Colegio Militar e hicieron sentir su influencia, sobre todo con la declaratoria del Plan de La Noria y el Plan de Tuxtepec, los cuales dieron origen a la conformación del Ejército Federal.[24] Durante el porfiriato el ejército mexicano era de 40.000 regulares más 160.000 en la Guardia Nacional.[25]

Ejército Federal[editar]

Se estructuró con la incorporación de los viejos militares liberales y no pocos conservadores, integrado con tropas de leva y oficialidad educada en el Colegio Militar, así como expertos asesores venidos del extranjero, principalmente de Alemania. Este ejército, conocido coloquialmente como el porfiriano, se dedicó a mantener el orden y aplastar toda disidencia.

Tercer Ejército Mexicano[editar]

Ejércitos revolucionarios[editar]

La rebelión maderista de 1910 dio cauce para la revelación de gran número de estrategas sin formación castrense, como fueron Francisco Villa, Álvaro Obregón y Emiliano Zapata. Al producirse el golpe de estado de Victoriano Huerta, muchos oficiales del Ejército Federal con alto espíritu de principios democráticos, se incorporaron a las fuerzas revolucionarias, mismos que al año y medio del cuartelazo, vencieron al Ejército Federal y por medio de los Tratados de Teoloyucan le obligaron a disolverse. Durante los primeros años de la Revolución Mexicana los ejércitos federales sumaban apenas 50.000 hombres y los rebeldes unos 200.000 combatientes.[26] Huerta en teoría podía movilizar 200.000 soldados y 50.000 milicianos rurales por las levas, pero fracaso, y a la larga jamás contó con más de 125.000 unidades.[27]

Estos ejércitos revolucionarios que lograron el eclipsamiento del viejo ejército que databa de los años de Juárez fueron:

El Cuerpo de Ejército del Noroeste[editar]

Formado en 1914 a partir del dominio que en Sonora y Sinaloa tenía sobre las fuerzas militares el entonces jefe de la sección de guerra del gobierno de Sonora quien había combatido al orozquismo.

La División del Norte[editar]

La División del Norte es la formación militar encabezada por el General Francisco Villa, que obtuvo importantes triunfos en la lucha de la Revolución mexicana. La División del Norte se componía sobre todo de gente del pueblo, rancheros, vaqueros, caporales y otros elementos de la población rural del norte de México. También dio cabida a miembros del ejército federal que lamentaban el asesinato de Francisco I. Madero, por las fuerzas de Victoriano Huerta

El Cuerpo de Ejército del Noreste[editar]

Este grupo se formó en Tamaulipas con tropa al mando del General Pablo González Garza y propició las derrotas de Monterrey y cooperó con la toma de Torreón al mantener lejos de Pancho Villa al ejército federal. Este Cuerpo, descendió por la Huasteca y tomó el norte de Veracruz y parte de San Luis Potosí. Se destaca la Batalla de Ébano donde se dio por un bombardeo por medio de los aviones de la naciente Fuerza Aérea Mexicana.

El Ejército Libertador del Sur[editar]

El Ejército Libertador del Sur (ELS) fue un ejército organizado y liderado por el General Emiliano Zapata en el Estado de Morelos, al sur de México. La causa principal de Zapata fue la reforma agraria y la autoridad del ELS para que este se convierta en uno de los primeros iniciadores de la Revolución mexicana (véase: zapatismo).

Ejército Constitucionalista[editar]

Fue comandado por Venustiano Carranza y denominado así porque su objetivo y logro, en el contexto de la Revolución mexicana, fue establecer en el país lo que finalmente devino la Constitución de 1917. Sumaba alrededor de 100.000 hombres.[26]

Pero ese desenlace fue momentáneo, dado que la lucha intestina prosiguió con períodos de paz más o menos prolongados hasta 1924. Se tuvo la pericia de vencer al Ejército Federal huertista, en las goteras de la Ciudad de México y disolverlo mediante la firma de los Tratados de Teoloyucan el 13 de agosto de 1914.

El ejército de Carranza constó de 7 cuerpos de ejército:

  • Cuerpo del noroeste.
  • Cuerpo del noreste.
  • Cuerpo del oriente.
  • Cuerpo del occidente.
  • Cuerpo del centro.
  • Cuerpo del sur.
  • Cuerpo del sureste.

El plan de Carranza consistió básicamente en acabar con los villistas (principal fuerza opositora) en el norte, para luego atacar a los zapatistas en el sur.[28]

Cuatro años después se comenzaría la liquidación del Ejército Libertador del Sur con el asesinato de Zapata en Chinameca, Morelos; para 1920 la División del Norte había sido vencida en los campos de Celaya y La Piedad, y a Pancho Villa le sucederían una serie de derrotas en diversos estados de la república que terminarían por retornar a Villa al estatus que tenía antes de la revolución: guerrillero. Venustiano Carranza, a la sazón Presidente de México, sería derrocado y luego asesinado en Tlaxcalantongo, Puebla el 21 de mayo de 1920 por correligionarios del Plan de Agua Prieta encabezado por Obregón; con Obregón en la presidencia, se transformó al Ejército Constitucionalista y a la Fuerza Aérea que debieron que afrontar con éxito la rebelión de Adolfo de la Huerta en 1924, siendo ya ésta la última insurrección del tiempo revolucionario.

Luego, tras la elección de Plutarco Elías Calles, Obregón fue nombrado 'Secretario de Guerra y Marina'. El General Joaquín Amaro, que al saber que las fuerzas armadas revolucionarias estaban todavía insuficientemente unificadas y sin identidad nacional -como lo demostraron las revueltas de Arnulfo R. Gómez en 1927 y la de Gonzalo Escobar en 1929-, y sin la suficiente preparación y disciplina, según se demostró también durante la larga Guerra Cristera, inició una serie de cambios que culminaron en la promulgación de leyes y reglamentos para la fuerza militar, que habrían de institucionalizarla y modernizarla.

Ejército Mexicano[editar]

El Ejército Mexicano es resultado de la evolución de las fuerzas revolucionarias emergidas del Ejército Constitucionalista, al ser sometido éste a la reorganización y modernización impuesto por el general Joaquín Amaro; tal programa incluyó la revalidación del grado para los altos oficiales, imposición de disciplina principalmente entre generales y jefes, profesionalizando los cuadros de jefes y clases, combatiendo la corrupción y mejorando en todos sus sentidos los servicios del ejército. Además, canalizó las aspiraciones políticas de los excombatientes revolucionarios.

Para llevar a cabo esta labor, le favoreció su permanencia al frente de la Secretaría de Guerra y Marina hasta 1931, y la fundación del Partido Nacional Revolucionario, que incluyó un sector militar que aglutinaba a los más connotados e influyentes oficiales. Fue el mismo Amaro quien condujo las actividades bélicas contra los Cristeros.

Al arribo de Lázaro Cárdenas como presidente en los primeros dos años (1934-1936, sometió el mando de la secretaría y los mandos subordinados a un cambio permanente hasta que dispuso de hombres de confianza que le permitieron afianzar el poder, lo que le permitió enfrentar con éxito las intentonas golpistas de Plutarco Elías Calles exiliándolo el 1 de abril de 1936. En 1937 se dispuso el cambio de nombre de la Secretaría de Guerra y Marina al de Secretaría de la Defensa Nacional. Finalmente, enfrentó el alzamiento de Saturnino Cedillo en 1938, así como unas insubordinaciones de menor magnitud. Es en 1941 en que los mandos del entonces Departamento de Marina Nacional, dejan de depender de la Secretaría de Guerra y Marina, creándose la Secretaría de Marina y reduciéndose la injerencia del ejército en este menester.

Habiéndose involucrado México en la Guerra Mundial en 1942, Ávila Camacho llamó a colaborar a los principales caudillos, como Cárdenas y Elías Calles y reincorporó al servicio activos a otros generales. En ese tiempo Joaquín Amaro preparó el estudio Problemas de nuestra defensa nacional. En 1952 fue presidente de la república un civil que durante el movimiento armado había obtenido el grado de Capitán Primero, don Adolfo Ruiz Cortines cuyo opositor principal fue el General Miguel Henríquez Guzmán y sus partidarios fueron objeto de actos disciplinarios. Pero para dar cauce a las aspiraciones políticas de los militares oposicionistas se fundó el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana desde el cual se denunció la desviación del gobierno de los postulados revolucionarios de 1910.

Victorias[editar]

  • Batalla de San Juan de Ulúa (1825)

Tras la consumación de la independencia, aún quedaba el fuerte de San Juan de Ulúa en Veracruz en manos españolas; gracias al desempeño del bloqueo de los marinos mexicanos al mando del Teniente de Navío Francisco P. López y del Ejército Trigarante por el General Miguel Barragán, se libraron combates que culminaron con la derrota y toma del castillo. Exhausto, sin víveres ni municiones, el Brigadier José Coppinger capituló y el 16 de noviembre de 1825 entrega el castillo a los Generales Mexicanos, cerrando para siempre la amenaza de la dominación de la antigua España.

  • Batalla de Tampico (1829)

El Ejército Nacional al mando del Gral. Antonio López de Santa Anna junto con los generales Manuel Mier y Terán y Pablo de la Garza, se enfrentaron a fuerzas españolas que intentaban recuperar territorio mexicano para España. La derrota se dio el 11 de septiembre de 1829 con la total rendición de lo que quedaba de tropa española. Las banderas de los invasores fueron llevadas ante la Virgen de Guadalupe y El General español, Isidro Barradas, se retiró con 4.000 soldados y marinos a la Isla de Cuba.

  • Primera Batalla de Tabasco (1846)

El Comodoro Matthew Perry dirigió un destacamento de 7 buques a lo largo de la costa sur del estado de Tabasco. Perry llegó al Río Tabasco (hoy conocido como río Grijalva) el 22 de octubre y se apoderó de la ciudad de Frontera junto con dos de sus buques. Dejando una pequeña guarnición, avanzó junto a sus tropas con dirección a la ciudad de San Juan Bautista (hoy Villahermosa). Perry llegó a la ciudad de San Juan Bautista el 24 de octubre, apoderándose de cinco buques mexicanos. El Coronel Juan Bautista Traconis, comandante departamental de Tabasco carecía en aquel momento de la fuerza suficiente para luchar contra las fuerzas invasoras, por lo que se retiraron de la ciudad, tomando Perry la plaza. Durante la noche, las fuerzas mexicanas de Juan Bautista Traconis regresaron a la ciudad, levantando barricadas dentro de los edificios. Traconis recibió una comisión de marinos estadounidenses exigiéndose la rendición de la plaza, siendo la respuesta recibida por Perry: “Diga usted al Comodoro Perry que primero moriré con mi guarnición antes de entregar la plaza”. Perry se dio cuenta de que el bombardeo de la ciudad sería su única opción para expulsar a los elementos del Ejército Mexicano, y evitando dañar a los comerciantes de la ciudad, retiró sus fuerzas preparándolas para el día siguiente. En la mañana del 26 de octubre, Perry preparó la flota para iniciar el ataque a la ciudad, las fuerzas mexicanas comenzaron a disparar a la flota norteamericana. El bombardeo norteamericano comenzó con el fin de rendir la plaza, siendo en los primeros disparos rota el asta bandera del Cuartel General, eso mismo género que la escuadra invasora pensase que ya se había dado la rendición de la plaza, por lo que suspendieron el fuego y enviaron a una nueva comisión a indagar, recibiendo la misma respuesta y diciendo que el mismo fijaría el asta bandera en lo alto de la torre de la Iglesia, por lo que el fuego continuó hasta la tarde. Ante la impotencia de tomar la plaza, Perry decidió abandonarla y regresar a Frontera, en donde estableció un bloqueo naval para evitar el abastecimiento de víveres y pertrechos militares hacia la capital del estado.

El Ejército Liberal tuvo lugar el 5 de mayo de 1862 cerca de la ciudad de Puebla (México), la defensa del Fuerte de Loreto y del Fuerte de Guadalupe, durante la invasión francesa de México. Fue una importante victoria mexicana con resonancia global, pues venció al ejército más experimentado y reputado de la época y se conmemora en México con la fiesta del Cinco de mayo.

La Batalla de Miahuatlán tuvo lugar el 3 de octubre de 1866 en las inmediaciones de la población del actual municipio de Miahuatlán de Porfirio Díaz en el estado de Oaxaca, México, entre elementos del ejército mexicano de la república, al mando del general Porfirio Díaz y tropas francesas al servicio del Segundo Imperio Mexicano.

La Batalla de la Carbonera fue librada el 18 de octubre de 1866, durante la Segunda Intervención Francesa en México.

La Toma de Puebla de 1867 (mejor conocida como la Batalla del 2 de abril) tuvo lugar desde marzo al 2 de abril de 1867 en las afueras de la Ciudad de Puebla en el estado de Puebla, México, entre elementos del Ejército Mexicano de la República, al mando del Gral. Porfirio Díaz contra las tropas al servicio del Segundo Imperio Mexicano comandada por el Gral. François Achille Bazaine, compuesta de soldados conservadores mexicanos y franceses durante la Segunda Intervención Francesa en México. La Toma concluiría con la decisiva Batalla del 2 de abril.

  • Batalla del Carrizal

Combate entre el Ejército Constitucionalista de México y el estadounidense, posterior al combate de Columbus realizado por Pancho Villa, ya sin su famosa División del Norte y convertido en simple guerrillero. So pretexto de perseguir al General Mexicano, las fuerzas estadounidenses se sobrepasaron en los límites diplomáticos establecidos, las hostilidades las rompe el general Pershing el 16 de junio de 1916 al retar al General Treviño, aduciendo que su gobierno "no le ha limitado el área de movimientos de su fuerza expedicionaria", por lo cual avanzaría donde creyera conveniente. Cerca de Casas Grandes, Chihuahua, tiene el honor el General mexicano Félix U. Gómez el 21 de junio y al ordenar al Capitán Boyd estadounidense, se inició una lucha entre ambas fuerzas, el mando mexicano pasó al Tte. Cor. Genovevo Rivas Guillén con 150 muertos estadounidenses y 72 muertos mexicanos. Pershing no volvió a autorizar un combate y tuvo que salir de territorio mexicano en febrero de 1917 por una orden del propio congreso de su país, humillado, derrotado y con las manos vacías, pues nunca encontró a Pancho Villa.

Tiempos modernos (desde 1952)[editar]

Ejército en práctica

El Ejército Mexicano tiene implementados tres planes de estrategia denominados: Plan DN-I. Diseñado para enfrentar un país o fuerza extranjera enemiga que invadiera el país, problema que si bien que pudiera suscitarse, continúa siendo una remota posibilidad por ser México un país entregado a la paz conforme a la Doctrina Estrada de no intervención en asuntos de otros países y al principio de Benito Juárez cuando expresó: "Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno, es la paz"; el Plan DN-II.- El combate a las fuerzas internas que socaven la estabilidad de las instituciones como en el momento actual cuando sostiene un combate frontal al narcotráfico, lo que ha aumentado drásticamente la presencia militar visible en varios estados del país al realizar labores policiales de forma rutinaria y el DN-III que atiende a la población civil en casos de desastres naturales como los huracanes y terremotos. Con este programa (que abundaremos más adelante) el ejército recobra todo lo que pierde con el segundo; y es que el empleo del ejército en tareas policíacas se da en México debido a la corrupción en los cuerpos policíacos municipales y estatales.

En el sexenio del presidente Adolfo López Mateos, se utilizó al ejército en gran escala para detener las movilizaciones laborales de trabajadores petroleros, telegrafistas, maestros y otros sectores; el clímax de tales conflictos se vio primeramente en el paro ferrocarrilero de 1958 cuando aparte de la detención de los principales dirigentes Demetrio Vallejo y Valentín Campa se dio por vez primera la requisa en que los uniformados se hicieron cargo de un servicio manejado siempre por civiles, aún durante la revolución.

La segunda intervención 'policial' por parte del ejército sucedió diez años después con el presidente Gustavo Díaz Ordaz durante el movimiento estudiantil de 1968 en México en la plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco. El 2 de octubre de 1968, el ejército aguardaba una señal para emboscar una manifestación estudiantil, con el pretexto de que un grupo armado posiblemente utilizaba al movimiento estudiantil como camuflaje y reclutamiento. Al caer la tarde, cuando los estudiantes se proponían disolver el mitin debido a la presencia militar, una ráfaga de balas proveniente de los edificios cercanos se dirigió contra la manifestación, al prinicipio el ejército reaccionó disparando contra los agresores. Posteriormente se supo que estos agresores pertenecían al Batallón Olimpia, un cuerpo especial creado por el ejército para la seguridad de los XIX Juegos Olímpicos. que en esa ocasión disparó a quemarropa contra la multitud junto con las tropas que entraron a la Plaza de las Tres Culturas con la bayoneta calada. Varios estudiantes resultaron muertos, siendo el saldo oficial de decenas de muertos, mientras que las cifras de la prensa internacional de esos días mencionaron cientos muertos. Era Secretario de la Defensa Nacional el General Marcelino García Barragán, a quien, según diferentes versiones, intentaron convencer de que asumiera la presidencia ante la manifiesta ineptitud de Díaz Ordaz para resolver políticamente los conflictos. García Barragán rechazó tajante tales ofrecimientos. Actualmente, el 2 de octubre es una fecha que se recuerda cada año con una ceremonia en Tlatelolco, sobre todo por organizaciones político-civiles que no olvidan el atentado contra la población estudiantil en ese año.

En el período de Luis Echeverría Álvarez, el ejército tuvo que asumir de nuevo el peso de la lucha contra los movimientos sociales, en este caso, las guerrillas rurales que habían surgido por las condiciones en que viven los campesinos del país. Desde 1977 disminuyó la función policiaca del ejército ante la reforma política que amplió las posibilidades de participación electoral.

En 1994, el Ejército Mexicano se enfrentó durante 12 días contra el grupo subversivo llamado Ejército Zapatista de Liberación Nacional en el estado de Chiapas. El EZLN realmente era una guerrilla pequeña y poco armada comparada con el tamaño y recursos del ejército mexicano. En este conflicto, el enfrentamiento más fuerte fue durante el 3 y 4 de enero de 1994 en el municipio de Ocosingo. Para evitar masacres, el presidente ordenó alto al fuego y el EZLN quedó reducido a zonas de apenas algunos kilómetros en el estado de Chiapas. Aunque durante años el EZLN ha procurado ser identificado como un movimiento armado, realmente nunca hubo más combates y el movimiento de insurrección nunca se expandió más allá de las zonas en las que fue encerrado.

Hoy en día, las funciones principales encomendadas al Ejército Mexicano son, como ya fue comentado, la guerra contra el narcotráfico y la ayuda a la población en caso de desastres (Plan DN-III-E). Un ejemplo de la ejecución del Plan DN-III-E por parte del Ejército Mexicano moderno, es el apoyo que el Gobierno Mexicano hizo a los Estados Unidos durante la inundación de Nueva Orleans, cuando las cocinas comunitarias del Ejército Mexicano viajaron por tierra a Nueva Orleans para apoyar a varios miles de damnificados, siendo ésta la primera incursión militar-humanitaria de México a EE. UU. Misiones similares han sido efectuadas en diversas ocasiones por el Ejército Mexicano a diversos países de América Latina y Asia

El Ejército Mexicano es el único ejército en Latinoamérica que en más de tres cuartos de siglo no ha sido protagonista de un golpe de estado, atribuido según los estudiosos, a que su oficialidad no proviene de las capas oligárquicas, sino del proletariado y los sectores sociales medios.[cita requerida] Una novedad recientemente introducida es el permitir a las mujeres de participar en todas las áreas del ejército.

Detenciones por parte de los elementos del Ejército Mexicano en Michoacán.

La guerra contra el narcotráfico emprendida oficialmente el 11 de Diciembre de 2006 bajo el mandato de el ex-presidente de la república Felipe Calderón se implementó la llamada "Guerra contra el Narcotráfico". Las primeras acciones consistieron en elevar al doble el sueldo de los Soldados de bajo rango (Soldados, Cabos, Sargentos), Además del despliegue de tropas de efectivos de Policía Federal y elementos de la Sedena en el estado mas conflictivo de aquel entonces Michoacán provocando represalias por parte de La Familia Michoacana. Además del despliegue de tropas en los estados del norte del país como Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Durango, Chihuahua , Sinaloa , Baja California. Asestando importantes golpes al narcotráfico y delincuencia organizada en operaciones en conjunto con Policía Federal y SEMAR, dando como resultado la ruptura y confrontación entre los carteles de la droga. Lo que hasta la fecha (Febrero de 2014) ha dado como resultado la detención o muerte de casi todos los grandes capos de la droga como Joaquín Guzmán Loera (a excepción de Ismael Zambada García) además de 225 soldados, 51 marinos, 215 Policías Federales caídos.

Regiones Militares[editar]

Región Militar Sede Estados que la conforman
I Ciudad de México Distrito Federal, Hidalgo, Estado de México, Morelos.
II Mexicali Baja California, Baja California Sur, Sonora.
III Mazatlán Sinaloa, Durango.
IV Monterrey Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas.
V Zapopan Aguascalientes, Colima, Jalisco, Nayarit, Zacatecas.
VI Veracruz Puebla, Tlaxcala, parte centro y norte de Veracruz.
VII Tuxtla Chiapas, Tabasco.
VIII Ixcotel Oaxaca, parte sur de Veracruz.
IX Acapulco Guerrero.
X Mérida Campeche, Quintana Roo, Yucatán.
XI Torreón Chihuahua, Coahuila.
XII Irapuato Guanajuato, Michoacán, Querétaro.

[editar]

Grados y Cantidad[editar]

Los grados en el Ejército Mexicano, de la misma forma que en la Fuerza Aérea Mexicana se clasifican en la escala jerárquica como: Generales, Jefes, Oficiales y Tropa (Clases y Soldados). Las insignias correspondientes a los grados se portan en las hombreras y en el tocado. Las hombreras llevan junto con el grado una franja de color en el extremo exterior (denominado como "vivo") que varía dependiendo el arma o servicio a que pertenezca el militar.

El personal de generales usan como insignia de su jerarquía, el escudo nacional con estrellas estriadas de cinco picos de color plateado y sobrehombreras o palas con el "vivo" de color dorado.

El personal de jefes usan como insignias de su jerarquía estrellas estriadas de cinco picos de color dorado y sobrehombreras o palas con el "vivo" de color del arma o servicio.

El personal de oficiales usan como insignias de su jerarquía barras verticales estriadas de color dorado y sobrehombreras o palas con el "vivo" de color del arma o servicio.

El personal de clases usan como insignias de su jerarquía en el tocado y sobrehombreras cintas de color negro. Cuando son varias cintas éstas están separadas entre sí por un "vivo" corresponidente a su arma o servicio.

El distintivo de Soldado de Primera se coloca en la sobrehombrera y consiste en una cinta de color negro de 30 por 8 milímetros de ancho, dejando en las orillas un vivo 2 milímetros del color del arma o servicio respectivo

El personal de cadetes de los establecimientos de educación militar y Cuerpo de Guardias Presidenciales, materializa su jerarquía con cintas de galón dorado de cinco hilos cosidas sobre tela de color distintivo del arma, servicio o plantel al que pertenezcan, se colocarán sobre las mangas a partir del codo hasta la parte inferior de la manga y a la altura de la costura de ésta con el puño.

El distintivo de Soldado de Primera se coloca en la sobrehombrera y consiste en una cinta de color negro de 30 por 8 milímetros de ancho, dejando en las orillas un vivo de 2 milímetros del color del arma o servicio respectivo

Para el uniforme de campaña se usan las insignias bordadas en color negro o café (selva o desierto) en tela camuflada, los generales con "vivo" de color negro y el resto del personal sin "vivos".

En los grados mostrados aquí se ofrece el ejemplo de los correspondiente al personal de generales, así como el de jefes, oficiales y tropa del arma de infantería.

Jefes

Grado Insignia
Coronel Corl ejer.gif
Teniente Coronel Tnte corl.gif
Mayor Mayr ejer.gif

Oficiales

Grado Insignia
Capitán 1/o. Capt 1ero.gif
Capitán 2/o. Capt 2ndo.gif
Teniente Tnte ejer.gif
Subteniente Sub- tnte.gif

Clases

Grado Insignia
Sargento 1/o. Sargento primero infante.png
Sargento 2/o. Sargento segundo infante.png
Cabo Cabo infante.png

Soldados

Empleo

o distinción

Insignia
Soldado de 1/a. Soldado de primera.gif

Clases de Cadetes en planteles de educación militar

Empleo

o distinción

Insignia
Sargento 1/o. de cadetes Galones cadetes.png

Equivalencias[editar]

La escala jerárquica de los grados en el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada para efectos disciplinarios tiene la siguiente equivalencia:

Ejército Fuerza Aérea Armada
Soldado Soldado Marino
Soldado de Primera
Cabo Cabo Cabo
Sargento Segundo Sargento Segundo Tercer Maestre
Sargento Primero Sargento Primero Segundo Maestre
Subteniente Subteniente Guardiamarina/Primer Maestre
Teniente Teniente Teniente de Corbeta
Capitán Segundo Capitán Segundo Teniente de Fragata
Capitán Primero Capitán Primero Teniente de Navío
Mayor Mayor Capitán de Corbeta
Teniente Coronel Teniente Coronel Capitán de Fragata
Coronel Coronel Capitán de Navío
General Brigadier General de Grupo Contraalmirante
General de Brigada General de Ala Vicealmirante
General de División General de División Almirante
General Secretario de la Defensa Nacional Almirante Secretario de Marina

Cantidad de efectivos militares a noviembre de 2012[editar]

Grado Total
General de División 1
General de Brigada 166
General Brigadier 278
Coronel 731
Teniente Coronel 1,530
Mayor 3,239
Capitán 1/o 3,641
Capitán 2/o 3,179
Teniente 13,233
Subteniente 4,930
Sargento 1/o 13,550
Sargento 2/o 30,038
Cabo 46,251
Soldado 86,541

Blindados del Ejército Mexicano[editar]

Regimientos mecanizados y caballería motorizada[editar]

Vehículo Origen Tipo Versión
ERC-90LYNX Panhard Flag of France.svg Francia Vehículo Blindado de Reconocimiento ERC
Panhard VBL Flag of France.svg Francia Transporte de Tropas VBL
Panhard Flag of France.svg Francia Mando y Control, Enlace y Reconocimiento M-11
AMX Flag of France.svg Francia IFV AMX-VCI
Henschel/Sedena Flag of Germany.svg Alemania / Flag of Mexico.svg México IFV HWK-11
Sedena DN-IV Flag of Mexico.svg México Blindados Ligeros, multipropósito DN-IV Bufalo
Sedena DN-V Flag of Mexico.svg México Reconocimiento DN-V Toro
Sedena DN-V Flag of Mexico.svg México Antimotines DN-V Toro
Oshkosh Corporation Flag of Mexico.svg México Transporte Blindado de Personal Sand Cat
M2 Flag of the United States.svg Estados Unidos Transporte blindado de personal M2A1
Humvee Flag of the United States.svg Estados Unidos Vehículo Multipropósito Humvee
Sherman Flag of the United States.svg Estados Unidos Recuperación de blindados M32B
Chrysler Flag of the United States.svg Estados Unidos Combate de infantería, reconocimiento MAC-1
Ford Flag of the United States.svg Estados Unidos Combate de infantería, reconocimiento M8 Greyhound
MOWAG Flag of Switzerland (Pantone).svg  Suiza Transporte Blindado de Personal Roland
Beherman Demoen Flag of Belgium.svg Bélgica Transporte Blindado de Personal BDX


|----- |Che |Freightliner || Flag of Mexico.svg México || Transporte Pesado || Freightliner M2 |----- |Freightliner || Flag of the United States.svg Estados Unidos || Camión de enlace y comunicaciones satelitales || Freightliner Fl 08 |----- |Volskwagen || Flag of Brazil.svg Brasil || Transporte Pesado || Jetta 4a generación |}

Armamento[editar]

Nuevo uniforme del Ejército Mexicano
FX-05 Fusil de Asalto

Uniforme del ejercito Mexicano[editar]

[editar]

Nombre Tipo Calibre Origen Notas
FN Five-Seven Pistola semiautomática 5,7 mm Flag of Belgium.svg Bélgica
Glock 17 Pistola semiautomática 9 mm Flag of Austria.svg Austria
USP Pistola semiautomática 11,43 mm Flag of Germany.svg Alemania
Colt M1911A1 Pistola semiautomática 11,43 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos Con una línea de empuñadura mejorada, que reemplazó a la original y es la que se produce desde entonces
B92F Pistola semiautomática 9 mm Flag of Italy.svg Italia
P7 Pistola semiautomática 9 mm Flag of Germany.svg Alemania
HK MP5 Subfusil 9 mm Flag of Germany.svg Alemania Producido bajo licencia.
P90 Subfusil 5,7 mm Flag of Belgium.svg Bélgica
UMP-45 Subfusil 11,43 mm Flag of Germany.svg Alemania
HK G3 Fusil de asalto 7,62 mm Flag of Germany.svg Alemania Producido bajo licencia. Actual fusil de asalto estándar, será reemplazado con el FX-05.
FX-05 Fusil de asalto 5,56 mm Flag of Mexico.svg México Arma de fabricación nacional. Se convertirá en el fusil de asalto estándar en un periodo de 7 años.
FN FAL Fusil de asalto 7,62 mm Flag of Belgium.svg Bélgica
HK-33 Fusil de asalto 5,56 mm Flag of Germany.svg Alemania
M16 Fusil de asalto 5,56 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
M4 Fusil de asalto 5,56 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
CornerShot Arma de Asalto 9 mm/10 mm Flag of Israel.svg Israel Uso para operaciones especiales.
Barrett M82 Fusil de francotirador 12,7 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
Morelos B Fusil de francotirador 7,62 mm Flag of Mexico.svg México Fusil de fabricación nacional.
MSG-90 Fusil de francotirador 7,62 mm Flag of Germany.svg Alemania
R700 Fusil de francotirador 7,62 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
FN Minimi Ametralladora ligera 5,56 mm Flag of Belgium.svg Bélgica
FN MAG Ametralladora de propósito general 7,62 mm Flag of Belgium.svg Bélgica
HK-21 Ametralladora de propósito general 7,62 mm Flag of Germany.svg Alemania
MG3 Ametralladora de propósito general 7,62 mm Flag of Germany.svg Alemania Producido bajo licencia.
M134 Ametralladora rotativa 7,62 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
M2 HB Ametralladora pesada 12,7 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
Mondragón Fusil semiautomático 7 mm Flag of Mexico.svg México Primer fusil de diseño nacional. Es empleado como fusil ceremonial.
"Mosquetón" Mod. 54 Fusil de cerrojo 7,62 mm Flag of Mexico.svg México Cuerpo de Rurales y conscriptos del Servicio Militar Nacional.

Lanzagranadas y lanzacohetes[editar]

Nombre Tipo Calibre Origen Notas
M203 Lanzagranadas para fusil 40 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
MGL Lanzagranadas revólver 40 mm Flag of South Africa.svg Sudáfrica
MK19 Lanzagrandas automático 40 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
M72 LAW Lanzacohetes 66 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
B300 Lanzacohetes 82 mm Flag of Israel.svg Israel
Blindicide Lanzacohetes 83 mm Flag of Belgium.svg Bélgica
RPG-7V2 Lanzacohetes 85 mm Flag of Russia.svg Rusia
RPG-29V Lanzacohetes 105 mm Flag of Russia.svg Rusia

Artillería[editar]

Nombre Tipo Calibre Origen Notas
Mortero Mortero ligero 60 mm Flag of Mexico.svg México Mortero de fabricación nacional
M2 Mortero ligero 60 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
Brandt LR Mortero ligero 60 mm Flag of France.svg Francia
Mortero Mortero ligero 81 mm Flag of France.svg Francia
M29 Mortero ligero 81 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
M1 Mortero medio 101,6 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
Mortero Mortero pesado 120 mm Flag of Mexico.svg México De fabricación nacional
M40A1 Cañón sin retroceso 106 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
M101 Howitzer Obús 105 mm Flag of the United States.svg Estados Unidos
Obús Oto Melara M-56 Artillería de Campaña 105 mm Flag of Italy.svg Italia
Obús M90 Obús 105 mm Bandera de la República Popular China China
Oerlikon Cañón automático 20 mm Flag of Switzerland (Pantone).svg  Suiza
GIAT 30 Cañón automático 30 mm Flag of France.svg Francia
GI2 Cañón automático 20 mm Flag of France.svg Francia
Bofors 40 mm Cañón automático 40 mm Flag of Sweden.svg Suecia
MILAN Misil antitanque 115 mm Bandera de Unión EuropeaUnión Europea

Regimientos de artillería[editar]

Nombre Origen Calibre Tipo
M101 Howitzer Flag of the United States.svg Estados Unidos 105 mm Obús remolcado
M2A1 Howitzer Flag of the United States.svg Estados Unidos 105 mm Obús remolcado
M3 light Howitzer Flag of the United States.svg Estados Unidos 105 mm Obús remolcado
M56 Pack Howitzer Flag of Italy.svg Italia 105 mm Obús remolcado
M90 Howitzer Bandera de la República Popular China China 105 mm Obús remolcado
M116 Pack Howitzer Flag of the United States.svg Estados Unidos 75 mm Obús Autopropulsado
Mortero Flag of Mexico.svg México 60 mm Mortero de infantería
Brandt LR Flag of France.svg Francia 60 mm Mortero de infantería
M2 Flag of the United States.svg Estados Unidos 60 mm Mortero de infantería
M29 Flag of the United States.svg Estados Unidos 81 mm Mortero Ligero
M1 Flag of the United States.svg Estados Unidos 101,6 mm Mortero Medio
Mortero Flag of Mexico.svg México 120 mm Mortero pesado
Thompsom Brandt Flag of France.svg Francia 120 mm Mortero pesado
Oerlikon Flag of Switzerland (Pantone).svg  Suiza 20 mm Artillería antiaérea
GIAT 30 Flag of France.svg Francia 30 mm Artillería antiaérea
GI2 Flag of France.svg Francia 20 mm Artillería antiaérea
M40A1 Flag of the United States.svg Estados Unidos 106 mm Artillería antitanque
MILAN Bandera de Unión EuropeaUnión Europea 115 mm Misil antitanque

Galería[editar]

Desfilando[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «Presupuestos de Egresos de la Federación 2012: Analítico de Plazas y Remuneraciones: Ramo07 Defensa Nacional» (en español). México: SHCP (1 ene. 2012). Consultado el 22 ene. 2012. «Nota: De acuerdo con la clave de nivel de las series EM0200 a EM2000 es considerado personal militar del Ejército Mexicano (179 964 plazas); de la serie EM2200 a EM2400 es considerado personal militar de la Fuerza Aérea Mexicana 29 752 plazas); y los niveles que no comienzan con la serie EM son considerados civiles que laboran en la Secretaría de la Defensa Nacional (848) y en el Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (924) que en total dan a todo el ramo de Defensa Nacional 211 488 plazas.».
  2. Global Fire Power - Mexico
  3. Echegaray, José Ignacio (México, 1979). Códice Mendocino. San Angel Ediciones, S.A.. 
  4. Marcherna Fernández, Juan (1992). Ejército y Milicias en el mundo colonial americano. MAPFRE. pp. 102. 
  5. Ibid., p. 92.
  6. Ibid., p. 93.
  7. Ibid., p. 94.
  8. Serrano Álvarez, José Manuel (2004). Fortificaciones y tropas. El gasto militar en Tierra Firme. 1700-1788. Universidad de Sevilla. pp. 29. 
  9. J. Kuethe, Allan (2005). Soldados del Rey. El Ejército Borbónico en América Colonial en Vísperas de la Independencia. España: Universitat Jaume. pp. 28. ISBN 84-8021-518-6. 
  10. Cfr., Lyle N. McAlister, The Fuero Militsr in New Spain, 1764-1800, Gainesville, 1957
  11. Soldados del Rey..., op. cit., pp.19-20
  12. Ibid., p. 104
  13. Suárez, Santiago Gerardo, Las Milicias. Instituciones Militares Hispanoamericanas, Venezuela,Universidad de Caracas,1984,p., 242.
  14. José Manuel Serrano, Fortificaciones y Tropas...op.cit., p. 29-30.
  15. Ibid., p. 242.
  16. "Ibid"., p. 243.
  17. "Ibid"., p. 244.
  18. "Ibid"., p. 244.
  19. "Ibid"., p. 245.
  20. De León Toral, Jesús. Sánchez Lamego, Miguel. Mendoza Vallejo, Guillermo. Garfias Magaña, Luis. Martínez Caraza, Leopoldo. (México, 1979). El Ejército Mexicano. La Prensa, Div. Comercial. Secretaría de la Defensa Nacional. 
  21. Eugène Lefèvre (1869). Documentos oficiales recogidos en la secretaria privada de Maximiliano: historia de la intervención francesa en Méjico. Tomo I. Bruselas: Lefèvre, pp. 389-390
  22. Cesare Cantú (1857). Historia universal: Cronología, geografía, arqueología. Documentos. Tomo VII. Madrid: Imprenta de Gaspar y Roig, pp. 409
  23. Lefèvre, 1869: 390
  24. Mussachio, Humberto (1989). Diccionario Enciclopédico de México. Tomo II. México; Andrés León (editor), pp. 555. ISBN 968-6290-37-0.
  25. Centeno, 2002: 229
  26. a b Miguel Ángel Centeno (2002). Blood and Debt: War and the Nation-State in Latin America. Filadelfia: University of Pennsylvania Press, pp. 228. ISBN 0-271-02165-9. Se estima que Rosas tenía bajo su mando personal una fuerza de 16.000 a 20.000 soldados y milicianos bonaerenses durante la década de 1840.
  27. Michael J. Gonzalés (2002). The Mexican Revolution, 1910-1940. Alburquerque: University New Mexico Press, pp. 101. ISBN 978-0-8263-2780-2.
  28. Luis Garfias M. (1998). La Revolución Mexicana: compendio histórico político militar. Ciudad de México: Panorama Editorial, pp. 122. ISBN 968-38-0268-0.

Enlaces externos[editar]