Triple Alianza (México)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Representación pictográfica de la Triple Alianza en el Códice Osuna (1565?).

La Triple Alianza (o Ēxcān Tlahtōlōyān en náhuatl[1] ) fue la última confederación de estados indígenas ubicados en el valle de México, durante el período posclásico mesoamericano, conformada por México-Tenochtitlan, de filiación étnica nahua, Tetzcuco (castellanizado como Texcoco) de filiación acolhua y Tlacopan de tradición otomiana,[2] luego de la derrota de Azcapotzalco por parte de estos tres señoríos en 1430. Aunque se cree que surgió en el siglo XV, en realidad su existencia es de siglos antes, siendo parte del régimen zuyuano el cual es una estructura ideológica que sustenta los gobiernos de este periodo histórico. Dicha formación política tenía repercusiones en el tributo, la impartición de justicia y las campañas militares. De hecho su existencia no se limita al altiplano mexicano, pues es conocido que otras etnias las conformaban, como los tarascos con Tzintzuntzán-Ihuatzio-Pátzcuaro, los mayas con Uxmal-Chichen Itzá-Mayapán (Liga de Mayapán) o los mixtecos con Tilantongo-Teozacoalco-Zaachila.

Historia[editar]

El cronista Ixtlilxóchitl habla de una primera alianza entre Topiltzin (882-959), penúltimo señor de Tollan (Tula) y otros dos gobernantes, Iztaccuauhtzin y Maxtlatzin, aunque de estos no dice donde regían. Chimalpahin es más preciso y menciona que la primera Triple Alianza en el valle de México estaba formada por Tollan-Xicocotitlan, Otompan y Colhuacan. En esa época, la triple alianza tenía como rivales a la confederación formada por Xaltocan, Coatlinchan y Azcapotzalco. Tras el declive de Tollan-Xicocotitlan, la segunda Triple Alianza fue integrada por tres pueblos ribereños del lago de Texcoco: los colhuas de Colhuacan, los tepanecas de Azcapotzalco y los acolhuas de Coatlinchan. Sus rivales fueron la liga conformada por Xaltocan, Tepotzotlán y Cuauhtitlan.

En 1272 surge la alianza otomíana de Metztitlan-Tepepolco-Tototepec, que apoyando a Yacanex señor de Tepetlaoztoc -quien pretendía controlar el Acolhuacan- inicia la guerra para destituir a Huetzin, elegido como tlatoani de Coatlichan (la cabecera del Acolhuacan). Huetzin al ser apoyado por sus tíos de Tenayocan (Tenayuca) y derrotar a sus adversarios, cede a favor de Texcoco para que sustituya a Coatlinchan en la Triple Alianza. La cuarta conformación se da en 1344, cuando Azcapotzalco comienza a manipular la política del centro de México, utiliza a sus tributarios y mercenarios, los mexicas, para que conquisten a Colhuacan en este año y lo reemplacen, de esta manera los tepanecas controlarían dos sedes, quedando la confederación Texcoco-Tenochtitlan-Azcapotzalco. A la expansión tepaneca se le opondrá la confederación norteña de Toltitlan-Tepotzotlan-Cuauhtitlan, aunque no por mucho tiempo, pues junto con Xaltocan son sometidos en 1367.

Tezozómoc tlatoani de Azcapotzalco deseaba el control de todo el centro de México, por lo que decide conquistar a Texcoco la tercera cabecera de la alianza, lo que logra por fin en 1418. A partir de entonces se disuelve la Excan Tlahtoloyan. Con el ascenso de Maxtla en 1426 y por causa de su política despótica, Nezahualcoyotl de Texcoco e Itzcóatl de Tenochtitlan unen fuerzas para acabar con el señorío de Azcapotzalco, al lograrlo en 1430 deciden restablecer la Triple Alianza, formándose así la quinta y última en la que incluyeron a Tlacopan para conservar los pueblos del poniente y las relaciones que mantenían con los mazahuas y matlatzincas. A partir de 1454 se conformará una alianza enemiga, compuesta por Tlaxcallan-Huexotzinco-Cholollan (que actualmente corresponden a las poblaciones de Tlaxcala, Huejotzingo, y Cholula y sus cercanías).

Implicaciones ideológicas y sociales[editar]

La conformación tripartita fue un fenómeno social común en el Posclásico tardío, dado que implicaciones religiosas e ideológicas estuvieron involucradas en el concierto social y en los linajes del poder y estos pueblos creyeron en el orden cósmico como esquema para el terrenal y se apoyaba en la idea del dios del fuego Xiuhteuctli, de composición tripartita. También influía la concepción de un universo equilibrado, dividido en tres niveles; el cielo (ilhuicatl, topan), la tierra (tlalticpac) y el inframundo (mictlán), espacios interconectados que no se podían considerar existentes de manera individual, necesariamente debían estar unidos.

Algo poco conocido es la conformación de Nauhcan Tlahtoloyan, es decir de alianzas cuatripartitas. Tal es el caso de la Chalco (Confederación Chalca (Chalcayotl) , en las fuentes muchas veces se hace mención de su reiterada conquista, lo que sucede es que en realidad Chalco era la designación de la región y de varios Altepetl que conformaban la Confederación Chalca (Chalco Atenco, Chalco Amaquemecan, etc.), cuando derrotaban a una ciudad importante los documentos marcan “conquista de Chalco”, pero la mayoría de las veces sólo eran derrotas parciales o el sofocamiento de revueltas. Las cabeceras de esta confederación eran Tlalmanalco / Tlacochcalco, Amaquemecan, Tenanco Texopalco Tepopolla y Chimalhuacán-Chalco. Otra importante Nauhcan Tlahtoloyan fue Tlaxcala, que muchos siguen creyendo era sólo una ciudad, en realidad era la unión de cuatro pueblos,[3] Tizatlan, Ocotelolco, Quiahuiztlan y Tepeticpac.

Funcionamiento interno[editar]

La conformación tenía una función esencialmente económica (con la consiguiente repartición y distribución de los tributos obtenidos de otros pueblos, que en el caso de la última Triple Alianza correspondía a 3/6 partes para México-Tenochtitlan, 2/6 para Texcoco y 1/6 para Tlacopan); jurídica (el triple lugar de los tribunales) y militar (para unir tropas y derrotar a enemigos poderosos).

Véase también[editar]

Referencia[editar]

Notas[editar]

  1. ēy(i)+kān tlahtō+lō+yān (3+lugar hablar+pasiva+lugar.usual) '[los] tres lugares en los que se parlamenta'
  2. Aunque en su origen eran distintos al momento de la Conquista en las mayoría de los pueblos predominaba la lengua náhuatl, pues se había convertido en lingua franca un par de siglos atrás. De igual manera es sabido que estos mismos pueblos tenían una composición multiétnica y multilingüe.
  3. Algunos investigadores los consideran como simples barrios, pero eran independientes y cada uno con su propio linaje de gobernantes

nada

Bibliografía[editar]

  • Diego Muñoz Camargo. Historia de Tlaxcala. Ed. Dastin 2004. España.
  • Domingo Chimalpahin Cuauhtlehuanitzin. Las ocho relaciones y el memorial de Colhuacan. CNCA. 1998.
  • Hernando de Alvarado Tezozomóc. Crónica mexicana. Col. Crónicas de América. Ed. Dastin. 2002.
  • Fernando de Alva Ixtlilxóchitl. Historia de la Nación Mexicana. Ed. Dastin. España 2002.
  • López Austin, Alfredo, y López Luján, Leonardo. El Pasado Indígena. FCE. 1996.

Enlaces externos[editar]