Inteligencia militar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La inteligencia militar es la tarea, cumplida por lo general por unidades específicas dentro de las Fuerzas Armadas, de recoger información acerca del enemigo actual o potencial para permitir planear adecuadamente las eventuales operaciones. Asociada tradicionalmente al espionaje, la inteligencia abarca la recolección de información de la capacidad tecnológica, el orden de batalla, armas, equipo, entrenamiento, bases militares, comunicaciones y la detección de radares. La colección de inteligencia es vital para proveer información exacta y reciente para que un comandante pueda hacer uso inteligente de sus recursos. Aunque la tarea es de carácter militar, a nivel mayor se incluye información diplomática, política, económica y demográfica en tiempo de paz.

La formación de departamentos profesionales de inteligencia militar se produjo a lo largo del siglo XIX; el progreso de la tecnología en el siglo XX les sumaría a las tareas tradicionales de espionaje un gran arsenal de recursos técnicos, desde las imágenes, la intercepción de comunicaciones en conjunto con el criptoanálisis, análisis de patrones comunicativos, la detección de radares y otras funciones, como la inteligencia humana, las operaciones clandestinas, la desinformación, la decepción y la contrainteligencia.

Los departamentos de inteligencia se han utilizado con frecuencia para vigilar dentro del propio Estado, menos con fines militares y más con fines policiales. En los Estados Unidos el FBI cumple funciones de inteligencia interior, y numerosos países latinoamericanos han replicado su estructura (como el CISEN, que es la agencia de Inteligencia oficial, en México, o la Agencia Federal de Investigaciones y Seguridad Interior, en Argentina). Aunque su propósito aparente es el de recabar información sobre las organizaciones criminales de gran escala, como la Mafia, suelen emplearse con fines políticos para el control de la insurgencia.

Enlaces externos[editar]