Santa Catarina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Santa Catarina (Brasil)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Santa Catarina
Estado de Brasil
Bandera de Santa Catarina
Bandera

Escudo de Santa Catarina
Escudo

Ubicación de Santa Catarina
Coordenadas: 27°16′S 50°29′O / -27.27, -50.49


Coordenadas: 27°16′S 50°29′O / -27.27, -50.49
Capital Florianópolis
Ciudad más poblada Joinville
Entidad Estado
 • País Bandera de Brasil Brasil
Subdivisiones 293 municipios
Superficie Puesto 20.º
 • Total 95 442 km²
Clima Templado (Clasificación climática de Köppen
Población (2010)  
 • Total 6 178 603 hab.[1]
 • Densidad 64,74 hab/km²
Gentilicio catarinense o barriga-verde
PIB (nominal)  
 • Total R$ 102.173.000.000,00 (2007)
4,0% sueldo nacional
USD 41.978.000.000,00
 • PIB per cápita R$ 19.638,00 (2007)
USD 6.302 (2005)
IDH (2011) 0.889 Sin cambios (2.º) – alto
Huso horario UTC −3
 • en verano UTC −2
ISO 3166-2 BR-SC
Límites Paraná al N, Argentina al O, Océano Atlántico al E, y Río Grande del Sur al S.
Analfabetismo 4,2 (2007)
Mortalidad infantil 16,6
Esperanza de vida 75,3 años (2007)
Índice Gini 0,401 (IBGE, 2007)
Brazil Santa Catarina location map.svg
División municipal del estado de Santa Catarina

Santa Catarina es un estado de Brasil localizado en el centro de la región Sur del Brasil. Tiene como límites al Estado de Paraná (N), al Océano Atlántico (E), al Estado de Río Grande del Sur (S), y a la República Argentina (O). Ocupa una superficie de 95.442,9 km². Su capital es Florianópolis.

Es uno de los estados con más elevaciones en sus tierras; 52% del territorio está por encima de los 600 metros. El clima es templado y la economía se basa en la industria (agroindustria, textil, cerámica, máquinas y equipamientos), en la extracción (minas) y en la pesca.

El territorio fue donado por Pedro López en el año 1534. En 1675, Francisco Díaz inició la fundación de Nuestra Señora del Destierro, actual Florianópolis, en la isla de Santa Catarina.

En el 1739 la capitanía fue separada de San Pablo, y diez años después llegaron los primeros pobladores de esta región, dándole así un gran impulso. En 1776 formaba parte del Virreinato del Río de la Plata, conquistada y administrada por los españoles mediante el Tratado de San Ildefonso. En 1829 fue fundada la primera colonia de inmigrantes alemanes.

Durante el imperio, Santa Catarina fue escenario de muchas luchas, inclusive la Guerra de los Harapos, que alcanzó al estado. En el fin del siglo XIX, es descubierto carbón mineral en sus tierras, lo que dio un fuerte impulso y desarrollo al sur del Estado, para donde se dirigían nuevos grupos de inmigrantes alemanes y también italianos, que se dedicaron a pequeñas plantaciones y fabricación de vino.

Geografía[editar]

Santa Catarina se sitúa en el Sur del Brasil, en el centro geográfico de las regiones con mayor desarrollo económico del país y en una posición estratégica dentro del Mercosur. El estado tiene fronteras con la Argentina, al oeste. Su capital, Florianópolis, está ubicada a 1.290 km de Montevideo a 1.539 km de Buenos Aires, 705 km de São Paulo, 1.144 de Rio de Janeiro y 1.673 de Brasilia. Su posición geográfica se halla entre los paralelos 25º57'41" y 29º23'55" de latitud Sur y entre los meridianos 48º19'37" y 53º50'00" de longitud Oeste. El estado está compuesto por 293 municipios.

La Serra Geral, una extensión al sur de la Serra do Mar, atraviesa el estado de norte a sur en forma paralela al Océano Atlántico, y lo divide en una estrecha llanura en la región costera y en un enorme meseta al oeste. La parte central del estado alberga un bosque de araucarias, también denominada Pino Paraná o Pino brasilero (Araucaria angustifolia).

El Uruguay, Canoas, Pelotas, Negro, do Peixe, Itajaí, Iguazú, Chapecó, Tubarão y Araranguá son los principales ríos del estado.

Demografía[editar]

Según los datos del IBGE, el estado tiene una población de 5.866.568 de habitantes (2005), (datos más actualizados del año 2006, del mismo organismo [1] indicarían que la población de Santa Catarina es de 5.958.295 habitantes) con una densidad poblacional de 61,53 hab./km². Las ciudades más pobladas son:

  1. Joinville (496.051 hab. IBGE/2006)
  2. Florianópolis (406.564 hab. IBGE/2006)
  3. Blumenau (298.603 hab. IBGE/2006)
  4. São José (201.103 hab. IBGE/2006)
  5. Criciúma (190.923 hab. IBGE/2006)
  6. Chapecó (173.262 hab. IBGE/2006)
  7. Lages (168.384 hab. IBGE/2006)
  8. Itajaí (168.088 hab. IBGE/2006)
  9. Jaraguá do Sul (131.786 hab. IBGE/2006)
  10. Palhoça (128.102 hab. IBGE/2006)

La población de Santa Catarina está formada por más de cincuenta etnias, siendo predominantes las descendientes de europeos (87%): portugueses, alemanes, italianos y, en menor medida, eslavos (polacos).

Según el IBGE las principales áreas metropolitanas del estado para el año 2007 son:

Idiomas[editar]

Los idiomas de Santa Catarina pueden ser divididos en dos grandes grupos completamente distintos: las lenguas autóctonas y las lenguas alóctonas. Algunos de ellos pueden ser idiomas minoritarios.

Idiomas autóctonos o nativos[editar]

Idiomas de alóctonos o de inmigrantes[editar]

Economía[editar]

La economía de Santa Catarina se basa en la industria (principalmente la agroindustria, la textil, la cerámica y la metal-mecánica), en la minería y en la ganadería. El estado es el mayor exportador de pollo y carne porcina del Brasil, siendo Sadia (Concórdia) y Perdigão (Videira), las dos mayores empresas alimenticias del Brasil. Entre las industrias se destacan WEG (Jaraguá do Sul) uno de los mayores fabricantes de motores eléctricos del mundo y EMBRACO, fabricante de compresores para refrigeradores. Poseen un gran desarrollo las industrias de electrodomésticos en el norte del estado, con marcas de renombre nacional como Cônsul y Brastemp (ambas de Joinville).

Santa Catarina es el séptimo estado más rico del Brasil, y junto a Paraná (quinto) y Río Grande del Sur (cuarto), controlan el 18,2% de la economía del país. El estado es además un gran exportador.

Turismo[editar]

La ciudad de Itapema, en el litoral catarinense.

El estado de Santa Catarina posee un territorio lleno de contrastes: las sierras se contraponen con el litoral de bellas playas, bahías, ensenadas y decenas de islas; en la arquitectura, varios municipios mantienen sus construcciones típicas de la época de colonización; en cuanto a la capital, Florianópolis, es una ciudad de edificaciones modernas y sofisticadas, marcada por la fuerte presencia de los jóvenes, los deportes náuticos y los campeonatos de Surf. Entre las playas más importantes del estado se destacan Bombinhas, que es considerada la capital del buceo brasileño y Balneário Camboriú, una de las playas más populares.

Los veranos se caracterizan por tener temperaturas altas, por lo que los lugares más visitados del estado son las playas de Balneário Camboriú, Bombinhas, Itapema, Garopaba, Joaquina, Canasvieiras y Praia Mole; y el riguroso invierno de la Sierra Catarinense con fuertes heladas - a veces, acompañadas con nieves - atraen a turistas de todo el país. Los lugares más visitados de la sierra son Lages y São Joaquim. En el valle de Itajaí – en dirección a Blumenau – están concentrados diferentes destinos con respecto al turismo de negocios. En el municipio de Timbó, se destacan lugares óptimos para la práctica de deportes radicales como ser ráfting, canyoning y prácticas verticales. Conocido como un pedazo de Europa en medio del sur del país, el estado de Santa Catarina tiene uno de los mayores índices de desarrollo del Brasil, basado en una producción diversificada. Otra gran atracción es el Faro de Santa Marta, el más grande de América y tercero a nivel mundial.

Historia[editar]

Primeros tiempos[editar]

La región costera del territorio que constituye hoy Santa Catarina fue, desde la época de descubrimiento, visitada por navegantes de varias nacionalidades. Entre las versiones, se encuentra la de la presencia del francés Binot Paulmier de Gonneville, que habría estado en el estado durante seis meses, en 1504. No existen dudas de los viajes de los portugueses Nuno Manuel y Cristóvão de Haro, que pasaron por ahí en 1514, y dieron nombre a la Isla de los Patos, la actual isla de Santa Catarina. Al año siguiente, Juan Díaz de Solís pasó por ahí en dirección al Río de la Plata. Once náufragos de esa expedición fueron recibidos por los indios carijós y iniciaron con ellos un intenso mestizaje. Estos aborígenes vivían de la caza y la pesca, eran eximios tejedores de redes y cestos, y trabajaban objetos en piedra.

Expediciones españolas[editar]

Varias expediciones españolas se detuvieron en el litoral catarinense (que era conocido como Mbiaza' o Ybiaza o La Vera) en su rumbo al Río de la Plata: Don Rodrigo de Acuña, en 1525, dejó 17 tripulantes en la isla. Sebastián Caboto, en 1526-1527, se abasteció en el estado y fue rumbo al Río de la Plata, para luego retornar. Después de Caboto, llegaron Diego García y, en 1535, Gonzalo de Mendoza. En 1541, Álvar Núñez Cabeza de Vaca partió de la isla de Santa Catarina para traspasar la serra do Mar y llegar por tierra al Paraguay, descubriendo a su paso las Cataratas del Iguazú.

Con el propósito de tomar posesión del Brasil meridional, el gobierno español nombró a Juan Sanabria gobernador del Paraguay con la misión de colonizar la región del Río de la Plata y poblar también el puerto de San Francisco de Mbiaza ( antecedente de la actualSão Francisco do Sul), en la costa noreste de Santa Catarina. Con la muerte de Juan Sanabria, tomó posesión del cargo su hijo Diogo. Algunos navíos de la expedición lograron llegar hasta la isla de Santa Catarina, donde los españoles permanecieron por dos años. Se dividieron en dos grupos: uno de ellos en Asunción; y el otro, liderado por Hernando Trejo y Sanabria, se estableció en San Francisco de Mbiaza, quienes ante la continua amenaza de ataque retornaron a la capital paraguaya.

Ocupación portuguesa[editar]

Los aborígenes de la región fueron catequizados desde el año 1549 por los jesuitas que viajaron en compañía del gobernador general Tomé de Sousa, dirigidos por el padre Manuel da Nóbrega. Los jesuitas se empeñaron con entusiasmo en esa misión, volviéndose un obstáculo para los intentos de los colonizadores portugueses por esclavizar a los indios. No consiguieron llevar a buen término su tarea y a mediados del siglo XVII, desistieron de catequizar el sur del país.
Con la división de Brasil en capitanías hereditarias, la costa catarinense hasta la altura de Laguna, y más tarde junto a dos tercios de Paraná, formaron la capitanía de Santana, la última porción del sur, donada por Pero Lopes de Sousa. Ni el donador ni sus herederos procuraron la colonización. El territorio, después del litigio de dos siglos entre los herederos de Pero Lopes y los de su hermano Martim Afonso de Sousa, fue, en el comienzo del siglo XVIII, comprado por la corona, juntamente con las tierras de Paraná y gran parte de São Paulo. Al mismo tiempo, España consideraba indiscutible su derecho debido al Tratado de Tordesillas sobre esos territorios, y recomendaba a los adelantados la conquista y poblamiento no sólo de la isla del litoral el cual era llamado por los españoles como La Vera o con la palabra de origen guaraní: Mbiazá.

Tras la independencia del Brasil, el territorio de Santa Catarina proclamó su independencia del Brasil en los 1830 con el nombre de República Juliana la cual estaba confederada con la República Riograndense, aplastadas estas dos repúblicas por el imperio brasileño, aún a inicios de siglo XX existían guerras en parte del territorio (Guerra del Contestado).

Notas[editar]

Enlaces externos[editar]