Región Sur de Brasil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Região Sul do Brasil
Región Sur de Brasil
Región de Brasil
Ubicación de Región Sur de Brasil
Coordenadas: 25°26′00″S 49°16′00″O / -25.433333333333, -49.266666666667


Coordenadas: 25°26′00″S 49°16′00″O / -25.433333333333, -49.266666666667
Entidad Región
 • País Bandera de Brasil Brasil
Región Geoeconómica Centro-Sur
Estados PR, RS y SC
Superficie  
 • Total 576 409,6 km²
Población (2010)  
 • Total 27 384 815 hab.
 • Densidad 47,51 hab/km²
PIB (nominal)  
 • Total R$ 502.052.000.000,00 (2008)
 • PIB per cápita R$ 18.257,79 (2008)


La región Sur de Brasil está formada por tres estados: Paraná, Río Grande del Sur y Santa Catarina. Su área es de 576.409,6 km² (6,76% del territorio brasileño y equivalente a la mitad del área de Bolivia, o casi la suma de los territorios de Paraguay y Uruguay) y su población es de 27.384.815 habitantes (2010). Tiene como límites los estados de Estado de São Paulo (al norte y nordeste) y Mato Grosso del Sur (al norte y noroeste), el Océano Atlántico (al este), Argentina (al oeste), Paraguay (al oeste) y Uruguay (al sur).

La región Sur presenta buenos índices sociales en varios aspectos: posee el mayor IDH de Brasil, 0,861,[1] y el segundo mayor PIB per cápita del país, 18.257,79 reales, atrás sólo de la Región Sudeste. La región tiene también el más alto índice de alfabetización de las regiones de Brasil, 94,8% de la población, el mayor índice de longevidad y el menor índice de mortalidad infantil. Sus indicadores semejantes a los de los países de la Europa del Este.

Las diez ciudades más pobladas de la región son: Curitiba (Paraná - 1.764.540), Porto Alegre (Río Grande del Sur - 1.413.094), Joinville (Santa Catarina - 520.905), Londrina (Paraná - 511.278), Caxias do Sul (Río Grande del Sur - 441.332), Florianópolis (Santa Catarina - 427.298), Maringá (Paraná - 362.329), Pelotas (Río Grande del Sur - 328.864), Canoas (Río Grande del Sur - 325.188) y Ponta Grossa (Paraná - 314.527).

Historia[editar]

Los primeros habitantes de la región Sur fueron los indígenas, destacándose el dominio guaraní. Luego el área fue colonizada y disputada por España y Portugal. La colonización europea inicial correspondió a España ya que el territorio se ubica al oeste de la Línea de Tordesillas, por esto los españoles fundaron ciudades en La Guayrá (parte de los actuales estados de Paraná y Santa Catarina) y en la costa como es el caso de San Francisco de Mbiazá.

En el año 1626 llegaron los padres jesuítas españoles para catequizar los indígenas y fundaron aldeas denominadas misiones o reducciones muchas de las cuales transformaron en muy prósperas ciudades bajo el protectorado español. Los indígenas que habitaban las misiones criaban ganado, es decir, se dedicaban a ganadería; trabajaban en la agricultura y aprendían diversos oficios (desde ser excelentes artesanos en la talla de madera a ser también excelentes artistas especializados en música, pintura y escultura). Los bandeirantes, blancos descendientes de portugueses y algunos mestizos de originarios de São Paulo llamados mamelucos atacaban las misiones para aprisionar los indígenas cristianizados y súbditos de España. Ante esto, tras violentas guerras no declaradas, los jesuítas y los indígenas se vieron forzados a abandonar gran parte del territorio a los portugueses y caboclos lusobrasileños y el ganado quedó suelto por los campos. Tras la invasión lusobrasileña facilitada por la falta de límites claro durante el período de Unión de las Coronas española y portuguesa muchos paulistas transgrediendo el Tratado de Tordesillas fueron lentamente estableciéndose en el litoral de Santa Catarina y Paraná. Tras la española villa de San Francisco de Mbiazá, ellos fundaron los primeros pueblos en el litoral que era reclamado por España.

Los paulistas se interesaron también por el comercio del ganado. Los llamados tropeiros, comerciantes de ganado, reunían animales criados y esparcidos por los campos utilizando la Ruta del ganado. Comerciantes paulistas empleando a los arrieros gauchos llevaban los animales para vender en las ferias de ganado, en la actual ciudad de Sorocaba. En el camino por donde las tropas pasaban surgieron pueblos. Los tropeiros imitando a los jesuítas españoles quienes habían establecido las primeras estancias también organizaron los territorios que ocupaban como estancias, o sea, haciendas de creación de ganado.

La Línea de Tordesillas según diversos cartógrafos.

Para mantener las estancias que habían sido creadas por los paulistas y otros lusobrasileños, el gobierno portugués mandó construir fuertes militares en la región, especialmente en el litoral. A vuelta de los fuertes surgieron pueblos. Durante muchos años, los portugueses y los españoles lucharon por el dominio de tierras del Sur. Las luchas continuaron y sólo fueron resueltas con la firma de tratados, como el Tratado de Madrid (1750) y el Tratado de San Ildefonso (1777). Esos tratados determinaron los límites de las tierras localizadas en el sur del Brasil. Las misiones jesuíticas españolas en La Guayrá, las Misiones Orientales y en general grande parte de la región fue espacio en el siglo XVIII para la Guerra Guaranítica al resistirse los indígenas y los jesuitas a pasar al poder portugués.

Tras la independencia de Brasil parte del territorio fue campo de batalla en la Guerra argentino-brasileña (1825-1828) acerca del dominio de la región del actual Uruguay. A ésta guerra le siguió la Guerra de los Farrapos (1835-1845)[2] por la independencia de la República Riograndense contra el gobierno imperial de Brasil, guerra que se extendió a la llamada República Juliana en los actuales Santa Catarina y Paraná. Entre 1864 y 1865 durante la Guerra del Paraguay algunos sitios como São Borja y Uruguayana fueron sedes de algunas de las más sangrientas batallas. Al iniciarse el siglo XX la zona limítrofe de las Misiones argentinas fue litigada con Brasil quedando en poder del Brasil 30.000 km² tras el laudo estadounidense del presidente Grover Cleveland. Pocos años después esa región y las zonas fronterizas entre los estados de Paraná y Santa Catarina fueron lugar de la llamada Guerra del Contestado.

Durante los años 1990, surgieron movimientos separatistas en la región. En Laguna el 18 de julio de 1992, se creó el movimiento secesionista O Sul é o Meu País («El sur es mi país») que busca, mediante la vía democrática y plebiscitaria, la separación de la región Sur de Brasil con el objetivo de formar un nuevo país.[3] Este movimiento tiene como referentes tanto la República Juliana como la República Riograndense.[3] Asimismo, existe otro movimiento, Movimento pela Independência do Pampa («Movimiento por la Independencia de la Pampa»), formado en 1990, que también busca la separación del Brasil.[4] No obstante, si bien los movimientos continúan activos para algunos la posición separatista es claramente minoritaria.[5]

Poblamiento indoamericano[editar]

Inicialmente la zona parece haber estado poblada por lágidos y luego yes, habitando en el norte de esta región principalmente los Káingang y Xoclengue en el sur los pampidos como los Charrúas, en el centro los llamados Tapés (o "patos"), en el litoral atlántico los Arachanes y en las orillas del río Uruguay los Yaros y Minuanes; todos los pueblos antes citados tenían un modo de vida cazador recolector (incluyendo la pesca), los pueblos que vivían en las regiones boscosas y selváticas obtenían una parte importante de su dieta de las nueces del pino Paraná y del koro (un gusano mantecoso comestible que crece en los troncos de los árboles) mientras que los que vivían más al sur en la zona de gramados, campos y pampas obtenían gran parte de su energía alimentándose con la entonces muy abundante caza menor y mayor y, obviamente los pueblos que vivían en las costas del océano o de las grandes lagunas o en las riberas de los grandes ríos como el Paranapanema, Ivahí, Iguazú, Yacuy, Ibicuy, Uruguay, Piratiní, Paraná obtenían buena parte de su dieta mediante la prolífica pesca, aunque desde el s XV predominó la etnia y la cultura de los Guaraníes, quienes aunque mantenían un modo de vida cazador recolector ya también invertían gran parte de su economía en la horticultura y así en una incipiente agricultura de roza (que les impulsaba a la constante expansión territorial en busca de más tierras agrícolas) basada en la mandioca, el casabe y el abaty o maíz.

Poblamiento europeo[editar]

Desde mediados del siglo XIX y durante todo el siglo XX esta región ha recibido una gran inmigración, principalmente europea. Además de los españoles de San Francisco de Mbiazá quienes en gran medida dieron origen a la etnia mixogénica de los Guayanas establecida desde el s XVI en gran parte del territorio que ahora corresponde a los estados de Paraná y Santa Catarina; los colonos españoles y los jesuitas españoles introdujeron la ganadería, especialmente de vacunos y equinos lo cual produjo en pocas décadas una nueva y gran riqueza para la región que fue incluida en las llamadas Vaquerías del Mar y -aparte de la búsqueda del casi inexistente oro y piedras preciosas- atrajo la codicia de los lusobrasileños en pos de esclavos y del abundante ganado "cimarrón". Así los inmigrantes europeos que prosiguieron a los españoles fueron los portugueses de las de las Azores (población de habla dialectal portuguesa aunque en ese entonces con mucha gente procedente de los Países Bajos, Flandes e incluso las islas británicas) a fines del siglo XVIII. Después en el siglo XIX vinieron principalmente los alemanes y los italianos. Otros grupos ("árabes" - sirios, libaneses -, polacos y japoneses) también buscaron la región para vivir. Los inmigrantes fundaron colonias que se hicieron ciudades importantes.

Las tierras del norte y oeste del Paraná y del oeste de Santa Catarina fueron las últimas regiones a ser pobladas. El norte de Paraná fue poblado con la creación de colonias agrícolas financiadas por una compañía inglesa. Personas de otros estados de Brasil y de más de 40 países vinieron para la región trabajar como colonos en el cultivo de café y de cereales. En el oeste de Santa Catarina se desarrollaron la ganadería, la explotación de la hierba mate y de madera. A partir de los años 1970, con la demasiada subdivisión de propiedades por herencia resultando en minifundios poco viables y el agotamiento del suelo en algunas áreas de Río Grande del Sur, además de la inundación de tierras del oeste de Paraná para la construcción de la represa de Itaipú comenzó un flujo de salida de gaúchos y paranaenses hacia otros estados, en especial del Centro-Oeste brasileño.

Población[editar]

Estadísticas étnicas
en el Sur de Brasil (2006)[6]
Blancos 79,6%
Mestizos 16%
Negros 3,6%
Indígena y Mongoloides 0,7%

La esperanza de vida de los habitantes de la región Sur es de 74,68 años - la mayor entre las regiones de Brasil.

La región Sur es la más pequeña en superficie territorial del Brasil y la segunda más desarrollada,[7] ocupa cerca de 7% del territorio brasileño, pero por otro lado, su población es dos veces mayor que el número de habitantes de las regiones Norte y Centro-Oeste. Sus 27.384.815 habitantes el 2010[8] representan una densidad demográfica de 47,59 hab./km², dos veces más grande que la de Brasil. Con un desarrollo relativamente igual en los sectores primario, secundario y terciario, esa población pues, presenta los más altos índices de alfabetización registrados en Brasil, lo que explica el desarrollo social y cultural de la región.

Gran número de los habitantes de la región son descendientes de europeos,[9] principalmente italianos, portugueses, alemanes, polacos y ucranianos, también es importante la presencia de descendientes de japoneses en el estado de Paraná. La distribución por "razas" (o clinas) en la tabla.

Hasta hoy, hay ciudades donde el "alemán" (dialectos del bajo alemán y del alemán del Volga) y el italiano (principalmente dialectos del idioma veneto) son hablados como idioma casero, principalmente en los estados de Río Grande del Sur y Santa Catarina, también es importante el influjo español, particularmente en las fronteras con Argentina y Uruguay donde se habla el portuñol.

En las ciudades fronterizas con activo tráfico mercantil (Chuy, Triple frontera etc.) desde inicios y, especialmente desde mediados del siglo XX, se han establecido importantes poblaciones procedentes de Siria, Líbano, China (incluso Taiwán) y Corea.

Ciudades principales[editar]

Ciudades más pobladas de la Región Sur de Brasil
Posición Ciudad Estado Población Posición Ciudad Estado Población Curitiba - 2.jpg
Curitiba
Largo dos açorianos 2.jpg
Porto Alegre
1 Curitiba Bandeira do Paraná.svg Paraná 1.764.540 11 Blumenau Bandeira de Santa Catarina.svg Santa Catarina 312.634
2 Porto Alegre Bandeira do Rio Grande do Sul.svg Río Grande del Sur 1.413.094 12 Cascavel Bandeira do Paraná.svg Paraná 289.339
3 Joinville Bandeira de Santa Catarina.svg Santa Catarina 520.905 13 Santa Maria Bandeira do Rio Grande do Sul.svg Río Grande del Sur 262.368
4 Londrina Bandeira do Paraná.svg Paraná 511.278 14 São José dos Pinhais Bandeira do Paraná.svg Paraná 268.807
5 Caxias do Sul Bandeira do Rio Grande do Sul.svg Río Grande del Sur 441.332 15 Gravataí Bandeira do Rio Grande do Sul.svg Río Grande del Sur 257.428
6 Florianópolis Bandeira de Santa Catarina.svg Santa Catarina 427.298 16 Foz do Iguaçu Bandeira do Paraná.svg Paraná 255.900
7 Maringá Bandeira do Paraná.svg Paraná 362.329 17 Novo Hamburgo Bandeira do Rio Grande do Sul.svg Río Grande del Sur 239.151
8 Pelotas Bandeira do Rio Grande do Sul.svg Río Grande del Sur 328.864 18 Viamão Bandeira do Rio Grande do Sul.svg Río Grande del Sur 240.302
9 Canoas Bandeira do Rio Grande do Sul.svg Río Grande del Sur 325.188 19 São Leopoldo Bandeira do Rio Grande do Sul.svg Río Grande del Sur 215.664
10 Ponta Grossa Bandeira do Paraná.svg Paraná 314.527 20 Colombo Bandeira do Paraná.svg Paraná 215.242
Fuente: IBGE, estadísticas del 2011[10]

Clima[editar]

Nieve durante el invierno en São Joaquim, Santa Catarina.

En Brasil, país predominantemente tropical, solamente la Región Sur es dominada por el clima templado, relativamente frío entre los meses de junio y septiembre y con medias anuales que varían entre 12 °C y 20 °C. El invierno suele tener heladas, frentes fríos frecuentes y un poco de nieve, en los municipios más elevados.

Las cuatro estaciones del año son bastante diferenciadas y la amplitud térmica anual según las estaciones es bastante alta. Las lluvias, en casi toda la región, se distribuyen con relativa regularidad por todo el año, pero en el norte de Paraná se concentran en los meses de verano.

Es posible encontrar también características tropicales en las zonas bajas del litoral de Paraná y Santa Catarina, donde las medias térmicas son superiores a 20 °C y las lluvias caen principalmente en verano.

Los vientos también afectan las temperaturas. En verano, soplan los vientos de norte, que por ser calientes y húmedos, provocan altas temperaturas, seguidas de fuertes lluvias. En invierno, los frentes fríos, con masas de aire del Polo Sur, son más comunes provocando heladas e incluso nevadas en varios puntos.

Vegetación[editar]

Araucaria angustifolia o pino Paraná.

Cuando muchos geógrafos brasileños se refieren al sur de Brasil, es común que se refieran a la Mata de Araucarias o al Bosque de los Pinares (Floresta dos Pinhais) y a las praderas (o gramados) de la gran Pampa gaucha, dos de las principales formaciones vegetales típicas de la región, aunque no sean las únicas; por ejemplo naturalmente en el estado de Paraná se encuentran zonas de pasturas (campos) rodeadas de bosques de coníferas en el planalto o meseta, dentro de los mismos campos y campiñas y en zonas de gramineas ("gramados) se pueden encontrar montecillos arboreos aislados llamados capãos.

La Mata de Araucarias actualmente está prácticamente destruida, aparece en las partes más elevadas de las zonas de Paraná y Santa Catarina. La Araucaria angustifolia (pino Paraná) se adapta más fácilmente a las bajas temperaturas, comunes en las partes más altas del relieve, y al suelo de rocas mixtas y granito, que se concentran en el interior de la región.

Muy cerca del litoral hasta la Sierra del Mar aún existen bosques de Mata Atlántica, extenso bosque tropical húmedo que se extendía desde el actual Rio Grande do Norte hasta Río Grande del Sur y para el interior hasta el actual Parque Nacional Iguazú, en Argentina. Parte de los bosques remanentes ahora está protegida en parques nacionales, como el Parque Nacional de Superagüi, en el litoral, o el Parque Nacional do Iguaçu (Parque Nacional del Iguazú), colindante con el argentino Parque Nacional Iguazú (ambas secciones constituyen una sola unidad ecológica).

Hidrografía[editar]

Río Iguazú en la frontera con Argentina, con las cataratas y el Hotel Iguaçu, ubicado en la margen brasileña.

Tanto la Sierra del Mar (Serra do Mar) como la Sierra General (Serra Geral) están situadas próximas del litoral. De esa forma, el relieve de la Región Sur se inclina hacia el interior desde la zona alta costera; y la mayor parte de los ríos sigue tal inclinación (aproximadamente este a oeste) concentrándose en dos grandes cuencas hidrográficas: la del río Paraná y la del río Uruguay, ambas por su parte son subdivisiones de la gran cuenca platense. Los ríos más importantes son caudalosos y poseen gran potencial hidroeléctrico, que ya está siendo explotado en el río Paraná, con la construcción de la planta eléctrica de Itaipú, actualmente la segunda mayor del mundo. Esa explotación permite al Sur y al Sudeste una creciente utilización de energía eléctrica, tanto para consumo doméstico como industrial haciéndose necesaria la continuidad de inversiones en esta área.

Los ríos sureños que corren directamente de Oeste a Este en dirección al Océano Atlántico forman parte de un conjunto de cuencas (bacías) secundarias, conocido como Bacías (cuencas) del Sudeste-Sur. Entre esas, la de mayor provecho para hidroelectricidad es la del río Yacuy, en el Río Grande del Sur.

Otra muy conocida es la del río Itajaí, en Santa Catarina, que alcanza una región económicamente bastante desarrollada, influenciada básicamente por la colonización alemana.

Turismo[editar]

Playa de Matadeiro, al sur de Florianópolis.

Durante los días cálidos y asoleados de verano, las playas catarinenses son muy frecuentadas por turistas de todo Brasil y de otros países, especialmente de Argentina. Florianópolis, es una de las ciudades más visitadas. Con el fin de la crisis económica en los países miembros de Mercosur, y con el flujo de parte del movimiento de argentinos, uruguayos y paraguayos volvió a sacarse provecho del turismo veraniego principalmente en las ciudades balnearias tales como Camboriú y Barra Velha.

Son puntos turísticos y patrimonios de la humanidad; las Ruinas Jesuítico-Guaraníes de San Miguel de las Misiones, en Río Grande del Sur y el Parque Nacional do Iguaçu (Parque Nacional del Iguazú), en Paraná.

Las sierras de Río Grande del Sur y de Santa Catarina atraen muchos turistas brasileños durante los meses más fríos de invierno, que buscan las temperaturas más bajas y la nieve como ocurre en las ciudades de São Joaquim y Urubici. En Cambará do Sul está el Parque Nacional de Aparados da Serra, donde se ubica el Cañón Itaimbezinho.

Referencias[editar]

  1. «Blumenau, Estado de Santa Catarina, Brasil - Páginas - glosk».
  2. «GUERRA DOS FARRAPOS - REVOLUÇÃO FARROUPILHA - História do Brasil».
  3. a b Movimento O Sul é o Meu País (27 de abril de 2007). «Carta de Princípios» (en portugués) (PHP). www.patria-sulista.org. Consultado el 23 de diciembre de 2011.
  4. «Movimento pela Independência do Pampa (MIP)» (en portugués) (HTML). www.pampalivre.info (s/f). Consultado el 24 de diciembre de 2011.
  5. No Desfile Farroupilha, maioria dos gaúchos rejeita separatismo
  6. «PNAD» (2006). Consultado el 18 de mayo de 2008.
  7. «Região Sul do Brasil - Matérias sobre Geografia - Pesquisa Escolar».
  8. «IBGE :: Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística».
  9. «IMIGRAÇÃO NO BRASIL - OS IMIGRANTES - História do Brasil».
  10. Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística (IBGE) (23 de setembro de 2011). «População residente (ainda crescente) em 23 de setembro de 2011: Publicação completa».

Enlaces externos[editar]